Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2010, 7(1)

COMPORTAMIENTO DEL INTENTO SUICIDA EN PACIENTES ATENDIDOS EN LOS CENTROS DE DIAGNÓSTICO INTEGRAL (CDI) DEL MUNICIPIO ARAURE ENTRE 2007 Y 2009

Jimmy Alonso Carballo y José Ángel Garayalde León

RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo con 80 pacientes que realizaron intento suicida en el período comprendido de enero de 2007 a enero de 2009, que acudieron por esta causa a los servicios de urgencias de los Centros de Diagnóstico Integrales del municipio Araure en el estado Portuguesa perteneciente a Venezuela. Predominó el grupo de edad de 17 a 23 años. El perfil psicopatológico destacó los síntomas de ansiedad, ideación suicida, tristeza e insomnio. El perfil de personalidad obtenido con la aplicación del 16 PF permitió caracterizar al grupo como emotivos con poca estabilidad emocional, inseguros, aprensivos, angustiados, tensos, frustrados, agobiados con niveles altos de ansiedad. La intoxicación por psicofármacos fue el método más empleado por los pacientes. La incidencia de antecedentes familiares de intento suicida y trastornos psiquiátricos fue alta. Dentro de las enfermedades psiquiátricas predominaron los trastornos situacionales depresivos y ansiosos.

Palabras clave: intento suicida, servicios de urgencias, perfil psicopatológico.

INTRODUCCION

El suicidio constituye un problema importante de salud, un verdadero drama existencial del hombre, conocido desde la antigüedad, recogido en la Biblia y otras obras literarias de entonces. En la era cristiana fue considerado un pecado y era perseguido y condenado por la iglesia todo individuo de conducta suicida. A principios del siglo XX fue que comenzaron los estudios acerca del suicidio a partir de 2 corrientes principales, la sociológica representada por Dorkhein y la psicológica expuesta por Meninger y Freud que involucraban diferentes mecanismos inherentes al psiquismo.1,2
Actualmente la conducta suicida es considerada como un hecho de causas multifactoriales en el que intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales. El intento suicida y el suicidio son las dos formas más representativas de la conducta suicida; aunque representa un continuum que va desde la idea suicida hasta el suicidio.
El intento suicida o parasuicidio es definido como cualquier acción mediante la cual el individuo se causa una lesión independientemente de la letalidad del método empleado y del conocimiento real de su intención.
Según la OMS, cada 40 segundos alguien se quita la vida en el mundo. Los suicidios son casi la mitad de todas las muertes violentas que se producen y están por encima de los homicidios y las muertes en guerras y ocurren de 10-15 intentos suicidas por cada suicidio siendo el grupo etario más afectado el de 15 a 24 años.3,4 En Cuba el suicidio ocupa la 6ta. causa de mortalidad general y la 2da. en las edades de 15 a 49 años. En América Latina se destaca en primer lugar, Cuba, con una alta tasa de suicido, en segundo lugar, Brasil, y Colombia, en un tercer lugar. 3 Las estimaciones realizadas por la OMS indican que en el año 2020 las víctimas podrían ascender a 1,5 millones.4.
El presente estudio se realizó con el propósito de describir el comportamiento del intento suicida en el grupo de pacientes atendidos en los Centros de Diagnóstico Integrales del Municipio Araure del estado Portuguesa en Venezuela.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo de 80 pacientes que acudieron a los servicios de urgencias de los Centros de Diagnóstico Integrales del munIcipio Araure, estado Portuguesa, en el período comprendido de enero de 2007 a enero de 2009.
Las variables psicológicas evaluadas fueron rasgos de personalidad, ansiedad y perfil psicopatológico. Se controlaron las variables edad, sexo, escolaridad y estado civil.
Los instrumentos utilizados fueron la prueba de 16 factores de personalidad (16 PF),5 escala de ansiedad IPAT6 y entrevista psicosocial. La entrevista y psicometría se realizaron de forma individual. Toda la información se recogió en un formulario creado a tal efecto y se procesó en computadora mediante el sistema EPIDAT versión 2.1.
Se utilizó estadística descriptiva como distribución de frecuencia y tests de hipótesis de la media, test de hipótesis de proporciones y Chi cuadrado; se aplicó el principio de que las diferencias y dependencias estadísticas están dadas a partir de la probabilidad p < 0,05 con una confiabilidad del 95 %. Los resultados se expresaron en tanto por ciento.

RESULTADOS

En la distribución del intento suicida por grupo de edades puede observarse que predominó el de 17-23 a con un total de 71 pacientes (87,65 %), seguido del grupo de 24-30 con 9 pacientes (12,35 %).
El nivel escolar se comportó de la forma siguiente: nivel medio (secundaria básica) 50 pacientes (60,98 %), seguido del nivel medio superior 23 pacientes (28,84 %).
Predominó el estado civil soltero, 57 (69,55 %); los casados representaron 25 (30,49 %).
Los síntomas psicopatológicos presentes fueron ansiedad (77 pacientes; 93,92 %), hipotimia (73; 89,68 %), ideas suicidas (57; 69,51 %), insomnio (48; 58,54 %) e irritabilidad (46; 56,53 %).
Entre los conflictos que más incidieron en los pacientes se encuentran los escolares (60 pacientes; 73,17 %), familiares (44; 57,45 %) y matrimoniales (4; 4,88 %).
Se empleó con más frecuencia el método de intoxicación por psicofármacos (55 pacientes; 71,68 %), seguido de la ingestión de sustancias tóxicas (15; 25,12 %) y otros métodos (10; 8,67 %).
Se encontraron antecedentes patológicos personales de intento suicida anterior en 29 pacientes (35,37 %), así como antecedentes patológicos familiares de intento suicida en 33 (40,74 %).
El perfil de personalidad obtenido en la aplicación de la prueba de 16 PF permitió caracterizar al grupo como emotivos con poca estabilidad emocional (factor C-), inseguros, aprensivos angustiados (factor O+), tensos frustrados y agobiados (factor Q4)
Los resultados de la prueba de ansiedad IPAT mostraron un nivel elevado de ansiedad (T=8,8). Los factores que más contribuyeron al intento suicida fueron: la tensión provocada por insatisfacción de necesidades no resueltas y presiones externas (factor Q4), inestabilidad emocional (factor Q3), depresión, sentimientos de culpa, preocupaciones e ideas de abatimiento (factor O) e inseguridad (factor C).

DISCUSIÓN

Se evidenció que el grupo de edad comprendido entre 17-27 años aportó la mayor cantidad de pacientes. Este dato coincide con lo revisado en la literatura; es el grupo de edad donde mayor número de intentos suicidas se reporta, por ser la adolescencia una etapa en la cual se desarrollan toda una serie de cambios para entrar en la etapa de adultos y es la etapa de toma de decisiones importantes en la vida de las personas.7-10  
Predominó el sexo masculino en este estudio, relacionado fundamentalmente con la población que se atiende de forma hospitalizada. La escolaridad que predominó fue la secundaria básica en correspondencia con la edad de los pacientes.
Según la mayoría de los autores el intento suicida es más frecuente en las personas solteras, solitarias, sin compañía, con reducción del círculo de amistades, poco relacionadas y agobiadas por problemas a los que no encuentran solución; el adolescente o joven suicida se siente desesperanzado, inseguro, apático y rechazado, por lo que se  aísla.7,11,12
El perfil psicopatológico destacó los síntomas de ansiedad, ideación suicida, hipotimia, insomnio e irritabilidad como manifestacións clínica de los pacientes; estos síntomas también habían sido señalados por Blumental y Mardomingo, entre otros autores.9,12,13
El perfil de personalidad obtenido permitió caracterizar al grupo como: (factor C-) emotivos con poca estabilidad emocional, (factor O+) inseguros, aprensivos angustiados, (factor Q4+) tenso, frustrado, agobiados; en cierta medida están relacionados con la edad con un desequilibrio de la personalidad..7,14,15
Los resultados de la prueba de ansiedad IPAT mostraron un nivel elevado de ansiedad (T = 8,8 stens). Los factores que más contribuyeron fueron la tensión provocada por insatisfacción de necesidades no resueltas y presiones externas (factor Q4), inestabilidad emocional (factor Q3), depresión, sentimientos de culpa, preocupaciones e ideas de abatimiento (factor O) e inseguridad (factor C); esto se corresponde con los resultados del 16 PF y el perfil psicopatológico.7,14
Las áreas de conflicto de mayor significación fueron la escolar y la familiar que están relacionadas con la edad; los conflictos escolares dados por la inadaptación y las dificultades de relación por falta de comunicación.15,16
Se utilizó con más frecuencia el método de ingestión de psicofármacos, quizás porque es el que no produce sufrimiento o dolor momentáneo, en ocasiones no hay una intención seria de morir sino de llamar la atención para recibir ayuda. Este método ha ido en incremento sustituyendo a los métodos duros.7,9,16,17
En casi todos los estudios se han recogido antecedentes de intento suicida, lo que habla a favor de alteraciones en los mecanismos de adaptación del individuo al medio y alteraciones psicológicas evidentes; el intento suicida muchas veces es el primer contacto con el psiquiatra y se produce cuando la idea se había transformado en intento.17
También han sido reportados antecedentes de conducta suicida en la familia de los pacientes; esto pudiera deberse a un aprendizaje por imitación de familias, vecinos allegados o amigos, pues con frecuencia se encuentran familiares que han intentado o consumado el suicidio. El impacto de tal conducta hace que los adolescentes tengan una inadecuada movilidad de su apreciación del medio externo y una ambivalencia emocional y conductual; ya Mardomingo se había referido a esto con especial énfasis.15
Los diagnósticos más frecuentes fueron trastornos situacionales depresivos, ansiosos, trastornos de personalidad inmadura y retraso mental ligero, o sea, trastornos mentales menores. Es difícil distinguir la depresión como síntoma psiquiátrico en el adolescente, pues esta forma parte de los cambios de comportamiento normales en él. Los adolescentes y los jóvenes expresan la infelicidad y la depresión a través de comportamiento insolente, quejas somáticas, actos delictivos, etcétera.

SUICIDAL ATTEMPTS IN PATIENTS ASSISTED AT THE COMPREHENSIVE DIAGNOSTIC CENTRE (CDC) IN ARAURE MUNICIPALITY BETWEEN 2007 AND 2009.

SUMMARY

A descriptive study of 80 patients who attempted to commit suicide and were assisted at the Emergency Care Unit of the Comprehensive Diagnostic   Center in the period between January 2007 and January 2009 in Araure municipality, (Venezuelan Portuguese state) was carried out. The group between 17 to 23 years old was predominant. The psychopathological profile emphasized the symptoms of anxiety, suicidal ideas, sadness and insomnia. The profile of personality obtained with the application of the 16 PF allowed characterizing the group as emotional with little emotionally unstable, uncertainty, overanxious, distressed, tense, frustrated, and overwhelmed with high levels of anxiety. Poisoning by psycho-pharmacs was the way more common among those patients. The incidence of family history on suicidal attempts and psychiatric disorders was significant. Among the psychiatric diseases, depression and anxiety according to circumstances were predominant.


Key words: Suicidal attempt, Emergency care, Psychopathologic profile.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Schneidman E. Suicidio. En: Fredman AM, Sadock BM, Kaplan H. Tratado de Psiquiatría. T. III. La Habana: Editorial Científico Técnica; 1985. p.1950-62.

  2. Kaplan HI, Sadock BJ. Compendio de Psiquiatría. Suicidio. La Habana: Edición Revolucionaria; 1987. p.592-7.

  3. Riera C, Alonso O, Massid E. La conducta suicida y su prevención. La Habana: MINSAP; 1989.

  4. Pérez SA. El suicidio, comportamiento y prevención. Santiago de Cuba: Editorial Oriente; 2006. p. 5.

  5. Catel RB. The 16 personality factor questionaire. Illinois: Institute for personality an skill testing; 1966.

  6. Manual de la escala Catell para la determinación de la ansiedad. La Habana: Hospital Psiquiátrico de La Habana; 1974.

  7. Amezcua FR, Márquez TE. El suicidio en los adolescentes: una revisión bibliográfica. Rev Hosp Psiq de La Habana. 2005; 35: 61-5.

  8. Mardomingo MJ. Psiquiatría del niño y del adolescente. Método, fundamentos y síndromes. Madrid: Ediciones Díaz de Santos; 1994. p 415-30.

  9. Mardomingo MJ, Catalina ZL. Intentos de suicidio en la infancia y adolescencia: características epidemiológicas. An Esp Pediatr. 2005;37:29-32.

  10. Sánchez AM, Pérez LC. Intento suicida. Aspectos psicosociales en un área de salud de Santiago de Cuba. Rev Hosp Psiq de La Habana. 1998;39:160-3.

  11. Pérez SA. Attitudes toward suicide in 107 first and second year medical students. Italian Journal of Suicidology. 2004;8:35-7.

  12. Sweedo S, Iyengar S, Karrison B, Mack W, Kignston WJ, Darwing ZA, et al. Can adolescents suicide attempters be distinguished from at risk adolescents? Pediatrics. 2004;88:620-9.

  13. Stip E. Novel antipsychotics in suicide: issues and controversies. Typicality of atypical antipsychotics. Journal of Psychiatry and Neuroscience. 2005;25:137-53.

  14. Vieta E. Progress in Bipolar Disorder and Suicide: Latest developments. The International Journal of Neuropsychopharmacology. 2008;11(Suppl 1):316-7.

  15.  Herrera SPM, Aviles K. Factores familiares de riesgo en el intento suicida. Rev Cubana Med Gen Integr. 2007;16:134-5.

  16. Bridge JA, Iyengar S, Salary CB, Alborn GT, Alonso K, Cariidson J, et al. Clinical response and risk for reported suicidal ideation and suicide attempts in pediatric antidepressant treatment: a meta-analysis of randomized controlled trials. JAMA. 2007;297:1683-96.

  17. Quiroga GM. El intento suicida: estadísticas globales. Suicidio. 2005;14:191-200.

_______________________________

 

 

 Sumario, Siguiente