Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2006;3(2)

Historia del método Rorschach y su desarrollo en la Escuela Americana. Su enseñanza en Cuba

Mirian González Llaneza 1

RESUMEN

Se ofrece un breve recuento histórico del método de Rorschach. Se narran los cambios que ha presentado la prueba a partir de diversos enfoques que han dado lugar a que existan varios sistemas Rorschach y no un solo método de Rorschach como muchos profesionales creen. Se hace referencia a los cinco sistemas de Rorschach de la Escuela Americana y a la integración de estos en el Sistema Comprehensivo con mayor nivel científico.

Palabras clave: Psicodiagnóstico, Rorschach, Sistema Comprehensivo.

INTRODUCCIÓN

El psicodiagnóstico de Rorschach constituye el método de estudio de la personalidad más utilizado en el mundo, 1 aparece publicado en septiembre de 1921, y debe su nombre a su creador, el psiquiatra suizo Hermann Rorschach (1884-1922). Las modificaciones que sufren las manchas en el proceso de imprenta al publicarse su trabajo, la temprana desaparición física de su autor, y las corrientes psicológicas que le suceden a su obra, han dado lugar a la aparición de diversos enfoques Rorschach en todo el mundo. En este material se hará un resumen de los principales aportes que realiza Rorschach en el campo de estudio de la personalidad, utilizando manchas de tinta; la vigencia que mantiene el método Rorschach con el uso de la metodología de trabajo que le aporta el Sistema Comprehensivo del Dr. John E. Exner, Jr. (Profesor Emérito en Psicología de la Universidad de Long Island, Nueva York); la correspondencia en los criterios y objetivos de trabajo de Hermann Rorschach y Exner; y se expone las posibilidades de evaluación que encierra este sistema y el alcance psicométrico que actualmente tiene la prueba, que accede además de, a la información cualitativa, a la ubicación relativa del sujeto en su grupo de pertenencia. Para concluir, exponemos nuestra apreciación acerca del método de Rorschach y su utilización en cualquier sistema extrapolado de otro medio diferente al nuestro, centrando la atención de forma particular en el uso del Sistema Comprehensivo con el Rorschach en nuestro país. Esta revisión tiene como objetivo informar y orientar a todos aquellos que trabajan el Rorschach, y a los que están interesados en el tema, motivarlos a profundizar en su conocimiento.

DESARROLLO

Rorschach no fue el primero ni el último en utilizar las manchas de tinta como test psicológico, pero sus 10 láminas han sido las más utilizadas. El análisis del test está basado en lo que las personas perciben en las manchas, en su totalidad o en partes de ellas. Dicho análisis se realiza siguiendo un esquema de codificación de las respuestas, que permite su calificación acorde a diversas categorías de clasificación, como por ejemplo: la localización del objeto percibido, los determinantes que permiten precisar las características de lo observado, el contenido y demás categorías de codificación. Rorschach apunta en su monografía: “…no cabe duda alguna de que es lícito calificar esta prueba de interpretación formal como un examen de la capacidad perceptiva.” 2

El método de investigación de Rorschach con manchas de tinta, en su origen, proponía únicamente la persecución de cuestiones teóricas 2 y según se observa a lo largo de la monografía con una fuerte influencia de la teoría de la Gestalt muy en boga en aquel momento, ya que él pone el acento en estudiar la función de percepción y apercepción, lo cual destaca en el modo de clasificar las características de las respuestas. Rorschach expresa, además, en su libro, que de forma fortuita y puramente empírica se demuestra que sus resultados eran también aplicables a los fines diagnósticos. 2 Exner retoma la posición original de Rorschach, es decir, la búsqueda de cuestiones teóricas sobre la naturaleza del test y el proceso de respuesta.

Por la biografía de Rorschach conocemos su gran interés por las manchas de tinta desde temprana edad; podemos suponer que ese interés hizo que Rorschach mostrara los manchones a muchas personas preguntándoles qué podían ver ahí. Las respuestas obtenidas eran muy diversas de unas personas a otras, pero al mismo tiempo se percata de ciertos elementos que de forma común se podía apreciar en todas ellas. Había una estructura de respuesta independiente de lo que el sujeto expresara y de su contenido.

Es decir, que desde los inicios de la investigación de Rorschach con manchas de tinta se puede apreciar las diferencias que estos estudios presentaban, en relación con los trabajos de sus predecesores. El interés de Rorschach no es el estudio de la fantasía, ni pone énfasis en el análisis del contenido como lo hacen los otros investigadores, el maestro iba más allá. Rorschach dirige su trabajo hacia el análisis de la estructura, de la respuesta en sí misma, siendo el asunto del cual trata la respuesta un elemento más de la estructura de la contestación que da el sujeto.

Nos damos cuenta entonces que, al reparar Rorschach en la existencia de la estructura de la respuesta, valora rápidamente que si la percepción es el acto cognitivo más importante, en tanto antecede a los procesos ulteriores más complejos, y que sin ella no habría cognición, 3 puede utilizar los borrones de tinta, para estimular la percepción visual de los sujetos mediante la consigna “¿Qué ve Ud. aquí?” Pensó que la estructura de la respuesta pondría de manifiesto los procesos mentales, alterados o no, en las personas, y que lo inestructurado del campo estimular permitiría una mejor observación de estos procesos, por el enlentecimiento cognitivo que la ambigüedad del estímulo provoca. Para constatar esta idea, era necesario realizar comparaciones con muestras de sujetos aquejados de diversas enfermedades psiquiátricas y con personas sanas mentalmente.

En el transcurso de su investigación con las manchas y durante el estudio de los protocolos obtenidos de personas con diversas afecciones psiquiátricas y personas sanas mentalmente, Rorschach reflexiona, que las láminas que utiliza constituyen un instrumento que facilita la orientación diagnóstica para diferenciar la esquizofrenia de otros trastornos orgánicos.

El diagnóstico de la esquizofrenia era un asunto que preocupaba a los científicos de la época y en especial al psiquiatra suizo Eugen Bleuler (1857-1939) que consideraba al trastorno del pensamiento como el síntoma fundamental de esta enfermedad. Hoy día, sabemos que este síntoma puede aparecer en otros cuadros psiquiátricos, tanto funcionales como orgánicos.

Es decir, que el análisis de la estructura de la respuesta dada a las manchas permitiría el estudio de los procesos mentales en cualquier persona y que ello pondría al descubierto los trastornos subyacentes a la esquizofrenia. Para obtener ese objetivo elaboró un esquema de clasificación de las respuestas, formado por 5 diferentes códigos que permiten analizar:

En el transcurso de la investigación se percata de que la frecuencia de aparición de algunos determinantes, como movimiento o color, estaba relacionada con características diferentes de personalidad. El método no sólo tenía posibilidades para el diagnóstico clínico, en el campo de las entidades psiquiátricas, sino que ofrecía la posibilidad de identificar algunas características de personalidad.

Rorschach expresa en la monografía que los fundamentos teóricos de su experimento son imperfectos, pero considera algunos postulados sobre los que basa el método creado por él:

Se puede agregar, además, que pronosticó el alcance psicométrico de la prueba. 2

Las láminas originales que Rorschach utilizó en su trabajo de experimentación no son exactamente las que actualmente conocemos. Por un error de imprenta cuando se publica su monografía, las láminas impresas diferían de las empleadas por Rorschach en su investigación. Estas aparecen reducidas de tamaño y con ese efecto sombreado en los diferentes tintes de coloración que hoy observamos.

El aspecto que adquirieron las láminas motivó a Rorschach, quien se pronuncia acerca de los códigos que se debían estudiar 4 a punto de partida de las respuestas que sugieren las nuevas láminas, pero le sorprende la muerte pocos meses después, el 2 de abril de 1922, a causa de una apendicitis aguda cuando solo contaba 37 años de edad.

El primero que añade nuevas codificaciones al esquema de respuesta propuesto por Rorschach es el psicólogo alemán Hans Binder (1932), trabajando las respuestas que se basan en el color acromático y en el sombreado. 4

Pero la variación que sufren las láminas durante la impresión, y por ende los nuevos códigos de calificación a que dio lugar, no constituyen el único elemento que fija la aparición de los diversos enfoques Rorschach que se conocen. Otros momentos después de la muerte de Rorschach determinan con mucha fuerza otras direcciones, por ejemplo:

El primer ejemplar del Psicodiagnóstico de Rorschach aparece en los Estados Unidos 5 años después de la desaparición física de su autor. La investigación del método suizo se inicia en Norteamérica con los trabajos de tesis doctoral de los psicólogos Samuel Beck y Margaret Hertz. Posteriormente, llegan a los EE UU, procedentes de Europa, tres psicólogos, que en tierra americana comienzan a trabajar con el Rorschach. Ellos son: el alemán Bruno Klopfer, que desde el momento de su llegada en 1933 comienza a impartir cursos de Rorschach a solicitud de psicólogos y psiquiatras, entre los cuales se encontraba el polaco Zygmunt Piotrowski; y en 1938, emigra David Rapaport, quien estudia la eficacia de diferentes tests, entre ellos el Rorschach.

Cada una de estas personalidades despliega una ardua labor con el test de Rorschach, acumulan conocimientos y aportes al método y para 1957 se habían desarrollado en los EE.UU. 5 grandes sistemas de Rorschach: Klopfer, Beck, Herz, Piotrowski y Rapaport. 5

En el 1968 el joven Exner, estudioso del Rorschach, publica un trabajo en el que hace un análisis comparativo de los 5 grandes sistemas de Rorschach, en el cual resalta las diferencias existentes entre ellos. En esa fecha se establece la Fundación para el estudio del Rorschach en los EE.UU. y según expresa el propio Exner, nunca se pensó que aquellos inicios dieran lugar a la aparición de un nuevo sistema con el alcance científico que se ha logrado.

Las diferencias entre los 5 sistemas 5 se aprecian desde la administración de la prueba:

Estas conclusiones llevaron a la decisión de estudiar las ventajas e inconvenientes de cada sistema, e intentar una integración de las características procedentes de cualquiera de ellos, para los que se pudiera encontrar una justificación empírica. El objetivo era crear un método estandarizado del test que fuera fácil de enseñar, manifestará una elevada fiabilidad entre los examinadores y cuyas premisas interpretativas satisficieran los requisitos de validación. 5

Con ese objetivo se crea un proyecto para investigar la fortaleza empírica de los respectivos enfoques del test, que permitiera la integración de ellos en un método único, e integrara los conocimientos de aquellos 5 grandes investigadores que contribuyeron al desarrollo del test. De aquí la denominación de comprehensivo. 5

En el curso de este arduo trabajo se exploraron decenas de postulados interpretativos, y no hubo código o procedimiento que fuera aceptado sin antes comprobar que satisfacía los requisitos básicos de validez; surgieron nuevas formas de codificar determinados aspectos de las respuestas y se describieron varias proporciones y variables útiles para la interpretación. Se determinaron las propiedades psicométricas de la prueba y los valores normativos para la población americana. 5 Se aprecia que el alcance psicométrico del test de Rorschach mediante el Sistema Comprehensivo de Exner, imprime fuerza a las palabras de Rorschach, cuando expresaba la importancia de contar con una apreciación cuantitativa del psicodiagnóstico, y por consecuencia, también su proporción relativa, cuyo déficit, decía: puede llegar al punto de imposibilitar la diferenciación entre lo manifiesto y lo latente. 2

Se consideró incuestionable la presencia del proceso proyectivo, 5 pero Exner pone el acento, igual que lo hizo Hermann Rorschach, en lo cuantitativo. Recordemos que en la monografía Rorschach señala, al hablar de su método: “No puede considerarse la prueba de interpretación como un método de exploración del inconsciente, y en todo caso es muy inferior al respecto, a los demás métodos de Psicología profunda, como la interpretación de los sueños, el experimento de asociación. No es difícil comprender el motivo de tal limitación, ya que esta prueba no facilita la libre y espontánea expresión del inconsciente, sino que exige una adaptación a estímulos exteriores, es decir, pone en juego la función de realidad.” 2

Exner refuerza esta idea de Rorschach, la cual aparece plasmada en varios momentos a lo largo de su obra Psicodiagnóstico, y añade que considerar la prueba en función del proceso proyectivo ha obstaculizado la investigación sobre las ideas originales del creador respecto a su método. 5

Ambos autores, Rorschach y Exner, rechazan la idea de encasillar la interpretación del material recogido en un protocolo desde la óptica del concepto proyección como mecanismo de defensa. No niegan que angustias reprimidas o sentimientos no deseados puedan ponerse de manifiesto en algunas de las respuestas, y de hecho así ocurre en ocasiones, pero consideran que estimar la prueba solo desde este prisma empobrece el alcance del método. 2,5

Ellos valoran la proyección como el proceso mediante el cual se pone de manifiesto en la conducta, la influencia de estados fisiológicos o psicológicos eventuales, así como los estilos y características básicas del modo habitual de comportamiento de las personas ante una tarea de solución de problemas.

Exner retoma el tema original de Rorschach sobre la naturaleza del test y el proceso de respuesta, tal parece que en la figura de John E. Exner ha reencarnado el maestro para continuar su obra, siguiendo la teoría tan de moda en estos tiempos.

Los niños, explica Exner, con frecuencia hacen comentarios sobre las láminas que ponen en evidencia su conocimiento de la naturaleza del estímulo, al decir que es una mancha de tinta. Es cierto, el estímulo no es más que una mancha de tinta. Sin embargo, esa percepción correcta cuando es emitida por un sujeto no se le acepta como respuesta. Y se le dice. “Sí, ya lo sé, este es el test de las manchas, pero, ¿qué podría ser esto?”

Exner dice que la naturaleza de la situación que el test genera fuerza al sujeto a convertir la mancha en algo que no es, dando así origen a una situación de resolución de problemas que exige cierta violación de la realidad, al mismo tiempo que el sujeto mantiene su propia coherencia personal. Bajo tales condiciones la petición de “desidentificar” el estímulo, provocará la entrada en actividad de una serie compleja de operaciones psicológicas que habrán de culminar en decisiones y en la emisión de una respuesta. 5

La emisión de la primera respuesta a una lámina se produce después de escasos segundos de observación. En este corto tiempo tiene lugar el procesamiento de la información visual procedente del estímulo y toda la actividad cognitiva que se lleva a cabo con esa información. 5

Todo este proceso es el resultado de operaciones muy rápidas a nivel de pensamiento que se pueden desglosar en tres fases 5 para su mejor entendimiento:

Fase 1

Fase 2

Fase 3

El proceso de las funciones psicológicas que se ponen en marcha ante el estímulo de las láminas, según el esquema de pensamiento expuesto por Exner, establece un lenguaje muy diferente a lo que estábamos acostumbrados los rorschachistas, se nota el enfoque desde la psicología cognitiva que le aporta el autor del Sistema Comprehensivo.

Para Exner el test constituye una tarea de resolución de problema; el sujeto realiza el procesamiento de la información que le ofrece la mancha y ateniéndose a la consigna, busca la solución al problema. Para dar solución a la tarea intervienen el pensamiento y toda una serie de mecanismos del sistema cognitivo, es decir, se produce un proceso mental de alto nivel, muy dinámico, que involucra a la memoria sensorial, la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo, unidas a los mecanismos de la atención que posibilitan la selección de la información de acuerdo con la capacidad limitada de esta, y con los procesos de comprensión; estos últimos requieren la intervención de operaciones adecuadas como la exploración de la situación estímulo previa a la codificación, de los datos que se incorporan del mapa de la mancha, y que resultan indispensables para que se produzca la percepción. Sin abundar en este tema, que no es el objetivo del presente trabajo, observamos la introducción que Exner hace a la existencia de estructuras en el proceso del pensamiento que determinan el procesamiento cognitivo de manchas ambiguas con múltiples estímulos de forma, color, matices de coloración, movimientos, etc., que dan lugar a la respuesta, y la intervención de la personalidad del hombre con su historia personal y situación contextual, en el momento de emitir su respuesta. Continúa abierto un campo por estudiar y posibles postulados teóricos para el psicodiagnóstico de Rorschach.

Acerca de las fases del pensamiento señaladas por Exner, se puede considerar lo siguiente:

Como se aprecia en este proceso de pensamiento, previo a la emisión de la respuesta, la persona crea un orden mental interno mientras interrelaciona con la situación estímulo. Conocer este orden mental interno es básico para entender las reacciones del individuo en una situación dada, así como sus posibles desajustes mentales, esto es lo que se conoce como estilo cognitivo. La forma de construir el pensamiento tiene su representación en etapas evolutivas y tiene un importante valor en el proceso de adquirir y aplicar conocimientos.

La respuesta que el sujeto emite puede ser superior o quedarse en los marcos de la convencionalidad o puede que el sujeto, en el trabajo de trasladar la información del estímulo a la conciencia, no realice una adecuada codificación por déficit intelectual, por bloqueo emocional o por deterioro de tipo demencial o psicótico. Es decir, su respuesta se ve modulada por el estado de su orden mental interno.

Las hipótesis valorativas acerca del estilo para resolver problemas, del estado psicológico interno y de la personalidad en general las obtenemos a partir de las respuestas que la persona ofrece a cada lámina. Estas respuestas constituyen el material que se traduce al lenguaje de Rorschach, y una vez comparadas con tablas normativas y estudiadas en su idiosincrasia particular pueden convertirse en un conjunto de afirmaciones y de hipótesis que describen al sujeto.

Se pueden lograr descripciones muy detalladas, que abarcan características como los estilos de respuestas, la afectividad, las operaciones cognitivas, las motivaciones, la percepción, las preocupaciones sobre las relaciones interpersonales y las tendencias a reaccionar de determinados modos, etc. Por lo general se puede hablar de las conductas manifiestas como de los procesos del mundo interno, esto depende de la riqueza del protocolo.

La riqueza del protocolo es el resultado de la calidad del proceso de administración de la prueba y de la etapa previa a esta, en la que el examinador prepara las condiciones para la administración del test.

En los estudios realizados por el centro de investigación que dirige Exner, se plantea:

Al analizar la información de un protocolo Rorschach, según el Sistema Comprehensivo (SC), se pueden elaborar recomendaciones sobre los objetivos y alternativas de tratamiento.

En la actualidad el método Rorschach, con la metodología del SC 5-10 permite obtener información sobre:

El método permite obtener un conjunto de indicadores que al unirse algunos de ellos, conforman constelaciones como:

CONCLUSIONES

Al hablar del método Rorschach en Cuba tenemos que decir que de forma casi general el sistema de Rorschach más utilizado siempre fue el de Klopfer, de la escuela americana, 11,12 se integraban al proceso de trabajo con ese sistema elementos tomados fundamentalmente de Bohm 13 y T. Alcock, 14 y en ocasiones aspectos obtenidos de los libros de Endara, 15 Rapaport 16 y Portuondo, 17 entre otros.

De forma general considero, que los rorschachistas cubanos partimos de una base común en el uso del método Rorschach, pero a mi forma de ver, los psicólogos que trabajamos el Rorschach hemos presentado situaciones similares a las mostradas por los rorschachistas americanos, en cuanto a la fusión de elementos de diferentes sistemas y autores sin criterio para ello, además, se han utilizado aportes personales fundamentalmente haciendo abuso, en ocasiones, del análisis de contenido. Creo que no hemos estado exentos de lo que ha ocurrido en el mundo en cuanto al uso del Rorschach, siempre hemos pensado que el método Rorschach es uno solo, y no hemos tenido una clara conciencia de que al incorporar elementos de diferentes sistemas y de diversos autores estamos trabajando con un nuevo instrumento, muy lejos de la concepción de sistema y con una confiabilidad cuestionable.

En estos momentos la situación respecto a la utilización del Rorschach ha cambiado, coexisten varios sistemas en uso en el país, pero los rorschachistas son más consecuentes en seguir un sistema, y los presupuestos que plantean sus autores. Algunos son seguidores del método de Klopfer y el análisis de contenido. Otros rorschachistas trabajan el método de la Escuela Romana 18-20 que dirige el profesor Salvatori Parisi. Y otro grupo de psicólogos, a raíz de la entrada de los nuevos conocimientos y aportes de la Escuela de Exner, se dio a la tarea de incorporar el Sistema Comprehensivo. De modo tal que la enseñanza y uso del método Rorschach tomaron otro giro. Se pasa del uso de una técnica a la incorporación del Rorschach como sistema que conforma un método de trabajo en el estudio de la personalidad. Los rorschachistas cubanos nos integramos todos, con independencia del sistema con el que trabaje cada cual; 21-24 nuestro interés es el desarrollo del Rorschach en Cuba; ganar en conocimiento en cuanto al método de Rorschach, y toda la comprensión que se obtiene de la psicología de forma general, pues el método posibilita un recorrido por los diferentes procesos psicológicos que conforman la estructura de la personalidad.

No obstante, aún tenemos dificultades que sortear en relación al uso del método de Rorschach; por ejemplo se trabaja con criterios cuantitativos que son el resultado de estudios de validación procedentes de otro lugar geográfico con condiciones socioculturales diferentes a las nuestras. Esta dificultad es el germen para cometer serios errores a la hora de describir el funcionamiento psicológico de la persona en estudio.

Volviendo al método de Rorschach con el Sistema Comprehensivo de Exner, tema de nuestra exposición, consideramos que las tablas normativas que presenta el Sistema Comprehensivo, las podemos utilizar con el objetivo de comparación, en tanto estudios transculturales, pero nunca como rasero de normalidad. Tenemos la responsabilidad, los que trabajamos el Rorschach con el Sistema Comprehensivo, de ocuparnos del proceso de normalización de las variables de Rorschach en nuestra población.

 

BRIEF HISTORY OF THE RORSCHACH AND THE COMPREHENSIVE SYSTEM

SUMMARY

A brief historical account of the Rorschach is given as well as the changes presented in this test taken into account the different approaches that lead to various Rorschach systems and not to a unique Rorschach method as many psychologists Think. It is stated the five Rorschach Systems of the American School and their integration to the Comprehensive System with a greater scientific level.

Key words: Psicodiagnosis, Rorschach, Comprehensive System.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Fernández-Ballesteros R. Introducción a la evaluación psicológica. Madrid: Ediciones Pirámide; 2001.
  2. Rorschach H. Psicodiagnóstico. 4ta. ed. La Habana : Edición Revolucionaria; 1964. p. 25-116.
  3. Neisser U. Procesos cognitivos y realidad. Madrid: Editorial Morava; 1981.
  4. Bohn E. Manual del psicodiagnóstico de Rorschach. 3ra. ed. Madrid: Editorial Morava; 1970.
  5. Exner JE. El Rorschach. Un Sistema Comprehensivo. Vol. 1: Fundamentos Básicos. 1ra ed. Madrid: Editorial Psimática; 1994.p.14-53.
  6. Exner JE. Manual de codificación del Rorschach para el Sistema Comprehensivo. 5ta. ed. Madrid: Editorial Psimática; 2001.
  7. Exner JE. Guía de bolsillo de la calidad formal para el Sistema Comprehensivo. 1ra. ed. Madrid: Editorial Psimática; 1996.
  8. Exner JE, Sendín C. Manual de interpretación del Rorschach para el Sistema Comprehensivo. 2da. ed. Madrid: Editorial Psimática;1998.
  9. Exner JE. Carta de John Exner a los alumnos del Sistema Comprehensivo. (Traducción). Madrid: Noviembre; 2000.
  10. Weiner IB. La psicología científica y el test de Rorschach. Rev The Clin Psychologist; 2002.
  11. Klopfer B, Davidson H. Técnica del Rorschach. La Habana : Edición Revolucionaria; 1971.
  12. Klopfer B. Técnica del psicodiagnóstico de Rorschach. México: Editorial Paidós; 1988.
  13. Alcock T. La prueba de Rorschach en la práctica. México: Editorial Fondo de Cultura Económica; 1975.
  14. Endara J. Test de Rorschach. 2da. ed. Barcelona: Editorial Científico-médica; 1967.
  15. Rapaport D. Test de diagnóstico psicológico. Argentina: Editorial Paidós; 1946.
  16. Portuondo JA. El psicodiagnóstico de Rorschach en la Psicología Clínica . Madrid: Editorial Biblioteca Nueva; 1970.
  17. Parisi S. E l psicodiagnóstico de Rorschach, según la óptica y experiencia de la Scuola Romana Rorschach . La Habana : Seminario Internacional de Rorschach; 1999 (conferencia magistral).
  18. Parisi S, Pes P, Faraglia A, Lanotte A, Spaccia S. Trastornos de la personalidad y psicodiagnóstico de Rorschach. La Habana : Editorial Félix Varela; 2000.
  19. Parisi S, Pes P. La clasificación del psicodiagnóstico de Rorschach. Roma: Editorial Kappa; 1990.
  20. Parisi S, Pes P. El espejo de los cómputos. Roma: Editorial Kappa; 1990.
  21. Dueñas J, Pardillo J. El resurgir del Rorschach en Cuba (1991-1999). Rev Cubana Psicol.. 2001;18(1):85-8.
  22. Dueñas J. Reflexiones sobre el I encuentro Cuba-Italia de psicodiagnóstico de Rorschach. Rev Cubana Psicol. 2003;20(1):59-60.
  23. Pardillo J, Fernández P. Psicodiagnóstico de Rorschach. Un manual para la práctica. Camagüey: Editorial Ácana; 2001.
  24. Alonso A, Colli M. Técnica de Rorschach: antecedentes, situación actual y perspectivas. Rev Cubana Psicol. 2001;18(1):57-62.

________________________________________________

1 Psicóloga, M.Sc. en Psicología de la Salud. J´ Departamento de Psicología, Hospital “Miguel Enríquez”.

 

Sumario, siguiente