Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2009, 6(1)

 

UNA COMPARACIÓN DEL TATUAJE EN ADICTAS AL ALCOHOL Y/U OTRAS DROGAS CON EL DE UN GRUPO DE ABSTEMIAS

Humberto García Penedo

RESUMEN

Se aplicó una encuesta a un grupo de 15 pacientes adictas al alcohol y/o a otras drogas   ingresadas en una comunidad terapéutica del Hospital Psiquiátrico de la Habana, que a la vez estaban tatuadas, con interés de conocer los contenidos tatuados, las partes corporales interesadas, las motivaciones implicadas en esta práctica y si estas últimas habían variado en el  tiempo; el mismo instrumento se aplicó a un grupo de control compuesto por 32 mujeres abstemias. Las adictas se tatúan más textos, tatuajes de significación más personal, como son relacionados con parejas o familia. Se constató que en el grupo de adictas el 60 % había experimentado arrepentimiento respecto al menos un tatuaje de los que portaban, a diferencia de los controles, cuyo fenómeno solo se  apreció en el 9 % de ellas, todo ello como expresión de la inestabilidad emocional de las toxicómanas. 

Se evidenció que el tatuaje también puede generar un problema de salud no solo por la evidencia de un cierto número de sujetos demandantes de un servicio de cirugía estética, sino, además, por la presencia de tatuajes morbosos que requieren ser removidos en personas que pretenden cambiar concepciones y estilos de vida de igual naturaleza.   

Palabras clave: tatuajes, comunidad terapéutica, pacientes toxicómanos, motivaciones.

INTRODUCCIÓN

Alguien ha dicho que “Las imágenes que se perpetúan en la piel, son en muchos casos los sueños y deseos de quienes las portan.1 "mientras que otros plantean “Creo que cuando una persona se hace muchos tatuajes, eso se convierte en una expresión de su sistema de creencias mitológicas.”

Miguel Roberts citado por Chaudesaigues3 ha dicho que: Un tatuaje es mucho más que un bello ornamento. Es parte de la biografía de alguien que se mete en la piel.”

El criminalista cubano Rafael Roche Monteagudo quien fuera inspector de policía del gobierno provincial de la Habana a inicios del siglo XX planteó, “En los criminales, los que se marcan creen que les da más valor asesino” 4

Otra autora se ha referido al cuerpo como: “Una expresión simbólica de lo que somos o pretendemos ser, un constructo social a partir de una realidad biológica, un discurso del yo. En él somos, a través de él nos comunicamos.” 5 Otros autores han planteado que: “Un tatuaje no debe ser tan solo un bello dibujo, sino también, debe tener un significado para cada persona.” 6  “Las marcas corporales son una suerte de firma de sí mismo para la cual el sujeto se afirma en una identidad escogida por él” 7,  en este sentido, es indudable la presencia del factor psicológico en el complejo fenómeno, teniendo en cuenta, al decir de Calviño que “…el ser humano hace algo sólo si está de alguna manera motivado…”. 8

El tatuaje ha resultado ser un rasgo más distintivo que caracteriza a heroinómanos, según un estudio realizado en el ámbito científico. 9

Con relación a las motivaciones como subsistema de la personalidad, las investigaciones sobre adictos, coinciden en que se da una pérdida progresiva de las mismas, la reducción de los intereses, la inestabilidad en esta esfera y la alta vulnerabilidad de estos pacientes adictos a la influencia directa de estos grupos de pertenencia10, 11, 12 ; de modo que se espera que resultaría comprensible encontrarse una manifestación concreta de tales variaciones motivacionales en este grupo hacia el tatuaje tanto por su condición de adictos como por la dinámica propia de la evolución que entraña el fenómeno del tatuaje.13

El tatuaje es portador de información personal y es esa característica la que justifica una mirada hacia el mismo para complementar el estudio psicológico con datos adicionales de interés para el examinador, ya en un estudio anterior a este se constató que los adictos masculinos presentan un considerable grado de arrepentimiento por los tatuajes que se han hecho y que una parte de estos tuvo alguna relación con la conducta adictiva, sea porque expresaron directamente motivos derivados de la adicción, o ya porque se encontraban bajo los efectos de los tóxicos cuando se tatuaron.14

Problema de investigación:

¿Existen diferencias entre el tatuaje de adictas y el de mujeres abstemias?

Otras preguntas del estudio:

-¿Varían las motivaciones iniciales para tatuarse en ambos grupos?

Hipótesis:

Existen diferencias en el tatuaje de ambos grupos.

Objetivo general:

Definir si existen o no diferencias en el tatuado de mujeres adictas respecto al de las abstemias.

Objetivo específico:

Precisar estabilidad o no de las motivaciones iniciales para el tatuado en ambos grupos.

MATERIAL Y METODO

Se trata de una investigación no experimental transversal y descriptiva; he partido de la premisa de que tras la práctica de todo tatuaje voluntario descansa una motivación para ello, sea de orden más o menos personal, fenómeno que puede reflejar en el adicto que se tatúa motivaciones derivadas de su adicción14, al mismo tiempo puede reflejarse en la práctica del tatuaje la inestabilidad motivacional que tiene lugar en el adicto habitualmente como parte de los signos psicopatológicos que conforman el síndrome de dependencia.

Entre las limitaciones que he encontrado en el presente estudio se encuentra el hecho de la enorme variedad de figuras tatuadas, que ha requerido agruparlas en categorías para facilitar el análisis y su comprensión y donde algunas resultan difíciles ubicarlas con precisión.     

PROCEDIMIENTO

Se aplica encuesta (Anexo No.1) a un grupo de 15 adictas al alcohol u otra sustancia psicoactiva, se efectúa un examen físico de la piel, así como una entrevista de profundidad, lo mismo se hace con un grupo de 32 mujeres tatuadas y abstemias, con el fin de registrar información acerca de la cantidad de tatuajes que presentan, las imágenes impresas, partes corporales tatuadas, así como las significaciones personales que ellas conceden a cada uno de estos. También se indagó si los sujetos conservaban las motivaciones originales para tatuarse o si habían cambiado, si tenían intenciones o deseos de removerse alguno de estos o si existía interés alguno por añadirse más.

Se procedió a examinar cada tatuaje declarado por el sujeto y a enfocar la atención sobre las motivaciones que lo llevaron a hacerlo, si se agrupaban varias figuras en una porción de la piel, se contaba esta porción como “un tatuaje”, pero no así en el momento de contar las figuras concretas contenidas dentro de esta porción, las cuáles se contaron de forma independiente, si animales, personas etc.

Con relación a la precisión de la evolución sufrida de las motivaciones, me encontré con el hecho de que algunas sujetas se resistían al reconocimiento explícito de haberse equivocado al elegir tatuarse y entonces podían responder en la encuesta que no estaban arrepentidas de haberse tatuado, pero fue gracias a la entrevista de profundidad que se constató esta incongruencia, pues decían por ejemplo, que si ellas estuviesen seguras que la remoción del tatuaje no les dejaría marcas en la piel que afectase la estética, entonces se lo quitarían, como es lógico, el peso de la decisión si se considera o no cambio en la modificación original para tatuarse, se le concede a que su declaración de “no arrepentimiento” descansa sobre la percepción de riesgo estético, que ha habido por consiguiente una modificación de tal motivación.

La comparación de los resultados se dirige a precisar si existen o no diferencias entre ambos grupos. La entrevista también esclarecerá otras tantas incongruencias que pueden aparecer en la  declaración de las adictas, en aras de obtener una mejor objetividad en la recogida de los datos.

Definiciones conceptuales:

RESULTADOS

COMPARACIÓN DE AMBOS GRUPOS.
I. PARTES CORPORALES TATUADAS.

Según se puede apreciar en el gráfico No. 1, las adictas se tatuaron más los miembros superiores tanto izquierdo como derecho, a diferencia de los controles donde está casi nula esta práctica.

Grafico 1

El cóccix: los controles lo eligen más frecuentemente para tatuarlo a diferencia de las adictas que lo hacen mucho menos. Igual comportamiento sucede con la espalda, pero mucho más marcado.

Con relación a los miembros superiores derechos, ha sido  más frecuente en las adictas y nulo en los controles, ídem comportamiento con respecto al abdomen inferior, que sigue siendo muy frecuente en controles y bajo en adictas. El resto de las partes corporales analizadas están de cierto modo equiparadas sin apreciarse  diferencias.    

II. CONTENIDOS MÁS FRECUENTEMENTE TATUADOS

En el gráfico No.2 se constata lo siguiente:

Grafico No. 2 Relación de contenidos tatuados por ambos grupos.

III. MOTIVACIONES ORIGINARIAS PARA TATUARSE (Gráfico No.3)

Las adictas se tatuaron más por motivos relacionados a parejas (47 %), por placer (33 %) y por Familia (27 %), en cambio las controles lo hicieron más por Placer (63 %), por expresar valores humanos (30 %) y por motivos directamente relacionados con la Familia (13 %)
Se encontró que 2 pacientes adictas presentaron cada una un tatuaje impuesto por la fuerza, ambas fueron drogadas y posteriormente tatuadas. Esto no ocurrió a nadie del grupo de control.

Grafico No. 3 Se exponen las motivaciones originales para tatuarse.

IV. EVOLUCIÓN DE LAS MOTIVACIONES ORIGINARIAS PARA TATUARSE (Gráfico No.4)

El gráfico siguiente muestra la evolución sufrida por las motivaciones iniciales para tatuarse en ambos grupos.

Gráfico No.4

Las motivaciones originarias para tatuarse sufrieron algunas modificaciones, la comparación arrojó lo siguiente:

A la pregunta final: ¿Sabes a qué institución de salud acudir para quitarse un tatuaje no deseado? Si___ No____ ¿Cuáles?

Dicha pregunta sólo se le formuló al grupo de control, debido a que el cuestionario se perfeccionó más tarde, de modo que en este aspecto no se pudo realizar la comparación.

Resultó lo siguiente: Sólo el 43,7% se declaró estar informado, en cambio, la argumentación reclamada serviría para comprobar en qué medida estaban realmente informados, y la cifra bajó a un 37,5%.

 

Informado

¿Cuál?

14

12

43,70 %

37,50 %

 

DISCUSIÓN

El hecho de que el grupo de las adictas se tatúa con más frecuencia los miembros superiores, por ser estos órganos bien expuestos a la observación de los demás, bien puede ser un indicador de desinhibición, a diferencia de los controles que han elegido tatuarse zonas que ofrecen la posibilidad de ocultar el tatuaje si se desea hacerlo como bien lo declararon muchas de ellas. Desinhibición que se integra de forma consecuente con las conductas propias de este grupo.

La alta incidencia de textos en el grupo de las adictas, lo cual le concede más función comunicativa, así como significación más personal, (recordemos que se trató mayormente de nombres de familiares o de compromisos de parejas) puede responder más a la presencia de motivaciones más personales para tatuarse, que aquellas de orden más social, evidenciado en los controles, que se tatuaron imágenes de significación más socialmente compartidas, pero muy poco compromiso individual en esta práctica. Esto coincidió con lo encontrado en el grupo de adictos en el estudio anterior al presente.14

La presencia de un tatuaje del trébol del cannabis en el grupo de las adictas, el que a su vez fue realizado por ser la droga de preferencia de la encuestada, es una evidencia de que en algunos casos la práctica del tatuaje puede guardar relación con las adicciones de forma muy directa, como ya se vio en el mismo estudio de referencia. 

En relación a los motivos para tatuarse, es evidente que las adictas se implicaron de forma más personal en esta práctica, al reflejar motivos de parejas y familiares, esto puede responder a las vivencias emocionales más fuertes, contrastando con los controles que reflejaron motivos más triviales o menos comprometidos personalmente en el tatuado. 

A esto hay que añadirle los dos casos de adictas que fueron tatuadas en contra de su voluntad, empleando la fuerza y la embriaguez, incidente consecuente con el consumo anormal de tales tóxicos, y el tipo de relaciones patológicas que habitualmente establecen estos grupos.10

Por último y con relación a la variación de las motivaciones iniciales para tatuarse, la notable diferencia de ambos grupos, donde el 60% de las adictas mostró mayor cambio, responde como inicialmente había sospechado, a la inestabilidad emocional que los estudios clínicos reportan en los adictos y adictas,10, 11, 12   lo mismo se deban al trastorno de personalidad de base previo a la instalación de la dependencia, o al daño colateral adquirido en el desarrollo de la misma. Este arrepentimiento por haberse tatuado ya había sido observado anteriormente por el pionero del Hospital Psiquiátrico en este tema, en otro tipo de pacientes con psicopatías.15

 Se constata además en el presente estudio, que a partir del momento en que la persona se siente  descontenta con el tatuaje, se origina un problema de salud que requiere orientación e intervención tanto por los  especialistas de cirugía reconstructiva, como de los Psicólogos o Psiquiatras que atienden estos casos, ya no solo para intervenir el malestar emocional, sino para aprovechar la oportunidad que ofrece la circunstancia y orientar la remoción de tatuajes de contenido morboso relacionados con las adicciones o con ideologías que atentan contra una adecuada formación espiritual o de valores pro sociales. 

La deficiencia encontrada respecto a la poca información sobre restauración de la piel que presenta este grupo, puede explicar de cierto modo que no se exprese un número mayor de interesadas en la remoción de sus tatuajes, habría que realizar estudios similares en condiciones de una amplia promoción de salud en ese sentido y los resultados bien podrían ser otros.

A TATTOO COMPARISON BETWEEN ADDICT WOMEN TO ALCOHOL AND /OR OTHER DRUGS AND A GROUP OF ABSTEMIOUS WOMEN

SUMMARY

A survey was applied to a group of 15 addicted patients to the alcohol and/or other drugs entered in a therapeutic community of the Psychiatric Hospital of Havana that at the same time were tattooed, with interest of knowing the tattooed contents, the corporal interested parts, the motivations implied in this practice and if these last ones had varied in the time; the same instrument was applied to a group of compound control by 32 women tattooed. The addicts use to tattoo a more number of texts, tattoos of more personal significance, like they are related with couples or families. It was verified that in the group of drug addicts 60 % had experienced regret regarding at least ones a tattoo of those that behaved, contrary to the controls whose alone phenomenon was appreciated in their 9 %, everything it as expression of the emotional uncertainty of the junkie ones.

It was evidenced that the tattoo can also generate a non alone problem of health for the evidence of a certain number of demanding fellows of a service of aesthetic surgery, but, also, for the presence of morbid tattoos that are required to be removed in people that seek to change conceptions and lifestyles of same nature.  

Key words: tattoos, therapeutic community, drug addicts, motivations. 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Torres Osorno J. Tatuaje realista. Fiel a la realidad. Rev. Tatuarte en la piel 2004; Vol. (31): págs.6-8    

  2. Michele Delio. “Más allá del tiempo”. Rev. Tattoo Flash 2004; Vol. (22)  págs.16-20

  3. Chaudesaigues Patrick. “Psycho realistic art” Rev. Tattoo Flash 2003; Vol.60 págs. 6-16

  4. Roche M. Rafael “La policía y sus misterios en Cuba “ La moderna poesía La Habana Cuba 1925

  5. Alonso Á. El cuerpo infinito. EL HABANERO DIGITAL 2005; en: http://www.elhabanero.cubaweb.cu/

  6. Frigerio Francesca y Matteo Pironti El Tatuaje. Editorial De Vecci S.A. Barcelona España 1997

  7. Liotard, Philippe. “El bricolaje corporal” 2006;  en: http://.www.unesco.org/courier/2001_07/ 

  8. Calviño Manuel Psicología y Marketing. Contribuciones al posicionamiento de la Psicología. Edit. Política La Habana 1999

  9. Suárez Toriello José E. “Perfil del heroinómano” en: México. Secretaría de Salud. Cons. Nac. Contra las Adics. Centros de Integración Juvenil. Heroína. s. l, 1989; Talleres Gráficos de la Nación págs.113-115. http://bases.bireme.br/cgi-bin/wxislind.exe/iah/online/##

  10. González M. R. “Clínica psiquiátrica básica actual” Edit. Ciencias Médicas La Habana Cuba 1998

  11. González M. R. Como enfrentar el peligro de las drogas. Edit. Oriente Stgo. De Cuba, 2000

  12. Quiroga G.M. “Cannabis y psicopatología comórbida”. Adicciones 2002; vol. (14) No. 2 págs.191-200

  13. Leo Green. “Una pasión por lo polinesio”. Rev. Tattoo Flash 2004;  vol.22 págs.58-66

  14. García Penedo Humberto. “Un estudio del tatuado en el paciente adicto a sustancias tóxicas” en: Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2007; 3(3) http://www.psiquiátricohph.sld.cu/revista/portal_revhph.htm

  15. Arenas Mazorra J. L.  Tatuajes. Rev.  Hosp. Psiquiátrico de la Habana 1971; Vol. XII No.3 págs. 406-422

ANEXO No.1


                                            CUESTIONARIO


Estimado paciente, las preguntas que a continuación aparecen, forman parte de un estudio científico para perfeccionar los servicios de salud, es por ello que se  requiere de su cooperación así como de la veracidad de los datos que aporte. No es necesario que escriba su nombre.           

  1. Edad           --------- Sexo _____
  2. Consume actualmente alcohol o cualquier otra droga Si____ No____ Cuál_______
  3. Ha sido atendido alguna vez por problemas con el alcohol u otra droga Si____ No___
  4.  Tiempo de consumo de tóxicos.   ----------
  5. Cantidad de tatuajes corporales: -------------
  6. Tiempo de tatuado a partir de la primera vez que se tatuó. ----------
  7. Se le infestó algún tatuaje Si___ No___ Cuántos________
  8. Localización corporal de los tatuajes.

MSI. --------  MII. ----------   Espalda  ----------- Abdomen Inf. ------
MSD.   ------    MID ---------     Pecho  -------------
Cervical  -------------- Otros____________
9.-Imágenes impresas:


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
10 ¿Qué significa para usted cada uno de los tatuajes que porta?.--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

11 Tatuajes modificados ¿Por qué? ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
12. Tatuajes borrados ¿Por qué? -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
13. Tatuajes que quiere modificar o borrar ¿Por qué?-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
14. Tatuajes que quiere añadirse. ¿Por qué? -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
15. ¿Se siente arrepentido de haberse tatuado alguno de sus tatuajes? Si____ No___ Cuántos_____
16.- ¿Sabes a qué institución de salud acudir para quitarse un tatuaje no deseado? Si___ No____ Cuáles

 

 

________________________________________


MSc en Psicología Clínica Profesor Principal Sede Universitaria Municipal de Boyeros UH/CUJAE 

 

 

Sumario, Siguiente