Fundada en 1959

 

Página de inicio
Acerca de esta revista
Cuerpo editorial
Instrucciones a los
autores
Infomed
Sumario
 

Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana

Volumen 13 No.2 - 2016


Consumo de tabaco y alcohol en estudiantes universitarios cubanos
Tobacco and alcohol consumption in Cuban university students

          

    MSc. Evelyn Fernández-Castillo,I Dra. C. Osana Molerio Pérez,II Dr. C. Justo Reinaldo Fabelo Roche,IIILic. Daniel Sánchez Hernández,IV Lic. Alberto Cruz Peña,V Dr. C. Ricardo Grau Abalo,VI

 

I Licenciada en Psicología. Máster en Psicopedagogía. Profesora asistente. Departamento de Psicología. Coordinadora del Centro de Bienestar Universitario. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Santa Clara. Villa Clara, Cuba.
II Doctora en Ciencias Psicológicas. Msc. en Psicología Médica. Máster en Psicología Clínica. Profesora Titular. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Villa Clara, Cuba.
III Doctor en Ciencias de la Salud. Profesor Titular. Investigador Titular. Centro de Desarrollo Académico sobre Drogodependencias. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba.
IV Daniel Sánchez Hernández: Licenciado en Psicología. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Villa Clara, Cuba.
V Licenciado en Defectología. Profesor Asistente. Departamento de Pedagogía. Universidad de Ciencias Médicas “Serafín Ruiz de Zarate Ruiz” de Villa Clara. Villa Clara, Cuba.
VI Doctor en Ciencias Matemáticas. Profesor Titular. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Villa Clara, Cuba.

 


RESUMEN

Introducción: El alcohol y el tabaco constituyen las drogas legales que con mayor frecuencia consume la población joven. 
Objetivo: Caracterizar el consumo de alcohol y tabaco en una muestra de estudiantes universitarios cubanos.
Métodos: Se realizó un estudio descriptivo, no experimental, transversal (ex-post-facto). La muestra quedó conformada por 1377 estudiantes universitarios cubanos. Se utilizó el Cuestionario para la evaluación del nivel de dependencia a la nicotina y el Cuestionario para la identificación de trastornos asociados con el alcohol. Se empleó la estadística descriptiva y el análisis multivariado, específicamente el procedimiento de conformación de conglomerados en dos pasos.
Resultados: El inicio del consumo de alcohol y tabaco se desarrolla fundamentalmente en la adolescencia alrededor de los 17 años. No se evidenció un alto consumo de tabaco en los estudiantes universitarios, el 76.9%(N=1090) de los estudiantes declararon no consumirlo y solo el 20.4% (N=279) declaran ser consumidores de tabaco. En el caso del alcohol predominó su consumo de forma social o normal (94.2%, N=1211), el 5.1% (N=66) se puede clasificar como bebedores de riesgo y solo un 0.7% (N=9) consumen de forma perjudicial. Se evidenció un mayor consumo en hombres que en mujeres.
Conclusiones: Es necesario tener en cuenta el trabajo diferenciado con los diferentes grupos del riesgo e incluir el género, como variable de análisis, en el diseño de acciones preventivas dirigidas al contexto universitario.

Palabras clave: tabaco, alcohol, estudiantes universitarios

 


ABSTRACT

Introduction: Alcohol and tobacco are the legal drugs of most frequent consumption among the young population.
Objective: To characterizing alcohol and tobacco consumption in a sample of Cuban university students.
Methods: It was carried out a descriptive, non-experimental, and transverse study (ex-post-facto). The sample was constituted by 1377 Cuban university students. It was used the questionnaire to evaluate nicotine dependence level and the questionnaire for identification of alcohol related disorders. Descriptive statistics and multivariate analyze was used, specifically the procedure of forming clusters in two steps.
Results: The beginning of alcohol and tobacco consumption develops fundamentally in the adolescence around 17 years. A high tobacco consumption in the university students, was not evidenced, 76.9% of the students declare non-consumption and only 20.4% reported tabacco consumption. In relation with alcohol consumption was mainly social or of normal form (94,2%), 5.1% can be classified asrisk consumer and only 0,7% have harmful  bigger  consumption. Higher consumption rates were evidenced in men than in women.
Conclusions: It is necessary to take into account the differentiated work with the different groups at risk and to include gender as a variable to be analyzed in the design for preventive actions addressed to university context.

Key words: tobacco, alcohol, university students

INTRODUCCIÓN

Las drogadicciones constituyen una problemática en incremento a nivel mundial con impacto negativo en la salud y en la sociedad en general. El paso de la adolescencia a la juventud constituye una etapa vulnerable para la iniciación en el consumo. Los resultados investigativos revelan que el alcohol constituye una de las drogas legales que más se consume, seguida del tabaco. De igual forma se señala que durante la adolescencia y juventud su consumo se realiza generalmente de forma social y con un inicio cada vez más precoz.1,2
Los riesgos psicosociales asociados al consumo de alcohol y el tabaco han sido ampliamente documentados, especialmente en la población joven.3,11 Respecto al primero, se considera que repercute notablemente en el número de accidentes de tránsitos, convirtiéndose en causa de la mayoría de los mismos.12 Contribuye a separaciones y disfunciones familiares e influye en la transgresión de las normas culturales. Tiene una incidencia en la disminución de las capacidades físicas y mentales.13,14 Representa un factor de riesgo importante en la mortalidad y la morbilidad en todo el mundo.15,16
De igual forma, el consumo de tabaco continúa siendo otro serio problema de salud por su alto nivel de consumo y los riesgos físicos, psicológicos y sociales asociados.16,20 A pesar que las investigaciones apuntan que la mortalidad es de dos a tres veces mayor en fumadores 18 y que existe una amplia comorbilidad psiquiátrica en este grupo de riesgo,21 su consumo es frecuente en el contexto universitario.22

Atendiendo a la relevancia que cobra la prevención temprana del consumo de alcohol y tabaco en Cuba se desarrollan acciones encaminadas a retardar y/o disminuir su consumo. Específicamente, en los centros de educación superior se implementa el Programa Nacional de Prevención de uso indebido de drogas para contribuir a este fin. En el caso de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas se cuenta con el Centro de Bienestar Universitario, que tiene entre sus principales tareas el perfeccionamiento, diseño, implementación y evaluación de las estrategias preventivas que se desarrollan en este contexto. Respondiendo a esta necesidad el presente estudio se orienta a caracterizar el consumo de alcohol y tabaco en una muestra de estudiantes universitarios cubanos.

 

 


SUJETOS Y MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo, no experimental, transversal (ex-post-facto). Se desarrolló en el período comprendido de enero a mayo del 2015 en el municipio de Santa Clara. El estudio incluyó 1267 estudiantes de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas y 110 estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas “Serafín Ruiz de Zarate Ruiz” de Villa Clara. La muestra final quedó conformada por 1377 estudiantes universitarios.
Se utilizó un muestreo probabilístico, considerando un error de 2.5% y un nivel de confianza de 95 %. Se establecieron como criterios de inclusión: estudiantes que accedieran voluntariamente a participar en el estudio y que pertenecieran a ambas instituciones. Se eliminaron de la muestra los estudiantes que no completaran el cuestionario aplicado.
El rango de edad de los estudiantes que conformaron la muestra fue de 17-34 años (=20,3; DE= 1,60). En cuanto al sexo, el 46.1 % de la muestra perteneció al sexo femenino y el 53.9 % al sexo masculino.
Cuestionario para la evaluación del nivel de dependencia a la nicotina:24 Se empleó con el objetivo de valorar la dependencia a la nicotina en los estudiantes encuestados. Consta de 6 ítems que se refieren al comportamiento dependiente del tabaco. Ha mostrado un adecuado índice de confiabilidad α=.97 en el contexto universitario cubano.25
Cuestionario para la identificación de trastornos asociados con el alcohol (AUDIT)26: desarrollado por la Organización Mundial de la Salud como un método evaluación breve para explorar el consumo de alcohol. Los ítem utilizados en el presente estudio mostraron un alfa de Cronbach α=.795.
Los datos fueron procesados en el paquete estadístico SPSS para Windows, versión 15.Se empleó la estadística descriptiva y el análisis multivariado, específicamente el procedimiento de conformación de conglomerados en dos pasos, que permitió la identificación del número óptimo de conglomerados a formar en función de las respuestas ofrecidas por los estudiantes que conformaron la muestra. En general, se consideraron que habían diferencias significativas si p <.05.

Los participantes recibieron las instrucciones por parte de los miembros del equipo de investigación. Se pidió el consentimiento informado de los participantes, con el objetivo de garantizar su voluntariedad y la confidencialidad de la información recogida (Anexo 1).

 


RESULTADOS

Respecto al consumo de tabaco, el 76.9%(N=1090) de los estudiantes declararon no consumirlo y solo el 20.4% (N=279) declaran ser consumidores de tabaco. La edad de inicio de consumo reportada por los participantes en el estudio fue de 17 años (=16.7, DT=2.1).
El análisis de conglomerados permitió agrupar las respuestas ofrecidas por los estudiantes consumidores al cuestionario de dependencia a la nicotina. Para los fines de este análisis la muestra se reduce a 231, pues solo los que se declaraban como consumidores de tabaco debían llenar este cuestionario y existieron 48 valores perdidos.

El primer conglomerado agrupó 88 estudiantes y el segundo quedó integrado por 143 estudiantes. En la Tabla 1 se resume el análisis del perfil de los conglomerados identificados, respecto a cada uno de los ítems que integran el cuestionario y que intervinieron en este análisis. Su análisis permite identificar que el primer conglomerado es el de mejores resultados, mostrando menor dependencia a la nicotina.

Tabla 1. Perfil de los conglomerados identificados según el Cuestionario de Dependencia a la Nicotina


Preguntas

Opciones de respuestas

Clúster 1
N=88

Clúster 2
N=143

Total
N=231

fr

%

fr

%

fr

%

¿Cuánto tarda después de despertarse en fumar su primer cigarrillo?

Después de 60 min.

88

56.4

68

43.6

156

100

Espera 31-60 min.

 

 

33

100

33

100

Espera 6-30 min.

 

 

15

100

15

100

Espera 5 min.

 

 

27

100

27

100

¿Encuesta difícil abstenerse de fumar en sitios donde está prohibido?

No

88

46.6

101

53.4

189

100

 

 

42

100

42

100

¿A qué cigarrillo odiaría más renunciar?

Cualquier otro

88

54.3

74

45.7

162

100

El primero de la mañana

 

 

69

100

69

100

¿Cuántos cigarrillos fuma al día?

Hasta 10

88

50.9

85

49.1

173

100

11-20

 

 

47

100

47

100

21-30

 

 

5

100

5

100

31 o más

 

 

6

100

6

100

¿Fuma más durante las primeras horas después de despertarse que durante el resto del día?

No

88

44.9

108

55.1

196

100

 

 

35

100

35

100

¿Fuma aunque esté tan enfermo que tenga que pasar la mayor parte del día en la cama?

No

88

46.6

101

53.4

189

100

 

 

42

100

42

100

Leyenda: fr= frecuencia

Teniendo en cuenta estos resultados, en la tabla 2 se presentan las relaciones entre ambos clúster y el sexo del estudiante con una mayor presencia de la dependencia al consumo en hombres que en mujeres. Las diferencias entre ambos sexos son significativas, según los resultados de la significación del test exacto de Fisher=.000.

Tabla 2: Distribución de los conglomerados de acuerdo al sexo del estudiante.

 

 

Sexo       

Total

 

Femenino

Masculino

Conglomerados según resultados del Cuestionario de Dependencia a la Nicotina

Mejor

Cantidad

35

53

88

%

62.5

30.3

38.1

Peor

Cantidad

21

122

143

%

37.5

69.7

61.9

Total

Cantidad

56

175

231

%

100

100

100

De igual forma, se exploró el consumo de alcohol en los estudiantes que participaron en el estudio. Siguiendo los criterios clasificatorios del AUDIT27 los resultados muestran que el 94.2% de los estudiantes (N=1211) consumen alcohol de forma normal, lo cual expresa la tendencia a un consumo social sin que este represente un riesgo para la salud, el 5.1% (N=66) se puede clasificar como bebedores de riesgo y solo un 0.7% (N=9) consumen de forma perjudicial.
Estos resultados se complementan con el análisis de conglomerados que permitió identificar cómo se agruparon los estudiantes de acuerdo a las respuestas ofrecidas en cada uno de los indicadores del AUDIT. En este análisis multivariado no participan 94 estudiantes por tener perdido el valor de al menos una de las variables que intervienen. La muestra original de 1377 casos se reduce a 1283.
Se identificó la formación de tres conglomerados. En la Tabla 3 se muestran los perfiles de cada uno. El primero, presenta los mejores resultados en las puntuaciones obtenidas a partir del instrumento, su consumo podría caracterizarse como de bajo riesgo, nótese que, en todos los indicadores del AUDIT las puntuaciones son bajas. El segundo clúster presenta resultados intermedios pero con tendencias ocasionales a ser mejor. Este grupo presenta un mayor riesgo que el clúster anterior que se expresa fundamentalmente en indicadores como la frecuencia del consumo. El tercer clúster es el que presenta los peores resultados y un mayor riesgo respecto a su consumo.
Al analizar las relaciones entre los conglomerados y el sexo del estudiante se evidenciaron diferencias significativas según el test exacto de Fisher (p<.000). Existiendo una mayor presencia de los hombres en el clúster de mayor riesgo respecto al consumo de alcohol. En la Tabla 4 se presentan estos resultados.

Tabla 4: Distribución de los clústeres de acuerdo al sexo del estudiante

 

 

Sexo

Total

 

Femenino

Masculino

Conglomerados según resultados del AUDIT

Mejor

Cantidad

216

177

393

%

37

25.3

30.6

Medios con tendencia a mejor

Cantidad

252

235

487

%

43.2

33.6

38

Peor

Cantidad

116

287

403

%

19.9

41.1

31.4

Total

Cantidad

584

699

1283

%

100

100

100

Tabla 3. Perfil de los conglomerados identificados de acuerdo a los indicadores del AUDIT.

Dominio

Indicadores

Opciones de respuesta

Clúster 1
N=393

Clúster 2
N=487

Clúster 3
N=403

Total
N=1283

 

fr

%

fr

%

fr

%

fr

%

Consumo de riesgo de alcohol

Frecuencia de consumo

Nunca

393

97

 

 

12

3

405

100

Una o menos veces al mes

 

 

357

70.8

147

29.2

504

100

De 2 a 4 veces al mes

 

 

130

43.5

169

56.5

299

100

De 2 a 3 veces a la semana

 

 

 

 

63

100

63

100

4 o más veces a la semana

 

 

 

 

12

100

12

100

Frecuencia del consumo elevado

Nunca

392

38.5

399

39.2

227

22.3

1018

100

Menos de una vez al mes

 

 

69

40.6

101

59.4

170

100

Mensualmente

1

1.5

19

29.2

45

69.2

65

100

Semanalmente

 

 

 

 

23

100

23

100

Casi a diario

 

 

 

 

7

100

7

100

Síntomas de dependencia

Pérdida del control sobre el consumo

Nunca

389

35.6

487

44.6

216

19.8

1092

100

Menos de una vez al mes

 

 

 

 

94

100

94

100

Mensualmente

1

2.3

 

 

43

97.7

44

100

Semanalmente

 

 

 

 

9

100

9

100

Casi a diario

3

6.8

 

 

41

93.2

44

100

Aumento de la relevancia del consumo

Nunca

393

33.5

487

41.5

294

25

1174

100

Menos de una vez al mes

 

 

 

 

81

100

81

100

Mensualmente

 

 

 

 

18

100

18

100

Semanalmente

 

 

 

 

1

100

1

100

Casi a diario

 

 

 

 

9

100

9

100

Consumo perjudicial de alcohol

Sentimiento de culpa tras el consumo

Nunca

391

32.9

487

41

311

26.2

1189

100

Una o menos veces al mes

2

3.1

 

 

62

96.9

64

100

De 2 a 4 veces al mes

 

 

 

 

22

100

22

100

De 2 a 3 veces a la semana

 

 

 

 

1

100

1

100

4 o más veces a la semana

 

 

 

 

7

100

7

100

Lagunas de memoria

Nunca

393

34.5

487

42.7

260

22.8

1140

100

Una o menos veces al mes

 

 

 

 

113

100

113

100

De 2 a 4 veces al mes

 

 

 

 

22

100

22

100

De 2 a 3 veces a la semana

 

 

 

 

3

100

3

100

4 o más veces a la semana

 

 

 

 

5

100

5

100

Lesiones relacionadas con el alcohol

No

393

31.7

487

39.2

361

29.1

1241

100

Sí,  pero no en el último año

 

 

 

 

28

100

28

100

Sí en el último año

 

 

 

 

10

100

10

100

Casi a diario

 

 

 

 

4

100

4

100

Otros se preocupan por el consumo

No

390

33.1

487

41.3

302

25.6

1179

100

Sí pero no en el último año

1

2.4

 

 

40

97.6

41

100

Sí en el último año

2

3.2

 

 

61

96.8

63

100

 

 

 


DISCUSIÓN

Los resultados presentados permitieron caracterizar el consumo de alcohol y tabaco en estudiantes universitarios. Se constató que el inicio de consumo de alcohol y tabaco ocurre en la etapa de la adolescencia, previo a su ingreso a la universidad. Estos resultados son similares con los encontrados en la III Encuesta Nacional sobre factores de riesgo realizada en Cuba en el período 2010-2011 donde se evidenció que la edad de inicio de consumo oscila alrededor de los 17 años. En otro estudio realizado en nuestro país se ha evidenciado la tendencia a un inicio del consumo cada vez más temprano.2
Desde la literatura se reconoce que existe una relación bilateral entre el consumo de estas drogas y la adolescencia como etapa evolutiva.28 Los diferentes modelos teóricos que han intentado de explicar la etiología del consumo de drogas,29 han destacado la influencia negativa que pueden tener diferentes factores sociales en el inicio y mantenimiento del consumo,30-33 especial atención cobra en esta etapa el grupo de iguales, atendiendo a la relevancia que tiene para el adolescentesu integración a estos grupos. Además se reconoce la necesidad de independencia, autonomía y la búsqueda de nuevas sensaciones constituyen factores de riesgo que pueden favorecer el consumo.34 A lo cual se une, desde una perspectiva neuropsicológica, un desequilibrio entre el procesamiento emocional y racional de las situaciones35 constituyendo esta una de las explicaciones a la aparición de conductas con elevados componentes de riesgo en esta etapa.36
En cuanto al consumo de tabaco los resultados encontrados se corresponden con la tendencia reportada en los resultados de la encuesta nacional de factores de riesgo, donde se encontró una disminución de la prevalencia de los fumadores en los estudiantes universitarios.37 Otras investigaciones realizados en Cuba han evidenciado menores niveles de prevalencia de consumo de tabaco en estudiantes cubanos respecto a estudiantes de otras nacionalidades.2,8 No obstante, los resultados presentados muestran indicadores de dependencia tabáquica en los estudiantes consumidores. Se avala la importancia de continuar trabajando en las acciones preventivas a nivel primario y especialmente en este grupo donde ya se ha desarrollado la conducta de riesgo.
Desde esta misma perspectiva se debe trabajar en la educación de los jóvenes en un consumo responsable de alcohol. Se reconoce que el alcohol es la droga que con mayor frecuencia se consume a nivel mundial y en Cuba. En el presente estudio se evidencia una mayor presencia del consumo social o en niveles normales. Resultados similares se reportó en otro estudio desarrollado en el contexto universitario cubano.38 No obstante, el análisis de los indicadores de riesgo, como la pérdida de control sobre el consumo que mostró un grupo menor de estudiantes constituye una tarea prioritaria para el Centro de Bienestar Universitario. En este sentido resultan importantes las acciones de atención psicológica y seguimiento a estos estudiantes.
De igual forma en los estudios internacionales donde se ha empleado el AUDIT,39,40 se reportan una mayor prevalencia de los consumidores bajo riesgo respecto a otros grupos, aunque es mayor la cantidad de estudiantes que se han identificado en las categorías de riesgo si se compara con los resultados obtenidos en la presente investigación. Esto puede ser un indicador de la efectividad de las acciones que desde el punto de vista preventivo se realizan en los centros de educación superior cubanos y que son expresión del trabajo integrado de los diferentes actores de la comunidad educativa para el logro de esta tarea.
Los resultados apuntaron un mayor consumo tanto de alcohol como de tabaco en hombres que en mujeres. Esta tendencia se corresponde con los alcanzados en otros estudios  nacionales2,8,38 e internacionales15,39 y ratifica la necesidad de tener en  cuenta el enfoque de género para analizar el consumo de drogas desde su multicausalidad, alertando sobre la importancia de incluir esta variable en el diseño de los programas de educación para la salud.
El análisis de las características del consumo de alcohol y tabaco descritas permite concluir que el inicio del consumo de alcohol y tabaco se desarrolla fundamentalmente en la adolescencia, por lo tanto, es necesario intensificar las acciones educativas en estas edades. Se evidenció que aunque la prevalencia del consumo de tabaco en la muestra estudiada no es alta, se deben continuar realizando actividades dirigidas especialmente a los estudiantes consumidores de tabaco, donde se tengan en cuenta los indicadores de dependencia al consumo. De igual forma, se debe continuar perfeccionando la labor educativa respecto al consumo responsable de alcohol en los estudiantes universitarios pues aunque en la presente investigación se evidenció un predominio del consumo social o normal, existen un grupo menor de estudiantes que son más vulnerables a experimentar problemas asociados a su consumo. Por lo tanto, es necesario tener en cuenta el trabajo diferenciado con los diferentes grupos del riesgo e incluir el género, como variable de análisis, en el diseño de acciones preventivas que se realizan en el contexto universitario.
Atendiendo a la importancia que tiene el estudio de este tema en la población joven y considerando el alcance transversal de la presente investigación se reconoce la necesidad de realizar estudios longitudinales que permitan identificar factores causales que contribuyan a enriquecer los modelos explicativos que sobre el consumo de alcohol y tabaco existen. Sería oportuno establecer la relación entre el consumo y otras variables que puedan actuar como factores de riesgo y/o de protección en el contexto cubano. Los resultados presentados y las futuras líneas de investigación propuestas evidencian la necesidad de continuar investigado en este ámbito, para contribuir a perfeccionar el trabajo preventivo y de promoción de salud que se realiza desde una visión intersectorial, en las universidades cubanas.

 


Agradecimientos
Especialmente se agradece a los estudiantes universitarios participantes en la investigación y a los miembros del Proyecto Institucional: “Metodología para la promoción de salud y el desarrollo personal desde la concepción de un Centro de Bienestar Universitario” (9810) de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.


Anexo 1
Protocolo de Consentimiento Informado
Yo ______________________________________________ he sido informado sobre los objetivos y particularidades de la investigación que se encuentra desarrollando el Centro de Bienestar Universitario adscrito a la  Facultad de Psicología de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Conozco que la misma pretende contribuir al perfeccionamiento de la labor de prevención del uso de indebido de drogas en jóvenes universitarios. He sido invitado a participar en dicha investigación para lo cual tengo conocimiento que deberé contestar una serie de cuestionarios, garantizándose la confidencialidad de mis respuestas. De igual manera, se me ha explicado que tengo el derecho de no continuar en la investigación si así fuese mi voluntad. Y para así hacerlo constar, firmo la presente a los ___ días del mes de _______del _____.   Firma del estudiante ____________    No. que le identificará como participante de la investigación: _______

 


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.     Castaño GA, García JA, Marzo JC. Consumo de alcohol y factores intervinientes. Rev Cuba Salud Pública. 2014;40(1):47–54.
2.     Fabelo JR, Iglesias S, Cabrera R, Maldonado MT. Consumo de tabaco y alcohol entre los estudiantes de ciencias de la salud en Cuba y México. MEDICC Rev. 2013;15(4):1–7.
3.     Sellés PM, Tomás MTC, Costa JAG, Mahía FC. Predictores del consumo semanal de alcohol y sus consecuencias asociadas en universitarios consumidores intensivos de alcohol. Adicciones [Internet]. 2015 [citado 2015 Oct 2];27(2):119–31. Disponible en: http://www.adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/700
4.     Tomás MTC, Costa JAG, Sellés PM, Mahía FC. Importancia de las expectativas en la relación entre impulsividad y consumo intensivo de alcohol en universitarios. Adicciones [Internet]. 2014 [citado 2015 Oct 2];26(2):134–45. Disponible en: http://www.adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/15
5.     Primack BA, Kim KH, Shensa A, Sidani JE, Barnett TE, Switzer GE. Tobacco, Marijuana, and Alcohol Use in University Students: A Cluster Analysis. J Am Coll Heal. 2012;60(5):374–86.
6.     Hernández-Serrano O, Font-Mayolas S, Gras ME. Policonsumo de drogas y su relación con el contexto familiar y social en jóvenes universitarios [Internet]. Adicciones. 2015 [citado 2015 Oct 2]. p. 205–13. Disponible en: http://www.adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/707
7.     Pentz MA, Shin H, Riggs N, Unger JB, Collison KL, Chou C-P. Parent, peer, and executive function relationships to early adolescent e-cigarette use: A substance use pathway? [Internet]. Addict Behav. 2014.[citado2016 Feb 2] p. 73–8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25462657
8.     Gárciga O, Surí C, Rodríguez R. Consumo de drogas legales y estilo de vida en estudiantes de medicina. Rev Cuba Salud Pública. 2015;41(1):4–17.
9.     Dayana DP, Ramírez JY, Acosta MR. Función y conducta ejecutiva en universitarios consumidores de alcohol. Rev Colomb Psiquiatr. 2015;44(1):3–12.
10.   Bibbey A, Phillips AC, Ginty AT, Carroll D. Problematic Internet use , excessive alcohol consumption , their comorbidity and cardiovascular and cortisol reactions to acute psychological stress in a student population. J Behav Addict. 2015;4(2):44–52.
11.   Lee J-S, Lee SW, Choi K-S, Chung U-S, Jeong B. Differential mediating effects of PTSD symptom clusters on alcohol use and sleep in university students with trauma experiences: A multi-group analysis. Pers Individ Dif [Internet]. 2015 [citado 2015 May 7];85:1–6. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0191886915002986
12.   Li K, Simons-Morton BG, Brooks-Russell A, Ehsani J, Hingson R. Drinking and parenting practices as predictors of impaired driving behaviors among U.S. adolescents. J Stud Alcohol Drugs [Internet]. 2014 [citado 2015 May 7];75(1):5–15. Disponible en: http://www.jsad.com/jsad/article/Drinking_and_Parenting_Practices_as_Predictors_of_Impaired_Driving_Behavior/4887.html
13.   Kenney SR, Lac A, Labrie JW, Hummer JF, Pham A. Mental health, sleep quality, drinking motives, and alcohol-related consequences: a path-analytic model. J Stud Alcohol Drugs [Internet]. 2013 [citado 2015 May 7];74(6):841–51. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24172110
14.   López-Caneda E, Mota N, Crego A, Velasquez T, Corral M, Holguín SR, et al. Anomalías neurocognitivas asociadas al consumo intensivo de alcohol (binge drinking) en jóvenes y adolescentes: Una revisión. Adicciones [Internet]. 2014[citado 2015 May 9];26(4):334–59. Disponible en: http://www.adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/39
15.   Salcedo A, Palacios X, Espinosa ÁF. Consumo de alcohol en jóvenes universitarios. Av en Psicol Latinoam. 2011;29(1):77–97.
16.   Gowing LR, Ali RL, Allsop S, Marsden J, Turf EE, West R, et al. Global statistics on addictive behaviours: 2014 status report. Addiction [Internet]. 2015[citado 2015 May 7];110(6):904–19. Disponible en: http://doi.wiley.com/10.1111/add.12899
17.   Tombor I, Paksi B, Urbán R, Kun B, Arnold P, Rózsa S, et al. Epidemiology of smoking in the Hungarian population, based on national representative data. Clin Exp Med J. 2010;5(1):27–37.
18.   Carter BD, Abnet CC, Feskanich D, Freedman ND, Hartge P, Lewis CE, et al. Smoking and Mortality. Beyond Established Causes. N Engl J Med. 2015;372(7):631–40.
19.   Fagerström KO, Bridgman K. Tobacco harm reduction: the need for new products that can compete with cigarettes. Addict Behav [Internet]. 2014 [citado2015 Jun 11];39(3):507–11. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306460313003729
20.   Beard E, Bruguera C, McNeill A, Brown J, West R, Seigers DK, et al. Tobacco use Knowledge Summaries: Tobacco use and dementia. Clin Psychol Sci [Internet]. Geneva: World Health Organization; 2014 [citado2015 Jun 11];14(4):611–9. Disponible en: http://www.bmj.com/cgi/doi/10.1136/bmj.g1151\nhttp://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=3923980&tool=pmcentrez&rendertype=abstract
21.   Becoña E, Míguez MC. Consumo de tabaco y psicopatología asociada. Psicooncología [Internet]. 2004[citado2015 Feb 3 ];1(1):99 – 112.Disponible en: http://revistas.ucm.es/index.php/PSIC/article/view/PSIC0404110099A
22.   Míguez MC, Becoña E. ¿El consumo de cigarrillos y alcohol se relaciona con el consumo de cánnabis y el juego problema en adolescentes españoles? Adicciones. 2015;27(1):8–16.
23.   Montero I, León OG. Guía para nombrar los estudios de investigación en Psicología. Int J Clin Heal Psychol. 2007;7(3):847–62.
24.   Fagerström KO. Measuring degree of physical dependence to tobacco smoking with reference to individualization of treatment. Addict Behav. 1978;3:235–46.
25.   Hernández-Valdespino Y, Pedraza L, Molerio O. Diseño de un Programa de intervención psicológica para el tratamiento del tabaquismo en estudiantes universitarios. [Tesis].Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas; 2012.
26.   Babor TF, Higgins-Biddle JC, Saunders JB, Monteiro MG. Cuestionario de Identificación de los Transtornos debidos al Consumo de Alcohol. Audit. OMS; 2001.
27.   Fabelo JR, Iglesias S. Instrumentos de evaluación psicológica de utilidad en la prevención y atención de las adicciones. La Habana: Universidad de Ciencias Médicas de la Habana; 2014 p. 1–41.
28.   Espada J, Botvin G, Griffin K, Méndez X. Adolescencia: consumo de alcohol y otras drogas. Papeles del psicólogo [Internet]. 2003[citado2015 Feb 3];23(84):9–17. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=77808402
29.   Becoña E. Bases teóricas para la prevención de la drogodependencia . Madrid: Plan Nacional sobre Drogas; 1999.
30.   Bandura A. A sociocognitive analysis of substance abuse: an agentic perspective. Psychol Sci. 1999;10(3):214–7.
31.   Londoño C, Valencia C. Asertividad, resistencia a la presión de grupo y consumo de alcohol en universitarios. Acta Colomb Psicol. 2008;11(1):155–62.
32.   Epstein JA, Griffin KW, Botvin GJ. A social influence model of alcohol use for inner-city adolescents: family drinking, perceived drinking norms, and perceived social benefits of drinking. J Stud Alcohol Drugs. 2008;69(3):397–405.
33.   Aguilar J, Calleja N, Aguilar A, Valencia A. Un modelo estructural de la dependencia al tabaco en estudiantes universitarios. Psicol y Salud. 2015;25(1):103–9.
34.   Ramos P, Oliva A, Moreno C, Lorence B, Jiménez AM, Jiménez L, et al. Los programas escolares para la prevención del consumo de sustancias. Análisis de las claves que determinan su eficacia. Sevilla: Junta de Andalucía; 2010.
35.   Steinberg L. Adolescent development and juvenile justice. Annu Rev Clin Psychol. 2009;5:459–85.
36.   Broche-Pérez Y, Cruz-López D. Toma de decisiones en la adolescencia : Entre la razón y la emoción . Cienc Cogn. 2014;8(3):70–2.
37.   Bonet G, Varona P. III Encuesta Nacional de factores de riesgo y actividades preventivas de enfermedades no transmisibles Cuba 2010-2011. La Habana: Editorial de Ciencias Médicas; 2014.
38.   Cañuelo P V., Díaz I. Caracterización del consumo de alcohol en los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Ciego de Ávila “Máximo Gómez Baéz.”Educ y Soc. 2014;12(4):46–60.
39.   Raquel M, Morales A, Gómez MA, Vera A, Gantiva CA. Consumo de alcohol en estudiantes universitarios. Psicogente. 2011;14(25):27–35.
40.    Telumbre-Terrero JY, Esparza-Almanza SE, Alonso-Castillo BA, Alonso-Castillo MTDJ. Consumo de alcohol y tabaco en estudiantes de enfermería. Rev Enfermería Actual en Costa Rica. 2016;(30):1–16.

 


 

Recibido: 31 de marzo de 2016
Aceptado:15 de junio de 2016

 

 


Evelyn Fernández-Castillo. Departamento de Psicología. Coordinadora del Centro de Bienestar Universitario. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Correo electrónico: efernandez@uclv.edu.cu