Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2009, 6(2)

 

EL DESASTRE DESDE LA PERSPECTIVA PSICOSOCIAL

René Esteban Ventura Velázquez 1

En los últimos años el abordaje integral de las consecuencias de los desastres ha ido dejando de ser una quimera gracias al despertar de la conciencia de su necesidad tanto en las personas que lo sufren como en las autoridades a los distintos niveles encargados de ofrecer la atención y solución de estos problemas.
En este esfuerzo se inserta el trabajo de la Asociación Mundial de Psiquiatría (WPA) en sus siglas en ingles, asociación que agrupa a 124 sociedades nacionales en IV Regiones y 18 Zonas con cerca de 200 000 psiquiatras, funcionan además 64 secciones científicas. La WPA desde inicio de este siglo ha estructurado un grupo de acciones a tenor de las posibilidades con las que cuenta de tal manera que pueda ayudar tanto a las sociedades miembro de la WPA como a otros, en la dirección de superar las consecuencias psicosociales en las comunidades a las que pertenece.
Los esfuerzos en salud mental en desastres los ha cumplido la WPA a través del1:

El 3 de diciembre del 2005 durante la International Conference of the South Asian Association for Regional Cooperation (SAARC), en Agra India se propuso la constitución de secciones nacionales sobre desastres las que estarían relacionadas con la Sección de Desastres de la WPA.
Atendiendo a estas proyecciones de la WPA y a la intención de la Sociedad Cubana de Psiquiatría (SCP) de potenciar el desarrollo de su membresía, se decidió la creación de una sección en la SCP denominada Sección de Intervención en Desastres la que fue creada el 27 de Octubre del 2006 y que tiene dentro de sus objetivos de desarrollo

En este tiempo se ha proyectado.

Como se puede ver, hay una intensión de desarrollar estos aspectos tanto por organizaciones internacionales como nacionales, pero en Cuba no se puede dejar de hacer porque vivimos en un archipiélago que se encuentra un una zona azotada por diferentes eventos naturales y con posibilidad de ser afectado por eventos producidos por el hombre con su costo en recursos materiales y psicológicos para la población.
La WPA no es la única organización médica internacional que ha avanzado en este tema, la Organización Mundial de la Salud también ha elaborado disposiciones y desarrollado procedimientos para la atención y educación de los implicados en estos temas.
El 30 de noviembre 2006 se elaboró una declaración conjunta OMS-WPA sobre la función de los psiquiatras en la respuesta frente a los desastres, en Lima durante la conferencia regional de la WPA.
La declaración reconoce:

La WPA está interesada en promover la salud mental en los lugares afectados por desastres, teniendo en cuenta los valores culturales, religiosos y sociales de las personas.2 Se conoce que los efectos negativos sobre la salud mental tienen lugar no solo entre aquellos que sufrieron las pérdidas de manera directa, si no que afecta además a otros entre los que se encuentran incluso quienes participan en las labores de auxilio.3
¿En qué se ha avanzado?.
A lo largo de los años se ha ido acumulando experiencias que han permitido disminuir las víctimas mortales, quedando camino por recoger en lo que se refiere a impacto económico, vulnerabilidad y atención a las consecuencias emocionales en los sujetos.
La atención a la salud y la salud mental de la población se ha visto favorecida en Cuba por el hecho de sentarse la salud pública cubana en la atención primaria y comunitaria, ya que es la propia comunidad con sus estructuras y recursos la que lleva la mayor parte del peso en el enfrentamiento a estos fenómenos.
Por otra parte se ha reconocido por el Ministerio de Salud Pública, la importancia de atender los problemas psicosociales vinculados a los desastres, lo que ha quedado refrendado en la Instrucción Ministerial No. 20 del 30 de septiembre del 2008 para la implementación de los “Lineamientos para la salud mental en desastres en Cuba”4 con vistas a perfeccionar los planes de reducción de desastres en el sector salud de cada territorio del país, basados en el contexto tanto de los riesgos y vulnerabilidades como en las fortalezas y la resiliencia presentes en el territorio.
La sección de intervención en desastres ha desarrollado la mayor parte de su labor vinculada al Centro Latinoamericano de Medicina de Desastres (CLAMED) “Dr. Abelardo Ramírez, participando en congresos nacionales e internacionales, impartiendo cursos en las distintas provincias del país y desarrollando un modulo con este tema en la Maestría de Salud en Desastre impartido en este centro. Esta sección tiene la intensión de crecer en el número de miembros a partir de un grupo mayor de interesados en el tema.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Mezzich JE. La WPA y la respuesta frente a los desastres: nuevas iniciativas políticas y accionesWorld Psychiatry 2006; 4; 1-2

  2. OKASHA A. El programa de la WPA frente al tsunami. World Psychiatry 2005; 3: 65

  3. Ventura Velásquez RE, Reyes Pérez S, Moreno Puebla R, Torres Ruiz R, Gil Sánchez R. Estrés postraumático en rescatistas. Rev Cub Med Int Emerg 2008;7(4) http://bvs.sld.cu/revistas/mie/vol7_4_08/mie06408.htm

  4. MINSAP. “Lineamientos para la salud mental en desastres en Cuba”. Instrucción Ministerial No. 20. 30 de septiembre del 2008

 


1 Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de Segundo Grado en Psiquiatría. Profesor e Investigador Auxiliar.

 

 

 Sumario, siguiente