Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2010, 7(1)

 

EVALUACIÓN NUTRICIONAL EN PACIENTES CON DEPENDENCIA ALCOHÓLICA

Vivian Molina Hechavarría1, Raúl Antonio Fernández Ferrer2, María Mercedes Arrate Negret3, y Manuel de Jesús Linares Despaigne4

RESUMEN

El alcoholismo acaba interfiriendo en la absorción y aprovechamiento de nutrientes, debido al tóxico o irregularidades en la dieta. Se realizó un estudio descriptivo-transversal en 31 pacientes con dependencia alcohólica, que estuvieron ingresados en el Servicio de Medicina del Hospital “Gustavo Machín” de la provincia Santiago de Cuba, en el período comprendido desde el 1ro. de enero hasta el 31 de diciembre de 2008; con el objetivo de evaluar el estado nutricional de dichos pacientes. Se empleó la técnica estadística descriptiva en nuestro estudio. Los principales resultados encontrados fueron que hubo un predominio de los pacientes con edades comprendidas entre los 46 y 60 años, así como el sexo masculino. La hepatopatía alcohólica fue la enfermedad asociada con mayor frecuencia, el Índice de masa corporal entre 17-18,4 presentó el mayor número de casos, así como aquellos con un porcentaje de peso perdido significativo y con malnutrición proteico-energética leve.

Palabras clave: evaluación nutricional, malnutrición proteico-energética, índice de masa corporal, peso perdido, dependencia alcohólica.

INTRODUCCION

El alcoholismo, según plantea el comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud, es un trastorno conductual crónico manifestado por repetidas ingestas de alcohol, excesivas respecto a las normas dietéticas y sociales de la comunidad, y que acaban interfiriendo la salud o las funciones económicas y sociales del bebedor. En esta definición se incluyen el criterio tóxico, que se refiere al daño biológico, psicológico y/o social inherente a la ingestión inadecuada del tóxico; y también el criterio determinista que alude a los mecanismos básicos que llevan a la ingestión de alcohol. Debemos tener en cuenta que a pesar del indiscutible valor de los criterios de cantidad y frecuencia de la ingestión de alcohol, no siempre se cumplen.1
En países desarrollados se reportan cifras del 5 % en adultos, cuando en realidad dicha entidad supera el 12 y 15 %, lo que se debe a que las estadísticas de la enfermedad en ocasiones no son confiables con relación a la repercusión social que esta implica. En Cuba, los registros realizados en los estudios regionales en poblaciones seleccionadas arrojan cifras de prevalencia global de 7 a 9 % en adultos masculinos y de 4 a 5 % si se consideran ambos sexos, observándose un incremento discreto en el sexo femenino.2, 3
Los pacientes alcohólicos generalmente no suelen llevar una dieta equilibrada, además, debido a la ingestión del tóxico pueden sufrir alteraciones en cuanto a la absorción y el aprovechamiento de los nutrientes, por lo que en estos pacientes se puede observar un estado de malnutrición, el cual refleja con cierta aproximación el total de calorías que se ingieren diariamente en forma de alcohol. Si la ingestión de alcohol supera al 30 % del aporte calórico total es habitual que se reduzca significativamente la ingestión de hidratos de carbono, proteínas y grasas; además, el consumo de vitaminas. Se conoce que el contenido primario es agua, alcohol puro (etanol) y cantidades variables de azúcares, mientras que las proporciones de proteínas, vitaminas o minerales son irrelevantes o nulas; por tanto, el aporte calórico que puede brindar proviene de los azúcares y del propio alcohol, variando en relación con el tipo de bebida. Así, las calorías derivadas del alcohol, como poseen menor valor biológico no son útiles para producir o mantener la masa corporal.4
En múltiples estudios se ha descrito la existencia de relaciones complejas entre la ingestión habitual de alcohol y el estado nutricional, debido a que cuando se consume en exceso el alcohol, este puede interferir con el estado nutricional de la persona, alterando la ingestión del alimento, su absorción o la utilización de los nutrientes y provocando efectos nocivos en el hígado de forma directa o por medio de los compuestos intermedios de su metabolismo, así como el riesgo de infección.5-7 Por tal motivo nos dimos a la tarea de realizar esta investigación con el objetivo de evaluar el estado nutricional de los pacientes alcohólicos  ingresados en el Servicio de Medicina del Hospital Psiquiátrico Provincial “Comandante Gustavo Machín”.

MATERIAL Y MÉTODO

1. Aspectos bioéticos.
En el estudio realizado se emplearon los principios éticos autonomía, beneficencia, no maleficencia, justicia; y por medio de una planilla de Consentimiento Informado se les informó a los pacientes y familiares en qué consistía nuestra investigación y la importancia de su realización debido a los aspectos a estudiar, además se notificó la necesidad de la participación en la investigación con la finalidad de conocer determinadas características de la enfermedad, dejándole el derecho decidir sobre su participación o no en el estudio.
2. Investigación y universo.
Se realizó un estudio descriptivo y transversal en 31 pacientes con dependencia alcohólica, que estuvieron ingresados en el Servicio de Medicina del Hospital “Comandante. Gustavo Machín” de la provincia de Santiago de Cuba en el período comprendido desde el 1ro. de enero hasta el 31 de diciembre de 2008.
3. Técnica y procedimientos.
La técnica estadística empleada en nuestro estudio es la estadística descriptiva para las variables, empleando la media como medida de resumen para las variables cuantitativas y el porcentaje para las variables cualitativas. Las variables estudiadas fueron: edad, sexo, causas de ingreso en el Servicio de Medicina, porcentaje de peso perdido, índice de masa corporal y diagnóstico de malnutrición proteico-energética. Los resultados se reflejaron en gráficos y cuadros de contingencia y se llevó a cabo el análisis y discusión de los resultados, lo que posibilitó alcanzar los objetivos propuestos en nuestra investigación, llegar a conclusiones y emitir las recomendaciones pertinentes.

RESULTADOS

En el estudio realizado en el Servicio de Medicina del Hospital Psiquiátrico Provincial “Comandante Gustavo Machín” de Santiago de Cuba, con la finalidad de evaluar el estado nutricional de los pacientes con dependencia alcohólica pudimos demostrar que hubo un predominio de los pacientes masculinos con edades comprendidas entre 46 y 60 años [tabla 1], además la hepatopatía alcohólica fue la enfermedad asociada que se observó con mayor frecuencia en nuestra serie [figura 1].
Figura 1. Pacientes dependientes alcohólicos según las causas de ingreso en el Servicio de Medicina. Hospital “Gustavo Machín”. 2008

1
 

Con relación al Índice de masa corporal pudimos encontrar que la mayoría de los pacientes presentó un índice entre 17-18,4, también se mostró que más del 50 % de los pacientes presentó un porcentaje de peso perdido significativo y con respecto al diagnóstico de malnutrición proteico-energética se determinó que casi el 75 % de los pacientes estudiados tenían algún grado de malnutrición [figura 2].
Figura 2. Pacientes dependientes alcohólicos según el índice de masa corporal. Servicio de Medicina. Hospital “Gustavo Machín”. 2008

 

2

 

En relación con el porcentaje de peso perdido en los últimos 3 meses se observó que 27 pacientes, o sea, más del 85 % tuvo pérdida de peso en alguna magnitud, que afectó su peso habitual e ideal, así como su estado general, lo que favorece la aparición y desarrollo de múltiples enfermedades médicas asociadas [figura 3].
Figura 3. Pacientes dependientes alcohólicos según el por ciento de peso perdido en tres meses. Servicio de Medicina. Hospital “Gustavo Machín”. 2008

 

3

 Por último, se analizó según el por ciento de peso corporal con respecto al ideal, el diagnóstico de malnutrición proteico-energética y se corroboró que el 75 % de los casos estudiados (23 pacientes) tenían diagnóstico de la enfermedad, con predominio de la malnutrición leve, con 13 pacientes para un 41,9 % [figura 4].
Figura 4. Pacientes dependientes alcohólicos según el diagnóstico de malnutrición proteico-energética por el por ciento de peso corporal con respecto al peso ideal. Servicio de Medicina. Hospital “Gustavo Machín”. 2008

4

Tabla 1. Pacientes dependientes alcohólicos según grupo de edad y sexo Servicio de Medicina. Hospital “Gustavo Machín”. 2008


Grupo de edades

Sexo

Total

Masculino

Femenino

No.

%

No.

%

No.

%

< 30

3

11,5

1

20,0

4

12,9

30-45

7

26,9

-

-

7

22,6

46-60

10

38,5

3

60,6

13

41,9

> 60

6

33,1

1

20,0

7

22,6

Total

26

100,0

5

100,0

31

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Encuesta.  83,9    16,1

DISCUSIÓN

La malnutrición es el resultado de un desequilibrio entre las necesidades corporales y el consumo de nutrientes esenciales. Esta se desarrolla por etapas; en un inicio los cambios ocurren en los valores de nutrientes en la sangre y en los tejidos, seguidamente aparece una disfunción de órganos y tejidos, y finalmente se manifiestan los síntomas de la enfermedad, que puede causar la muerte. La malnutrición suele producirse por múltiples causas entre las que se encuentra el alcoholismo.
El alcohol es una sustancia soluble en agua y circula libremente por todo el organismo afectando a células y tejidos. Numerosos estudios han corroborado los efectos deletéreos que produce su consumo, al dañar los diferentes órganos y sistemas. En relación con la esfera nutricional podemos citar diferentes alteraciones que suele provocar la ingestión de alcohol, ya que disminuye notablemente el apetito, produce calorías vacías, es decir, calorías que no generan energía, afecta la mucosa del sistema digestivo e impide la absorción adecuada de los alimentos que se ingieren, y aumenta notablemente las necesidades de vitaminas del individuo.
Con la realización de nuestro estudio se pudo demostrar que la edad que presentó una mayor frecuencia estaba comprendida entre los 46 y 60 años, con un promedio de 47,5; así como el sexo masculino. Consideramos que este dato se relaciona con la existencia en el hospital de una sala de admisión estrictamente para pacientes dependientes alcohólicos hombres, mientras que las pacientes con dependencia deben ingresar en servicios de agudos con persona afectadas por otras enfermedades, por lo que la hospitalización es menor. En numerosos estudios como el desarrollado por Otaño y colaboradores, 8 también se demuestra la alta prevalencia de la enfermedad, principalmente en pacientes masculinos.
Otro de los aspectos estudiados fueron las causas de ingreso en el Servicio de Medicina y se demostró que la hepatopatía alcohólica fue la enfermedad orgánica asociada más frecuente con un 41, 9 % (13 pacientes), seguida por las infecciones respiratorias con 7 casos para un 22,6 %; estos datos son similares a los hallados por diferentes autores como Hoiré y colaboradores, así como Puerta Louro,9,10 confirmándose la frecuente asociación de enfermedades como las mencionadas, ya sean la hepatitis alcohólica, cirrosis hepática e infecciones respiratorias, las cuales constituyen además signos de mal pronóstico en estos pacientes, debido a las graves consecuencias que provoca la ingestión excesiva de dicha droga, que afecta los diferentes órganos y sistemas –como la función hepática y la respuesta inmunitaria– favoreciendo la aparición de procesos sépticos.
Durante nuestra investigación se determinó el índice de masa corporal (IMC), al evaluarlo pudimos comprobar que más del 80 % de los pacientes estudiados presentaban un IMC por debajo del normal, aunque predominaron los casos con índice entre 17-8,4; que se ubican en la clasificación de delgadez marginal. Los hallazgos mencionados se relacionan con otros estudios, en los cuales se demuestra que los pacientes con dependencia alcohólica tienen algún grado de desnutrición.11 Además se considera que la desnutrición es una de las complicaciones más frecuentes en pacientes hospitalizados, así como en aquellos con enfermedades asociadas; lo que influye en la morbilidad y mortalidad de estos pacientes, así como en los costos de atención.
El 75 % de los casos estudiados (23 pacientes) tenían diagnóstico de la enfermedad, con un predominio de la malnutrición leve, con 13 pacientes para un 41,9 %. A pesar de estos hallazgos en nuestra investigación no encontramos estudios que corroboraran nuestras observaciones sino que consideramos estos resultados debido a las consecuencias que provoca el tóxico y el tiempo de evolución de la enfermedad.
El alcoholismo puede ocasionar la muerte de los pacientes por lo que consideramos que con los diferentes métodos y escala existentes para el diagnóstico de la enfermedad se pueden determinar las múltiples consecuencias que provoca, por lo que da una magnitud de las medidas de prevención que se deben emprender, con la finalidad de disminuir la incidencia de la enfermedad y por tanto sus consecuencias.12-14
La dependencia alcohólica es una afección que provoca múltiples trastornos en el individuo y su asociación con un estado nutricio deficiente implica un aumento de la morbilidad y mortalidad, disminución de la esperanza de vida y de la calidad de vida de los pacientes, por lo que se hace imprescindible un diagnóstico y evaluación nutricia precoz para poder implementar medidas preventivas y terapéuticas que permitan mantener un buen estado nutricional en estos pacientes. Por lo que recomendamos la realización de estudios de intervención con la finalidad de disminuir los índices de desnutrición en nuestros pacientes.

NUTRIONAL ASSESSMENT ON DRUG DEPENDENCE PATIENTS.

SUMMARY

The alcoholism leads in the interference of the  best absorption and nutrientes use, due to the toxic and / or to the irregularities in the diet. A descriptive traverse study carried out on 31 patients with alcoholic dependence admitted at the Medicine Service of the Hospital “Gustavo Machin” from Santiago deCuba province, from January 1st to December 31th, 2008 and  with the objective of evaluating the nutricional status  of these patients. The statistical descriptive techniquewas used  in our study. The main results found showed that there was a prevalence of the patients from the masculine sex and aged 16 to 60. The illness with a high level of association  was alcoholic hepatopty, the index of corporal mass among the 17 - 18,1 presented the high  number of cases, as well as those patients  with a significant percentage of loss corporal weight and a mild proteinaceous  and  energy  malnutricion.

Key words: evaluation nutritional, mild proteinaceous  and  energy  malnutricion.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. González MR. Alcoholismo. Abordaje integral. Santiago de Cuba: Editorial Oriente; 2004. p.14-98.

  2. Peruga A. El consumo de sustancias adictivas en las Américas. Adicciones. 2002;14: 227-38.

  3. Pérez GA. El impacto del consumo de drogas en el mundo y América Latina. Rev Peruana Drogodepen. 2003;1:95-208.

  4. Moreno OR, Cortes JR. Nutrición y alcoholismo crónico. Nutr Hosp. 2008;23:2-5.

  5. Duna W, Jarnil LH, Brown LS, Wiesner RH, Kim WR, Menon KW, et al. MELD accurantely mortality in patients with alcoholic hepatitis. Hepatology. 2005;41:353-8.

  6. Nakamura Y, Kobayashi Y, Ishikawa A, Maruyama K, Higuchi S. Severe chronic pancreatitis and severe liver cirrosis have different frequencies and are independent risk factors in male japanese alcoholics. J Gastroenterol. 2004;39:879-87.

  7. Schaible UE, Kaufmann SH. Malnutrition and infection: complex mechanisms and global impacts. PLoS Med. 2007;4:115.

  8. Otaño FY, Valdés RY. Algunas reflexiones sobre el alcoholismo en la comunidad. Rev Cubana Enfermer. 2004;20:67-8.

  9. Hoiré Y, Ishii H, Hibi T. Severe alcoholic hepatitis in Japan: prognosis and therapy. Alcohol Clin Exp Res. 2005;29:251-8.

  10. Puerta LR, Otero AE, Lorenzo ZV. Epidemiología del síndrome de abstinencia alcohólica. Mortalidad y factores de mal pronóstico. An Med Intern. 2006;23:7-13.

  11. Santana PS, Barreto PJ, Martínez GC, Espinosa BA, Morales HL. Evaluación nutricional. Acta Med. 2003;11:1-5.

  12. Araujo MGJ, Ávila JL, Benítez VJ. Escala para identificar desnutrición energético-proteica del adulto mayor hospitalizado. Rev Med IMSS. 2004;42:387-94.

  13. Bolet AM, Socarrás SM. El alcoholismo, consecuencias y prevención. Rev Cubana Invest Biomed. 2003;22:1-5.

  14. Mayo-Smith M, Beecher LH, Fischer TL, Gorelick DA, Guillaume JL, Hill A, et al. Working Group on the Management of Alcohol Withdrawal Delirium, Practice Guidelines Committee, American Society of Addiction Medicine. Management of alcohol withdrawal delirium. An evidence-based practice guideline. Arch Intern Med. 2004;164:1405-12.

_______________________________

 

 

 Sumario, Siguiente