Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2007, 4(1)

ENTREVISTA

ENTREVISTA AL DOCTOR ALBERTO PERALTA, DIRECTOR DE LOS ARCHIVOS AMERICANOS RORSCHACH

Jesús Dueñas Becerra 1

“Un hombre superior es aquel que

sabe aprovecharse de ese poder

del agrado, y lo usa para expresar

un pensamiento sólido y permanente”.

José Martí.

 

El doctor Alberto Peralta, director de las Archivos Americanos Rorschach, es un amante apasionado de la vida y la obra de Hermann Rorschach (1884-1922), y uno de los más cálidos defensores del método clásico en la aplicación, calificación e interpretación del Psicodiagnóstico, 1 a cuya divulgación y enseñanza se ha entregado en cuerpo, mente y espíritu desde que, en sus años de estudiante universitario, percibiera la genialidad del valioso aporte de Rorschach al desarrollo de las neurociencias contemporáneas.

El destacado psicólogo, dominicano y caribeño de pura cepa, y por ende, gran amigo de la comunidad rorscharchiana que vive, ama y crea en la mayor de las Antillas, ha visitado varias veces la carpenteriana Ciudad de las Columnas, para asistir a la III y IV Conferencias Internacionales de Psicología de la Salud , donde ha impartido conferencias magistrales, 2,3 en las que ha defendido, con razón y emoción, no sólo el uso de ese método de investigación de la personalidad, 4 científica y artísticamente diseñado por el eminente psiquiatra suizo, sino también el empleo del método psicoanalítico como vehículo idóneo para interpretar las respuestas dadas por el examinando (sano o enfermo) a las 10 manchas de tinta sobre las cuales se estructura el Psicodiagnóstico de Rorschach.

En fecha próxima, el profesor Alberto Peralta defenderá su doctorado en Rorschach en una universidad europea…, pero antes de partir al Viejo Mundo ha tenido la proverbial gentileza de concederme esta entrevista, para dialogar con los rorscharchistas cubanos y latinoamericanos acerca de un tema fascinante, que le ha dado pleno sentido a su vida profesional: el Psicodiagnóstico de Rorschach.

Jesús Dueñas (JD): Desde los puntos de vista profesional, humano y espiritual, ¿qué significación tiene para el doctor Alberto Peralta la obra cumbre de Hermann Rorschach?

Alberto Peralta (AP) : “El Psicodiagnóstico es sin duda una piedra angular de toda mi práctica profesional, y es uno de los mejores instrumentos existentes para promover el mejor encuentro posible de la visión del mundo entre dos seres humanos, terapeuta y paciente en este caso. Fue en uno de esos raros y felices momentos de liberación creativa de las limitaciones humanas y de pura sublimación libidinal que dichas manchas y el respectivo método de interpretación fueron creados. A este respecto, siempre me viene a la mente el interesante librito de Paul Watzlawick ¿Es real la realidad? , en uno de cuyos capítulos el autor hace referencia a la curiosa carga encerrada en una de las primeras sondas enviadas por el hombre a los confines del universo (incluye esquemas de dos cuerpos humanos de uno y otro sexos, una fórmula física o química, y otras muestras de nuestra inteligencia), para hacer conocer de nuestra existencia e intentar transmitir algún mensaje a alguna probable forma de vida que eventualmente la recuperase: pues bien, siempre he pensado que lamentablemente faltó incluir un juego de las láminas de Hermann Rorschach que en su lenguaje visual-simbólico le transmitiese mucho de la esencia de nuestro psiquismo”.

JD: ¿Considera usted que la computadorización del Psicodiagnóstico haga innecesario el empleo del método psicoanalítico a la hora de interpretar las respuestas verbales y gestuales del sujeto a las láminas diseñadas por el ilustre psiquiatra suizo?

AP: “De ninguna manera, ni el psicoanalítico ni ningún otro método comprobado de interpretación (fenomenológico, psicogenético, Jungiano, etc.), utilizado por un rorscharchista competente ha podido ni podrá nunca ser suplantado por los programas computadorizados que simulan hacer una evaluación de la personalidad del sujeto de prueba, que obviamente se basan en algoritmos cuantitativos y de inteligencia artificial aplicados al puro psicograma numérico, pues dichas máquinas no pueden ‘razonar‘ de otra forma. Ya Rorschach mismo advirtió sobre el hecho de que dichas cifras resultantes del conteo de los respectivos tipos de respuesta no podían tomarse como cantidades absolutas e inmutables, que se sumarían con precisión en una especie de Todo matemático (como sabemos, en Psicología, el todo es más que la suma de las partes), sino que, por el contrario, hay que partir inicialmente de una visión intuitiva de los resultados en su conjunto más o menos coherente, para pasar de ahí a la interpretación de los datos individuales interdependientes. Solo una personalidad (por identificación) es capaz de apreciar a otra personalidad, de comprender cómo funciona todo junto, incluido el inevitable conflicto en dicha concepción. Tal como dijo otro gran psicólogo, L. Szondi, ‘un test y un aplica-tests sin Psicología son mucho más peligrosos que una Psicología y un psicólogo sin test'”.

JD: Con base en el desarrollo impetuoso de la tecnología, ¿sería posible encontrar, en el siglo que ahora comienza, un método de investigación de la personalidad que pueda superar la genialidad del Psicodiagnóstico?

AP: “De la creatividad humana nada debe sorprendernos, ni en el sentido positivo ni (lamentablemente) en el negativo. Puedo mencionar (…) otro único instrumento que, a mi juicio, iguala en posibilidades al de Rorschach: el test de Szondi , ya mencionado más arriba, y ligeramente posterior a su ilustre predecesor. Muy diferente en concepción, pero igualmente genial en cuanto a acceder a la esencia de la personalidad de la persona evaluada; debería, con toda justicia, disfrutar de mejor suerte que aquella de la que goza actualmente. ¿Tendremos, en los próximos años o décadas, algún psicólogo que iguale en creaciones maestras a dos gigantes como Rorschach o SzondI? Solo la historia lo dirá (…)”.

JD: ¿Cómo valora el estado actual del Rorschach en Nuestra América?

AP: “Como anécdota: después de dos décadas de experiencia con el Rorschach y de una de asistencia reiterada a congresos internacionales en Europa y los EE.UU., en el 2001 finalmente asistí a mi primer congreso latinoamericano del método (Argentina) y debo decir que quedé avergonzado de haberlos descuidado por tanto tiempo aun siendo latino, tan positiva fue mi impresión. Lo cierto es que contamos con verdaderos maestros rorscharchistas, como el argentino Fernando Silberstein y la brasileña Latife Yazigi, quienes pueden sentar cátedra en cualquier escenario. Por supuesto, en el ‘primer mundo' se cuenta con más facilidades, recursos tecnológicos, medios de publicación, etc., y ello se refleja en la práctica y la difusión. Por ello, precisamente, decidimos hace más de 10 años crear los Archivos Americanos Rorschach, para, desde República Dominicana, contribuír con la difusión del método en nuestra América”.

JD: ¿Alguna sugerencia a los jóvenes psicólogos y psiquiatras que se inician en el fascinante mundo rorscharchiano?

AP: “Que necesitamos rorscharchistas con pasión por el método, por la Psicología como ciencia y por la causa del ser humano como tal (…), que no se dejen distraer por las apariencias de cientificismo ‘empírico' o la reputación, que estudien, que sean críticos, incluso creativos, y así desarrollen sus propios criterios (…), con apoyo en la experiencia de modelos válidos en el sentido mencionado, como el Dr. Jesús Dueñas Becerra, con quien Cuba tiene la suerte de contar”.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Rorschach, H. Psicodiagnóstico . Buenos Aires: Editorial Paidós, 1964.
  2. Peralta, A. La sistematización del test de Rorschach . La Habana: I Encuentro Cuba-Italia de Psicodiagnóstico de Rorschach, 2000 (conferencia magistral).
  3. Peralta, A. Rorschach con Freud: del psicoanálisis al perceptoanálisis. La Habana: II Encuentro Ítalo-Cubano de Rorschach y Técnicas Proyectivas, 2004 (conferencia magistral).
  4. Dueñas Becerra, J. “Psicodiagnóstico de Rorschach: antecedentes científicos y artísticos”. Rev. Cub. Psicol. 2002; 19 (3): pp. 205-8. 

 

__________________________________________

1 Profesor-asesor del Hospital Psiquiátrico de La Habana. Socio Honorario Scuola Romana Rorschach

Sumario, siguiente