Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(1)
 

La iatrogenia.

Yanet Acosta Piedra y Blanca Piedra Herrera

RESUMEN

La Iatrogenia es aquel daño que el enfermo no tenía y que tiene por causa el propio médico, o en un sentido más amplio, el que se deriva de la atención médica. Puede ser psicológica, cuando daña la integridad psíquica del individuo y sus principios ético-morales, que incluso pueden repercutir en agravamiento de enfermedades orgánicas; y puede ser no psicológica, cuando daña la integridad física del individuo. Por los problemas que aun se observan con estos fenómenos tenemos como objetivos: Reconocer el concepto, la etiología y las consecuencias de la Iatrogenia. Relacionar el condicionamiento social  de este fenómeno tan frecuente e importante y el desarrollo de la Medicina como Ciencia que se ocupa del problema. Caracterizar éticamente cual debe ser el manejo del problema para su profilaxis con la comprensión científica de sus orígenes y consecuencias.
Procedimiento: Se realiza un trabajo investigativo de revisión con el método de la lectura de documentos bibliográficos y el estudio comparado.
Concluimos que: La Iatrogenia tiene infinidad de facetas, formas de aparición, que deben ser vigiladas y juzgadas siempre que sea preciso. Que es indispensable la formación integral desde el punto de vista ético y moral en el personal de la salud que además debe tener condiciones humanas especiales. Que el desarrollo Tecnológico y Científico tiene que ir aparejado por la concientización de los trabajadores que en ella se desarrollan para alcanzar las expectativas de la nueva Sociedad.
Palabras clave: Iatrogenia, Mal praxis, Ética médica.

INTRODUCCION

Hipócrates (c. 460-c. 377 a.C.), el médico más importante de la antigüedad, considerado el padre de la medicina, cuyas enseñanzas, su sentido del distanciamiento y su capacidad para la observación clínica directa sin duda, contribuyeron en gran medida a desterrar la superstición de la medicina antigua.1
 A este médico griego que vivió entre los años 460 y 377 a.C. se atribuye la realización del Juramento Hipocrático, cuyos preceptos fundamentales aun siguen vigentes y por ello la tradición de su lectura en los actos de graduación médica. Aunque ya en nuestra era los juramentos por dioses no son de gran aceptación, si nos parece interesante notar como ya en aquella altura se propugnaban derechos y deberes que aun hoy son inviolables de acuerdo a los principios éticos de la sociedad. Por todo esto realizamos la cita tal cual la encontramos:
JURAMENTO HIPOCRÁTICO1
“JURO POR APOLO médico y por Asclepio y por Higía y por Panacea y todos los dioses y diosas, poniéndoles por testigos, que cumpliré, según mi capacidad y mi criterio, este juramento y declaración escrita:
TRATARÉ al que me haya enseñado este arte como a mis progenitores, y compartiré mi vida con él, y le haré partícipe, si me lo pide, y de todo cuanto le fuere necesario, y consideraré a sus descendientes como a hermanos varones, y les enseñaré este arte, si desean aprenderlo, sin remuneración ni contrato.
Y HARÉ partícipes de los preceptos y de las lecciones orales y de todo otro medio de aprendizaje no sólo a mis hijos, sino también a los de quien me haya enseñado y a los discípulos inscritos y ligados por juramento según la norma médica, pero a nadie más.
Y ME SERVIRÉ, según mi capacidad y mi criterio, del régimen que tienda al beneficio de los enfermos, pero me abstendré de cuanto lleve consigo perjuicio o afán de dañar.
Y NO DARÉ ninguna droga letal a nadie, aunque me la pidan, ni sugeriré un tal uso, y del mismo modo, tampoco a ninguna mujer daré pesario abortivo, sino que, a lo largo de mi vida, ejerceré mi arte pura y santamente.
Y NO CASTRARÉ ni siquiera (por tallar) a los calculosos, antes bien, dejaré esta actividad a los artesanos de ella.
Y CADA VEZ QUE entre en una casa, no lo haré sino para bien de los enfermos, absteniéndome de mala acción o corrupción voluntaria, pero especialmente de trato erótico con cuerpos femeninos o masculinos, libres o serviles.
Y SI EN MI PRÁCTICA médica, o aun fuera de ella, viviese u oyere, con respeto a la vida de otros hombres, algo que jamás deba ser revelado al exterior, me callaré considerando como secreto todo lo de este tipo. Así pues, si observo este juramento sin quebrantarlo, séame dado gozar de mi vida y de mi arte y ser honrado para siempre entre los hombres; más, si lo quebranto y cometo perjurio, sucédame lo contrario”.
En ella señalamos aquello que tiene y mantiene su vigencia.
La Iatrogenia (del griego iatros: médico; genus: origen) es aquel daño que el enfermo no tenía y que tiene por causa el propio médico, o en un sentido más amplio, el que se deriva de la atención médica.1-12
La iatrogenia puede ser psicológica, cuando daña la integridad psíquica del individuo y sus principios ético-morales, que incluso pueden repercutir en agravamiento de enfermedades orgánicas; y puede ser no psicológica, cuando daña la integridad física del individuo.
En el ejercicio de la clínica, los errores en la comunicación y la violación de la ética son causantes de iatrogenia y, a su vez, cometer iatrogenia de cualquier tipo, es una violación de la ética médica que puede tener incluso implicaciones jurídicas de gran significación.2
La investigación de los fenómenos naturales no ha seguido patrones similares y los métodos han tenido que ajustarse a los recursos disponibles, así como a los intereses propios de cada disciplina. La investigación científica pretende encontrar respuesta a los problemas trascendentales que el hombre se plantea y lograr hallazgos significativos que aumenten su acervo de conocimientos (mediante la descripción, explicación y predicción de los problemas que estudia). Uno de los objetivos básicos que hacen significativa a la investigación es el de identificar problemas y descubrir las interrelaciones entre los fenómenos y variables para hacer predicciones que permitan tanto estructurar políticas y estrategias de acción, como contribuir al desarrollo teórico de las ciencias. La investigación científica es un proceso que se inicia con el planteamiento de un problema que requiere solución y precisamente los problemas, en este caso de salud, son la fuente fundamental de las investigaciones de salud. En este sentido, se plantea que el problema científico es el paso inicial de cada proceso de investigación debido a que se desempeña “como un eslabón intermedio entre el conocimiento adquirido y el que se busca en las situaciones sociales, de la naturaleza o el pensamiento y con ello se entrega, decisivamente, la relación dialéctica de lo teórico y lo empírico”.3
La Iatrogenia es un fenómeno social de la clase médica y para-médica que existe desde los tiempos de Hipócrates y que hasta nuestros días causan grandes estragos en la práctica diaria, que repercuten en toda la Sociedad puesto que es ella nuestro objeto de trabajo y su reflejo objetivo. Del grado de salud que disfrute la población depende que se evalúe como bueno el desarrollo de la ciencia médica de manera general.
El presente trabajo tiene como objetivos específicos los siguientes:
1.- Definir conceptualmente la Iatrogenia y sus componentes.
2.- Destacar la importancia de la formación integral ético-profesional de nuestro personal para realizar la profilaxis del fenómeno.
3.- Explicar la repercusión social del desarrollo de la Ciencia Médica, en el manejo de la Iatrogenia.
PROCEDIMIENTOS
Para su desarrollo utilizaremos los métodos y técnicas de la investigación científica, particularmente, la lectura de documentos y la investigación comparada.

DESARROLLO

1.- La iatrogenia y sus tipos.-
La Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1946 define la salud como: «Completo estado de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad».
Y así acepta completamente al hombre como un ser bio-psico-social y no como un ente puramente biológico.
La Bioética se ocupa de ese ser como un todo y por ello se preocupa por todo lo que en estos diferentes aspectos le pueda enfermar. Es ese el caso de la Iatrogenia, daño que el enfermo no tenía y que de alguna forma el proceder médico causó.
Se habla de Iatrogenia como sinónimo de Mal praxis y esta última se refiere solamente a los daños que dependan de deficiencias en los procedimientos terapéuticos, aquí se incluyen la Impericia, la Imprudencia y la Negligencia. Se entiende por Impericia a la incapacidad técnica para ejercer la profesión debida a ignorancia, error en el juicio (diagnóstico equivocado) o ejecución defectuosa del acto (inhabilidad o torpeza); por Imprudencia el afrontar un riesgo sin haber tomado las debidas precauciones para evitarlo, y proceder con apresuramiento innecesario, sin detenerse a pensar los inconvenientes que resultarán de esa acción y por Negligencia cuando al poseer los conocimientos se obra con descuido, abandono o apatía.4,6,9,10,12 Estos dos últimos penados por la ley en la denominada Deontología médica, cuando se demuestra intención en el daño producido. Todos forman parte de la Responsabilidad médica, principio indispensable para el ejercicio de nuestras prácticas.
Puede existir el error médico como parte de la Iatrogenia. Error médico: Es todo acto médico de tipo profiláctico, diagnóstico o terapéutico que no se corresponda con el real problema de salud del paciente y en el que no exista la mala fe, la negligencia, la indolencia, la incapacidad, ni la ignorancia profesional.10
2.- La formación integral ético-profesional en Medicina.-
El tratar a enfermos sin tener la preparación adecuada no es solo culpa del médico sino de las instituciones que le permiten el ejercicio sabiendo que no puede con esa carga, eso es tener Impericia, pero es su responsabilidad aceptar ese rol sabiendo que no lo puede desarrollar.
Sobrepasar los límites establecidos por las normas médicas es tener una conducta Imprudente y cuando se realiza además a sabiendas de los riesgos a  los que expone al afectado es un delito bien establecido, violando el precepto hipocrático “Priman non nocere”, que reza “Ayudar o al menos no hacer daño”.5
Si se tiene la preparación y el nivel científico adecuado y a pesar de esto se cometen errores que pueden dañar a los enfermos entonces se es Negligente y esto también es un delito nominado en Deontología y penado por la ley.
La Iatrogenia es un problema de la Medicina y la falta de responsabilidad médica es problema del hombre-médico frente al control legal de la Sociedad.4 Esta última pone en tela de juicio el desarrollo que la Ciencia ha logrado y los avances que la Sociedad ha tenido con respecto a su sistema de Salud, por lo que perjudica su desarrollo posterior y continuado.
Pero la falta más frecuente no es precisamente en los tratamientos impuestos. La Iatrogenia más frecuente es la que depende de la relación medico-paciente. Una entrevista inadecuada, un examen físico poco delicado o sin privacidad, el lenguaje médico lejos del nivel del lenguaje del paciente, de manera que no lo comprende. Hablar poco y con palabras que no entienden o hablar demasiado y crear dudas innecesarias en la mente del enfermo. Examinar al enfermo pero estar anímica y emocionalmente lejos de él. No condolerse de su dolor. No prestarle atención a sus preocupaciones.11Tratarlos como piezas con las que trabaja y no como personas que sienten y padecen y que en ese momento dependen de su acción, de su gesto, de su explicación. El médico debe, con respeto, trato afectuoso, preocupación y capacidad, satisfacer los objetivos básicos del enfermo:

1- Saber que tiene,

2- Aliviarse y

3-Curarse.6


La influencia psicológica es un medio terrible para ocasionar Iatrogenia y que con frecuencia disimulan los profesionales culpando a los pacientes de majaderos o inconformes.
Por Iatrogenia Psicológica se descompensan enfermedades crónicas como la Hipertensión Arterial y la Cardiopatía isquémica, hacen crisis los ulcerosos y aparecen enfermedades psicógenas que no existían. ¡Tan importante es erradicar este mal proceder !
Se menciona que los efectos de una buena relación médico-paciente se producen gracias a las conexiones córtico-tálamo-hipofisarias adecuadas y que con esto se incrementan las defensas, se estabilizan los procesos inmunológicos, se acelera la cicatrización, se normaliza la tensión arterial, se atenúa el dolor, etc.6
La Iatrogenia no Psicológica es aún más agresiva. Puede comenzar desde una letra ilegible que hizo que el enfermo confundiera la dosis o el propio medicamento, en el mejor caso que no lo tomara por el riesgo a envenenarse, hasta medicamentos indicados sin tener un conocimiento adecuado de sus reacciones adversas y además no explicarle nada al paciente; a esto llaman Iatrogenia Farmacológica.11
Puede ser una intervención cruenta innecesaria, un complementario para satisfacer una curiosidad del médico pero que no le resuelve nada al enfermo y sin embargo le puede causar flebitis, sepsis, etc. Ya de más envergadura, una intervención quirúrgica mal indicada o mal realizada, con los consecuentes trastornos que podrían hasta también matar al enfermo.
3.- La repercusión social de  la Iatrogenia y su manejo.-
Esta Iatrogenia no Psicológica, más objetiva que la anterior, denota mala formación académica del personal médico y para-médico y por ello tiene que velar el desarrollo de la Tecnología y la Ciencia en nuestra esfera.
En general la Iatrogenia  crea inconformidad y desconfianza en la población que tiene todas sus esperanzas de desarrollo puestas en este personal que se está formando. Que todavía exista un médico o un enfermero con rezagos de una formación inadecuada lo pueden entender, pero no el caso contrario. Nuestra profesión es de virtuosos, no permite preconceptos económicos en el manejo de los pacientes. Los enfermos no pueden ni deben ser fuentes de enriquecimiento.5 El título de Médico nos enviste de inmunidad que hay que apreciar y dignificar.
La falta de organización profesional facilita la iatrogenia y se ve en los especialistas que por necesidades económicas trabajan en centros que obligan a ver apresuradamente al enfermo, con horario limitado y sin los recursos necesario.7
La Sociedad exige y la Tecnología tiene que responder a sus inquietudes con medidas drásticas que eliminen este fenómeno que desprestigia y daña nuestra moral Socialista.
Desde este punto de vista se sancionan las faltas médicas, se atienden las reclamaciones de la población y se satisfacen todas las demandas que pueden ser resueltas, las que dependan de los factores humanos, al eliminarlas en cuanto son constatadas.

CONCLUSIONES

Podemos decir que la Iatrogenia tiene infinidad de facetas, formas de aparición, que deben ser vigiladas y juzgadas siempre que sea preciso.
 Es indispensable la formación integral desde el punto de vista ético y moral en el personal de la salud que además debe tener condiciones humanas especiales.
 El desarrollo Tecnológico y Científico tiene que ir aparejado por la concientización de los trabajadores que en ella se desarrollan para alcanzar las expectativas de la nueva Sociedad.

The iatrogenic aspects.

Summary

It is an injury that did not exist before on the patient’s health and in the present the patient suffers it due to an ineffective medical care or to a doctor’s action, attitude or measure. This injury can be psychological when it attempts against the psychic integrity of the individual and his/ her moral and ethics concepts. It can become the organic diseases worse; and it is not psychological when it affects the physical integrity of the individual. Because of the problems observed, we have as objectives: to recognize the concept, the etiology and the consequences of the iatrogenic aspects; to relate the social conditioning of this frequent and important phenomenon and the development of Medicine as the science that deals with this problem; to characterize ethically which should be the management of the problem for its prophylaxis with the scientific comprehension of its base and consequences.
Procedures:  A research work is carried out with the revision of reading method on bibliographic documents and the compared studied.
Conclusions: Iatrogenic causes have infinite sides and show up forms that must keep watched and be judge always provided if it is necessary. It is essential the integral education related to the ethical and moral point of view of the personnel that work at the Health System that must be characterized for having special human characteristics. The technological and scientific development must  go on in the same direction of the workers’ consciousness  in order  to reach the  new expectations of the society.
Key words: Iatrogenic causes, Mal praxis, medical ethics.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005

  2. Llanio Navarro, Raimundo and al. Propedéutica clínica y Semiología médica
    © Editorial Ciencias Médicas, 2003.

  3. Colectivo de autores. Introducción a la Medicina general Integral.
    Edit. Cien. Méd. La Habana, 2001.

  4. Orrego Puelles, Enrique. Mal praxis médica.
    Acta Cancerológica. Vol. 31. No 1. Mayo 2002.

  5. Pavón Vego, Cecilia. Iatrogenia en el Hospital del Niño
    Rev. Soc. Bol. Ped. 2001; 40 (3).

  6. González Menéndez, Ricardo. Los secretos de la prevención de la Iatrogenia
    Rev. Cubana de Medicina 2003; 42 (6)

  7. Gerstner B, Jochen. Iatrogenia
    Editorial. Rev. Colombiana  de Ortopedia. Vol. 15 No 2, Agosto 2001.

  8. Franco A. Iatrogenia en cirugía.
    Rev. Coloma. Cir. 2006; 21:15-22

  9. Celso Pereira, Alfonso. Iatrogenia en Cardiología
    Arq. Bras. Cardiol. Vol. 75 n.l Sao Paulo, July 2000.

  10. Gálvez Cabrera, Elisa. Criterio profesional acerca del error médico
    Rev. Cubana de Med. Gen. Integ. 1998; 14 (1).

  11. Mendoza Patiño, Nicandro. Iatrogenia Farmacológica
    Rev.  Fac. Med. UNAM, Vol.47 No 1. Enero- Febrero 2004.

  12. García, F. M. Iatrogenia y Dyspraxis Médica. Enfoque Bioético
    R.F.M, Vol. 28, No 1. Caracas. 2005. 

__________________________________


Hospital Militar Dr. Mario Muñoz Monroy, Gelpi, Matanzas, Cuba.

Especialista en Medicina Interna. Profesor Asistente Facultad de Ciencias Médicas de Matanzas. Hospital José Ramón López Tabrane, Versalles, Matanzas, Cuba.

 

 

 Sumario, Siguiente