Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2004;1(1)
Sumario

 

 
 
 

ARTE, SALUD Y COMUNIDAD

Humberto Martínez González, 1 Lorenzo Somarriba López 2 y María de Jesús Sánchez Pérez 3

RESUMEN

Arte, Salud y Comunidad constituyen tres categorías inseparables. El proceso creador artístico es inherente a todos los seres humanos. El arte se vincula a la salud mental desde tiempos remotos, sin embargo no es hasta el siglo XX que se convierte en una técnica estructurada de tratamiento con una base metodológica definida.

Se exponen los criterios del Hospital Psiquiátrico de la Habana y se brinda una explicación general de su aplicación.

Palabras clave: Arte, salud, comunidad, terapia artística, músico terapia, psicoterapia.

INTRODUCCION

Arte, salud y comunidad desde tiempos remotos son una tríada inseparable. El arte constituye una forma de conciencia social. A través del hombre se ha plasmado sus ideas y emociones relacionadas con la caza, las guerras, las siembras, las cosechas y la vida en general. 1 Las pinturas rupestres, la imitación de los sonidos de la naturaleza y las danzas primitivas constituyeron las primeras manifestaciones artísticas, fueron diferenciándose para dar lugar a las manifestaciones actuales, entre ellas se encuentran: la pintura, la escultura, el teatro, la música, la danza, la literatura, el cine, la cerámica, la arquitectura y otras más. Quizás la más reciente es el arte digital gracias al desarrollo de la tecnología informática.

El arte tiene dos componentes: 2 Componente social: Refleja la realidad histórico concreta de una época o momento determinado y el componente individual: Está dado por un proceso de creatividad, es único, personal e irrepetible. Condicionado por aptitudes, emociones específicas, convicciones y elementos conscientes e inconscientes. El hombre sintetiza, organiza y elabora mediante el uso de códigos simbólicos sus experiencias, conocimientos y emociones. 2,3

El estudio de una obra de arte nos permite conocer la realidad histórico concreta de la época en que se produce, mediante el componente social y el contenido de la vida psíquica de su creador mediante el componente individual.

Cuando el proceso creativo alcanza una concepción estética, el producto de la creación se convierte en una obra de arte y el creador en un artista. Todos los seres humanos sin llegar a crear obras de arte ni ser artistas son creadores y poseen en grado variable valores artísticos. 2,4 El proceso creador artístico es inherente a todos los hombres y está estrechamente vinculado al estado de la salud mental y al desarrollo armónico de una comunidad determinada.

El Arte. Su aplicación en salud mental

Desde épocas muy lejanas el arte se ha vinculado a la promoción y restablecimiento de la salud humana.

En el año 2000 a .n.e algunos sacerdotes egipcios consideraban que determinadas condiciones ambientales, como los cantos y danzas rituales contribuían a disipar los estados melancólicos. En el año 1 500 a .n.e los papiros médicos egipcios atribuían a la música una influencia favorable sobre la fertilidad de la mujer. 5

Quintiliano año 35 o 42 después de Jesucristo decía: los discípulos de Pitágoras tocaban la lira al levantarse para trabajar mejor y volvían a pulsarla al acostarse para reprimir el influjo de los sentidos y olvidar los recuerdos del día. Avicena por su parte 980 – 1037 afirmaba “todo género de dolor se desvanece y cura con la música y ello comprendiendo a todas las causas que puedan proceder. La música posee cierta cualidad hipnótica, capaz de polarizar nuestra atención, descentrándola del dolor moral y físico”. Un criterio muy acertado sobre el valor terapéutico de la música fue expresado por Arnaldo de Vilanova 1240 – 1311 al señalar: la músicoterapia no sirve para curar todo género de enfermedades, sino como fuerza modificadora del estado de ánimo, esto coadyuva a la mayor eficacia de los remedios físicos y farmacológicos utilizados. En ese sentido se manifiesta Antonio José Rodríguez 1709 – 1781, al exponer: ¨la música es ayuda eficaz en todo tipo de enfermedad, toda enfermedad causa dolor y afecta negativamente el estado de ánimo del enfermo¨. 6

Juan Jacobo Rousseau 1712 – 1778 y Juan Enrique Pestalozzi 1746 – 1826 destacaron los aspectos formales de las artes plásticas en la educación general del niño. 7

En 1882 en el manicomio de San Baudilio de Llobregat (Barcelona) se usaba la música como agente terapéutico y existía una orquesta formada por pacientes. 6

El psicopedagogo checo Cizek a principios del siglo XX, señaló “el corte infantil no crea hábitos ni rutinas, puede servir para modificar psíquicamente al niño y es la terapéutica más eficaz para frenar impulsos malsanos, estimular inteligencias retrasadas y corregir a muchos neuropáticos”. 7

Jagues Daloroze tuvo siempre profunda conciencia del significado del ritmo musical como fuerza poderosa ligada a todos los fenómenos de la naturaleza y por ende al hombre mismo, a su vida psíquica, vegetativa, emocional e intelectual. 5

Hasta el siglo XiX la música y las artes plásticas habían sido utilizadas empíricamente. No es hasta principios del siglo XX, gracias a las experiencias dolorzianas, la música se convierte en una técnica estructurada de tratamiento con una base metodológica definida. En 1917 se abre el primer curso para niños retardados, posteriormente para ciegos, sordos, niños con problemas físicos y serios problemas de conducta. 5

Esto ocurre con las artes plásticas a mediados de siglo. Uno de los esfuerzos más estructurados para dotar a estas prácticas de sistematización profesional, lo encontramos en las sesiones de psicoterapia infantil desarrolladas a partir de 1954 en el Liceo Pedagógico de Sèvers, por Mlle Noyer bajo la orientación del eminente psicólogo francés René Zazzo . 8 Desde entonces, la terapia artística se utiliza en diferentes países del mundo con proyecciones y metodologías diversas.

Rudolf Drikuss , director del Instituto “Alfred Adler” de Chicago reporta los beneficios de la terapia musical en niños psicóticos.

Hans Dictrich Peltz , director del departamento de medicina psicomática del Hospital Pediátrico de Hamburgo, ha utilizado la técnica musical en niños inhibidos, apáticos y con lesiones cerebrales.

Julienne Brown , miembro de la Sociedad de Musicoterapia de Londres afirma que la música hace una contribución valiosa en la terapéutica de niños con trastornos de conducta.

Los Kinesiterapéuticos y musicoterapéuticos chilenos confirman la utilidad del movimiento corporal en el tratamiento de las afecciones psicomotoras, verbales y emocionales del niño.

S. Roth y A. Jaeggi consideran la reeducación psicomotriz entre los más recientes métodos de tratamiento en psiquiatría infantil. 5

En la segunda mitad del siglo XX las artes plásticas fueron llevadas a la práctica sistemática en la escuela con régimen especial en la Unión Soviética para adolescentes de 12 a 18 años, no asistían a la escuela normal por problemas de conducta; en el Sanatorio Estatal de Neuropsiquiatría Infantil de Garwolin, Polonia; en el centro de Higiene Mental de la Clínica pediátrica en la Universidad de Roma; la escuela especial “Victorino de Feltre” de Venecia y en la Clínica Neuropsiquiátrica Infantil de Castillo de Solliès-Pont . 8

Giulio Carlos Argán , 1964, profesor de Historia de arte moderno en la Universidad de Roma, ha señalado “resulta en consecuencia, que la creación psicótica es tanto más curativa cuando más esté orientada hacia auténticos valores estéticos y organizada según técnicas propiamente artísticas, a través de ellos, el enfermo toma contacto con la vida social, incluso con el aspecto más positivo de ésta, la acción. 9

Por su parte, Carlos Traversa , 1964, profesor adjunto de la escuela de Especialización en Neuropsiquiatría de la Universidad de Roma, manifestó: “Nuestros enfermitos proporcionan a veces, durante la observación diagnóstica o la psicoterapia, algunos dibujos. Además, de los pertenecientes a su producción habitual, nos ayudan en los problemas referidos al diagnóstico y al pronóstico. 10

El profesor soviético D. N. Isaiec señaló: la diferencia entre los principios de la pedagogía curativa y los empleados en las escuelas corrientes “consiste en hacer con los niños enfermos; no sólo restablecer relaciones correctas con la sociedad y el trabajo, enseñarles conocimientos y hábitos formarles correctos. También, corregir sus auto referencias y referencias inadecuadas al ambiente, como corregir algunos trastornos de conducta”. 11

El doctor H. Aubin , 1972, expresó: “la práctica del dibujo permite la revalorización del paciente, expresar y liberar la mayor parte de sus problemas” esta evolución favorable, ha sido potenciada por la progresiva aceptación de un universo acogedor, comprensivo y protector. 12

En Cuba en 1975, la sección juvenil de la Biblioteca Nacional “José Martí” con la orientación de un grupo de psicólogos y la colaboración artística del personal de dicha sección, se lleva a cabo el primer esfuerzo en sistematizar profesionalmente el empleo de las artes plásticas para dar tratamiento a diferentes enfermedades psíquicas en la infancia. 13 En 1980 tiene lugar una experiencia de este tipo en el Hospital Psiquiátrico de La Habana , Departamento de Tratamientos Ambulatorios (DTE) con niños y adolescentes que padecían trastornos situacionales transitorios o con trastornos de conducta sobre todo los relacionados con hiperkinesis, ansiedad e inhibición. 14

En nuestro país existen programas de cultura comunitaria, llevan las diferentes manifestaciones del arte hasta los lugares más recónditos.

El estudio del arte se inserta en todos los niveles de enseñanzas, favoreciendo la formación de los diferentes procesos psíquicos y el desarrollo integral y multifacético de la personalidad. Constituye también, una herramienta eficaz en el tratamiento de diferentes afecciones psíquicas.

La terapia artística en el Hospital Psiquiátrico de La Habana

En el Hospital Psiquiátrico de La Habana , desde el año 1959, con la designación del Dr. Eduardo B. Ordaz Ducungé , como director y el comienzo de la etapa humanitaria, se llevó a cabo por primera vez a la práctica la idea de todos los pacientes debían tener un tiempo para trabajar, recrearse y participar en actividades deportivas y artísticas 1 Desde entonces, el arte se utiliza sistemáticamente como tratamiento rehabilitador en nuestros pacientes. Nosotros concebimos la terapia artística como “el empleo combinado y consistente de las diferentes manifestaciones artísticas, metodológicamente orientadas a elevar los niveles de capacidad funcional y mejorar la calidad de vida”.

El empleo combinado incluye el uso simultáneo de varias manifestaciones del arte; y consiste en su mantenimiento a través del tiempo.

La orientación metodológica está dada por tres factores:

  1. Selección: Toda terapia es personalizada. Se establece una selección específica para cada uno de los pacientes, sus aptitudes, actitudes e intereses; así como el trastorno mental, deficiencias, discapacidades y minusvalías presentes.

  2. Planificación: Incluye la frecuencia, días, horarios y la intensidad. Debe ser respetuosa de las capacidades.

  3. Evaluación: Cada cierto período de tiempo, puede ser variable en los diferentes pacientes, se debe evaluar el efecto rehabilitador de la terapia seleccionada. Esto nos permite mantenerla, replanificarla o cambiarla totalmente.

El museo Celia Sánchez Manduley de nuestro hospital, exhibe una muestra de la creación artística de nuestros pacientes. Podemos disfrutar de tres pinturas murales. Una refleja los diferentes estados emocionales y trastornos mentales, se pueden padecer; otra nos ofrece un paisaje de los campos cubanos y una tercera, representa a la comandancia de “ La Plata ” en plena Sierra Maestra durante la guerra de liberación, sobresalen la figura de Celia Sánchez y el Comandante Ordaz.

Nuestro Hospital cuenta con un departamento de terapia ocupacional, tiene 6 naves–talleres, una extensa área deportiva, sección de psicoballet, teatro, un área de musicoterapia y escuela de enseñanza especial.

La artesanía se desarrolla en sus variadas modalidades: Confección de alfombras, flores, banderas, muñecas, piñatas, instrumentos musicales reales y en miniatura, doyles, abanicos, carpetas, calzado, sombreros, canastas, etc.; también se pule el cuerno bovino.

La psicoterapia se aplica de forma sistemática utilizándose el papel, la cartulina, el lienzo, lápices, crayolas y pinturas de agua. El dibujo, la pintura y el grabado son las modalidades más utilizadas. El modelado del barro con cerámica, se realiza en su forma manual simple mediante el empleo de un torno. Los objetos son moldeados a altas temperaturas en un horno y posteriormente pasan por un proceso de acabado manual, que se le aplican diferentes colores.

La escultura en madera y piedra constituyen actividades terapéuticas de notable efecto rehabilitador, tienen la limitación de ser procesos creativos que requieren de aptitudes especiales.

La músico terapia se aplica tanto en su método pasivo como activo. Mediante el método pasivo los pacientes escuchan y observan. A través del método activo tocan instrumentos, cantan y bailan. El hospital cuenta con una banda de música, conciertos, una orquesta y un cuarteto; profesionalmente todos en función de la rehabilitación. Existe un grupo artístico integrado por pacientes que interpretan todo tipo de género musical, se combina el toque de instrumentos, el canto y la danza, dando lugar a espectáculos de primera calidad artística.

El teatro en todas sus modalidades, incluido la humorística, se emplea de modo consistente como terapia rehabilitadora. El psicodrama y el teatro convencional constituyen las proyecciones fundamentales.

La danza se desarrolla en sus diversas manifestaciones: el baile popular, el afrocubano, la gimnasia aeróbica, y el psicoballet son las más destacadas.

El psicoballet nace en Cuba en el año 1973, su creadora, la Lic. Georgina Fariñas . Actualmente se aplica en más de 20 países del mundo, siendo nuestro hospital centro de referencia Nacional e Internacional. Es un método terapéutico donde la psicología y el ballet conjugan en un sistema dinámico integral donde se combinan:

Nuestros pacientes participan activamente en las obras de arquitecturas de nuestra institución. El ejemplo más reciente es un busto de José Martí, nuestro héroe nacional, fue develado el 28 de enero en homenaje a su natalicio y al 45 aniversario de la etapa revolucionaria del hospital.

CONCLUSIONES

Mediante el arte se expresa la satisfacción de una necesidad particular del hombre, la necesidad de comunicación, consiste en el esfuerzo hacia el conocimiento de éste, de otras personas y de la realidad objetiva y subjetiva.

El lenguaje limita la comunicación entre los pueblos, el arte no. Él constituye un medio de comunicación universal. Trasciende la vía oral. A través de este tiene lugar un proceso de reproducción del material verbal conservado en la memoria, donde el proceso no sólo es más completo y precioso, sino que se organiza de forma diferente. Se eleva la actividad general del pensamiento, se forman generalizaciones más exactas y se enriquecen los medios de solución a diferentes tareas.

La comunidad debe darle al hombre la posibilidad plena de expresar sus motivos y potencialidades, a su vez constituyen elementos reguladores del desarrollo armónico de la personalidad y de la propia comunidad en sentido general. Esto sólo es posible cuando la ley primera de una república es el culto a la dignidad plena del hombre.

ART, HEALTH AND COMMUNITY

SUMMARY

Art, Health and community are three closely linked categories. The artistic and creating process is inherent to all human beings.

Art is related to mental health since ancient times. Nevertheless, it becomes an structural technique of treatment with a methodological base defined in the 20 th century.

Criteria from the Psychiatric Hospital of Havana are shown and general explanations of their applications are given.

Key words: Art, health, community, artistic therapy, musical therapy and psychotherapy

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Arundel H. La libertad en el arte. México DF: Editorial Siglo XX;1977:13

  2. Pansza M. Ensayo sobre el proceso de creación. Perfiles Educativos 1986(32):29-37.

  3. Arundel H. La libertad en el arte. México DF: Editorial Siglo XX;1977:97.

  4. Gramsci A. Los intelectuales y la organización de la cultura. México DF: Editorial Juan Pablo; 1975:28

  5. Hernández de Medina N, Martínez T, Díaz M, Diego C, González MI. Psicoballet una experiencia psicoterapéutica. Rev Hosp Psiquiatr Habana 1984; XXV(1):51-9.

  6. Valdés R. Aplicación de la músico terapia en la clínica psicológica infantil utilizando instrumentos de fácil adquisición o construcción. Rev Hosp Psiquiatr Habana 2000; XLI(1):74-7.

  7. Butz N. Arte creador infantil. 2da ed. Barcelona: editorial Salvat; 1959.

  8. Valdés R. Valor de la pictoterapia en la psicología clínica infantil. Rev Hosp Psiquiatr Habana 1987; XXVIII(2):299-306.

  9. Argán GC. Reflexiones de un criterio de arte sobre la interpretación de los dibujos infantiles: Psicopatología de la expresión. Una colección de iconografía internacional. Madrid: Serie 4 Sandoz; 1964.

  10. Traversa C. Importancia de los dibujos infantiles para las relaciones médico-enfermo. Psicopatología de la expresión. Una colección de iconografía internacional. Madrid: Serie 4 Sandoz; 1964.

  11. Isaiev DN. Bases teóricas de los problemas centrales de la psiquiatría infantil. Rev Hosp Psiquiatr Habana 1980; VII(No extraord):150.

  12. Aubin H. Máscaras y neomorfismos en una niña psicótica. Psicopatología de la expresión. Una colección de iconografía internacional. Vol 17. Madrid: Sandoz; 1972.

  13. Valdés R. Psicoterapia infantil. Rev Bohemis 1978;70(6):67-70.

  14. Valdés R, Oviedo A. “La organización de un servicio de psicoterapia infantil en el Hospital Psiquiátrico de La Habana ”. Rev Hosp Psiquiatr Habana 1980; XXI(4):613-20.

  15. Ordaz ED. Terapia Ocupacional para la Rehabilitación Psiquiátrica. Ed. 2da. La Habana : Editorial Ciencias Medicas; 2000.

  16. Fariñas G, Alonso L, Guerra R. El psicoballet: Método cubano de psicoterapia infantil. Rev Hosp Psiquiatr Habana 1980;XXI(4):575-94.

 

_________________________________

1 Médico Especialista en Psiquiatría. Vice. Director para la Atención a la Rehabilitación del Hospital Psiquiátrico de la Habana.

2 Médico, Especialista de II Grado en Administración y Organización de Salud Pública. Director del Hospital Psiquiátrico de la Habana.

3 Licenciada en Cibernética – Matemática. Jefa del Departamento de Investigaciones e Informática del Hospital Psiquiátrico de la Habana.

Sumario