Sumario, Siguiente
Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2004;1(2-3)

 

 

 

Artículos originales

 

ESTUDIO DE UTILIZACIÓN DE ANTIPSICÓTICOS EN LA ESQUIZOFRENIA EN HOSPITALES DE ESPAÑA, ESTONIA, HUNGRÍA Y CUBA

Idilio González Martínez 1, Macarena C. Cáceres León 2, Adrián LLerena Ruiz 3, Roland Berezc 4, Raul A. Kiivet 5.

 

RESUMEN

Los Estudios de Utilización de Medicamentos son estudios sobre comercialización, distribución, prescripción y uso de los medicamentos en una sociedad, con especial énfasis en sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas. Estos estudios en Psiquiatría permiten valorar el uso de psicofármacos tanto en la atención ambulatoria como hospitalaria, obtener la morbilidad presumida de algunas enfermedades a partir del consumo de fármacos específicos, y valorar la utilización excesiva o insuficiente de un determinado fármaco. Existen grandes diferencias en el uso de psicofármacos a nivel internacional, especialmente tras la introducción de los nuevos antipsicóticos, fármacos mas seguros y eficaces, pero también mas caros y no exentos de efectos adversos importantes. Otro aspecto de especial relevancia es la falta de protocolos de prescripción que intenten minimizar los efectos adversos de estos fármacos. A partir de las dosis diaria prescrita (PDD) puede evaluarse las pautas de prescripción en diferentes lugares o a lo largo del tiempo.

El presente estudio tiene como objetivo analizar las prescripciones para el primer episodio de esquizofrenia en todos los pacientes hospitalizados durante 1999. Se realiza un análisis comparativo internacional entre Cuba, Hungría, España y Estonia, encontrándose que el fármaco mas utilizado en Estonia fue risperidona (34 % de todos los antipsicóticos, PDD 4.3 mg), en España olanzapina (26 %, 14 mg), en Hungría clozapina (45 %, 178 mg) y en Cuba (clorpromacina 39%, 158mg). También se observaron diferencias en las PDD entre los diferentes países estudiados. Se concluye que en los tres países europeos los neurolépticos atípicos fueron utilizados como fármacos de primera línea en el tratamiento de los nuevos casos de esquizofrenia, sin embargo, en Cuba el 100% de los incidentes usaron neurolépticos clásicos. Además, en Cuba una tendencia al uso simultáneo de dos o tres neurolépticos, existiendo además una elevada asociación de estos con fármacos anticolinérgicos.

Palabras clave: fármaco epidemiología, dosis diaria prescrita, polifarmacia

INTRODUCCIÓN

La Terapéutica Farmacológica ocupa un papel principal en la atención a pacientes. Prácticamente la totalidad de los enfermos ingresados reciben medicación, así como un enorme porcentaje de los atendidos en Asistencia Primaria. En la actualidad la utilización de medicamentos es, además, uno de los capítulos más importantes del gasto sanitario. Otro aspecto fundamental es una gran parte de los ingresos hospitalarios son motivados por efectos adversos de los fármacos

La farmacoepidemiología se puede definir como la ciencia que estudia el impacto de los fármacos en poblaciones humanas utilizando para ello el método epidemiológico. Esta actividad resulta de la conjunción de la farmacología clínica y de la epidemiología. La primera estudia los efectos de los fármacos en la especie humana, mientras que la epidemiología presta el método, permitiendo así conocer lo que ocurre con los medicamentos cuando son utilizados por grandes poblaciones.1 Los estudios de farmacoepidemiología son realizados por equipos multidisciplinarios que están consiguiendo resultados de profundo impacto, los cuales revelan datos de gran alcance sobre la eficacia real o pretendida de los fármacos, tanto en relación con la morbilidad de una determinada enfermedad como de su mortalidad.2

Puede decirse que la farmacoepidemiología abarcaría, entre otras cosas, tanto la actividad de farmacovigilancia (tareas encaminadas a conocer la seguridad de los fármacos una vez comercializados) como los estudios de utilización de medicamentos.1 La exigencia de una formación específica ha hecho que aparezca una oferta informativa cada vez más diversificada. Existen numerosas publicaciones en el área, y recientemente se han editado nuevas revistas que de forma explícita recogen estudios de farmacoepidemiología.3

La Organización Mundial de la Salud define como EUM, "los estudios sobre comercialización, distribución, prescripción y uso de los medicamentos en una sociedad, con especial énfasis en sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas."4 Los EUM son una excelente herramienta para el estudio científico del uso de fármacos, que pueden utilizarse para: a) analizar la utilización excesiva, insuficiente o mala de determinados subgrupos terapéuticos, b) obtener de una forma indirecta la morbilidad presumida de una población a partir del consumo de medicamentos específicos, c) informar sobre la procedencia del gasto farmacéutico y d) comparar con otros países o grupos de población las tendencias de uso de medicamentos, como método de evaluación de los sistemas sanitarios.4 Si bien la enorme importancia del gasto farmacéutico en los sistemas sanitarios ha hecho que este enfoque haya sido el predominante, sus otros usos son sin duda no menos importantes.

Los primeros antecedentes en estudios de los EUM se sitúan en la década de los 60, en la llamada tragedia de la talidomida. Por este estudio se ha señalado a Speirs entre los pioneros.5 En 1962 estudió en Escocia si las madres de niños con focomelia habían tomado talidomida, demostrando después de revisar miles de recetas, que se habían hecho estas prescripciones para la mayoría de las madres. Otro de los pioneros fue Smithells en una investigación llevada a cabo en Liverpool en 1962.6 Fueron examinadas las recetas de cloranfenicol, encontrándose que un grupo de 30 médicos sumaban más de un cuarto de todo el cloranfenicol recetado para el tratamiento de la tosferina. Todo ello a pesar de que los informes sobre el riesgo de anemia aplásica producida por cloranfenicol habían tenido una amplia difusión y se sabía que la utilización de este fármaco no era conveniente. Se comprobó que los médicos mayores prescriptores de este fármaco seguían haciendo muchas recetas dos años después. Cuando este trabajo se publicó en 1966, fue en parte responsable de que la comisión de seguridad de los medicamentos del Reino Unido diera su primer aviso a los médicos para que prestasen atención al peligro de anemia aplásica asociada al cloranfenicol.

En 1966 y 1967 Engel y Siderius realizaron el que se suele citar como primer EUM internacional. Estos consultores de la oficina europea de la OMS prepararon un informe sobre el uso de medicamentos en países europeos, demostrando diferencias en la utilización de medicamentos.7,8 Los resultados fueron presentados en un simposium en Oslo en 1969, organizado por la OMS (OMS 1970).

Es necesaria la existencia de unidades de medida aceptadas y utilizadas para la realización o interpretación de este tipo de estudios. Aunque se han utilizado diferentes abordajes metodológicos para cuantificar el uso de fármacos, tres unidades han quedado predominantemente establecidas: coste, volumen de prescripción y dosis diarias definidas (DDD)9 La DDD es una unidad técnica internacional, de medida y de comparación del consumo de fármacos, se define como la dosis media diaria de mantenimiento de un fármaco cuando éste se usa en su principal indicación, en adultos, por una vía de administración determinada. 10,11 En el caso de asociaciones de medicamentos es necesario utilizar como unidad de medida el "número diario de comprimidos, tabletas, cápsulas, etc".10

Uno de los indicadores que permite estudios desde la óptica del número de pacientes en tratamiento, permitiendo así hacer comparaciones de poblaciones de diferente tamaño, es la DDD por mil habitantes y por día (DDD/1000/día).11,12 Ésta da una idea de la proporción de una población de un área determinada que podría estar tratada con un fármaco. Expresa cuántas personas de cada mil habitantes de la comunidad estudiada están recibiendo al día una DDD de un determinado fármaco o subgrupo terapéutico. La DDD permite realizar comparaciones entre diferentes periodos de tiempo dentro de un mismo país, así como con otros países sin que afecten los cambios de presentaciones o de precios. Además, nos da una idea de la población tratada de una determinada enfermedad. La mayoría de los estudios realizados en Europa y España se basan en las recetas facturadas con cargo a los Sistemas Públicos de Salud, mayoritarios en la cobertura sanitaria en Europa, entre ellos España13 y también en Cuba.

En otro tipo de estudios interesa el estudio de la utilización de fármacos en hospitales o analizar las diferencias en la prescripción para una determinada enfermedad, En estos estudios se utiliza como indicador la DDD/100estancias/día , otra unidad de medida es la dosis diaria prescrita ( PDD ) , basada en el promedio de dosis real prescrita para cada paciente.7,9,14

El uso de los EUM como herramienta metodológica es diverso. El campo de la psiquiatría permite valorar el uso de psicofármacos tanto en la atención en Asistencia Primaria como hospitalaria, obtener una morbilidad presumida a partir del consumo de psicofármacos, y valorar la utilización excesiva o insuficiente de un determinado fármaco. A partir de las PDD puede evaluarse las pautas de prescripción en diferentes lugares o a lo largo del tiempo, y comparar las pautas de prescripción en diferentes lugares.3

La esquizofrenia es una de las enfermedades psiquiátricas más importante por su prevalencia y la severidad de sus síntomas, que implica no sólo afectación al paciente sino también a su entorno familiar y social. En los últimos años la aparición de nuevos antipsicóticos ha permitido una optimización del tratamiento de esta enfermedad, al ser fármacos más seguros y eficaces.2 En general existen diferencias en el uso de fármacos antipsicóticos, en gran parte debidas a la aparición de estos nuevos principios activos que han cambiado las expectativas de esta enfermedad. El tratamiento farmacológico ha supuesto uno de los grandes cambios en el pronostico de la esquizofrenia. Los pacientes en tratamiento farmacológico con antipsicóticos, mejoran su calidad de vida y disminuyen el número de recaídas.15

Esta visión tiene varios ángulos, la mejora en calidad de vida supone costes añadidos, en términos económicos y también en la severidad de los efectos adversos, muchos e ellos desconocidos. Los fármacos antipsicóticos suponen el coste principal en el tratamiento de la esquizofrenia (13.9 % del total) siguiendo en importancia, antiparkinsonianos (10,7 %).16 Estos datos demuestran que a diferencia de otras enfermedades no son demasiados los fármacos necesarios para el tratamiento de esta patología. En los últimos años se ha producido una verdadera revolución terapéutica con la introducción en el mercado de muchos nuevos fármacos. Sin embargo, para valorar su verdadera eficacia, se necesitan estudios amplios que permitan ver si su alto coste de adquisición compensa por la disminución en la presencia de reacciones adversas o ingresos hospitalarios.

La farmacoepidemiología es una herramienta para la valoración desde el punto de vista económico y también para el cálculo de parámetros epidemiológicos. Desde el punto de vista hospitalario, por estudios anteriores conocemos que existen diferencias internacionales en los países implicados en estos estudios, a nivel de Hospitales generales,17 y en Hospitales Psiquiátricos.18,19

En estudios anteriores hemos demostrado19 que tratamiento farmacológico hospitalario con antipsicóticos de la esquizofrenia en Extremadura es similar al utilizado en los países comparados (Suecia y Estonia), pero las pautas de utilización implican frecuentes asociaciones y monoterapia en pocos casos. En resumen en España se utiliza politerapia con asociación de varios antipsicóticos con PDD bajas respecto de Suecia, donde predomina la monoterapia, pero a PDD muchos mas altas.

Se ha demostrado las diferencias internacionales en los neurolépticos utilizados para el tratamiento de esta enfermedad y en la forma de utilizarlos, siendo cuestionada por su peligrosidad la asociación de antipsicóticos y/o de estos con antidepresivos por su potencial interacción farmacocinética.18

Teniendo en cuenta la frecuencia en el uso de politerapia antipsicótica, las interacciones debido a la inhibición competitiva por la administración simultánea de mas de un fármaco podría ser un hecho trascendente clínicamente.20 La consecuencia de las situaciones expuestas sería un aumento o disminución inesperada de las concentraciones plasmáticas de fármaco y/o metabolito a partir de una disminución o aumento del fenotipo metabólico (capacidad de eliminación en función del metabolismo individual). Cualquiera de estos hechos puede conducir a una alteración terapéutica debido a una disminución de los efectos o a la aparición de reacciones adversas inesperadas. Es conocido que gran parte de los antipsicóticos y antidepresivos no solo interaccionan sino que producen un efecto inhibitorio sobre el CYP2D6 convirtiendo pacientes fenotípicamente normales en Metabolizadores Lentos.21 Este hecho lo hemos demostrado recientemente en pacientes tratados con risperidona, en los que se ha observado una disminución de la capacidad metabólica (y de eliminación) cuando se administra conjuntamente con inhibidores del CYP2D6.22

El objetivo principal de este trabajo es evaluar el tratamiento farmacológico de la esquizofrenia en el Hospital Psiquiátrico de La Habana en relación al recibido en Estonia, Hungría y España para la misma patología. Analizando la pauta del tratamiento farmacológico de la esquizofrenia en Cuba en comparación con los países en estudio: principio activo y dosis (PDD) de los fármacos antipsicóticos utilizados y analizar el uso de asociaciones potencialmente peligrosas de fármacos utilizados en Cuba.

MATERIAL Y MÉTODOS

Para estudiar las diferencias internacionales en la prescripción del tratamiento de la esquizofrenia se realizó un estudio retrospectivo revisando las historias clínicas de todos los pacientes egresados en el año 1999, diagnosticado con primer episodio de esquizofrenia en los hospitales universitarios de Tartu (Estonia), Extremadura (España), Debrecen (Hungría) y Hospital Psiquiátrico de la Habana (Cuba) . En los países europeos el estudio se extendió al año 1998 completo, con el mismo protocolo.

El estudio recibió la aprobación de cada uno de los Comités Éticos Universitarios locales (Declaración de Helsinki y revisiones posteriores), y fue realizado siguiendo las normativa ética vigente para este tipo de estudios en especial en lo concerniente a la confidencialidad de la información.

Los pacientes fueron seleccionados según los siguientes criterios de inclusión:

En Cuba del 1 de Enero al 31 de Diciembre de 1999.

Los criterios de exclusión fueron:

Los datos del uso de neurolépticos fueron recogidos en protocolos de tratamiento (Anexo 1) y se procedió a la creación de una Base de Datos creada en base al Programa Microsoft Access.

La PDD se calculó sumando el total de días en tratamiento de cada uno de los principios activos y dividiéndolo por el número de pacientes en tratamiento con cada uno de estos fármacos. Asimismo, se calculó la dosis mínima y máxima de cada antipsicótico y el porcentaje de días en tratamiento con cada neuroléptico .

El análisis de la polifarmacia en Cuba se expresó en porcentaje con respecto al número total de días en tratamiento, durante los cuales se usó más de un neuroléptico en el mismo paciente al mismo tiempo. Así como la combinación de neurolépticos con antidepresivos y anticolinérgicos.

RESULTADOS

El número de pacientes incidentes en Cuba fue de 57, similar al de las otras localizaciones, con una edad media de 29 años y una estancia media de 58 días. La edad media fue similar en todas las localizaciones, predominan en todas los varones. La estancia media en Cuba fue superior al resto. (Tabla I).

Tabla 1. Descripción de la población estudiada de pacientes esquizofrénicos incidentes. Ciudades Badajoz (España), Debrecen (Hungría), Tartu (Estonia) y La Habana (Cuba) y periodo de estudio.


Badajoz

1998-99

Debrecen

1998-99

Tartu

1998-99

La Habana

1999

Número de pacientes

44

42

46

57

Edad media

28

26

22

29

Varones (%)

67%

42%

56%

60%

Estancia media en días

39

25

28

58

En todos los países estudiados los pacientes esquizofrénicos recibieron tratamiento farmacológico mas del 98% de los días de ingreso. En los tres hospitales europeos estudiados los neurolépticos atípicos fueron usados en más del 50% de los días de tratamiento del primer episodio de esquizofrenia . En Estonia el fármaco más prescrito fue la risperidona (34 % del total de los días de tratamiento), en Hungría la clozapina (45 %), en España la olanzapina (26 %). Sin embargo en Cuba predomina el uso de neurolépticos clásicos o típicos, la clorpromacina (38,5 %) (Tabla II). El haloperidol se encuentra en segundo lugar en todos los países, excepto en Hungría, que se encuentra en tercer lugar, siendo el neuroléptico clásico más utilizado .

Tabla 2. Los cinco neurolépticos más utilizados (en porcentaje con respecto al total de días de tratamiento con fármacos antipsicóticos) y dosis diaria prescrita, (PDD)

Tartu,

(Estonia)

Debrecen,

(Hungría)

Extremadura,

(España)

La Habana,

(Cuba)

1. Risperidona

(34%, 4.3 mg)

1. Clozapina

(45%, 178 mg)

1. Olanzapina

(26%, 14 mg)

1. Clorpromazina

(39%, 158mg)

2. Haloperidol

(22%, 5.3 mg)

2. Risperidona

(25%, 4.4 mg)

2. Haloperidol

(24%, 6.1 mg)

2. Haloperidol

(33%, 10 mg)

3. Perfenacina

(14%, 11 mg)

3. Haloperidol

(11%, 5.8 mg)

3. Levomepromazina

(18%, 36 mg)

3. Flufenazina

(12%, 15mg)

4. Clozapina

(8%, 207 mg)

4. Sulpiride

(7%, 340 mg)

4. Risperidona

(13%, 5.8 mg)

4. Levomepromazina

(6%, 39mg)

5. Olanzapina

(8%, 15 mg)

5. Sertindol

(4%, 8.1 mg)

5. Clozapina

(4%, 282 mg)

5. Trifluoperazina

(4%, 26 mg)

 

Los neurolépticos atípicos fueron dos veces más frecuentemente utilizados que los neurolépticos clásicos en los tres Hospitales europeos estudiados. En Cuba se continúan usando los neurolépticos clásicos en su totalidad. No existe unanimidad en el fármaco de primera elección entre los diversos países.

Las dosis diarias prescritas (PDD) de neurolépticos utilizados en los pacientes esquizofrénicos se presentan en la (Tabla II). La PDD de haloperidol fue diferente en Cuba con respecto a los demás países estudiados. La PDD de risperidona fue similar en los tres países europeos, siendo de 4,3; 4,4 y 5,8 mg en Estonia, Hungría y España, respectivamente.

En cuanto a la asociación de fármacos se exponen los resultados de Cuba (Tabla III). En un 37 % de los días de tratamiento se utilizó un sólo neuroléptico, con 2 neurolépticos el 54 % y con 3 el 3 % de los días de tratamiento.

Tabla 3. Combinaciones de neurolépticos con antidepresivos y anticolinérgicos usados en la Población de 57 esquizofrénicos incidentes durante 1999 estudiada en Cuba (expresado en días de tratamiento y porcentaje de días sobre el total de ingreso)

Los neurolépticos fueron utilizados junto con anticolinérgicos en el 80 % de los días de tratamiento. Y solamente en el 3,5 % de los días recibieron tratamiento concomitante con antidepresivos

DISCUSIÓN

El número de pacientes incidentes egresados del Hospital Psiquiátrico de La Habana es algo mayor al resto debido al gran número de pacientes que atiende este hospital cada año, considerado centro de referencia nacional. La estancia media es bastante superior al resto de los países estudiados. Esto podría ser debido a la falta, en ocasiones, de recursos terapéuticos (neurolépticos clásicos), así como a la no disposición en el mercado cubano de neurolépticos atípicos.

El estudio muestra que en Estonia, España y Hungría los neurolépticos atípicos fueron utilizados como fármacos de primera línea, a pesar de la carencia de convicción evidente de la mayor eficacia coste efectividad de los neurolépticos de nueva generación. Sin embargo en Cuba el 100 % de los incidentes usan neurolépticos clásicos, esto se debe mas bien a la falta de disposición de estos fármacos en el mercado. Ahora bien, aunque sería muy beneficioso contar con la posibilidad de disponer de los neurolépticos atípicos, en el caso del tratamiento del primer brote de esquizofrenia se recomienda iniciar éste con la utilización de neurolépticos clásicos.2

En el tratamiento del primer episodio de esquizofrenia en los países europeos predomina el uso de fármacos antipsicóticos atípicos respecto de Cuba, en donde se usan predominantemente los clásicos. No existe unanimidad en el fármaco de primera elección. El haloperidol continua siendo el neuroléptico clásico m as utilizado en los tres países europeos, y el segundo en Cuba . En la actualidad continua siendo el neuroléptico prototipo en la lista de medicamentos esenciales de la OMS, 4 esto podría deberse a su elevada potencia antipsicótica y escasa capacidad de producir sedación.2

Las dosis de antipsicóticos utilizadas (PDD) son similares en los países estudiados, a excepción del haloperidol cuya PDD es mayor (casi el doble) en Cuba que en el resto de países. Sin embargo, la cifra de Cuba se considera una dosis media, similar a la encontrada en el estudio de Kiivet y cols, así como en el de Sacristán y cols.19,23

La PDD de risperidona es similar en los tres países europeos, coincidiendo con la dosis recomendada en la bibliografía.2 De la presente información se puede observar que no existen razones que puedan justificar la utilización de antipsicóticos atípicos como fármacos de primera línea en los países europeos estudiados.

Podemos decir que existe una tendencia a la politerapia con 2 y 3 neurolépticos en pacientes que ingresan por primera vez. No existen evidencias de una mayor eficacia del uso de dos neurolépticos sobre uno.18 En un estudio realizado en Italia se ha observado una tendencia a la disminución en el uso de más de un neuroléptico.24

En cuanto a la utilización concomitante con antidepresivos es notablemente baja, en comparación con las cifras encontradas en el estudio de Kiivet y cols.18

Estas asociaciones entre los neurolépticos y antidepresivos (haloperidol, nortriptilina, amitriptilina) pueden hacer que aumente la posibilidad de reacciones adversas, ya que son metabolizados por la misma isoenzima de la familia del citocromo P450 (CYP), CYP2D6 y son también potentes inhibidores de esta enzima.25,26 Debido a la inhibición del CYP2D6 el fenotipo de los metabolizadores rápidos puede ser transformado en metabolizadores lentos27 y aumentar anticipadamente las concentraciones plasmáticas de uno de o de ambos fármacos. La polifarmacia puede, por tanto, exponer a los pacientes a efectos adversos dependientes de las concentraciones plasmáticas de estos fármacos, incluidas arritmias cardiacas que pueden ser mortales.

La asociación de anticolinérgicos al tratamiento antipsicótico es un esquema bastante generalizado dentro de los profesionales, esta combinación es ampliamente prescrita a pesar de las sugerencias de que sólo un 10 ó 35% de los pacientes requieren de estos fármacos.28,29 Se ha especulado que los fármacos anticolinérgicos se han prescrito por razones profilácticas, a pesar del hecho de que no hay efectividad en la prevención de estos síntomas extrapiramidales.30,31 No debemos suponer que el alto uso de anticolinérgicos en Cuba se debe a la falta de disposición de neurolépticos atípicos, los cuales realmente han bajado el consumo de anticolinérgicos. En el estudio de Kiivet y cols.,18 la asociación de anticolinérgicos con antipsicóticos clásicos en los países europeos era una media del 50 % de los días de tratamientos. Esto nos hace pensar que los esquemas de prescripción en Cuba podrían ser mejorados con respecto a este tipo de asociación.

Todo esto nos hace pensar la necesidad de realizar estrategias de intervención para promover el Uso Racional de los fármacos antipsicóticos con el fin de optimizar la relación coste/beneficio, principalmente:

STUDY OF THE USE OF ANTIPSYCHOTIC DRUGS FOR SCHIZOPHRENIA IN HOSPITALS OF SPAIN, ESTONIA, HUNGARY AND CUBA

SUMMARY

Studies of the use of Drugs (Medications) are studies on marketing, distribution prescription and use of medications in a society, with a special emphasis on the sanitary, social and economic consequences. These studies on Psychiatry allow to assess psychopharmaco use both in out care and in hospitality care, as well as, to obtain the predicted morbidity of some diseases taking into account the consumption of specific drugs, and assessing the excessive or insufficient use of a specific one. There are great differences in the use of psychopharmacs at world wide level, specially after the introduction of new antypsychotic drugs, more affective and safer ones, but also more expensive and not free from important adverse affects. Other eminent aspect is the lack of prescription protocols intending to minimise ad versed effects of these drugs. Taking into account the daily prescribed dose (PDD), prescription standards can be assessed in different places or throughout the time.

The present study aims to analyse prescriptions for the first schizophrenia episode in all hospitalised patients during 1999. An international comparative analysis is made among Cuba, Hungary, Spain and Esthonia, finding that the most used drug in Esthonia was risperidona (34% of all antipsychotic drugs, PDD 4,3 mg), in Spain, olanzapine (26 %, 14 mg), in Hungary, clozapine (45 %, 178 mg) and in Cuba, chlorpromazine (39 %, 158 mg). Differences in PDD among different studied countries were also observed.

The is concluded that in the three European countries, atypical neuroleptics were the main drugs used in treatment of new cases of schizophrenia. However in Cuba, 100% of patients used classic neuroleptics. In addition, in our country there is a tendency to simultaneously use two or three classic neuroleptics and also a high association of these to anti-cholinergia drugs is present.

Key Words: pharmaco epidemiology, daily prescribed dose, polypharmacy

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Carvajal A. Introducción a la Farmacoepidemiología: Concepto, Historia, Métodos y Fuentes de Datos. En: Carvajal A, ed. Farmacoepidemiología. Valladolid: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Valladolid; 1993.

  2. Flórez J. Farmacología Humana. Barcelona: Ediciones Masson; 1997.

  3. Carvajal A, Pozo J del, Castro AM de, Martín Arias LH, Sánchez Sánchez A. Desarrollo y proyección de la farmacoepidemiología. Farmacoterapia 1999;16:229-33.

  4. Comité de expertos de la OMS. Selección y uso de medicamentos esenciales. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 1992. (Serie de Informes Técnicos; nº 796)

  5. Speirs L. Thalidomide and congenital abnormalities. Lancet 1962;1:303-5.

  6. Smithells W. Thalidomide and malformations in Liverpool . Lancet 1962;1:1270-3.

  7. Serradell J, Bjornson DC, Hartzema AG. Drug utilization studies; sources and methods. En: Harzema AG, Porta MS, Tilson HH eds. Pharmacoepidemiology. Cincinnati: Harvey Whitney ; 1991.

  8. Engel A, Siderius P. The consumption of drugs: report on a study 1966-1967; Euro 3101. WHO Regional Office for Europe. Copenhague; 1968.p.1-98.

  9. Martín Arias LH. Estudios de utilización de medicamentos. En: Carvajal A, ed. Farmacoepidemiología. Valladolid: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Valladolid; 1993.

  10. Bergman U, Sjoqvist F. Measurement of drug utilization in Sweden: methodological and clinical implications. Acta Med Scand 1984; 683:15-22.

  11. Wessling A, Boethius G. Measurement of Drug use in a defined population. Evaluation of the defined daily dose (DDD) methodology. Eur J Clin Pharmacol 1990;39:207-10.

  12. Lunde PK, Bakaas I. Epidemiology of drug utilization-basic concepts and methodology. Acta Med Scand 1988;721:7-11.

  13. Ruíz Clavijo MT, Sainz de Rozas C. Estudio del consumo de antipsicóticos en La Rioja. Años 1997-1998. Impacto de los nuevos antipsicóticos. Pharm Care Esp 2000;2:338-46.

  14. Capellá D, Laporte JR. Métodos aplicados en estudios descriptivos de utilización de medicamentos. En: Laporte JR, Tognoni G, eds. Principios de epidemiología del medicamento. Barcelona: Masson-Salvat; 1993.p.67-94.

  15. Johnstone EC, Geddes J. How high is the relapse rate in schizophrenia? Acta Psychiatr Scand 1994;382:6-10.

  16. Evers S, Ament A. Cost of schizophrenia in the Netherlands . Sch Bull 1995;21:141-53.

  17. LLerena A, Vega JS, Kiivet RA. The use of antidepressants and neuroleptics in five european countries. WHO Durg Conference. Oxford: University; 1993.

  18. LLerena A, Kiivet RA. Fixed combinations of neuroleptic and antidepresant drugs. Br J Clin Pharmacol 1994;37:531-32.

  19. Kiivet RA, LLerena A, Dahl ML, Rootslane L, Vega JS, Eklundh T, et al. Patterns of drug treatment of schizophrenic patients in Estonia, Spain and Sweden. Br J Clin Pharmacol 1995;40:467-76.

  20. Ito K, Iwatsubo T, Kanamitsu S, Ueda K, Suzuki H, Sugiyama Y. Prediction of pharmacokinetic alterations caused by drug-drug interactions: metabolic interaction in the liver. Pharmacol Rev 1998;50:387-12.

  21. LLerena A, Herraiz AG, Cobaleda J, Johansson I, Dahl ML. Debrisoquin and mephenytoin hydroxylation phenotypes and CYP2D6 genotype in patients treated with neuroleptic and antidepressant agents. Clin Pharmacol Ther 1993; 54:606-11.

  22. Berecz R, LLerena A, Rubia A de la, Gómez J, Kellermann M, Dorado P, et al. Relationship between risperidone and 9-OH-risperidone plasma concentrations and CYP2D6 activity on in psychiatric patients. Pharmacopsychiatr; 2002. (en prensa)

  23. Sacristan JA, Gomez JC, Montejo AL, Vieta E, Gregor KJ. Doses of olanzapine, risperidone, and haloperidol used in clinical practice: results of a prospective pharmacoepidemiologic study. EFESO Study Group. Clin Ther 2000;22:583-99.

  24. Brambilla P, Monzani E, Alessandri M, Frova M, Barbui C, Erlicher A. The use of psychotropic drugs in an Italian psychiatric hospital: a two-year-long follow-up study. Epidemiol Psichiatr Soc 1999;8:262-9.

  25. Dahl ML, Bertilsson L. Genetically variable metabolism of antidepressants and neuroleptic drugs in man. Pharmacogenetics 1993;3:61-70.

  26. Sjöqvist F. Pharmacogenetic factors in the metabolism of tricyclic antidepressants and some neuroleptics. en: Kalow W, ed. Pharmacogenetics of drug metabolism. Oxford: Pergamon Press; 1992.p.689-98.

  27. Brosen K, Gram LF. Clinical significance of the sparteine/debrisoquine oxidation polymorphism. Eur J Clin Pharmacol 1989;36:537-47.

  28. Johnson DAW, Wright NF. Drug prescribing for schizophrenic out-patients on depot-injections.Repeat surveys over 18 years. Br J Psychiatr 1990;23:352-56.

  29. Holloway F.Prescribing for the long-term mentally ill,a study of treatment practices.Br J Psychiatr 1988;152:511-15.

  30. Mason AS, NervianoV, DeBurger RA. Patterns of antipsychotic drug use in four southeastern state hospitals.Dis Nerv Syst 1977;39:541-45.

  31. Kessler KA, Waletzky JP. Clinical use of the antipsychotics. Am J Psychiatr 1981;138:202-09.

Anexos

ANEXO 1
PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

Hospital: _______ Nº de Historia: ______________­­­____

Nombre:

Ingreso: ________________ Alta: ________________

 

FECHAS DEINICIO Y FINAL

Nº de Días

P. ACTIVO

DOSIS DIARIA

VÍA DE ADMINIST.

OBSERVACIONES

 

 

 

 

 

 

 

  1. Hospital Psiquiátrico de La Habana. Cuba. Psiquiatra del Servicio JMM.

  2. Dpto. Farmacología y Psiquiatría. Universidad de Extremadura.España. Master en Antropología

  3. Dpto. Farmacología y Psiquiatría. Universidad de Extremadura. España. Profesor Titular de Farmacología.

  4. Departamento de psiquiatría. Universidad Debrecen. Hungría.

  5. Departamento de Salud Publica. Universidad Tartu. Estonia.

 

Sumario, Siguiente