Sumario

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2006;3(1)

ARTICULOS DE REVISION

EL TIPO VIVENCIAL RORSCHARCHIANO: POSIBLES CAUSAS DE SU DETERIORO

Jesús Dueñas Becerra 1

RESUMEN

En este artículo, se hacen algunas reflexiones de carácter teórico-metodológico acerca del tipo vivencial rorscharchiano . Por último, se incursiona en diferentes campos del conocimiento humano, para tratar de encontrarle una respuesta coherente a un hecho preocupante advertido por los rorscharchistas hispanoamericanos, y luego, por los europeos: el deterioro gradual y progresivo del tipo vivencial , registrado en los protolocos Rorschach de personas (enfermas o no) a quienes se les aplicara el Psicodiagnóstico.

Palabras clave : Psicodiagnóstico de Rorschach, tipo vivencial rorscharchiano.

INTRODUCCIÓN 

Hablar o escribir acerca del tipo vivencial 1-5 en el contexto teórico del Rorschach, el método de investigación de la personalidad más completo y complejo que se conoce, hasta hoy, en el campo de las neurociencias, es caracterizar –básicamente– la inteligencia global y riqueza interior de la persona humana, 6,7 así como su capacidad real para establecer relaciones afectivo-emocionales con su entorno familiar y social. 8

Por otra parte, varios investigadores hispanoamericanos 3,5, 6-13 y europeos 14-15 señalan que, en los protocolos Rorschach de las personas (enfermas o no) estudiadas mediante el Psicodiagnóstico , no sólo en nuestro medio, sino también en otros países de Nuestra América (como la llamara José Martí) o del Viejo Mundo, se registra la ausencia casi absoluta de respuestas M:C , expresión genuina del tipo vivencial rorscharchiano . 1-2, 4

De acuerdo con ese hallazgo, que yo también observara en los protocolos Rorschach de los pacientes con epilepsia u otras alteraciones orgánico-cerebrales, 16 y que, desde un ángulo estrecho, interpretara como un signo más de organicidad cerebral , valdría la pena preguntar: ¿qué ocurre, tanto en nuestro país como en otras latitudes socioculturales de la geografía americana y europea, con los indicadores metodológicos diseñados por el genio único e irrepetible de Hermann Rorschach, 4 para establecer la capacidad intelectual, espiritual y afectivo-emocional de la persona humana?

DESARROLLO 

Un análisis integral del fenómeno que nos ocupa trasciende el contexto del discurso rorscharchiano puro , y reclama sin duda alguna la valiosa ayuda de tres disciplinas básicas: Historia, Sociología y Antropología Cultural.

He decidido comenzar este análisis socio-histórico-antropológico con el caso excepcional de Cuba: la adopción de un nuevo modelo económico y político-ideológico, como consecuencia natural de la proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana en el mes de abril de 1961 (fecha y acontecimiento registrados en la memoria patriótica de nuestro pueblo), condicionó el hecho de que muchos cubanos, en respuesta al enfrentamiento Iglesia-Estado, 17 se apartaran parcial o definitivamente de la fe cristiana, y por ende, abandonaran la práctica sistemática de los valores espirituales, que junto con los valores éticos y humanos configuran nuestra identidad nacional. Pero, no es posible hablar de los valores que inspiraron a nuestros grandes próceres independentistas a luchar y ofrendar sus preciosas vidas por la libertad de Cuba, y sobre los cuales se sustenta, históricamente, nuestra sociedad (imperfecta pero perfectible), sin antes evocar una frase lapidaria de Julio García Luis, 18 Decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de La Habana: (…) El cristianismo y su ética están fundidos en los cimientos del país, son parte de la fortaleza moral, de la conciencia del deber, de la identidad y las raíces, que hoy nos unen y nos hacen invencibles” .

Con el deterioro gradual y progresivo de los valores cristianos y espirituales, fueron desdibujándose, pero en modo alguno perdiéndose, los valores éticos y humanos, hasta que, con el desplome del bloque socialista de Europa del Este, la desaparición de la Unión Soviética y el recrudecimiento del criminal bloqueo yanqui contra nuestro país mediante la promulgación del engendro jurídico conocido como Ley Helms-Burton, se agudizó la crisis de valores que veníamos padeciendo. Y de la noche a la mañana, prácticamente nos quedamos sin estructura económica y el esquema ideológico marxismo versus idealismo fue desplazado –de inmediato– por la confrontación entre dos tendencias antagónicas e irreconciliables, que surgieron al calor del llamado “Período Especial”: Los que le rinden culto al ser o al tener; complejísima situación coyuntural que dejara como secuela una huella indeleble en nuestra memoria sensible.

¿Qué ocurre, pues, en Nuestra América? Hasta hoy, en ningún país del continente americano (desde el Río Bravo hasta la Patagonia), ha triunfado una genuina revolución socialista , ni ningún país latinoamericano ha tenido que sufrir los rigores de un feroz bloqueo decretado hace más de cuatro décadas por la nación más poderosa del mundo desde los puntos de vista económico, financiero y militar…, pero, paradójicamente, la más empobrecida en lo que a valores éticos, humanos y espirituales se refiere. Por lo tanto, la realidad latinoamericana (y mucho menos la europea) es, al parecer, similar a la nuestra. Sin embargo, los hallazgos en relación con el tipo vivencial rorscharchiano presentan características semejantes: ausencia casi absoluta de respuestas M C. ¿Cómo explicar, entonces, ese hallazgo común en los protocolos de los cubanos, latinoamericanos y europeos estudiados mediante el Rorschach?

Los países hispanoamericanos donde se registra el fenómeno que focaliza la atención de los rorscharchistas del Nuevo y Viejo continentes 1, 3, 5-15 son víctimas históricas de la voracidad del poderoso vecino del Norte, que despoja a Latinoamérica (y al resto de las naciones subdesarrolladas del Tercer Mundo) de sus recursos naturales y riquezas materiales y culturales, explota sin piedad a sus pueblos y los desprecia por considerarnos étnica e intelectualmente “inferiores”. Por otro lado, le impone a Nuestra América políticas económicas neoliberales y la adoración a su único dios: el dólar , a la vez que corroe nuestra identidad cultural, concebida como el núcleo central de nuestro espíritu latinoamericanista y antimperialista.

Si hipotéticamente los autores del Manual del perfecto idiota latinoamericano 19 fueran rorscharchistas identificarían la ausencia de respuestas M:C 7 en los protocolos Rorschach de los latinoamericanos con su supuesta inferioridad intelectual, que según el “norteamericanizado” parecer de dichos autores los incapacita para gobernarse y administrar con sensatez las riquezas que Madre Natura le ha dado al hombre americano. ¡Sin comentario!

CONCLUSIONES 

Hasta aquí, mi interpretación personal acerca del tema que nos convoca; criterio que solo expresa mi forma de pensar y sentir al respecto. Una respuesta contundente a esa compleja problemática socio-histórico-antropológica planteada a los rorscharchistas hispanoamericanos podría encontrarse en una cita del padre Félix Varela, 20 primer psicólogo cubano: 21-23 (…) No es tiempo, no, de entretenernos en acusaciones particulares ni en lamentos inútiles. Lo es sólo de operar con energía ( ) para revitalizar esos valores que hemos reprimido, no perdido, y que son los pilares fundamentales de nuestra nacionalidad y de nuestra cultura.

TYPE VIVENCIAL IN THE RORSCHACH: POSSIBLE CAUSES OF THEIR DETERIORATION

SUMMARY 

In this article, some reflections of theoretical-methodological character about the type vivencial rorscharchiano are made. Lastly, it is intruded in different fields of the human knowledge, to try to find him a coherent answer to a fact preoccupant noticed by the Spanish American rorscharchistas, and later, for the Europeans: the gradual and progressive deterioration of the type vivencial , registered in the Rorschach protocols of people (patient or not) to who you them the Psicodiagnosis were applied.

Key words : Psicodiagnosis of Rorschach, type vivencial rorscharchiano.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Otaola de G. El tipo vivencial del Rorschach. Rev Española de Pedagogía 1950;30:5-15.

  2. Pardillo J, Dueñas J. Psicodiagnóstico de Rorschach y Epistemología Cualitativa. Rev Cubana Psicol 2001;18(2):176-9.

  3. Pardillo J, Fernández P. Psicodiagnóstico de Rorschach. Un manual para la práctica. Camagüey: Editorial Ácana; 2001.p.13-3.

  4. Rorschach H. Psicodiagnóstico. Buenos Aires: Editorial Paidós; 1964.

  5. Rosa G, Guerra de la A, Pardillo J, Dueñas J. Algunas consideraciones sobre el tipo vivencial en el Rorschach. La Habana: II Taller Provincial de Psicodiagnóstico de Rorschach; 1997 (mesa redonda).

  6. Campo V, Ravinovich D. Revisión crítica de las respuestas de movimiento en el Rorschach. El Rorschach en la Argentina 1969;1(1):15-25.

  7. Dueñas J, Pardillo J, Fernández P. Rorschach, personalidad y espiritualidad. Rev Cubana Psicol 2002;19(3):209-11.

  8. Lunazzi de Jubany H. Nosotros y el color. El Rorschach en la Argentina 1970;2(1):25-35.

  9. Adrados I. Predictibilidad y Rorschach. Rev de la Asociación Latinoamericana de Rorschach 1998;5:35-46.

  10. Endara J. Psicodiagnóstico de Rorschach: técnica general, aplicaciones clínicas, investigaciones de clínica psicológica. Quito: Editorial Quetzal; 1954.

  11. Pagola M. Dos índices de pronóstico en el Rorschach. Psicodiagnóstico de Rorschach y otras técnicas proyectivas 1974;5(1-2):25-6.

  12. Passalacqua A. Psicodiagnóstico de Rorschach. Sistematización y nuevos aportes. 3ra. ed. Buenos Aires: Editorial Klek; 1996.

  13. Portuondo, JA. El psicodiagnóstico de Rorschach en la Psicología Clínica. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva; 1970.

  14. Parisi S. El suicidio en el psicodiagnóstico de Rorschach según la óptica y experiencia de la Scuola Romana Rorschach. La Habana: Seminario Internacional de Rorschach; 1999 (conferencia magistral).

  15. Parisi S, Pes P, Faraglia A, Lanotte A, Spaccia S. Trastornos de la personalidad y psicodiagnóstico de Rorschach . La Habana: Editorial “Félix Varela”; 2000.

  16. Dueñas J. Psicodiagnóstico de Rorschach y trastornos orgánicos cerebrales. Algunas reflexiones acerca de lo orgánico y lo funcional. Rev Cubana Psicol. 2003;20(3):238-41.

  17. Torreira Crespo R, Buajasán Marrawi J. Operación Peter Pan. Un caso de guerra psicológica contra Cuba. La Habana: Editora Política; 2000.p.267-92.

  18. García Luis J. Citado por J. Dueñas Becerra. En: Centro de Estudios de la Arquidiócesis de La Habana (Ed.). La familia y sus raíces en la nación cubana. La Habana: Ediciones Vivarium; 1999.p.20.

  19. Vargas Llosa M, Montaner CA, Vargas Llosa A. El manual del perfecto idiota latinoamericano . Barcelona: Editorial Planeta; 1996.

  20. Varela F. Obras. La Habana (T-3): Editorial Cultura Popular; 1997. p.185.

  21. Dueñas J. Félix Varela, José Martí y la ciencia psicológica caribeña. Rev Hosp Psiquiatr Habana 2005;2(1). ( www.psiquiatricohph.sld.cu ).

  22. Dueñas J. Félix Varela y José Martí, gigantes de la ciencia psicológica cubana Rev Cubana Psicol 2004;21(2):152-5.

  23. Dueñas J. Varela: psicólogo precursor. Rev Cubana Psicol 1998;15(3):186-90.

_______________________________________________________________________

1 Profesor-asesor y periodista del Hospital Psiquiátrico de La Habana. Socio Honorario de la Scuola Romana Rorschach.

Sumario