Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2010, 7(2)

 

Infecciones de transmisión sexual, baja percepción del riesgo en secundaria urbana,  Moa 2008-2009

 Yahima Barzaga Galano , César Enrique Prego Beltrán , Carlos de la Paz Estrada , Roberto Baños Prego , Adela Prego Beltrán

RESUMEN

El objetivo del presente trabajo fue determinar cuáles son las variables que se comportan como factores de riesgo y estimar el impacto con el control de los factores de riesgo. Se realizó un estudio de casos y controles sobrefactores que determinaron baja percepción del riesgo de infecciones de transmisión sexual en un universo de 256 adolescentes de una Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) de Moa entre 2008-2009; la muestra estuvo constituida por 153 adolescentes. La información se obtuvo a través de encuestas. Para procesamiento estadístico se empleó análisis porcentual, Chi cuadrado de Mantel y Haenszel (XMH) como prueba de hipótesis, razón de productos cruzados (OR) y fracción atribuible (FA), para estimar el impacto. Se identificaron como factores de riesgo los siguientes: bajo conocimiento de las ITS, inadecuada comunicación de los agentes de socialización y adolescentes sobre ITS, percepción inadecuada de las relaciones sexuales monogámicas seriadas y la falsa percepción de confianza hacia la pareja, el impacto estimado es igual al valor de la FA y la OR. Se recomendó elaborar estrategia de intervención según resultado de investigación.

Palabras clave: percepción de riesgo, infecciones de transmisión sexual, adolescencia.

INTRODUCCION

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) se registran en escritos de Platón, Aristóteles e Hipócrates; Moisés alude a su contagiosidad en el Antiguo testamento.1 A finales del siglo XV aparecen en Europa y en la actualidad se consideran hiperendémicas en muchos países. Según la Organización Mundial de la Salud alrededor de 200 millones de nuevos casos de gonorrea y 40 millones de nuevos casos de sífilis ocurren en el mundo todos los años.1,2 El aumento de las actividades y prácticas sexuales ocurre cada vez en edades más tempranas, por lo que aumentan las ITS en estas etapas de la vida. Anualmente en el mundo se producen, 333 millones de casos nuevos de ITS, de los cuales, 60 % ocurren en menores de 24 años. Se estima que 3 millones de jóvenes adquieren una ITS cada año y que este problema afecta a 1 de cada 6 adolescentes sexualmente activos, la incidencia global de gonorrea ha disminuido, pero en los adolescentes la tasa es el doble que en la población general.3,4
En Cuba se han realizando una serie de acciones para controlar estas enfermedades. Sin embargo, en Moa la alta prevalencia de ITS entre 12 y 20 años tiene como denominador común la baja percepción del riesgo, lo que supone asumir dos dificultades en su investigación: la complejidad del comportamiento humano y la imposibilidad de eliminar totalmente los riesgos inherentes al hecho de vivir. Los comportamientos sexuales de riesgo para la salud pertenecen al ámbito más íntimo del individuo, lo que dificulta su conocimiento y modificación.
Al comprender la percepción del riesgo como la vulnerabilidad percibida de considerarse en peligro o no de enfermar, que se expresa como el grado de conciencia que tiene un individuo sobre la probabilidad de adquirir una ITS en una situación determinada,5 vemos que el ciudadano común presupone que ante un comportamiento de riesgo aparecerán de inmediato síntomas si se ha infectado, por lo que continuará asumiendo esos riesgos al no constatar dolencias como resultado de su actuación, lo que lo conduce a un exceso de confianza.
Si miramos a la baja percepción del riesgo de las ITS como una construcción socio psicológica podemos apreciar que las dificultades para establecer estrategias adecuadas que favorezcan la eliminación de los riesgos a adquirir alguna ITS, están dadas fundamentalmente por el carente conocimiento de los principales factores que la condicionan, por parte de los especialistas. Constituye objetivo del presente trabajo determinar cuáles de las variables se comportan como factores de riesgo de la baja percepción del riesgo de las ITS y estimar el impacto que se obtendría con el control de los factores de riesgo identificados. Lo anterior impone retos cognitivos que se desprenden de la revisión de la literatura sobre el tema pues la misma revela, la variedad de temas conexos así como las dificultades metodológicas planteadas por las percepciones del riesgo como objeto de estudio unido a la vulnerabilidad producto de la actividad sexual en jóvenes de edades que oscilan entre 10 y 19 años.6, 7
La existencia de factores de riesgo no supone la certeza de que el daño (ITS) se vaya a producir, sí nos indica una mayor probabilidad de que ocurra y por lo tanto la necesidad de atenderlos. Cuanto mayor sea el conocimiento sobre los factores que favorecen el riesgo en los adolescentes sobre las ITS, mayores serán las posibilidades de intervenir para su eliminación.8, 9

MATERIAL Y MÉTODO

Población objeto de estudio: estudio de casos y controles entre septiembre 2008 y septiembre 2009, con un universo de 256 adolescentes entre 11 y 14 años de la secundaria Rolando Monterrey, del municipio Moa, provincia Holguín que aportó una muestra de 153 personas, constituida por:
Casos: adolescentes que durante el pesquisaje para determinar la percepción del riesgo de ITS resultaron categorizados como individuos con baja percepción del riesgo de ITS (51 adolescentes).
Controles: adolescentes pesquisaje que se categorizaron como individuos de adecuada percepción del riesgo de ITS, a razón de dos controles con igual edad, sexo, y grupo escolar por cada caso (102 adolescentes).
Variables seleccionadas:
I. Variable dependiente:
Baja percepción del riesgo
Para la evaluación de esta variable se aplicó un test para medir la percepción del riesgo de los adolescentes sobre ITS con las siguientes categorías: 

II. Variables independientes:

Se aplicó una prueba para medir nivel de conocimiento de las ITS con las siguientes categorías: -  amplio (4 – 5 puntos), -  medio (3 puntos),  -   bajo (2 puntos).

Consideración sobre influencias de estas sustancia en el acto sexual con la siguiente afirmación.
 El consumo de alcohol u otras sustancias durante las relaciones sexuales trae consigo:
1) Facilita el acto, (2) Incrementa el placer, (3) Evita los temores, (4) Es bueno
5) Debe hacerse,   (6) Incrementa el riesgo.
Si marca los aspectos 1, 2, 3, 4, 5 expone su baja percepción del riesgo de ITS; si marca la 6 demuestra una adecuada percepción del riesgo.
Comunicación de los agentes de socialización con los adolescentes sobre ITS (familia, escuela, grupo informal, medios de comunicación). 
Se valora el criterio del adolescente sobre la información recibida en estos espacios con las siguientes posibilidades:

Percepción de las relaciones sexuales monogámicas seriadas:
Consiste en relaciones monógamas (con una sola persona) durante un tiempo limitado. Al concluir una se inicia otra relación también exclusiva y así sucesivamente. Esto hace que los miembros de la pareja se sientan seguros respecto a las ITS y vean innecesaria la protección.
Para la evaluación se ofreció a los encuestados una situación simulada en la que el adolescente tomó una decisión que lo ubicó en las siguientes categorías:
-  Baja percepción del riesgo en relaciones monogámicas seriadas: no se protege porque se siente seguro ante una relación monógama.
-   Alta percepción del riesgo en relaciones monogámicas seriadas: se protege aunque presente una relación monógama.
Falsa percepción de confianza hacia la pareja:
Se refiere a la creencia que se produce cuando uno de los miembros de la pareja es un individuo que genera confianza por factores no relacionados con la conducta social. Para la evaluación se ofreció a los encuestados una situación simulada con las siguientes posibilidades:
-  Falsa percepción de confianza como facilitador del riesgo: es cuando los adolescentes no se protegen ante personas conocidas, con las que se ha generado confianza.
-  La percepción de confianza no condiciona el riesgo: es cuando el adolescente se protege ante personas a las que no conocía previamente.
Técnicas para análisis y procesamiento de la información:
La información se recogió en tres momentos:
- Conformación de la muestra: se aplicó un test que permite identificar la percepción del riesgo de todos los estudiantes lo cual facilitó la conformación del grupo de casos y controles según se explicó en  la conformación de la muestra en acápite I del método.
- Construcción de los instrumentos y técnicas: se construyó una encuesta que permitió recoger todos los datos necesarios incluyendo la solicitud del consentimiento informado. La encuesta fue evaluada en una prueba piloto con estudiantes de otras secundarias, luego se aplicaron las modificaciones necesarias.
-  Se aplicó la encuesta de forma grupal en dos sesiones, evitando agotamiento que condujera a respuestas inadecuadas.
Técnicas para procesamiento de la información:
Para la organización y conteo de los datos obtenidos se empleó métodos automatizados a través del programa Microsoft Excel con el posterior procesamiento estadístico que incluye la prueba de hipótesis Chi Cuadrado de Mantel y Haenszel con un nivel de significación estadística de un 95 %. Para determinar los factores de riesgo se empleó la razón de productos cruzados (RD). Se utilizó además la fracción atribuible (FA) que significa la probabilidad de reducir la influencia de los factores de riesgo identificados en una magnitud estimada igual al valor de la fracción atribuible.

RESULTADOS

La tabla resume los factores de riesgo determinados y el impacto estimado sobre la reducción de la baja percepción de riesgo de ITS si se controlan los factores encontrados, muestra con un nivel de significación estadística igual o mayor al 95 % (α=0,05), representado por un chi cuadrado calculado (X²MHc) mayor de 3,84, los siguientes factores de riesgo:

DISCUSIÓN

Estos resultados demuestran que los adolescentes del grupo de casos son vulnerables al riesgo de contraer una ITS por la falta de información y de conocimiento que presentan. Prego y Pérez consideran que la elección de estilos de vidas y conductas más sanas está en relación directa con el nivel de instrucción del individuo, esta racionalidad es aplicable a nuestra investigación.5 Nuestro estudio coincide con el realizado por Mestanza en su estudio realizado en Lima Perú, donde los adolescentes tuvieron un bajo conocimiento y solo conocían el SIDA y la sífilis.10
Con respecto a los grupos informales como agentes socializadores y su inadecuada comunicación con los adolescentes sobre ITS tenemos que los casos constituyeron el 19,6 % y los controles el 11,1 para un chi cuadrado de 28,2 (X²MHc) y una fracción atribuible (FA) de 86 con una razón de productos cruzados (OR) de 7,14 que en términos de impacto potencial supone esperar una reducción de la baja percepción del riesgo de las ITS al actuar sobre este factor y los individuos expuestos en una cuantía igual a la FA y la OR. En estudio similar realizado por Prego y Pérez se demostró que las vías por las cuales los adolescentes habían adquirido sus conocimientos de ITS eran los amigos.5
Conn relación a la percepción de las relaciones sexuales monogámicas seriadas, los miembros de la muestra pertenecientes al grupo de casos que no consideraron riesgosas estas relaciones constituyeron el 22,9 % en cambio los miembros del grupo control solo el 13,1 % lo cual determinó una diferencia estadísticamente significativa (X²MHc=35,3) y una responsabilidad de este factor en la aparición de la baja percepción del riesgo (FA) de  89 % con 8,97 probabilidades de aparición del fenómeno estudiado en los encuestados con esta característica por encima de los que no la poseen. Con un impacto potencial consecuente con el FA y la OR. En estudios similares realizados por Chirinos y Bardales en Lima-Perú demuestran que el 58% de los entrevistados cree no correr riesgo de contagiarse de alguna de estas enfermedades. Si bien la monogamia es considerada como el mejor método de prevención de ITS8, 11 esta condición por si sola no elimina la posibilidad del riesgo estudiado.
En estudio realizado por Álvarez12 en una población de jóvenes en Ciudad de La Habana se obtuvieron resultados similares al actuar sobre el factor y los individuos expuestos donde se puedo reducir su implicación en la aparición de la baja percepción  del riesgo de las ITS en una magnitud igual a la FA y la OR, debido a que los riesgos mayormente referidos son los relacionados al contagio con una ITS, lo cual coincide con lo registrado en la presente investigación.
En un estudio realizado por Helitzer-Allen, se menciona que las jóvenes estudiadas creían que corrían poco riesgo al tener relaciones sexuales con un muchacho cuyas madres conocían a sus familias.13
Concluimos que los resultados encontrados denotan la complejidad y multidimensionalidad del fenómeno estudiado y señala la necesidad de considerar esta realidad en las estrategias dirigidas a modificar la condición estudiada, sobre la base de un análisis integral de las desviaciones de salud.

Infections of transmission sexual, low perception of the risk in secondary urban, Moa 2008-2009

SUMMARY

The objective of the present job was determining which ones they are the variables that are entailed like risk factors and estimating the impact with the control of the risk factors. It was accomplished a case-control study on factors that they determined low perception of the risk of infections of sexual transmission in an universe of 256 teens of an Basic Secondary of Moa between 2008-2009; The sample was composed of 153 teens. The information was obtained through opinion polls. For statistical processing percentage analysis, Chi squared of Mantel and Haenszel ( XMH ) as a proof of hypothesis, reason of crossed products ( OR ) and attributable fraction ( FA ), in order to estimate the impact was used. The following provided evidence of their identity like risk factors: Under knowledge of the ITS, unsuitable communication of the agents of socialization and teens on ITS, unsuitable perception of the monogamic serial sexual relations and the false reliable perception toward the couple, the esteemed impact is all the same at the value of FA and the OR. He recommended to elaborate strategy of intervention according to result of investigation.

Key words:  perception of risk, infections of sexual transmission, adolescence.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Porras E, Romero P, Conde P, Jiménez J.Conocimiento en adolescentes de la Parroquia Las Delicias, en Venezuela, sobre ITS. Gaceta Médica Espirituana. 2007;9.

  2. Rivas V, Sartorio I, Peña Y. Estratificación de las conductas sexuales de riesgo de las ITS en el municipio de Puerto Padre durante los meses de enero-junio del año 2002. Centro Municipal de Higiene y Epidemiología. Puerto Padre, Cuba. (2002).

  3. Vera-Gamboa L. Historia de la sexualidad. Rev Biomed. 1998; 9:116-21.

  4. Importancia de las infecciones de transmisión sexual en adolescentes [homepage on the Internet]. Artículos de interés [cited 2008 Mar 29]. [about 1 screen]. Available from: http://www.medwave.cl/congresos/SOGIA2006/4/1.act

  5. Prego CL, Pérez, M. Relaciones sexuales tempranas en la adolescencia, factores de riesgo en escuelas urbanas de Moa 1999-2000. Memorias de Congreso Panamericano de Psiquiatría-Psicología Infanto-Juvenil y Profesiones Afines. La Habana. ISBN 959- 7164. (2002).

  6. González L, González N, Mena M, Navarro A, Martín X. Salud sexual y reproductiva en estudiantes universitarios. ¿Modo y estilo de vida saludables?, un diagnóstico. Rev Humanidades Médicas. 2003;(3):7.

  7. Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de la Salud. Pautas para la vigilancia de las infecciones de transmisión sexual, WHO/CHS/HSI/ 99.2. WHO/CDS/CSR/EDC/99.3 UNAIDS/00.03S; 1999.

  8. Lum M, Tinker T. Fundamentos de Principios y Prácticas para la Comunicación sobre Riesgos para la Salud. Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades.1997.

  9. Gonçalves S, Castellá J, Carlotto M. Predictores de conductas sexuales de riesgo entre adolescentes. Revista Interamericana de Psicología. 2007;41(2):161-166.

  10. Caffray CM, Schneider SL. Why do they do it? Affective motivators in adolescents’ decisions to participate in risk behaviours. Cognition and Emotion.2000;14(4):543-76.

  11. Programa Regional de Prevención de Infecciones de transmisión Sexual y Sida. [homepage on the Internet]. Artículos de interés [cited 2008 Mar 25]. Available from:http://www.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/3/epidemiologia/sida/manual2004/bloque5.htm

  12. Álvarez L. Percepción y comportamiento de la sexualidad y la reproducción según los hombres. La Habana: Publicaciones Azucareras; 2004.

  13. Helitzer-Allen D. An investigation of community-based communication Networks of Adolescent girls in rural Malawi for HIV/STA Prevention Messages. Washington: International Center for Research on Women; 1994 (Research Report Series No. 4).

__________________________________


Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Policlínica Universitaria “Rolando Monterrey”.

Especialista de I Grado en Psiquiatría Infantil. Profesor Auxiliar. Policlínica Universitaria “Rolando Monterrey”.

Especialista de II Grado en Anestesiología y Reanimación. Máster en Urgencias Médicas. Asistente. Hospital “Guillermo Luis Fernández Hernández-Baquero”.

Estudiante de 6to. año de Medicina. Filial de Ciencias Médicas de Moa.

Especialista de I Grado en Higiene y Epidemiología. Centro Municipal de Higiene y Epidemiología. Moa.

 

 

 

 Sumario, Siguiente