Sumario, Siguiente
Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2004;1(2-3)

 

 

 

Artículos de Revisión

FARMACOELECTROENCEFALOGRAFÍA DE LOS ANTIDEPRESIVOS

Dr. Arturo Chi Maimó 1

RESUMEN

En este artículo se revisa el uso de la farmacoelectroencefalografía en la valoración de los efectos causados por los antidepresivos, teniendo en cuenta los siguientes principios: Los fármacos que influyen en la conducta también producen cambios en el EEG, estos cambios están relacionados con el potencial terapéutico global del fármaco, los fármacos con efecto terapéutico similar presentan igual perfil en el EEG cuantitativo independientemente de su estructura química y afinidad por el receptor, los cambios cuantitativos en el EEG inducidos por la droga son reproducible en diferentes poblaciones de sujetos. En este sentido se exponen los cambios electroencefalográficos posterior la administración aguda de antidepresivos en sujetos normales y en pacientes con depresión. Además se ejemplifican los efectos en el EEG de la administración crónica de antidepresivos en pacientes con depresión y las características del EEG permiten valorar la posible respuesta al tratamiento con estos psicofármacos antes y después de haber iniciado la terapéutica. Se concluye que el EEG constituye una herramienta que permite predecir la respuesta a la terapéutica así como el monitoreo de la biodisponibilidad a nivel del sistema nervioso central de los antidepresivos durante el tratamiento, permitiéndole al psiquiatra seleccionar el tipo y ajustar la dosis del fármaco.

Palabras clave: antidepresivos, depresión, electroencefalografía, farmacoelectroencefalografía, psicofármacos.

INTRODUCCIÓN

Los antidepresivos son psicofármacos que se usan ampliamente en diferentes estados patológicos.1 El éxito terapéutico con estos fármacos depende de su correcta selección y de la dosis adecuada. Por lo tanto el médico debe valerse de herramientas que le permitan valorar la efectividad del tratamiento impuesto. Entre los recursos que se disponen para este fin, se encuentran las dosificaciones de neurotransmisores, de metabolitos; la valoración clínica; estudios imagenológicos; investigaciones electrofisiológicas; entre otros.

Algunos de estos recursos como los estudios bioquímicos e imagenológicos son costosos y no están al alcance de todas las instituciones. En el caso de la valoración clínica el factor tiempo es importante, pues se necesitan varios días de tratamiento para poder determinar si la terapéutica es adecuada o no.

En relación con las investigaciones electrofisiológicas, se ha visto que la electroencefalografía constituye uno de los métodos no invasivos que permite estudiar la influencia de los psicofármacos sobre la actividad neuroeléctrica. Esta rama conocida como Fármacoelectroencefalografía, se sustenta en los siguientes principios:

  1. Los fármacos que influyen en la conducta también producen cambios en el EEG.2

  2. Estos cambios están relacionados con el potencial terapéutico global del fármaco.3

  3. Los fármacos con efecto terapéutico similar presentan igual perfil en el EEG cuantitativo independientemente de su estructura química y afinidad por el receptor.4

  4. Los cambios cuantitativos en el EEG inducidos por la droga son reproducibles en diferentes poblaciones de sujetos.5,6

Teniendo en cuenta los aspectos anteriores, ¿cómo la electroencefalografía contribuye a la valoración de la terapéutica con antidepresivos?.

Luego el objetivo de este artículo es ejemplificar el uso de la electroencefalografía en la valoración de la terapéutica con antidepresivos.

DESARROLLO

CAMBIOS ELECTROENCEFALOGRÁFICOS POSTERIOR LA ADMINISTRACION AGUADA DE ANTIDEPRESIVOS EN SUJETOS NORMALES

La administración de una dosis única de antidepresivo en sujetos normales ha revelado dos perfiles electroencefalográficos:7-11

  1. Un perfil caracterizado por incremento de la actividad alfa cuando se administraba desipramina, altas dosis de pirlindol, pequeñas dosis de sertralina, fluoxetina, nomifensina, zimelidina. Estas variaciones en el EEG se corresponden con las propiedades estimulantes de estos psicofármacos.

  2. Otro perfil que muestra incremento de la actividad theta y beta, asociado a disminución de la actividad alfa. Antidepresivos con efectos duales, estimulantes y sedantes, como la imipramina, la amitriptilina, la fluvoxamina y la mianserina exhiben este perfil.

No obstante, a lo planteado, Saletu y Grunberger9 encontraron que los efectos de la fluoxetina varían en dependencia de las condiciones del registro. Cuando el registro se realiza en vigilia, aparece incremento de la actividad alfa, mientras que en reposo el EEG se caracteriza por incremento de la actividad theta y disminución de la alfa.

Efectos en el EEG de la administración aguda de antidepresivos en pacientes con depresión.

Hay estudios realizados en que se registró el EEG en sujetos normales, seis horas después de recibir una dosis única de paroxetina. Los resultados son diferentes de acuerdo a la dosis administrada. Aquellos sujetos que recibieron 30 mg, presentaron aumento de la actividad delta y beta y disminución de la alfa.12 Por su parte, con 70 mg de este antidepresivo, se observaron efectos opuestos sobre la actividad delta y theta, pero similar a la modificación de la actividad beta.6

EFECTOS EN EL EEG DE LA ADMINISTRACIÓN AGUDA DE ANTIDEPRESIVOS EN PACIENTES CON DEPRESIÓN

Vknott y col.13 estudiaron los efectos de la administración aguda de 20 mg de paroxetina en pacientes portadores de depresión mayor. Seis horas después de la ingestión del psicofármaco no se hallaron modificaciones del EEG.

Estos investigadores sugieren que la ausencia de cambios en el EEG pudiera ser debido a que la biodisponibilidad central del fármaco se encuentra por debajo del umbral fisiológico para inducir alteraciones neuroeléctricas en pacientes con disfunción de sus sistemas 5-hidroxitriptaminérgicos.

EFECTOS EN EL EEG DE LA ADMINISTRACION CRÓNICA DE ANTIDEPRESIVOS EN PACIENTES CON DEPRESIÓN

La administración de paroxetina durante seis semanas provocó cambios en el poder absoluto y relativo espectral13 similares a los reportados por McClelland y col.6,12 y a los de Saletu.8 Se observó incremento del poder relativo theta y delta, del poder relativo y absoluto beta y disminución del poder absoluto y relativo alfa.

Desde el punto de vista topográfico, la administración crónica de paroxetina9 induce cambios parecidos a los observados por Saletu14 en sujetos normales que recibieron una dosis única de imipramina. Se evidenció un incremento difuso del poder relativo delta y theta, disminución del poder absoluto alfa en regiones anteriores y más generalizado del poder relativo alfa. No hubo coincidencias topográficas en relación con la banda beta. Mientras que la imipramina causó disminución ligera del poder beta en todo el hemisferio derecho, la paroxetina provocó cambios fundamentalmente de esta banda en regiones occipitales y temporales medias.

Esta reducción de la actividad alfa en regiones anteriores, es significativa, pues Pollock y col,15 encontraron en pacientes deprimidos no medicados excesiva actividad alfa, unido a la observación de que la paroxetina reduce el metabolismo de la glucosa en estas regiones en aquellos pacientes que responden a ella.16

Características del EEG que permiten valorar la posible respuesta al tratamiento con antidepresivos.

Estudios llevados a cabo por Wisniewski y col, evaluaron el valor pronóstico de la fármacoelectroencefalografía en pacientes deprimidos tratados durante cuatro semanas con 150 mg de fluvoxamina17 y 450 mg moclobemida.18 En ambas investigaciones aunque los resultados no tuvieron significación estadística, sin embargo se encontró que la actividad alfa fue menor en los pacientes que no respondieron al tratamiento.

La cordancia ha sido un parámetro utilizado como indicador de la respuesta al tratamiento con antidepresivos. Cook y col.19,20 detectaron disminución en la cordancia en regiones prefrontales a las 48 horas y a la semana del tratamiento con fluoxetina o venlafaxina en pacientes con depresión unipolar. Los sujetos que mostraron mayores cambios en este parámetro tuvieron una respuesta completa a las ocho semanas de tratamiento.

En pacientes portadores de trastorno obsesivo-compulsivo, Hansen y col.21 observaron que respondieron mejor a la terapéutica con paroxetina, aquellos que presentaron mayor poder relativo alfa. Los que no respondieron al tratamiento manifestaron exceso de actividad relativa theta en regiones frontales.

Además de la utilidad de los efectos incipientes provocados por los antidepresivos como predictores de la respuesta al tratamiento, existen investigaciones dirigidas a estudiar el EEG como predictor antes de comenzar el tratamiento.

Ulrich y col.22-25 han demostrado que los pacientes que respondieron a la amitriptilina y al pirlindol después de cuatro semanas de tratamiento presentaron mayor poder y valores de frecuencia alfa antes de recibir el psicofármaco.

En el estudio llevado a cabo por Knott y col.26 encontraron menor poder theta antes del tratamiento en los pacientes que respondieron al tratamiento con imipramina durante un mes.

En una investigación posterior de este mismo autor,27 se valoraron las características del EEG antes del tratamiento, se llegó a la conclusión de que los pacientes con menor poder absoluto, relativo y de la frecuencia media beta y mayor poder absoluto y relativo delta y theta en regiones frontales respondieron satisfactoriamente a la administración de paroxetina.

CONCLUSIONES

PHARMACO ELECTROENCEPHALOGRAPHY OF ANTIDEPRESSANTS

SUMMARY

The use of pharmaco EEG in the assessment of the effects caused by antidepressants is reviewed in this article, taking into account the following principles: The EEG changes are also produced due to the influence of drugs in the behaviour; these changes are related to overall therapeutic potential; drugs having a similar therapeutic effect show the same profile in the EEG, irrespective the chemical structure and the relationship with the receptor; Drug – induced EEG are reproducible in different subjects populations. In this sense, the EEG changes are exposed after the acute consumption of antidepressants in healthy subjects and in patients suffering from depression. Thus the EEG effects of antidepressant chronic consumption in patients suffering from depression and the EGG characteristics that to allow to asses the possible response for the treatment applied, using these psychopharmacs before and after the beginning of the therapy are shown. The EEG is a tool allowing to predict the therapy response and the bio-availability tracking at the level of antidepressant Central Nervous System during the treatment, and the psychiatrist may choose the type of drug and adjust its dose.

Key Words: antidepressants, depression, electroencephalography, pharmacoelectroencephalography, psychopharrmacs .

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Moller HJ, Glaser K, Leverkus F, Gobel C. Double blind, Multicenter Comparative Study of Sertraline versus Amitriptyline in Outpatients with Major Depression. Pharmacopsychiatr 2000;33:206-12.

  2. Berger H. Uber das Electro-Encephalogram des Menschen (part 3). Arch Psychiatr Nervenkr 1931;94:16-37.

  3. Fink M. EEG and human psychopharmacology. Annu Rev Pharmacol 1969;9:241-58.

  4. Itil TM. Quantitative pharmacoelectroencphalography. en: Itil, TM, ed. Psychotropic Drugs and the Human EEG. Modern Problems in Pharrmacopsychiatry. Vol. 8, New York: Karger; 1974.p.43-75.

  5. Hermann WM. Development and critical evaluation of an objective procedure for the electroencephalographic classification of psychotropic drugs. en: Hermann WM, ed. Electroencephalography in Drug Research. Stuttgart: Fisher; 1982.p.249-351.

  6. Saletu B. The use of pharmaco-EEG in drug profiling. en: Hindmarch I, Stonier PD, ed. Human Psychoparmacology Measures and Methods. Vol 1. New York: John Wiley; 1987.p.173-200.

  7. Saletu B. Pharmaco-EEG profiles of typical and atypical antidepressants. en: Costa E, Racagni G, ed. Typical and Atypical Antidepressants: Clinical Practice. New York : Raven; 1982.p.257-68.

  8. Saletu B, Grunberger J. Classification and determination of cerebral bioavailability of fluoxetina: pharmacokinetic, pharmaco-EEG, and psychometric analyses. J Clin Psychiatr 1985;46:45-52.

  9. Saletu B, Grunberger J, Linzmayer L. On central effects of serotonin re-uptake inhbitors quantitative EEG and psychometric studies with sertraline and zimelidine. J Neural Transm 1986;67:241-66.

  10. Saletu B, Grunberger J, Rajna P, Karobath M. Clovoxamina and Fluvoxamina-2 biogenicamine re-uptake inhibiting antidepressants: quantitative EEG, psychometric and pharmacokinetic studies in man. J Neural Transm 1980;49:63-86.

  11. McClelland G, Raptopoulos P, Jackson D. The effect of paroxetine on the quantitative EEG. Acta Psychiatr Scand 1989;80:50-52.

  12. McClelland G, Raptopoulos P. EEG and blood level of the potential antidepressant paroxetine after a single oral dose to normal volunters. Pharmacology 1984;83:327-29.

  13. Knott V, Mahoney C, Kennedy S, Evans K. EEG correlates of acute and chronic paroxetine treatment in depression. J Affect Disord 2002;69:241-49.

  14. Saletu B. EEG imaging of brain activity in clinical pharmacopsychiatry. en: Mauer K, ed. Topographic Brain Mapping of EEG and Evoked Potential. Berlin : Springer-Verlag; 1989.p.482-506.

  15. Pollock V, Schneider L. Quantitative, waking EEG research on depression. Biol Psychiatr 1990;27:757-80.

  16. Brody A, Saxena S, Silverman D, Alborzlan S, Fairbanks L, Phelps M, et al. Brain metabolic changes in major depressive disorder from preto post-treatment with paroxetine. Psychiatr Res 1999;91:127-39.

  17. Winlewski G, Jakitowicz J, Nowicki Z. Prognostic value of pharmaco-EEG in depression treated with fluvoxamine. Psychiatr Pol 2002;36(6Supl):109-14.

  18. ----. Prognostic value of pharmaco-EEG in depression treated with moclobemide. Psychiatr Pol 2002; 36(6 Suppl):93-8.

  19. Cook IA , Leuchter AF, Morgan M, Witte E, Stubbeman WF, Abrams M, et al. Early changes in prefrontal activity characterizes clinical responders to antidepressants. Neuropsychopharmacol 2002;27(1):120-31.

  20. Cook IA , Leuchter AF. Prefrontal changes and treatment response prediction in depression. Semin Clin Neuropsychiatr 2001;6(2):113-20.

  21. Hansen ES, Prichep LS, Bolwig TG, John ER. Quantitative electroencephalography in OCD patients treated with paroxetine. Clin Electroencephalogr 2003;34(2):70-4.

  22. Ulrich G, Renfordt E, Zeller G, Frick K. Interrelation between changes in the EEG and psychopathology under pharmacotherapy for endogenous depression: a contribution to the predictor question. Pharmacopsychiatr 1984;17:178-83.

  23. Ulrich G, Renfordt E, Frick K. The topographical destruction of alpha activity in the resting EEG of endogenous-depressive inpatients with and without clinical response to pharmacotherapy. Pharmacopsychiatr 1986;19:272-3.

  24. Electroencephalograhic dynamics of vigilance and drug-response in endogenous depression: a comparison of patients treated with amitriptyline and pirlindole. Pharmachopsychiatr 1986;19:270-1.

  25. Ulrich G, Hauq H, Stieglitz R, Fahndrich E. Are there distinct biochemical subtypes of depression? EEG characteristics of clinically defined on-drug responders and non-responders. J Affect Disord 1988;15:181-5.

  26. Knott V, Telner J, Lapierre YD, Browne M, Horn E. Quantitative EEG in the prediction of antidepressaant response to imipramine. J Affect Disord 1996; 39:175-84.

  27. Knott V, Mahoney C, Kennedy S, Evans K. Pre-treatment EEG and It´s relationship to depression severity and Paroxetina treatment outcome. Pharmacopsychiatr 2000;33:201-05.

___________________________________________

1 Especialista de 1er Grado en Fisiología Normal y Patológica. Profesor Asistente y Principal de la Facultad “Enrique Cabrera”. Jefe del Dpto. Electroencefalograma del Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Sumario, Siguiente