Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2004;1(1)
Sumario

 

 

 

Artículos de Revisión

PSICOTERAPIA DE GRUPO: REVISIÓN HISTÓRICA

Mario Colli Alonso 1 y Mayra Lorenzo 2

RESUMEN

Se hace una revisión de los movimientos o modelos más relevantes para el desarrollo de la psicoterapia de grupo en el mundo, entre ellos el modelo médico, el modelo psicodinámico, el sociodinámico, y las corrientes contemporáneas, y con ellos las principales figuras que han contribuido a su desarrollo.

Palabras clave: Psicoterapia de grupo; historia; corrientes.

INTRODUCCIÓN

La psicoterapia de grupo surgida prácticamente en Norteamérica, se ha extendido a muchos países del mundo, pero para ello han existido figuras relevantes que han marcado hitos en este desarrollo, así como movimientos que han sido básicos para que este se produzca. Su utilidad en el campo hospitalario y ambulatorio es incuestionable. En este material se hará un resumen de estas principales figuras y movimientos a nivel internacional, sus principales aportes, y su vigencia actual, así como su repercusión en su época y medio, y lo que de ellos nos ha llegado a nuestra época y país, así como los enfoques teórico-prácticos con los cuales se trabaja en Cuba. Para cerrar incluimos una cronología de los eventos más importantes en la historia de la psicoterapia de grupo, que tomamos de un prestigioso autor en este campo, teniendo esta revisión los objetos de informar, ubicar en el tiempo, y orientar a todos aquellos lectores que trabajan, están interesados, y pudieran interesarse en el tema.

DESARROLLO

1) El modelo médico

Según McKenzie,1 se recoge en niveles de conocimiento aplicado que el primer psicoterapeuta de grupo que aparece citado varias veces en la literatura del tema es Joseph Pratt en 1905. Él utilizó el modelo educativo/inspiracional para el tratamiento moral de pacientes con tuberculosis en Boston, en los primeros años del siglo, y Trigant Burrow fue el primero en aplicar las ideas psicoanalíticas a los grupos en 1920.1 Él estaba interesado en los efectos del estrés social en la tensión psicológica y usó los métodos de grupo, los cuales tenían muchas antiguas ideas en común con las comunidades terapéuticas. Sobre las siguientes 2 décadas las experiencias grupales fueron reportadas por numerosos practicantes incluyendo a E.W. Lazell , L. Cody March , Louis Wender , y Paul Schilder . 1 Ellos adoptaron el trabajo grupal en varias formas a la situación de hospital, generalmente con el uso de técnicas educativas combinadas con la concientización de factores de apoyo grupal. El esfuerzo de estos pioneros en la psicoterapia de grupo es una contribución importante, pero, en el tiempo, el uso de las modalidades grupales fue esporádico y extraño a la corriente mental del trabajo clínico.

2) El modelo psicodinámico

Las ideas psicoanalíticas en grupos. En los años de posguerra, varias fueron las formas de aplicación de los principios psicoanalíticos. En América (Norteamérica) S.R. Slavson fue el propulsor del desarrollo de la terapia grupal en el área de New York, donde él condujo grupos de niños en los años de preguerra.1 Sus esfuerzos organizacionales dieron lugar a la formación de la American Group Psychotherapy Association en 1942,1 entre sus ideas sobre la aplicación del trabajo psicoanalítico individual a la terapia grupal enfatizó la importancia de la comprensión de las dimensiones emocionales en las relaciones de cada miembro para el terapeuta, y para el grupo de miembros. Lo básico de este aprovechamiento fue el análisis de este grupo de relaciones a través de la experiencias elaboradas en la conducta neurótica corriente de las experiencias de la niñez temprana. Slavson reconoció la importancia de la diversidad de relaciones disponibles en el grupo. Pero el lugar priorizado del insight como común sendero final al cambio terapéutico quedó claro.

La posición de Slavson representó un importante desarrollo para la teoría grupal y sus trabajos reflejan una apreciación del contexto grupal y la diversidad de relaciones dentro de este como componente de procesos de cambio y u insistencia en las interpretaciones dirigidas a lo individual lo llevaron a conceptualizar al grupo como un sistema, y su propio potencial, para bien o prejuicio. Él describió los factores terapéuticos, pero consideró que éstos eran virtualmente idénticos que los encontrados para la terapia individual. Slavson hizo uso del contexto de grupo, considerando la principal influencia terapéutica como proveniente del líder.

Alexander Wolf y Emanuel Schwartz , contemporáneos de Slavson , representaron alguna aplicación diferente de una orientación analítica.1 Ellos prestaron la más grande atención a los factores de grupo que tienen efecto terapéutico. Ellos constituyen el mayor potencial para el aprendizaje de los miembros, en las interacciones miembro-miembro, y el cauteloso líder para detenerse cuando semejante trabajo de grupo han sido usado efectivamente. Wolf promovió la idea de sesiones alternantes sin el líder como una específica forma de fomentar grandemente entre los miembros iniciativas y responsabilidad. Fritz Redl1 describió la importancia del contagio emocional grupal y el rol con diferentes estilos de liderazgo de la "persona central " pueden juzgar en la naturaleza de la reacción grupal. Después de la guerra 1939-1945, el uso formal de la terapia de grupo fue largamente restringido a las manos de practicantes que aplicaban los principios psicoanalíticos grupales para el set grupal. Se hicieron programas de trabajo de grupo para hospitales usados para actividades de grupo y aprovechamiento educacional de éstos, pero contribuyeron de manera pequeña al desarrollo de la teoría grupal. La guerra creó la necesidad de tratar un gran número de pacientes con incapacidad psiquiátrica por stress producto de la guerra. El grupo de psiquiatras ingleses, quienes trabajaron en el Northfield Military Hospital en Inglaterra, en los 40, fueron responsables de capitalizar, en estas circunstancias, nuevas ideas de grupo. Estas incluyeron formas de conceptualizar el "grupo como un todo" como un fenómeno bien pensado sobre el hospital como comunidad terapéutica en sí.1 Han existido varias corrientes dentro del Psicoanálisis y grupo, según Gómez Esteban,2 y que esta autora distingue como:

2.1) Psicoanálisis en grupo

Se encuentran entre sus integrantes Ernest Simmel , Trigant Burrow , Paul Schilder , Wender y Slavson , quienes a modo de resumen puede decirse que interpretan al individuo en el grupo y son los primeros autores que utilizan conceptos psicoanalíticos para la comprensión de los grupos humanos, y aplican al grupo el sitting psicoanalítico. Se destaca en este grupo Paul Schilder , quien en 1936, plantea como objetivo terapéutico principal el lograr el insight del paciente en el grupo, destacando problemáticas que se observan también en la situación individual como la ansiedad, la culpa y la dependencia, y pueden resolverse en la medida en que se exponen libremente. Este autor ha sido considerado uno de los pioneros de la psicoterapia de grupo, debido a la interpretación sistemática que hace de la transferencia y de los sueños en el grupo.

2.2) Psicoterapia Psicoanalítica de grupo

Sus principales representantes según Gómez Esteban2 fueron Taylor, Bion, Ezriel, Foulkes, la escuela Inglesa, esta autora ha incluido aquí también a la Escuela Argentina de Psicoterapia Psicoanalítica de Grupo de E. Pichón Riviere con lo cual estamos muy de acuerdo. Las principales figuras y los principales aportes de este grupo son los siguientes:

a) El grupo como un todo

Bion, En términos de psicoterapia de grupo la figura principal de este grupo fue Wilfried Bion,2 estimuló la mayor cantidad de comprensión del pensamiento grupal a través de series de artículos escritos entre 1943 y 1952, fueron eventualmente publicados como libro, "Experiencias en grupos y otros papeles", en 1961. Este trabajo se asoció con el término "grupo como un todo "y como escuela. Bion consideró que un grupo es cualquiera de dos cosas, “un estado de trabajo "o de “uno o varios estados de asunción básica". El grupo de trabajo tiene la idea clara de sus tareas y es capaz de probar racionalmente de todas maneras que es la realización de ellos. La estructura del grupo es designada para facilitar la realización de la tarea cooperativa, y varios miembros devienen de manera activa en la ayuda para cumplir estas tareas de liderazgo. Esta atmósfera de trabajo de grupo puede ser interrumpida por estados de asunción básica en los cuales primitivos manejos y reacciones impiden que el grupo mantenga sus actividades de tareas relevantes. La frase "asunción básica " es usada para describir la reacción colectiva de los miembros .Esta aparece como si los miembros hubieran arribado a alguna comprensión implícita atendiendo al problema mayor que el grupo da en el tiempo.

Bion en 1968, es el primer psicoanalista que hace un Psicoanálisis de los grupos y para los grupos, describe tres tipos de supuestos básicos: dependencia, apareamiento, y ataque-fuga, cada uno de ellos con su líder, organización que servía como modalidad de expresión de las fantasías de coordinador, dicotomiza la vida del grupo y da preponderancia a los elementos afectivos. Bauleo,2 ha señalado que Bion consiguió producir un instrumento para entender lo que sucedía en el grupo como un todo, y abrió el campo grupal como un espacio de producción teórica y no como un nuevo campo de aplicación del Psicoanálisis. Crea las nociones de mentalidad grupal y de cultura grupal; la primera se refiere a la expresión de la voluntad del grupo y se forma a través de las aportaciones inconscientes de los sujetos, y la cultura grupal se refiere a la relación del grupo con el entorno social y expresa el conflicto entre los deseos del individuo y la mentalidad grupal. En cuanto a la concepción de enfermedad la plantea como un problema grupal.

b) S. Foulkes, judío-alemán, radicado en Londres, arriba a Inglaterra sobre 1933 después de dos años de entrenamiento con Kurt Goldstein, según M. Pines,3 y crea en 1940 la psicoterapia grupoanalítica, es una psicoterapia del grupo y para el grupo. En sus inicios analiza al individuo en el grupo, pero más adelante lo incluye como parte del grupo, sobre lo cual ha acuñado una importante frase "el individuo humano nunca está aislado, la psicoterapia de grupo le arranca de su red primaria familiar y le mezcla con otros, formando un campo de interacción en el que cada sujeto empieza de nuevo". Esta idea va a ser tomada años después por la corriente integracionista o ecléctica de Yalom,4,5 la cual veremos más adelante.

Otros aspectos importantes son que el terapeuta no es el líder del grupo y su función es sólo interpretar. No hace una búsqueda activa del pasado y trabaja en el aquí-ahora. Este autor sugiere que la enfermedad tiene su origen social y que la base está en la familia, opina que las neurosis y las psicosis se producen por bloqueos en la socialización y la comunicación y por ello considera al grupo el mejor tratamiento para esto.

La idea del grupo "Madre".

S.H. Foulkes, fue el padre fundador de la British Group Analytic Society. El aplicó los principios para grupos en forma diferente a la de Bion. El destacó la importancia de la cadena grupal y la conducta comprensiva en su contexto social. Bion entendió "grupalidad" como origen de la resistencia, Foulkes enfatizó el poder positivo de la ayuda de los grupos.2 Foulkes usa el término de grupo Matriz o Madre para describir la manera a través de la cual los individuos desarrollan sus únicos puntos de vista sobre el grupo. El miembro individual participa en la creación del grupo corriente, al mismo tiempo es tentativa para el reestablecimiento de condiciones de él o ella propias de su cadena primaria como experiencia en la vida temprana. Foulkes consideró esto como equivalente en el grupo de la neurosis de transferencia. Por esfuerzo para comprender cada punto de vista de cada miembro, de los otros en el grupo, ambos, miembros y líder, el terapeuta gana acceso para la individualidad del grupo matriz, en interpretaciones interpersonales conceptualizando. El grupo consiste en las percepciones "interceptadas" de la totalidad de sus miembros.

El modelo analítico estructural del Ego, id, y el súper ego fue súper impuesto al grupo. A través de los procesos de violencia y displacenteros la vida psíquica del miembro individual es recreada en el grupo con algunos miembros que vienen a representar deseos primitivos. Hasta aquí el grupo deviene en el "pasillo de espejos" reflejando estados internos. Esto es considerablemente tolerante con las ideas de Freud , sobre el foco de las reacciones en el líder y en lo correspondiente a las ideas de Bion sobre los aspectos negativamente valorados del Yo. Foulkes enfatizó el rol del terapeuta como "conductor" quien liderea el grupo siguiendo el material emergente, mantiene una actitud analítica de no enjuiciadora neutralidad, y niega reacciones personales o avisos. El también habló sensitivamente de la importancia de ser honesto, geniuna actitud en parte del terapeuta, y de la primacía de los mecanismos de cambio experimental en términos muy cerrados para los cuales se usó más tarde el término de "factores terapéuticos". Su interés en el grupo Madre de cada miembro lo aproximó más al foco de los eventos del "aquí - ahora" que a la comprensión genética de la familia de origen. Las ideas de Foulkes suministraron un puente entre las ideas analíticas clásicas y las actuales conceptualizaciones del grupo como un ambiente terapéutico.6,7

En opinión de Nitsun8 el enfoque de Foulkes representó el Eros (instintos de vida) y el de Bion el Thanatos (instintos de muerte), Bion tenía una visión trágica del individuo en el grupo, lo consideraba como ”un animal de grupo”,8 que se sometería a una experiencia regresiva y pesimista del grupo como instrumento de grupo; Foulkes ve al grupo como un instrumento positivo de cambio.

c) EL psiquiatra y psicólogo social argentino Enrique Pichón Riviere,9 en 1948, introduce la Escuela Psicoanalítica Argentina, de influencia kleiniana, para hablar el discurso psicoanalítico a partir del grupo.2 Le va a dar a su concepción el nombre de Concepción Operativa de grupos, la cual se va a extender en la Argentina , con un conjunto brillante de seguidores que se van a unir en España, ante el exilio de la Argentina de Hernán Kesselman, Armando Bauleo , Eduardo Pavlovky , (este último no se comentará aquí sino en Psicodrama Psicoanalítico) y Eduardo Paolini (actualmente trabaja en España), en el Grupo Quipú de Psicoterapia de Grupo, enriquecen la teoría de Pichón , así como los españoles Nicolás Caparrós , Alejandro Ávila Espada , Joan Campos , y el uruguayo Scherzer .

Sobre los 50 Raúl Usandivaras, Emilio Rodrigué, y R. Morgan, los dos últimos quienes conjuntamente se habían entrenado en Londres, en la Tavistock Clinic, comienzan a trabajar con psicóticos en grupos,10 y Rodrigué, Langer y Grinberg publican un libro sobre psicoterapia psicoanalítica que fue un gran aporte, porque introdujo la Escuela Inglesa en América.

d) A Armando Bauleo, psiquiatra, se debe la creación y estructuración, partiendo de Pichón Riviere , de la Concepción Operativa de grupo la que delimita tres fases.2

e) A Nicolás Caparrós, psiquiatra, se debe la conformación del modelo analítico vincular, toma el vínculo como unidad mínima básica que condiciona toda la dinámica grupal, permite entender las interrelaciones de los miembros del grupo. Caparrós centraliza el grupo al vínculo, define como objeto de la psicoterapia de grupo. Tiene como objeto de trabajo el vínculo entre los individuos, primando las relaciones y no los contenidos.2

f) A Joan Campos, alumno directo de Foulkes, a quien se debe la introducción de gran parte de las ideas de este en España.2 Este autor conjuntamente con H. Kesselman combinó la teorías de Foulkes y las de Pichón Riviere , es meritorio. Campos y Kesselman crearon un espacio que se llamó el "Grupoanálisis operativo ", el cual tiene seguidores en la actualidad por ser un instrumento del trabajo analítico para grupos. Su trabajo ha quedado como clásico para el estudio de la psicoterapia de grupo.

g) A Alejandro Ávila Espada,11,13 psicólogo, catedrático de la Universidad de Salamanca, se le confiere el interesante mérito de ocuparse del diagnóstico vincular para la formación del grupo terapéutico, y para la selección de los integrantes. Ha sido, conjuntamente con Caparrós , durante casi treinta años un colaborador y cofundador de la revista Clínica y Análisis Grupal, la cual tiene el mérito de haber difundido, durante todos estos años, los mejores trabajos sobre la psicoterapia de grupo a nivel europeo, y de la corriente que nos ocupa.

Nos llama la atención que en su magnífico resumen de la historia de la psicoterapia de grupo Rosa Gómez Esteban,2 no hace mención de algunos clásicos de la psicoterapia de grupo en Norteamérica como son Yalom y McKenzie . También, McKenzie en su resumen, sobre la historia de la psicoterapia de grupo, dentro del libro “ Time – limited group psychotherapy”,1 no hace mención de los seguidores de Foulkes en Europa, ya mencionado, ni tampoco de Pichón Riviere y su escuela, la cual se gestaba casi paralelamente en 1948 a la de Foulkes en Europa en 1940.

h) La escuela grupoanalítica Italiana.

Con Fabrizio Napolitani en Roma, y Diego Napolitani 14 en Milán, se habla de la escuela italiana de Grupoanálisis, podemos decir que tiene una fuerte influencia de Foulkes. También debe mencionarse como parte de esta escuela el trabajo del Dr. Leonardo Ancona15,16 y su grupo en la Universidad del Sagrado Corazón en Milán, Universittà del Sacro Cuore, el trabajo de Francesco di María y Girolamo Lo Verso en la Universidad de Palermo, 7 y el de Luisa Brunori de la Universidad de Bologna, entre los más destacados.

i) Grupo de conflicto focal .

El otro gran movimiento teórico, coinciden varios autores, apareció en los años de posguerra fue el "grupo de conflicto focal". Esta idea proviene de los trabajos de Thomas French en Chicago y Harry Ezriel en Londres.1 Estos autores conceptualizaron la dinámica individual en términos de conflicto nuclear originado en las experiencias de la vida temprana. French usó el término “motivo perturbado” deseo básico, necesidad o impulso que produce un "mutuo reactivo "de miedo o culpa resultante en estado de tensión, demandando una solución. Ezriel describió un fenómeno similar con el término de relaciones de evitación defensa o solución. Pero la solución es adaptativa, los motivos competentes son mantenidos en equilibrio y la tensión disminuida. Si la solución es mal adaptación, la tensión incrementada amenazará con romperse. Esta idea del conflicto central juega el rol mayor en la literatura actual de terapia individual breve bajo el título de "foco interpersonal". Ezriel concibió al grupo de terapia como un campo de batalla en el cual cada participante trabaja para el espacio mental de los otros, para conocer las necesidades personales atendiendo la satisfacción de temas conflictivos. Este proceso pudiera resultar en la producción de "conflicto focal grupal", tema que representó el común denominador de las fantasías del inconsciente dominante de todos los miembros, para este autor.

Lieberman , Whitaker y Whitman , originalmente en la Universidad de Chicago, desarrollaron este concepto de tensión focal para el set grupal.1 Ellos notaron la emergencia de temas comunes que venían de miembros de grupos con problemas severos. Una vez establecido el tema, el grupo podría tratar de buscar una solución para el problema conflictual en alguna forma. Algunas soluciones a focos fuertes se podrían centrar casi enteramente en los miedos, sin intentar satisfacer acciones de deseos asociados. Otras soluciones pueden permitir alguna expresión de satisfacción del deseo. Una "restringida" solución de trato solamente con el miedo, está contenido, conduce a disminuir la tensión. Semejantes soluciones restringen las opciones y previene una resolución del material conflictual oculto. En contraste una solución de trato de "facilitar " con el miedo, mientras permiten alguna expresión del deseo reduce el nivel de tensión mientras que al mismo tiempo permite una exploración de impulsos asociados y sentimientos.

En un inicio la elaboración de esta teoría asumió a todos los miembros del grupo que participaran activamente en el conflicto grupal. Esta idea es análoga a la de Bion de la valencia, o fuerza, por la cual cada miembro participa en la "asunción básica" siempre en silencio. En su trabajo, Whitaker , está implícito que un tema particular puede ser relevante, primariamente sólo a partir del grupo de miembros. Estas ideas tienen el mérito de haber introducido dentro de la literatura de grupo el concepto de conflictos internos, dejado afuera de los procesos de grupo.

3) El Psicodrama

El psiquiatra rumano, nacionalizado norteamericano, Jacob Levy Moreno es el padre del Psicodrama, parece ser que varios historiadores lo sitúan sobre 1911, antes de que Moreno emigrara a los EE.UU. Este autor como se conoce introduce el término "terapia de grupo" sobre 1931-1933, y posteriormente sobre 1944,2 introduce el Psicodrama con fundamento psicoanalítico. Moreno hace el brillante aporte de la catarsis, también puede ser psicodramática y en grupo, y por primera vez el dramatizar es descubierto como un hecho terapéutico. Su esposa fue un gran colaborador suyo, Zerka Moreno, entre otros. En Francia este autor va a tener muchos seguidores entre los que se encontraron Diatkine , Anzieu , y Mireille Monod, Anne Ancelin y otros más18-21 de quien hereda la tradición la escuela Argentina de Psicodrama Analítico, con Eduardo Pavlovky, Luis Fridlewsky, Rojas Bermúdez, y H. Kesselman a la cabeza. Según el propio Pavlovky, en 1962 Rojas Bermúdez, Glasserman y él viajaron a Nueva York para estudiar con Moreno en persona, y el primer habilitado como "Director de Psicodrama " fue Rojas Bermúdez, al año siguiente Martínez Bouquet y él, dando pie todo ello a la creación de la Asociación Argentina de Psicodrama en 1963.11 Los aportes de estos últimos están recogidos en algunos libros y en la Revista Clínica y Análisis Grupal, actualmente tiene gran relevancia en España. La concepción operativa grupal de Pichón es combinada con la técnica moreniana, llegando a un momento importante. Debe mencionarse que un discípulo cubano del Dr. Moreno, el Dr. Frisso Potts,22 crea en Cuba la Asociación Cubana de Psicoterapia de Grupo y Psicodrama en 1960, que se pierde posteriormente. Este llegó a ser miembro activo de la International Group Psychotherapy Association (IAGP), organización que se crea gracias a los esfuerzos de Moreno y fue su primer presidente.

Debe mencionarse que el Psicodrama entra en Brasil a través del francés Pierre de Weil, y también de Dalmiro Bustos argentino, que trabaja actualmente en Sao Paulo, Brasil, según Fonseca,23 se va a desarrollar una fuerte corriente conocida como Psicodrama Brasilero, se van a destacar el propio José Fonseca, Rosa Cukier, y Luiz Cuschnir, entre otros, creándose la Sociedad Brasilera de Psicodrama, ante este gran auge, en 1976.

4) La terapia conductual de grupo

Esta corriente va a tener un gran impulso en Estados Unidos en la figura de Arnold Lazarus, después de emigrar de Sudáfrica a Inglaterra, emigra a los Estados Unidos, y crea un movimiento que va a trabajar en grupo todos los desórdenes conductuales, pudieron ser tratados dentro de este.24,25 Los seguidores de esta corriente van a aplicar este método a los trastornos sexuales, y debe señalarse el trabajo en este sentido de la destacada H.S. Kaplan, al tratar trastornos de frigidez femenina, e impotencia masculina en grupo.

5) Terapia de grupo centrada en el cliente.

El enfoque de Carl Rogers, y sus discípulos merece una distinción aparte, ya que representa un enfoque de peso en la psicoterapia de grupo centrada en el cliente, autodenominada conseling de grupo, por su estilo y énfasis en los grupos de encuentro, que es su forma de realización. Desde 195426 él y su equipo Dymond, Gendlin, Truax, Carkhuff, entre otros, realizaron en Chicago investigaciones relevantes dentro de esta corriente, recogiéndose relevantes hallazgos, y encontrándose entre ellos que todos los instrumentos, test no evalúan las mismas psicoterapias por igual, proponiendo instrumentos que partan de la teoría planteada. Las escalas de Autenticidad, Estimación, Calor y solicitud, Comprensión Empática,27 van a marcar un hito en su época y van a influir mucho en la psicoterapia de la época, particularmente en los enfoques que a continuación surgirán. Su libro "Grupos de encuentro", en 1970 marca un hito dentro de esta corriente.28 La teoría de Rogers ha sido continuada en Europa por sus discípulos y seguidores alemanes Reinhardt y Anne Marie Tausch.27

6) El Análisis Transaccional en Grupo.

El psiquiatra y psicoterapeuta canadiense, radicado en California Eric Berne, planteará sobre los 60 su teoría de la Personalidad, de la Psicoterapia, y de la Comunicación, el Análisis Transaccional, el cual se convertirá también en una herramienta de grupo, que será utilizada, posteriormente por algunos seguidores en campos particulares de la psicoterapia de grupo como es el caso del Alcoholismo,29 y de otros trastornos,30 donde constituye un instrumento útil para el manejo del paciente y su educación en la enfermedad que en la actualidad es magníficamente útil.31

7) La terapia Gestalt en grupo

El emigrado judío-alemán, psiquiatra y psicoanalista, en Estados Unidos Fritz Perls, es un abanderado de la terapia de grupo gestáltica, particularmente desarrollada en los Estados Unidos por sus discípulos ( J. Brinley, J.Fagan, E.Polster, I.Shepard, R. Cohn,32 y más recientemente por Castanedo.33 El éxito de sus principios como el “aquí–ahora“, el acento en lo vivencial por ejemplo, es tan grande que un grupo de autores tomen los mismos y lo incorporen a su corriente, como es el caso de Yalom y su grupo interaccional. Otros van a combinar esta escuela con el Análisis Transaccional en un magnífico libro “Nacidos para triunfar“.34

8) Los integradores

Según McKenzie1 existen intentos de integración en Mullen y Rosembaum, quienes hacen énfasis en la gran flexibilidad del terapeuta y la decreción del nivel de status en orden para promover una más genuina "experienciación "; Saul Scheidlinger35 trabajó creativamente en la integración de las teorías analíticas con la dinámica de grupos; Herietta Glatzer señaló la importancia de la alianza terapéutica; todo esto se aceleró con la publicación en 1964 del libro de H. Durkin "The Group in Depth" el grupo en profundidad, se convirtió en uno de los mejores textos en este campo por muchos años. Durkin dedicó la mayor cantidad de secciones de su libro a revisar la literatura sobre dinámica de grupo y cómo esta debía ser integrada con el trabajo terapéutico. Sus ideas 25 años después continúan siendo estimulantes y provocativas.36 En opinión de McKenzie el libro de I.D. Yalom en 1970, "Teoría y Práctica de la Psicoterapia de grupo", continúa esta tradición, con lo cual estamos totalmente de acuerdo, lo ha demostrado en la investigación clínica justificando sus ideas. Yalom,4,5,37 ha demostrado que la integración es el único camino de la ciencia del grupo y el aprender del grupo. Por otra parte el mencionado Gibb38 ha resumido esta integración diciendo que Bach39 ha intentado útilmente integrar la teoría y la práctica, al relacionar la dinámica de grupo con la terapia de grupo, idea con la que estamos totalmente de acuerdo, aunque pensamos que se queda por debajo de describir realmente la obra de Bach, un alumno de Lewin, y de la tradición analítica, logró una integración muy meritoria y efectiva; Whitaker y Lieberman demuestran que hay implicaciones en los estudios sobre grupos de entrenamiento para la terapia de grupo, hace referencia a la ya mencionada Durkin; Bugenthal y Tannen Baum, Larkin, Carson y Morton relacionan la Teoría de la Personalidad con el entrenamiento en relaciones humanas. En nuestra opinión también entendemos que McKenzie1 constituye un serio intento de integración desde la psicoterapia de grupo de tiempo limitado con la dinámica y teorías del grupo pequeño.

9) Teoría interaccional.

Estos intentos de integración en gran parte llevan sobre el año 1955 a los investigadores de grupo Corsini y Rosenberg4 a revisar la literatura de grupo, encontraron que existían mecanismos terapéuticos de grupo que eran comunes a todos los grupos de terapia, y esta perspectiva implicaba que el poder terapéutico del grupo no se producía solo a partir de las actividades del rol del líder, o sea del terapeuta y su técnica. Su trabajo marcó una pauta dentro de la psicoterapia de grupo con la publicación del ya mencionado libro de Yalom , hizo el mayor énfasis en lo que se llamaría factores curativos de grupo.

El trabajo de Yalom emergió y fue el resultado de una ola de cambios sociales en este campo, recibía la influencia de Lewin del aprovechamiento de la Psicología Social; de Rogers quien había estado trabajando en los "grupos de crecimiento personal", usando sus conceptos de la terapia centrada en el cliente; de Jerome Frank , estuvo simultáneamente investigando el impacto de "factores inespecíficos", semejantes a la esperanza y aceptación en la relación de ayuda; de H.S.Sullivan, desarrolló sus ideas sobre las relaciones interpersonales como base del desarrollo psicológico. El enfoque de Yalom reflejó su orientación personal con las rutas de los psicólogos humanistas-existencialistas. Hizo énfasis en la importancia de la interacción entre los miembros del grupo, promueve la operación de los llamados "Factores Curativos". El grupo fue visto como un microcosmo social con sus propias propiedades terapéuticas. El insight genético y las interpretaciones del terapeuta decayeron como mecanismos de cambio en favor de las experiencias de aprendizaje interpersonal en la interacción corriente del grupo. Este enfoque tuvo en su época una influencia general en la terapia de grupo en Norte América que continúa hasta el presente. Existen algunos enfoques que asocian éste con la tradición analítica, que destaca la importancia de las interpretaciones centradas en el líder.40 Los dos enfoques no son moderadamente incompatibles, hay suficiente diferencia que enfatiza la causa del desacuerdo dentro de la comunidad de profesionales. La escuela interpersonal describe el rol del terapeuta en la creación y mantenimiento del ambiente terapéutico dentro del cual los factores terapéuticos pueden activarse. La tradición analítica ve al terapeuta en el rol de la figura de transferencia e intérprete de conflictos psicodinámicos. Puede decirse que la Teoría interaccional o integracionista de Yalom marcó un hito en el campo de la psicoterapia de grupo y puede considerarse a este autor como un factorialista41 o sea alguien que integró la necesidad del grupo sin que nada sobrara o faltara, o al menos fue su intención, debe ser una propuesta seria a considerar por el terapeuta que se enfrente al grupo siempre.

Es necesario citar aquí el destacado trabajo hecho por otro integracionista, el Dr. Philip Flores , el cual se ha dedicado en los últimos años a la aplicación de todos los aportes del grupo terapéutico a la psicoterapia de grupo con alcohólicos y otros adictos. Su trabajo, que en un inicio seguía a Yalom,31 es actualmente una obra maestra sobre este tema y debe citarse como una fuente obligatoria de consulta, en grupos de adictos y también en grupos en general. En Cuba existen autores que trabajan con esta corriente, trabajos y publicaciones dentro de la misma.42

CONCLUSIONES

  1. Las diferentes escuelas en psicoterapia de grupo aún mantienen su vigencia.
  2. Se observa una defensa hacia la integración de diferentes métodos en psicoterapia de grupo a nivel mundial.
  3. Se recoge que se mantiene un gran desarrollo en los Estados Unidos, caracterizado por la integración de corrientes, mientras que en Europa priman los enfoques analíticos con Inglaterra e Italia, y en España el analítico-vincular a la cabeza.
  4. Latinoamérica ha demostrado su capacidad para contribuir al desarrollo de la psicoterapia de grupo, a través de los grandes aportes de Pichón Riviere , y sus discípulos en Argentina, Brasil y España han sido capaz de hacer.
  5. Estados Unidos, España, y Argentina son centros de desarrollo de la psicoterapia de grupo a nivel mundial, por sus incuestionables aportes dentro de este campo a lo largo de más de cincuenta años.

GROUP PSYCHOTHERAPY : HISTORICAL REVISION

SUMMARY

We make a review about the most important theories to the development of group psychotherapy in the world, between them the medical model, the psychodinamic model, sociodynamic model, and the current theories, and with the most important people who have contributed to its development.

Key words : Group psychotherapy, history, theories

REFERENCIAS BIBILOGRÁFICAS

  1. McKenzie KR. Time-limited Group Psychotherapy. New York : Editorial American Psychiatric Press; 1990.

  2. Gómez Esteban R. Una perspectiva histórica de la psicoterapia de grupo. En: Grupos terapéuticos y asistencia pública. Barcelona: Paidós; 1997.p.9-38.

  3. Pines M. Ideologia e toleranza nella clinica gruppo analitica. Archiv Psicol Neurol Psichiatr 1996;57(1):5-10.

  4. Yalom ID. Teoría y Práctica de la Psicoterapia de Grupo. México DF: Editorial Limusa; 1986.

  5. ----. Psicoterapia Existencial y Terapia de grupo. Barcelona: Editorial Paidós; 2000.

  6. Foulkes S. Dinámica analítica de grupo con referencia específica a conceptos psicoanalíticos. En: Kiessen M, comp. Dinámica de grupo y Psicoanálisis de Grupo. México DF: Editorial Limusa; 1988.p.297-309.

  7. ----. Grupoanálisis. Métodos y Principios. Versión virtual. Prólogo y preparación de Juan Campos de Grupoanálisis. Barcelona. Disponible en: www. psiquiatria.com. 2001.

  8. Nitsun M. The future of the group. Int J Group Psychother 2000;50(4):455-72.

  9. Pichón Riviere E. Del Psicoanálisis a la Psicología social. Buenos Aires: Editorial Nueva Visión; 1987.

  10. Packarz de Losso A. Historia de la Psicoterapia de grupo en la Argentina. En : Temas Grupales por autores argentinos. Buenos Aires: Editorial Cinco; 1988.

  11. Ávila Espada A, Cabello C. Clásicos en la clínica grupal. Sobre Eduardo Pavlovky. Intersubjetivo 1999;1(2):213-26.

  12. Ávila Espada A, García de la Hoz A. Aportaciones de la Psicoterapia de grupo a la atención pública en Salud Mental. Madrid: Editorial SEGPA; 1994.

  13. Ávila Espada A. Manual de psicoterapia de grupo-analítico vincular. Madrid: Editorial Quipú; 1993.

  14. Lo Verso G, Vinci G. Il lavoro con i gruppi in Psicologia Clinica: una rassegna bibliografica.ParteTerza. En: Il gruppo nel lavoro clinico. bibliografia ragionata.Psicologia Sociale e clinica. Milano: Giuffreè; 1990.p.25-36.

  15. Ancona L. Lo espetro operativo-clinico de la Gruppoanalisi. En: Arch Psicol Neurol Psichiatr 1994;55:597-607.

  16. ----. Psicoanalisi e Gruppo-analisi. Gli Argonauti 1996;68:29-47.

  17. De Maria F, Lo Verso G. La Psicodinamica dei Gruppi. Teorie e Tecnique. Roma: Editorial Rafaello Cortina; 1995.

  18. Balbo G, Birot E. L´espace -corps.construction de la representation du corps popre en Psychodrame analytique. Bull Psychol 1979;32:227-36.

  19. Anzieu D. Supervision des psychodramatistes et traitment de leurs problemes personnels non resouls. Bull Psychol 1979;32(339):223-6.

  20. Avron O, García-Barroso M. Psychodrame- Le changement de role : decalages et correspondences. Bull Psychol 1979:32:243-8.

  21. Monod M. Psychoterapies de groupe chez l´adolescent. Parents et couple de psychoterapeutes . Bull Psychol 1979;32:253-62.

  22. Potts F. Psicoterapia de grupo e Introducción a la Sociometría. La Habana: Imprenta Nacional de Cuba;1960.

  23. Fonseca J. Psicoterapia da Relacao. Elementos de psicodrama contemporáneo. Sao Paulo: Editorial Agora; 1999.

  24. Lazarus A. Group therapy of fobic Disorders by Systematic Desensitization. En: Experiments in Behaviuor Therapy. New York : American Psychiatr Press; 1996.p. 87-98.

  25. Fay A, Lazarus A. Terapia de grupo cognoscitivo-conductual. En: Psicoterapia de grupo en la práctica clínica. México DF: Editorial Manual Moderno; 1995.

  26. Rogers C. Therapy and Personality change. Chicago: Rogers and Dymond; 1954.

  27. ----. Grupos de encuentro. Buenos Aires: Editorial Amorrortu; 1990.

  28. Tausch R, Tausch AM. Psicoterapia por la conversación. Barcelona: Editorial Herder; 1988.

  29. Steiner C. Alcoholismo: una aplicación del Análisis de Transacción. México, DF: Editorial V siglos; 1979.

  30. Colli M, Prendes M. Terapia de grupo en alcoholismo: proposición de un modelo para su abordaje ambulatorio en Cuba. Int Forum Group Psychother 2001;9(1):23-8.

  31. Flores P. Group psychotherapy with addicted populations. New York : The Haworth Press; 1997.

  32. Fagan J, Shepard I. Teoría y práctica de la psicoterapia gestáltica. Buenos Aires: Amorrortu; 1978.

  33. Castanedo C. Grupos de encuentro en terapia Gestalt. Barcelona: Editorial Herder; 1997.

  34. James M, Jongeward D. Nacidos para triunfar. México, DF: Editorial Interamericana; 1985.

  35. Scheidlinger S. El concepto de regresión en la psicoterapia de grupo. En: Morton K, comp. Dinámica de grupo y Psicoanálisis de grupo. México, DF: Editorial Limusa; 1988.

  36. Durkin I. Hacia una base común para la dinámica de grupos Procesos terapéuticos y de grupo en la terapia de grupo. En: Morton, comp. Dinámica de grupo y Psicoanálisis de grupo. México, DC : Editorial Limusa; 1988.p.120-33.

  37. Vinogradov S, Yalom ID. Concise guide of group psychotherapy. New York : American Psychiatric Press; 1990.

  38. Gibb J. Efectos del entrenamiento en relaciones Humanas. En: Lafarga Corona J. El desarrollo del Potencial Humano. México, DF: Editorial Interamericana; 1982.p.147-91.

  39. Bach G. Psicoterapia Intensiva de grupo. Buenos Aires: Editorial Hormé; 1958.

  40. Alonso A, Zwiller H. Psicoterapia de grupo en la práctica clínica. México, DF: Manual Moderno; 1995.

  41. Colli M, Zaldívar D. Factores curativos en psicoterapia de grupo: su evaluación y análisis en una muestra de alcohólicos rehabilitados. Adicciones 2002;14(3):381-91.

  42. Colli M, Zaldívar D. Revisión y análisis de los efectos de la psicoterapia de grupo en la literatura: sus variables, instrumentos, y criterios de investigación en la literatura. Int Forum Group Psychother 2003;11(1):21-32.

____________________________

1 Psicólogo, M.Sc. en Psicología Clínica, Departamento de Psicología-Sección de Adicciones, Vicedirección de Tratamientos Ambulatorios, Hospital Psiquiátrico de La Habana .

2 Psicólogo, M.Sc. en Psicología de la Salud. J ´ Departamento de Psicología, Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Sumario