Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2010, 7(1)

 

ADICCIONES. SITUACION ACTUAL

Octavio Gárciga Ortega1 y Carolina Surí Torres2

RESUMEN

Se realiza un análisis de la situación actual de las adicciones (fármaco dependencia), tomando como núcleo fundamental los tres últimos informes realizados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), conjuntamente con otros factores para brindar una visión actualizada, objetiva y que  aporte pautas para continuar ampliando y profundizando en los logros obtenidos en los años recientes.
Se brinda una panorámica de la extensión y apreciaciones de elementos claves como el factor droga, usuario y tratamiento. También se analiza el comportamiento alcanzado y riesgos presentes y futuros de las sustancias lícitas e ilícitas más perjudiciales según las últimas informaciones y algunas valiosas estadísticas disponibles.

Palabras clave: adicciones, elementos claves, estadísticas, tendencias, alertas.

INTRODUCCION

Los  informes correspondientes a los años 20061 y 20072 sobre drogas realizados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) reflejan una contención de la problemática. Lo cual es motivo de suma alegría y confirmación, ya que por primera vez se ha logrado frenar este difícil problema, quedando demostrado que no es imposible hacerlo y seguir avanzando. “Pero no se sabe si esta situación se mantendrá, avanzará hacia nuevos logros o retrocederá, por lo que siguen siendo decisivas la prevención del consumo de drogas y una atención de salud eficaz”.3 Por lo que se debe  tener  mucha cautela en cuanto a la conducta a seguir, porque es una excelente noticia que se logren los primeros resultados en el intenso batallar que se viene librando desde hace años para enfrentar esta problemática, lo cual es signo de que al monstruo se le puede frenar y hacer retroceder, pero no es posible mostrarse triunfalista ante una tendencia que puede seguir avanzando o no, y mucho menos confiarse ante un enemigo omnipresente y todopoderoso, todo lo cual ha quedado confirmado por el último informe sobre drogas 2008,4  por lo que se propone el análisis de algunas cuestiones que requieren de la mayor atención por la importancia que revisten en esta problemática, y que se deben  tener muy claras para lograr continuar el avance victorioso para erradicar el uso indebido de sustancias.
Hay pruebas de que, en los últimos cien años, además de esta contención reciente se ha  reducido  el problema de las drogas a nivel mundial. Es difícil rastrear una tendencia durante un siglo porque hay pocos datos, pero pueden extraerse algunas líneas básicas. Las de mejor calidad son las correspondientes al problema del opio, porque ya se investigó en la Comisión de Shangai en 1909.1
Poco antes de que se reuniera la Comisión de Shangai, se calculaba que la producción mundial de opio ascendía como mínimo a 30.000 toneladas métricas. Casi cien años después, la producción mundial de opio ha descendido a unas 5.020 toneladas métricas, cifra que comprende unas 400 toneladas métricas de opio lícito para fines médicos y 4.620 toneladas métricas de opio ilícito.
La población mundial ha pasado de unos 1.650 millones de personas en 1900 a 6.400 millones. Así pues, la producción de opio ha descendido en un 80 % en un mundo que tiene más del triple de habitantes.1
En China, que a la sazón tenía unos 450 millones de habitantes, existían casi 25 millones de opiómanos. Hoy en día, la cifra estimada de consumidores de opiáceos en Asia es de unos 8,5 millones.1 Obviamente se ha disminuido en el número de adictos y en la cantidad de droga consumida (opio) que se concentraba en un solo país (China), pero actualmente hay una mayor variabilidad de drogas, mayores cantidades de muchas de ellas,  no quedando ningún país donde en menor o mayor escala no se haya manifestado el terrible flagelo. 

DESARROLLO

La enfermedad
La fármaco dependencia es una enfermedad con características muy sui géneris. Conceptualmente la fármaco dependencia  se puede definir como: “el abuso de sustancias legales o actividades de cualquier índole, así como el uso de sustancias ilegales que se conviertan en el eje fundamental del Estilo de Vida de esa persona, y que por lo tanto utilice excesivamente su tiempo de vida, creando disfuncionamiento en áreas esenciales de su existencia, con manifestaciones o síntomas en las siguientes esferas: física, psíquica, social y espiritual”.5
La predisposición genética influye, pero el factor social determina a que la propia victima voluntariamente  se infecte con el tenaz y muy contaminante “germen”, que por diferentes causas accede al cerebro del portador, al cual no abandonará jamás afectándole en el funcionamiento de sus esferas biológica, psicológica, social y espiritual, dando lugar al estilo de vida del adicto.6-9
Dentro de sus principales complicaciones hay que destacar los trastornos psiquiátricos que produce, los trastornos infectocontagiosos, fundamentalmente las infecciones de transmisión sexual y sobre todo la violencia que genera de todos los órdenes, su más terrible expresión es la violencia juvenil que toma cuerpo en las pandillas, que se han convertido en uno de los principales factores de ingobernabilidad para muchos países que la sufren.5, 10-12
El narcotráfico que la alimenta contiene en esencia algunos elementos que corroe y corrompe al vulnerable factor humano, las fabulosas ganancias que genera se convierten en el más atrayente de los motivos para que el hombre sucumba ante la tentación de alcanzar poderes, sea adquisitivo, de mando  o placentero en tiempo record, de cambiar cualquier vida según los sueños rosas que consuelan y alientan la existencia de cualquier ser humano.10-12


Extensión
El porcentaje de personas, entre las que nacen hoy, que van a padecer de abuso o dependencia de drogas en el transcurso de sus vidas es del 10 %, sin delimitar las que podrán rehabilitarse o no. Esto significa  unos 600 millones.12-13
Por otro lado los que sufren las consecuencias directas del consumo inadecuado de drogas sin llegar a ser propiamente drogadictos,  son los que resultan afectados por sus comportamientos bajo la influencia de la droga, donde se incluyen graves accidentes hogareños, laborales, de tránsito, y conductas violentas que pueden llegar a violaciones, homicidios y suicidios. Comprenden un 7 %, lo cual representa 420 millones.12-13
De manera que si se suman los que van a ser drogadictos y los que aún sin serlo van a sufrir directamente los efectos de las drogas, la cifra llega al 17 % de la población. Se esta hablando de más de 1000 millones de personas,  la sexta parte de los habitantes del mundo.
Pero la tragedia no termina ahí. Si se reflexiona sobre el hecho de que por cada drogadicto existen al menos tres personas que sufren por él, en el papel de padres, hijos, cónyuges y hermanos, ya la cifra supera  3 mil millones de personas. 12-13
La mitad de la población mundial directa o indirectamente esta implicada con el fenómeno de las adicciones.
Se calcula que el 50 % de la población adulta ha probado alcohol alguna vez en su vida, un 30 % de esa población  mundial consume tabaco, lo que supera con mucho el número de personas que consumen drogas ilícitas, un 5 % de la población adulta1,2 (un 4 %, cannabis; y un 1 %, estimulantes de tipo anfetamínico, conocidos por las siglas ETA, cocaína y opiáceos combinados),2 no por representar la menor cuantía en cuanto a trastornos se refiere, se deben obviar los producidos por el abuso del café y otras bebidas cafeínadas.


Droga & Adicto &Tratamiento
Cualquiera de las adicciones conocidas puede llegar y tocar a la puerta de cualquier ser humano y si este le abre y le permite entrar será su huésped de por vida.
Independientemente del nivel intelectual, rango social, posibilidades económicas, sexo, raza, para las drogas no existe ningún impedimento en degustar cualquier espécimen, tienen un voraz apetito y engullen de todo, de ahí con toda propiedad que se diga que las drogas es uno de los entes más democrático y devastador que habita nuestro deteriorado planeta.
Cuando una persona alcanza la condición de fármaco dependiente, ésta no le abandonará por el resto de su vida, y  por lo tanto el proceso de rehabilitación será hasta que el paciente fallezca. Hasta desde el punto de vista etimológico de la palabra, cuando se hace mención a una dolencia como una gripe o una depresión, se dice tiene una gripe o esta deprimido, pero cuando la referencia es en relación con una adicción se expresa  “es un adicto” y de por si el término define en toda su extensión y complejidad un fenómeno, que aún lograda la máxima aspiración de alcanzar un estilo de vida de adicto rehabilitado y así haya permanecido durante largos años, si posteriormente viola la abstinencia o inclusive sin hacer uso alguno de sustancia estimula su memoria afectiva donde permanecen intactos los recuerdos muy bien grabados de las actividades afines que realizó durante el tiempo de su consumo,  al  ponerse en contacto con esos atrayentes estímulos pueden desencadenar la recaída sin tan siquiera haberse aproximado a las sustancias. Hay que recordar que el enemigo está dentro de cada victima cual muy eficiente espía que desde el territorio enemigo controla cada movimiento, cada situación, estado emocional, conflicto de su deseada presa y ante el más mínimo descuido, entrará nuevamente en escena con tal fuerza arrolladora que en ocasiones en solo meses da al traste con la vida del portador.
Por otra parte el Estilo de Vida del Adicto dotará al ser humano de una serie de características y conductas que le harán muy rechazable para toda la sociedad, incluyendo a sus propios familiares y al personal encargado de su atención, convertirán a estos pacientes y su atención en un verdadero desafío para el reducido personal profesional que decide dedicarse a este trabajo, que la atención de los mismos resulta peligrosa, decepcionante, poco gratificante y por lo general mal renumerada fuera de la atención privada, la mayoría de los rehabilitadores son ex adictos y religiosos, porque no debe tenerse duda de lo difícil y decepcionante que suele ser la atención de los aquejados, es un servicio altruista donde debe dispensarse grandes dosis de amor, con paciencia y devoción, ilimitada comprensión, perseverancia y capacidad de adaptación para enfrentar las mil  vicisitudes que el diario batallar depara.
Para realizar un tratamiento se requiere de un diagnóstico previo, para lo cual  es indispensable la presencia del paciente que durante años no tendrá concienciación de su enfermedad y por lo tanto no necesitará de terapia alguna. Para algunas sustancias se requerirá al menos entre 5 a 10 años para lograr que el enfermo tome conciencia de su enfermedad y alcance la voluntariedad necesaria para que permita ser llevado a la consulta14  (en la mayoría de los casos) o asista espontáneamente (en las menos de las ocasiones), en otras demorará mucho mayor tiempo, y en otras ocasiones nunca llega alcanzarse ese criterio. 5, 10,13
Aunque se trabaja arduamente en nuevos abordajes para tan complejo proceso de enfermedad, incluyendo vacunas que garanticen una rehabilitación duradera, en los momentos actuales no existen tratamientos específicos para la mayoría de las adicciones y la menor falla puede dar al traste totalmente con los logros de los mismos; donde mejores resultados se obtienen es en la prevención por evitar el primer contacto hombre-conducta adictiva, pero aún se requiere de una mayor concienciación en los decidores (sociedad en pleno) que deben desarrollar estos programas de intervención y que requieren una adecuada información, promoción y recursos para su implementación para lograr la muy necesaria conjunción que debe existir entre familia y los centros educacionales en los niveles de primaria y secundaria fundamentalmente, para lograr un nivel informativo mínimo entre todos los involucrados, así como capacitaciones que logren habilidades y recursos de enfrentamiento en los niños-adolescentes, y  multiplicadores entre familiares y profesores.15,16

Alerta
Drogas legales
Las Adicciones legales pudieran ser consideradas las pequeñas faltas o debilidades del género humano.
“Adicción” es una relación patológica (enfermiza) con algo o con alguien, que aunque se sabe que  perjudica, no se puede evitar, ni controlar.
Potencialmente toda situación, cosa o persona, que  aliene, que aleje a la persona de sí misma, que cambie su  realidad posibilitando así la evasión de la misma, puede ser adictiva.
Además de las sustancias legales o no,  que generalmente se denominan “drogas”, existen otras actividades humanas que por su capacidad de sacar al humano de la realidad cotidiana, proporciona placer o bien evasión de situaciones o circunstancias personales difíciles de sobrellevar, pueden convertirse en “drogas” y causar adicción.
Quedando englobadas en este  grupo  sustancias muy conocidas  como son el café, el tabaco y el alcohol, así como otras menos señaladas (medicamentos de uso controlado y no controlado), sustancias de venta autorizada para fines específicos que son mal utilizadas para fines adictivos, y por otra parte  una  serie de actividades que pueden convertirse en adicciones no químicas, donde quedarían incluidas: el juego, la internet, el sexo, trabajo, el móvil, comida, ejercicios, etc.
Las llamadas adicciones legales durante años no fueron tomadas como tal; en un lento y tortuoso proceso motivado e impulsado por los graves e irreparables daños que provocan al género humano, han ido tomando un lugar en la mira de los investigadores que se han dedicado a descubrir la capacidad destructora de estas adicciones en la humanidad y las fatales consecuencias que les ha generado a las victimas, familiares y a la sociedad en general.
Es de reconocer que mucho se ha avanzado en el proceso de concienciación y toma de acciones específicas en relación con el enfrentamiento a las mismas en los últimos años, pero aún queda mucho por hacer.
El café y las bebidas cafeinadas son capaces de producir alteraciones en el humano, el consumo excesivo de cafeína  determina -a escala mundial- el 20 % de las prescripciones anuales de hipnotranquilizantes, 6 puede desencadenar cuadros psicóticos y su abstinencia puede provocar marcados trastornos y molestias al consumidor.
El temible dúo compuesto por el tabaco y el  alcohol, extremadamente subestimadas,  se erigen como las más mortíferas adicciones.
Como tales ostentan el significativo calificativo de drogas legales, lo cual les confiere un estatus de no peligrosidad apoyado por una desleal e hipócrita promoción, ambigua en ocasiones, pero usualmente muy diestra en adentrarse en las expectativas de las masas poblacionales más vulnerables, son las iniciadoras por excelencia de la muy promiscua cadena adictiva que rápidamente crece  con la incorporación posterior de las sustancias ilícitas y son las mayores depredadoras de la especie humana, con  un lento, pero muy demoledor efecto de morbi-mortalidad..
De los 1 300 millones de fumadores en el mundo, que cada día se fuman 15 billones de cigarrillos, unos 650 millones morirán prematuramente debido al mismo, a razón de 5 millones cada año, cifra que podrá duplicarse en apenas 10 años. El tabaco disminuye la expectativa de vida de cualquier ser humano en 15 años, cada cajetilla de cigarrillos fumada representa un día de vida, cada 6 y medio segundos muere una persona por alguna enfermedad derivada del uso del tabaco en el mundo.17-19
Según la OMS,  existen  a nivel mundial unos 77 millones  de  alcohólicos20 identificados pese   al   reconocido  subregistro  de  esta  afección  que  se  vincula  con  mas  de  60 tipos de enfermedades y lesiones, y que ocasiona  cada año  2,5 millones de muertes.21
A lo que hay que sumar que es la droga preferida por los jóvenes22 y al compararse con otros 26 factores de riesgo de alto significado para la salud, lo ubica en primer lugar entre los países no islámicos del tercer mundo y el tercero en los que integran el mundo industrializado. 23
La casi totalidad de las encuestas realizadas en diversos países señalan que la prevalencia del uso de alcohol de por vida supera el 50 % y en algunos estudios alcanzan cifras de más del 80%.24 De acuerdo con la OMS, 3.2 % de las muertes en el mundo y 4 % de la pérdida de años de vida ajustados por la discapacidad son atribuibles al consumo de alcohol. 25,26 Así mismo, también se ha establecido que el alcohol está relacionado con el 40 – 50 % de los accidentes de tránsito, el 15 – 20 % de los accidentes laborales, el 50 % de los homicidios, involucrando a personas no adictas a su consumo, por el uso nocivo del mismo.27
Destacando que las camas hospitalarias dedicadas a drogodependientes  se han duplicado y que entre el 20 y 30 % se hallan ocupadas por personas con problemas relacionados con el alcohol.28
El  uso  nocivo de alcohol, categoría epidemiológica mucho mas amplia que la forma nosográfica de alcoholismo denominada consumo perjudicial, y que abarca todas las formas ajenas a la abstinencia o al  consumo social, incluyendo el uso inoportuno, el irresponsable, el mal uso, el consumo de riesgo, el abuso y la dependencia,  se erige  actualmente como  una  de  las  mayores  problemáticas  médico  sociales y etico-deontologica-humanistica  a nivel  mundial,  y  su  repercusión  económica  global es tan masiva que en muchos países  del   primer mundo llega a 500 USD   por cada   habitante mayor  de 15 años.29
Cada día se reciben incontables informaciones acerca de las llamadas nuevas adicciones o adicciones sociales, donde una actividad o tendencia se convierte en el eje del estilo de vida de una persona y condiciona la mayor parte de su tiempo de vida, creándole un disfuncionamiento que se hace presente en todas las esferas de sus existencia.30, 31

Drogas ilegales
Marihuana
Aunque el mercado se mantuvo estable, se debe tener muy presente que:
No hay una sola región en el mundo en la que el cannabis no sea la droga ilícita dominante, y muy pocas en las que no esté creciendo el consumo de cannabis. Está en todas partes, y se propaga. Si bien es cierto que no todos los mercados de cannabis son transnacionales (en el sentido de que la producción tiene lugar en un país distinto del de consumo), el problema es verdaderamente internacional.
En el mercado mundial de drogas se producen dos tipos de cannabis. La producción de hierba de cannabis (marihuana) está muy extendida. La resina de cannabis (hachís) se produce en unos 40 países del mundo, siendo sus principales fuentes Marruecos, Afganistán y el Pakistán.
La supervisión mundial de la oferta no resulta práctica al tratarse de una hierba que crece en las condiciones más variadas, en muchas latitudes y en numerosos países. Es imposible calcular con exactitud la ubicación y extensión del cultivo de la planta de cannabis, ya que abarca por lo menos 172 países y suelen llevarlo a cabo los propios consumidores en pequeñas parcelas.1
Sólo en el Estado de California,  Estados Unidos en 2006 fueron destruidas  2 800 000 plantas de marihuana, cotizadas en el mercado de narcóticos a unos 6 700 000 dólares provenientes de los 18 parques nacionales con que cuenta el  territorio californiano que se considera produce  el 57 % de toda la marihuana cultivada en áreas públicas del país.32
El único país que dispone de estimaciones fiables es Marruecos, lugar de origen de alrededor del 70 % del hachís que se consume en Europa. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y el Gobierno de Marruecos han venido vigilando la producción de hachís a gran escala desde 2003.1
 Las políticas nacionales sobre el cannabis son muy diversas y a veces cambian de un año a otro.Por ejemplo la Corte de Casación italiana dictaminó en el año 2008  que los fieles de la religión rastafariana tienen derecho a poseer grandes cantidades de marihuana pues su práctica religiosa profetiza el uso de esta sustancia en pro de la oración y la meditación. El movimiento rastafari tiene dentro de sus doctrinas el uso opcional del cannabis (ganja), ya que ésta es la planta sagrada de los rastafari y es utilizada para varios usos rituales que podrían llevar a elevar los pensamientos y a tener una íntima comunión con Dios (Jah),  aunque no es utilizada por todos, ya que algunos rastafaris pueden estar en un estado de meditación con Jah sin tener que utilizarla. 33
Con una oferta prácticamente ilimitada y una demanda sujeta a los caprichos de la política oficial, los traficantes han invertido mucho en aumentar su potencia - y, con ello, su atractivo en el mercado. El resultado ha sido devastador, actualmente, las características del cannabis ya no son tan diferentes de las de otras drogas de origen vegetal, como la cocaína y la heroína. (1), En 1961 cuando se firmó la Convención Unica de la ONU sobre Narcóticos, el nivel de Tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia psicoactiva de la hierba, se estimaba por debajo del 5 %.34
El contenido medio de sustancia psicoactiva de la droga (THC) se duplicó casi en el mercado estadounidense entre 1999 y 2006, pasando del 4,6 % al 8,8 %.21
En la actualidad, en sus versiones más poderosas, la marihuana puede registrar concentraciones de hasta un 24 % de THC, de acuerdo con investigaciones de la Coordinación Nacional de la Política de las Drogas de Suecia.34
El nivel de solicitudes de tratamiento suele reflejar la situación del uso indebido de sustancias, siendo la gran excepción el cannabis. Tan sólo una proporción relativamente pequeña de los millones de consumidores de cannabis precisa servicios de tratamiento. Cabe señalar, no obstante, que las solicitudes de tratamiento para cannabis han aumentado sin cesar los últimos años, sobre todo en Europa y América del Norte.1
En términos relativos, el consumo de cannabis es más prevalente en Oceanía, seguida de América del Norte y África. Aunque Asia cuenta con la prevalencia más baja expresada en función de la población, en términos absolutos es la región que acoge a unos 52 millones de consumidores de cannabis, más de la tercera parte del total estimado. Los siguientes mercados en importancia, en términos absolutos, son África y América del Norte.
El cannabis sigue siendo con diferencia la droga ilegal objeto del consumo más extendido, unos 162 millones de personas.1

Cocaína.
La producción (se estimó en 984 toneladas métricas en 2006) y el mercado de cocaína han permanecido mayormente estables en los últimos años.
La mayor parte de la cocaína que se consume en todo el mundo se obtiene de  la hoja de coca cultivada en Colombia, el Perú y Bolivia.
Durante todo el decenio de 1990, la superficie dedicada al cultivo de coca a nivel mundial era de unas 200.000 hectáreas. Entre 2000 y 2006 la superficie mundial de cultivo de hoja de coca disminuyó un 29% (a unas 156.900 hectáreas), en gran parte debido a la reducción registrada en Colombia. En el mismo período aumentaron las áreas de cultivo en el Perú y Bolivia, si bien a niveles muy inferiores a los del decenio anterior.1
El cultivo de la coca aumentó una cuarta parte (27 %) en 2007, si bien se mantuvo alrededor del 40% por debajo del punto culminante alcanzado en 2000.4, 21
En Europa la demanda de cocaína está aumentando hasta cotas alarmantes,1 sólo superada por la heroína en el año 2007. 4,21
Es difícil evaluar las tendencias del tráfico de cocaína. Las incautaciones de cocaína se han multiplicado de forma espectacular (la incautación aumentó alrededor del 42 % de la producción mundial de la droga).
Los mercados se han sumido en la confusión por la intensificación de la erradicación de la coca en los países andinos y la mayor eficacia de la acción policial en todo el mundo. Al buscar los carteles de la delincuencia nuevas rutas de tráfico, sobre todo hacia la Unión Europea, los países del Caribe, África occidental y África central se ven acosados. Es menester prestarles asistencia, sobre todo en sus esfuerzos por hacer frente a unos servicios de represión corruptos e ineficaces.
Asimismo, la reducción del cultivo de hoja de coca lograda entre 2000 y 2006 no ha determinado una declinación equivalente de la producción de cocaína, al parecer debido al mejoramiento del cultivo y de la tecnología de producción. Y las solicitudes de tratamiento por cocaína han subido en Europa.1
Unos 13 millones de personas consumen cocaína.


Opiáceos
El mercado se mantuvo estable.
La incautación aumentó alrededor del 26% de la producción mundial de heroína.
En particular, la producción de heroína siguió creciendo en la zona meridional de Afganistán.
En el  año pasado 2005, el cultivo de adormidera a nivel mundial también se situó un 36 % por debajo de las cifras registradas en 1998 (237.819 hectáreas) y un 46 % menos que en 1991 (281.560 hectáreas), pese al resurgimiento de la producción de adormidera en Afganistán estos últimos años.1
En 2006 la producción de opio aumentó casi el 50 % en  Afganistán, con lo cual la producción mundial de heroína alcanzó una cifra sin precedentes de 606 toneladas métricas, es decir, un 5 % más que la anterior cifra máxima (576 toneladas métricas en 1999).1
En Afganistán la cosecha de adormidera en 2007 fue extraordinaria: en consecuencia, la producción ilícita mundial de opio casi se ha duplicado desde 2005. 4,21
Las solicitudes de tratamiento por heroinomanía han mostrado una tendencia al alza en África, sobre todo en África oriental.
Se estima que el número de personas que hacen uso indebido de opiáceos es de unos 16 millones.


Estimulantes de tipo anfetamínicos (ETA)
Tras años de rápido aumento, el mercado de estimulantes de tipo anfetamínico (ETA) se estabiliza. En ciertas regiones del mundo, como en los Estados Unidos, la metanfetamina se considera el enemigo público número uno en materia de drogas. En otras, sobre todo en Europa, las sustancias psicoactivas sintéticas han perdido algo de su atractivo original y han sido sustituidas por  cocaína. Las incautaciones se han disparado.
La producción mundial de estimulantes de tipo anfetamínico sólo se puede estimar de manera indirecta, ya que para fabricar esas sustancias ilícitamente se utilizan precursores lícitos. No obstante, esa producción parece ser estable y ascendió a unas 480 toneladas métricas en 2005.1
Las solicitudes de tratamiento por ETA han ido en aumento en América del Norte, Asia y Europa.
Los usuarios de estimulantes de tipo anfetamínico (unos 35 millones de personas), que abarcan las anfetaminas (consumidas por 25 millones de personas) y el éxtasis (casi 10 millones de personas).1

CONCLUSIONES

La Fármaco dependencia es un enemigo mortalmente eficaz, centinela peremne que permanece en máxima alerta siempre para aprovechar el menor descuido, debilidad o circunstancia fortuita, positiva o negativa que afecte a su victima, que le sirve de morada y donde ha de vivir durante toda la existencia de quien lo admitió por un error de selección, al considerar que podría dominar su uso, que una amalgama de factores se imbrican y potencian para hacer de esta enfermedad un proceso muy complejo, deteriorante y abarcador de muchas facetas que integran el funcionamiento de un ser humano.
Ante los primeros visos de una contención largamente añorada, que incuestionablemente significa un paso muy positivo pero que se debe consolidar a toda costa y estos primeros logros deben  estimular un trabajo más cohesionado de todos los involucrados, que en definitiva es toda la población mundial, donde cualquier ser humano  puede ser victima directa o indirectamente, participantes involuntarios del uso irresponsable o los que decidan sumarse a las huestes de los que luchan contra el terrible flagelo y vencer los prejuicios sociales, las frustraciones de las recaídas y las deficiencias de concepciones inoperantes que junto a la pobreza de recursos  agobian a los que  mucho desean hacer, pero poco pueden realizar.
Se insiste en los subrayados que representan objetivos hacia los cuales se deben intensificar las acciones más inmediatas:
La mitad de la población mundial directa o indirectamente esta implicada con el fenómeno de las adicciones.
El  más eficaz tratamiento es la prevención por evitar el primer contacto hombre-conducta adictiva
Las subestimadas drogas legales son las iniciadoras por excelencia de la promiscua cadena adictiva que conlleva a la poliadicción como patrón más frecuente de consumo, son las que mayor morbimortalidad producen a los seres humanos y el uso del alcohol como el mayor riesgo para la salud  en las personas no adictas,  que hacen un uso nocivo del mismo con gravísimas consecuencias para la sociedad en pleno.
Las drogas ilegales han sido contenidas en determinados aspectos, pero también se han incrementado o intensificado en otros, fundamentalmente la marihuana,  cocaína y derivados opíaceos.
Por lo que se impone:
El mantenimiento de acciones bien estructuradas y sinérgicas en la Reducción de la Oferta y la Demanda de Drogas.
Lograr uniformidad e involucramiento de todos los países en todas las facetas correspondientes a la Reducción de la Oferta
Aumentar, diversificar e intensificar todas las acciones preventivas para evitar el primer contacto hombre-conducta adictiva, dirigido fundamentalmente a las drogas legales (tabaco y alcohol), como iniciadoras de la cadena adictiva, drogas porteras que inducirán el consumo de las ilegales y como las  causantes de las mayoría de las enfermedades y muertes que generan el uso de sustancias en los seres humanos, desarrollado en la familia, comunidad (escuela) y sociedad en general, así como la atención optimizada a los enfermos con un diagnóstico integral que caracterice el tipo de consumo, la comorbilidad y otras complicaciones, garantice un tratamiento integral y un seguimiento con una sólida reinserción social.

DRUG-DEPENDENCE.  PRESENT-DAY SITUATION

ABSTRACT

An analysis of the present-day drug dependence is made taking into account as its nucleus the three last reports issued by the United Nations Office against Drug and Crime, as well as other factors in order to offer an up-to-date and objective vision that can provide guidelines to continue going deeper into the achievements of the recent years.
Also a panoramic of the extension and appreciations of key elements such as drug factor, user and treatment is presented. As well as the behaviour and present and future riks of the licit and illicit substances that are considered more dangerous according to the most recent information and some valuable statistics available.
Key words:alerts, drug-dependency, key elements, statistics, tendencies.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. World Health Organization (WHO). World Drug Report 2006.  Disponible en: http://www.unodc.org/unodc/world_drug_report.html.  Consultado: 2 de Junio de 2007.

  2. World Health Organization (WHO). World Drug Report 2007. Disponible en: http://www.unodc.org/pdf/research/wdr07/WDR_2007_executive_summary_s.pdfConsultado:2 de Julio de 2007.

  3. Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el DelitoONUDD: se ha logrado frenar el repunte en el consumo y producción de drogas. La Jornada, 26 de Junio de 2007. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2007/06/26/index.php?section=politica&article=007n1pol Consultado: 28 de Junio e 2007.

  4. World Health Organization (WHO). World Drug Report 2008.  Disponible en:  http://www.unodc.org/documents/wdr/WDR_2008/WDR_2008_eng_web.pdf
    Consultado: 12 de Julio de 2008

  5. Gárciga O. Estilo de Vida Saludable. 2da. Ed. Tegucigalpa MDC. :Multigráficos Flores, S. de R.L. ; 2006.

  6. González R. Significación médico social y ético-humanística de las drogas. Rev Cub Sal Pública, ene.-mar. 2007; 33: 1-8.

  7. González R. Contra las adicciones. Clínica y terapéutica. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 2002.

  8. Senay E.  Substance abuse disorder in clinical practice. New York: Editorial Norton; 1999.

  9. Tirapu J, Lorea I, Landa N. Addictive behaviour: from neurobiology to evolutionary perspective. Addictions  2003; 15: 255-62.

  10. Gárciga O. Como tratar al adicto & marero. Tegucigalpa MDC. : Producciones Peniel; 2004.

  11. Comisión Centroamericana Permanente para la Erradicación de la  Producción, Tráfico, Consumo y Uso Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas. Plan de Acción Regional 2003-2008 Disponible en: http://www.gobernacion.gob.sv/observatorio/observc.a/parfinal.pdf  Consultado: 15 de Enero 2004.

  12. Del mundo de las drogas. Infomed (Salud Vida), 28 de Junio de 2007. Disponible en: http://www.sld.cu/saludvida/buscar.php?id=4460&iduser=4&id_topic=17 Consultado: 4 de Junio de 2007.

  13. Gárciga O. Fármaco dependencia. Reflexiones sobre las tendencias actuales que dificultan su atención. Rev  Hosp Psiquiat Habana  2006; 3 (1). (http://www.revistahph.sld.cu/).

  14. Pasan diez años entre el alerta familiar y la consulta del adicto. La nación.com Ciencia/Salud 9 de Enero de 2007. Disponible en:  http://www.lanacion.com.ar/873752LANACION_com.htm Consultado: 12 de Junio de 2007.

  15. Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). Tratamiento contemporáneo del abuso de drogas: Análisis de las pruebas científicas. New York, 2003. Disponible en:http://www.unodc.org/pdf/report_2002-11-30_1_es.pdf Consultado: 18 de Enero de 2006.

  16. Becoña E. Bases científicas de la prevención de las drogodependencias. Madrid: Universidad de Santiago de Compostela. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; 2002.

  17. DOYMA. Hoy se celebra el día  mundial sin tabaco. Jano On-line y Agencias. 31 de Mayo de 2007. Ediciones DOYMA S. L. Disponible en:http://db.doyma.es/cgi-bin/wdbcgi.exe/doyma/press.plantilla?ident=49470 Consultado: 2 de Junio de 2007.

  18. Tanguí B. Cómo vencer al tabaquismo. La Habana: Editorial Científico Técnica;  2006.

  19. Wook J. Combate de la OMS contra el tabaquismo logra primeros resultados. OMS, Ginebra 6 Febrero de 2006 (DPA)  Disponible en: http:/www.who.intesindex.html Consultado: 17 de Febrero de 2006.

  20. World Health Organization, Global Status Report on Alcohol 2004. Geneva. World Health Organization, 2004.

  21. Un informe de la ONUDD alerta sobre los peligros que amenazan los avances en la fiscalización de drogas: Disponible en: http://www.unodc.org/unodc/es/press/releases/2008-06-26.html Consultado: 6 de Julio de 2008.

  22. Substance Abuse and Mental Health Services Administration. 2006. Results from the 2005 National Survey on Drug Use and Health: National Findings. Rockville, MD: Office of Applied Studies. Disponible en : http://www.alcoholfreechildren.org/es/stats/index.cfm Consultado: 30 de Diciembre de 2006.

  23. González R, Galán G M.  La declaración de Brasilia: reflexiones sobre sus pautas para el enfrentamiento a los problemas relacionados con el alcohol. Rev  Hosp Psiquiat  Habana 2007; 4 (1). (http://www.revistahph.sld.cu/).

  24. Substance Abuse and Mental Health Services Administration. 2006. Results from the 2005 National Survey on Drug Use and Health: National Findings. Rockville, MD: Office of Applied Studies. Disponible en: http://www.alcoholfreechildren.org/es/stats/index.cfm Consultado: 30 de Diciembre de 2006.

  25. Buvinic M, Morrison A, Orlando M. B. Violencia, crimen y desarrollo social en América. Disponible en: http://www.doaj.org/doaj?func=abstract&id=156253&recNo=9&toc=1 2005 Consultado: 7 de Septiembre de 2006.

  26. BarKer G. Departamento de Salud y Desarrollo del Niño y del Adolescente OMS 2000 ¿Qué ocurre con los muchachos?  Disponible en: http://www.paho.org/Spanish/HPP/HPF/ADOL/saludchicosesp.pdf Consultado: 6 de Febrero de 2006.

  27. Secretaría de Salud, Consejo Nacional contra las Adicciones. México. Información para la rendición de cuentas  (2002). Disponible en: http://www.alcoholinformate.org.mx/estadisticas.cfm?articulo=12  Consultado: 6 de Mayo de 2006.

  28. Fundación de Investigaciones Sociales A.C. Alcoholismo Alcohol-Informate.  Disponible en: http://www.alcoholinformate.org.mx/estadisticas.cfm?articulo=47 Consultado: 12 de Noviembre de 2006.

  29. González R, Galán G M.  El alcohol: la droga bajo la piel de cordero. Rei  Hosp Psiquiat  Habana 2007; 4 (3). (http://www.revistahph.sld.cu/).
    30-  Alonso  F. Las otras drogas. Madrid: Editorial Temas de Hoy; 1996.

  30. Donato F. et al. Newness.  American Journal of Epidemilogy 2002 ; 15 (4): 230-43

  31. Aumentan plantaciones de marihuana en parques de Estados Unidos. Granma 14 de Julio de 2007 Internacionales. Disponible en: http://www.granma.cubaweb.cu Consultado: 25 de Julio de 2007.

  32. Movimiento Rastafari  Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_rastafari
    Consultado: 3 de Julio de 2009.

  33. Bugarin I. La superhierba. La BBCMundo.com Ciencia 29 de Mayo de 2008. Disponible en: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7413000/7413495.stm Consultado: 18 de Junio  de 2008.


 

 

 Sumario, Siguiente