Sumario
Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2004;1(1)

INSTRUMENTOS PARA EVALUAR LA CALIDAD DE VIDA DESDE UNA DIMENSIÓN PSICOLÓGICA Y PERSONAL. UN RETO PARA NUESTRA PROFESIÓN

Ileana Beatriz Díaz Corral

RESUMEN

Se exponen algunos de los instrumentos que tradicionalmente han sido empleado s por las ciencias psicológicas y médicas en los estudios sobre calidad de vida, generalmente vinculados al proceso salud-enfermedad. Se realizan algunas reflexiones que invitan a los psicólogos, como especialistas que no solo investigan y estudian en el tema, sino que participan además en la construcción de instrumentos de evaluación psicológica, a considerar que este es un campo que nos llama a comprometernos y exige una pronta atención en el quehacer investigativo y científico en el recién comenzado siglo XXI.

Palabras clave : Calidad de vida, instrumentos, dimensión psicológica.

INTRODUCIÓN

Los instrumentos de evaluación de la calidad de vida son ampliamente tratados en la literatura especializada , en la cual se refiere que son muy numerosos, pero aún poco confiables. 1-4

Por solo citar un ejemplo, a finales de 1990 , en la revista Medical Care se publicó una lista de trabajos relacionados con el tema en pacientes con diferentes padecimientos; 108 de estos trabajos eran investigaciones en pacientes oncológicos y en solo 87 de ellos se mencionaba él o los instrumentos empleados para evaluar o medir la calidad de vida; se comentó además, que el número de instrumentos empleados fue variable, pues se utilizaron desde uno hasta diez. Se citó también que en solo 52 de los estudios realizados, se había utilizado un único instrumento. 4

Esta situación acerca de la variedad de instrumentos pudo ser más ilustrativa al apoyarnos en el mismo artículo, donde se cita que en los 87 trabajos que declararon el uso de sus instrumentos; se mencionaron 77 escalas o instrumentos diferentes, utilizados para evaluar algún aspecto de la calidad de vida, lo que nos permite hacernos una idea de la diversidad de metodologías que se emplean en estos estudios: un solo autor cita que empleó 12 instrumentos diferentes.

En el Congreso Nacional de Psiquiatría celebrado en Sevilla en 1995, García Riaño e Ibáñez (1992) exponen en su trabajo sobre "Metodología y diseños escalares en calidad de vida y depresión" un conjunto de dificultades en el orden metodológico que aparecen cuando se pretende realizar un estudio de calidad de vida. Entre ellas se citan fundamentalmente : 5

Estos autores plantean que los instrumentos que se elijan deben cumplir las exigencias siguientes: fiabilidad, exactitud, validez y universalidad , y definen cada uno de estos parámetros.

En cuanto al último aspecto, se cita la labor ya realizada por la Organización Mundial de la Salud , en la creación de un instrumento de evaluación para ser aplicado en distintas partes del mundo, que toma en cuenta los contextos culturales y valores propios de cada zona, y se conoce por las siglas WHOQOL.

DESARROLLO

Existen algunas cuestiones de obligado dominio en el campo de los instrumentos de evaluación de la calidad de vida, desde su estudio en la dimensión personal, que trataremos a continuación .

Clasificación de instrumentos

Los instrumentos , de manera general, aparecen clasificados en relación con diferentes aspectos. Algunas de estas clasificaciones y los aspectos que permiten realizarlas, se ofrecen debajo.

Los instrumentos , de manera general, aparecen clasificados en relación con diferentes aspectos. A continuación se citan algunas de estas clasificaciones y los aspectos que permiten realizarlas.

Por sus objetivos, los instrumentos se clasifican según lo que van evaluar:

  1. Instrumentos para evaluar síntomas específicos: Entre el los que sobresalen los que evalúan actividad, y en esta dirección, el instrumento creado por Karnosfky (1947) es uno de los más utilizados, al haber sido empleado en 28 de los trabajos citados anteriormente.En dicho instrumento se estudian otros síntomas, como son dolor, náuseas y vómitos. Se le critica por diferentes autores que en él no se toma en cuenta el elemento subjetivo, y por ello se considera que no evalúan calidad de vida.

  2. Instrumentos de evaluación psicológica: Entre ellos se cita, como pruebas o escalas utilizadas con este fin, el Inventario de Personalidad de Eysenk, el MMPI, la Prueba de Harris Hamelton, etc.

Con revisiones específicas de medición de calidad de vida, en este mismo grupo se incluyen las siguientes escalas:

La Hospital Anxiety and Depression Scale (HAD), que evalúa síntomas de ansiedad y depresión en hospitales generales; ésta ha permitido distinguir entre los pacientes que reaccionan adecuadamente ante la enfermedad y aquellos que desarrollan angustia y depresión.

El General Health Questionnaire (GHQ), en versión de 28 ítems, donde se evalúa ansiedad, depresión, funcionamiento social y síntomas físicos con menor sensibilidad y especificidad que la anterior.

La Psychological Adjustment to Iliness Scale (PAIS), la más empleada como medida de calidad de vida, aunque no fue diseñada para este fin, pero se asume que si los pacientes se adaptan a su enfermedad, su calidad de vida será buena. Esta escala evalúa siete áreas:

Se le critica no tener reactivos para la actividad física de síntomas de la enfermedad, ni síntomas atribuidos al tratamiento.

Todos estos instrumentos han sido utilizados o revisados con fines evaluativos, o para inferir la calidad de vida de acuerdo con sus resultados, pero ellos no responden a una concepción teórica o metodológica sobre calidad de vida, aspecto que , a nuestro juicio , puede constituir un problema , al no existir la necesaria unidad entre teoría y método en la investigación científica.

Por otra parte, en la literatura se mencionan otros instrumentos o escalas que se han diseñado específicamente para evaluar la calidad de vida , como es el caso de:

  1. Las escalas análogas-visuales.
  2. El índice de Spitzer.
  3. El formato de la Organización Europea de Estudios en Cáncer.
  4. El Functional Living Index .
  5. Con respecto a estos instrumentos de evaluación se plantean los siguientes criterios:

a) Algunos evalúan variables relacionadas con la calidad de vida.

b) Otros evalúan específicamente la calidad de vida. Estos a su vez se clasifican en:

Los de medidas de utilidad reflejan preferencias del paciente por un tratamiento o resultado, y relacionan estado de salud y muerte. Estos son utilizados para el análisis de utilidad - costo, combinando esto con calidad de vida.

Se le s critica , en el caso de los primeros, que no son sensibles a cambios de condiciones específicas, a pesar de su amplitud de uso en diferentes poblaciones y que no permiten comparaciones amplias sobre el impacto de diversos programas de salud.

Y en los segundos, que , a pesar de ofrecer una puntuación final única del cambio neto de la calidad de vida con la salud, lo que los hace válidos para determinar si la calidad de vida de los pacientes es mejor, no muestran el área en la que ocurre la mejoría.

En dependencia del número de dimensiones que los constituyen, se plantea que existen:

a) Instrumentos unidimensionales , los cuales evalúan el componente subjetivo de la calidad de vida de manera general.

b) Instrumentos multidimensionales, los cuales evalúan la calidad de vida a partir de las variables que la conforman , considerando que esta es el resultado de una serie de condiciones en la vida. Son los más empleados y elaborados para evaluar y estimar la calidad de vida .

En la relación con la multidimensionalidad de la calidad de vida, se dice que ésta incluye, entre otros aspectos:

No obstante , se plantea que el aspecto que más se menciona en los estudios es el que se refiere a la evaluación de la actividad del paciente, su capacidad funcional, en la que se destaca la referida escala o índice de Karnosfky (1947), y se plantea que es la más precisa para este fin.

A la vez se hace referencia a que el factor que menos se ha incluido es el económico desde el enfoque individual en el análisis vinculado a la enfermedad, desde las ciencias médicas y por las ciencias psicológicas. No ocurre lo mismo al apreciarla desde la dimensión social, donde el factor económico , visto en relación con el nivel de vida, el estándar de vida, cobra un matiz relevante.

Al referirse a la forma de aplicación de los instrumentos , éstos se clasifican en:

a) Autoadministrables (los más usados).

b) Administrados por el investigador.

Atendiendo al formato de estos instrumentos se describen:

Dentro de éstas se citan como ejemplo las escalas análogas-visuales de Priest-Man y Baum, las que se conocen como las primeras creadas para evaluar calidad de vida.

A todos estos instrumentos, diferentes en cuanto a objetivos, medios y metodología a seguir, se les atribuyen, en general, características comunes en cuanto a:

Sin embargo, algunas de estas ventajas han sido a la vez valoradas por otros autores como impedimentos, sobre todo el criterio de brevedad, el cual ha ocasionado en varias investigaciones referidas una baja fiabilidad y una deficiente validez de contenido.

Calman expresó en esta dirección, que se puede atribuir a muchos de los instrumentos creados una baja validez criterial , al recoger información de dos fuentes diferentes. 7

PREFERENCIAS Y USOS EN LA SELECCION DE LOS INSTRUMENTOS

Otro de los aspectos investigados en relación con los instrumentos de calidad de vida ha sido el de preferencias para el uso de ellos, y resaltan, por la gran mayoría , las escalas lineales. 7

Un elemento que se vincula a los instrumentos en su aplicación práctica es el relacionado con el momento en que deben ser aplicados. Calman apunta que deben aplicarse en diferentes momentos.

Se acepta la idea de que en los enfermos debe realizarse una evaluación continua al menos antes, durante y después de un tratamiento; de la aparición del primer síntoma, y del diagnóstico emitido. S olo así se podrá evaluar el incremento o decrecimiento del índice de calidad de vida con relación a la enfermedad.

De manera general y a modo de resumen pudiéramos plantear que se citan aciertos y desaciertos en cuanto a los instrumentos y sus características psicométricas, definidas por diferentes investigadores en cuanto a: su consistencia interna, validez constructiva, confiabilidad prueba-reprueba, las cuales aún no han sido lo suficientemente estudiadas, y en el peor de los casos, ni evaluadas.

Al realizar un intento de conclusión en relación con lo expuesto acerca de los instrumentos que se emplean en el área internacional para investigar en calidad de vida , 8,9 puede aseverarse que:

Todo lo anterior fundamenta el estado actual de la temática en el orden teórico-metodológico, aspecto que constituye uno de los núcleos fundamentales en la investigación sobre calidad de vida.

Joseph D. Matarazzo, pionero en el campo de la Psicología de la Salud y considerado actualmente un destacado líder en el campo de la psicometría —quien recibió en 1991 el premio que la Asociación Americana de Psicología (APA) otorga cada año a la obra que contribuya de forma más destacada al avance de las ciencias psicológicas, por el artículo: " Psychological Testing and Assessment in the XXI Century”, publicado en America Psychologist — predice que “una de las cuestiones de que se ocuparán la psicología y la psicometría en el siglo XXI estará relacionada con la construcción y validación de pruebas y tests psicológicos que permitan evaluar y diagnosticar la calidad de vida tanto de las personas sanas como enfermas. 10

CONCLUSIONES

Con lo planteado hasta ahora sobre los instrumentos empleados a escala mundial en los estudios de calidad de vida, podemos señalar que:

INSTRUMENTS FOR ASSESSING QUALITY OF LIFE FROM A PSYCHOLOGICAL AN DPERSONAL DIMENSION. A CHALLENGE TO OUR PROFESSION

SUMMARY

This article summarizes an analysis of the instruments traditionally employed by medical and psychological sciences for studies in quality of life, which is generally related to the health-illness process. The paper aims at inviting psychologists, as the specialists who both research in the topic and take part in the building of instruments for psychological evaluation, to accept this is a field of research that summons them to soon commit themselves and heed this topic, among other research fields, in the newly born 21 st century.

Key words : Quality of life, instruments, psychological evaluation.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Moreno B, Ximenez C . Evaluación de la calidad de vida, En Buela Casal G, Caballo V E, Sierra J C. Manual de evaluación en Psicología clínica y de la salud . Madrid: Siglo XXI; 1996.p.1045-70.

  2. Badia X. La medida de la salud. Guía de escalas de medición en español. Barcelona: Editorial Promociones y publicaciones Universitarias S.A.; 1996.

  3. Grau Abalo J. . Calidad de vida y salud: Problemas actuales en su investigación”. Conferencia PsicoSalud 96. Palacio de Las Convenciones, La Habana; 1996.

  4. Lara Muñoz MC, Ponce de León S, De La Fuente JR . Conceptualización y medición de calidad de vida en pacientes con cáncer. Rev Inv Clínica 1996; 47(4):315-27.

  5. García Riaño D, Ibáñez E. Calidad de vida en enfermos físicos. Rev Psiquiatr 1992,19(4):148-61.

  6. Asensio M, Sánchez R, Montiel I. Calidad de vida y migraña. Rev Neurol 1996;24(132): 321-29.

  7. García Riaño D, Soriano Pastor J. Evaluación de la calidad de vida en el enfermo físico”. Rev Comunicaciones 1990; 85-90.

  8. Díaz I, DíazY, Vázquez L. Calidad de Vida Percibida-Vivenciada en Pacientes con Infarto Agudo del Miocardio. Libro Resumen del 1er Taller Internacional de Psicología Latinoamericana y Caribeña. Santiago de Cuba; 1996 .

  9. Díaz Corral IB. La calidad de Vida. Reto y Necesidad en el Mundo Contemporáneo Actual. Rev Santiago 2001; 94(3):51-67. Barcelona.

  10. Lozano Alfonso R. Los tests psicológicos y la evaluación de la personalidad. ¿Qué hacemos y hacia dónde Vamos?” Rev Estudios Universitarios 1996; 49:73-152.

_______________________________

1 Lic. Psicología. Universidad de Oriente.

Sumario