Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2006;3(2)

 

Jorge Rodríguez Sánchez y Arístides Hernández Guerrero. Mi psicólogo soy yo. 2da. ed. La Habana : Editorial Científico-Técnica, 2003.

Los doctores Jorge Rodríguez Sánchez y Arístides Hernández Guerrero, médicos especialistas de primer grado en Psiquiatría, son los autores y presentadores del libro Mi psicólogo soy yo , publicado por la Editorial Científico-Técnica .

En esa obra, los doctores Rodríguez Sánchez y Hernández Guerrero ( Ares, el multilaureado humorista gráfico), defienden el criterio de que para desarrollar autorresponsabilidad, solucionar problemas cotidianos, conocerse a sí mismo y crecer desde todo punto de vista, es indispensable fortalecer las bases de la salud psíquica y espiritual del homo sapiens . Para los autores de ese manual de guía y orientación, escrito con marcado enfoque ético-humanista y estructurado en nueve capítulos, cultivar la autoestima, el autoapoyo, el autorreconocimiento y la autorrealización es requisito sine qua non para ser personas sanas de cuerpo, mente y alma, y además, libres de pensamiento y de espíritu Los destacados psiquiatras caribeños estiman que el autoconocimiento y el desarrollo humano NO pueden alcanzarse solo en un contexto estrictamente profesional, sino en estrecha relación con nuestro yo , el auténtico, el verdadero, con el otro y con el entorno socionatural del que formamos parte indisoluble. Mi psicólogo soy yo es una invitación a la reflexión serena y profunda, para que los lectores se conviertan en sus propios psicoterapeutas, y consecuentemente, puedan ayudar al otro sin necesidad de desempeñar el papel de psicólogo o psiquiatra…, solo con un sentido práctico, humano, no exento de ese fino humor criollo propuesto por Ares en sus caricaturas, que hacen reír, pensar, y ¿por qué no? filosofar. Se recomienda la lectura de esa joya de la literatura científico-popular a profesionales de la salud mental, estudiantes de Psicología y amantes de la ciencia del espíritu que aspiran a convertirse en sus propios “médicos del alma”.

 

Dr. Jesús Dueñas Becerra