Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(2)

La violencia al adulto mayor un problema en un área de salud granmense.

Donailis Fernández Núñez , 2.- Yurieth Gallardo Sánchez y 3.- Madelín Fonseca Arias

RESUMEN

Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal retrospectivo en el consultorio médico de familia 26 del área de salud correspondiente a la Policlínica Universitaria “Ernesto Guevara de la Serna ” del municipio de Niquero provincia Granma, con los objetivos de determinar si los ancianos son objetos de violencia y por quiénes, identificar los tipos de violencia recibidos y las causas que la generan e identificar en el anciano el sexo más violentado , en el período de enero a diciembre del 2008. El universo de estudio quedó constituido por 138 personas mayores de 60 años de ambos sexos. Se realizó un muestreo no probabilístico de manera intencional, aplicando los criterios de inclusión, quedando constituida la muestra por 42 ancianos. Como fuente primaria de recolección de datos se aplicó un cuestionario diseñado por los autores que recogió todas las variables en estudio. Como medida estadística se utilizó el porciento. Se identificó que existe violencia intrafamiliar sobre los ancianos de la muestra evaluada, agredidos fundamentalmente por los hijos y esposa(o) de los mismos. El tipo de violencia mayormente percibida fue la psicológica; predominó la psicopatología del abusador como causa de violencia en el anciano; siendo el sexo femenino el más agredido.

Palabras claves: anciano violentado, comunidad, medicina familiar.

INTRODUCCION

Cometer violencia no es un fenómeno moderno, al contrario, durante siglos generaciones de madres y padres, educadoras y educadores, maltrataban a los niños pensando que así se lograba un correcto aprendizaje. Estas concepciones de corte tradicional que se mantienen hoy en día, son el sustento básico de una educación vertical, represora, de discriminación, obediencia, respeto que generalmente lo que fomenta es dependencia 1

La raíz etimológica de la palabra violencia remite al concepto de fuerza; implica el uso de esta para producir un daño; la fuerza nos lleva al concepto de poder, por lo que la violencia siempre es una forma de ejercicio del poder mediante el empleo de la fuerza, ya sea física, psicológica, económica o política; implica la existencia de un “arriba” y un “abajo”, roles reales o simbólicos que adoptan habitualmente la forma de roles complementarios: padre-hijo , hombre- mujer, maestro- alumno, joven- viejo. La violencia en su acción de poder transgrede uno o dos derechos humanos fundamentales: el derecho a determinar qué hacemos con nuestro cuerpo y qué se hace con él, y el derecho a tomar nuestras decisiones y afrontar las consecuencias de nuestros propios actos. 2

La persistencia de la violencia es una expresión de su incubación en situaciones sociales específicas. Es la alienación que puede producir la soledad, la carencia de afectos, las crueldades o malas experiencias infantiles. La violencia es favorecida por la existencia de impunidad generalizada y patrones de relaciones sociales violentos, los cuales configuran una cultura de la violencia que se perpetua transgeneracionalmente. Es toda forma específica de fuerza que lesiona, destruye o mata.

El término de violencia cubre tanto la agresión física como el irrespeto psicológico, la agresión entre la pareja o contra los niños, adolescentes y viejos. La violencia es ubicua y se expresa de manera multivariada en los niveles del individuo, la familia, las instituciones, la comunidad, la ciudad y el ámbito nacional e internacional. Afecta negativamente la calidad de vida de las personas en tanto genera miedo, desarticula las escrituras familiares, coarta la autonomía de los individuos, limita la libertad de acción y desalienta la solidaridad interpersonal. 3

La violencia se caracteriza como una actividad esencialmente humana, protagonizada por el hombre como miembro de determinada sociedad y es todo el conjunto de condiciones que la hacen posible. Es entonces un proceso y no un hecho aislado. 4

Reflexionar sobre la violencia en sus múltiples manifestaciones y en los diferentes ámbitos en los que se desarrolla, sea social, político o familiar, implica adentrarse en la coexistencia impactante de que la fuente de protección esperable (familia, institución) se transforma en fuente de terror. Se agrega a ello, que esta transformación de lo protector en violento ocurre en un contexto y en un discurso que destruye o falsea los significados ya sea justificándolos o mistificándolos. 5

Debido a los planteamientos anteriores y conociendo la importancia que guarda la prevención de la violencia en esta etapa de la vida y el adecuado afrontamiento de la misma para la prevención de situaciones más complicadas y en lograr una mejor calidad de vida en los ancianos, surge la motivación de realizar una investigación en ancianos violentados pertenecientes al consultorio médico de la familia 26 de la Policlínica “Ernesto Guevara de la Serna ” del municipio Niquero, con el propósito de determinar su incidencia.

Por estos argumentos los autores de trazaron como objetivos de la misma: determinar si son objetos de violencia y por quiénes, identificar los tipos de violencia recibidos y las causas que la generan e identificar en el anciano el sexo más violentado.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio observacional, descriptivo, longitudinal y retrospectivo en el consultorio médico de familia número 26 del área de salud del Policlínico Docente “Ernesto Guevara de la Serna ” de Niquero, con medidas iniciales en enero de 2008 y finales en diciembre del 2008 .

El universo de estudio quedó constituido por 138 personas mayores de 60 años, de ambos sexos, pertenecientes al consultorio médico número 26 del Policlínico Universitario “Ernesto Guevara de la Serna ” de Niquero. Se realizó un muestreo no probabilístico de manera intencional de aquellos casos que los investigadores consideraron más representativos o con posibilidades de ofrecer mayor cantidad de información, constituida la muestra por 42 ancianos los cuales cumplían con los siguientes criterios de inclusión:

•  Que se encuentren en el municipio durante la investigación.

•  Que deseen cooperar con los objetivos de la investigación.

•  Que no presenten ningún trastorno mental o discapacidad que impidiera responder correctamente al cuestionario y su participación en la intervención.

Operacionalización de las variables:

•  Al determinar si son objetos de violencia y por quienes se consideró:

Violencia (variable cualitativa nominal dicotómica): utilización de la fuerza física o de la coacción psíquica o moral por parte de un individuo o grupos en contra de sí mismo o de otras personas, que produce como resultado la destrucción o daño del objeto y la limitación de cualquiera de los derechos establecidos de las personas o grupos de personas víctimas.

Si fueron violentados o no.

•  Quienes fueron sus agresores. (variable cualitativa nominal politómica): hijos, nietos, nuera, esposa (o), yerno, hermanos u otros.

Tipos de violencia recibidos por los ancianos, se consideró:

•  Tipos de violencia. (variable cualitativa nominal politómica)

Violencia psicológica: hostigamiento verbal entre los miembro de la familia. Es la capacidad de destrucción con el gesto, con las palabras y el acto; no deja huellas visibles inmediatas, pero sus implicaciones son más trascendentales. Entre ellas se pueden citar: insultos, humillación, castigos, aislamiento, desprecios, burlas, silencios prolongados, amenazas de golpes.

Violencia física: es toda acción física o corporal no accidental que deje huellas o marcas visibles, lesión física con la utilización de objetos o no, incluye lesión tisular más del eritema. Entre ellas se pueden citar: ataduras, empujones, alimentar por la fuerza, uso inapropiado de restricciones físicas o medicación, golpes y agresión con objetos.

Abuso financiero : es el abuso del dinero o bienes de la persona anciana para ganancia personal del abusador; es como actuar como un ladrón (dinero, cheques de seguridad social, pensiones), o también haciendo uso de la coerción (cambio de testamento o concesión de poderes).

Violencia sexual : imposición de actos de orden sexual por parte de un miembro contra la voluntad de otro, se vincula con cualquier clase de placer sexual, utilizando una posición de poder o autoridad. No es necesario que se produzca un contacto físico para considerar que existe abuso. Entre ellas se pueden citar: exposición de órganos sexuales, masturbación o realización del contacto sexual delante del anciano, tocamientos, violación, seducción verbal, mostrarles revistas pornográficas.

Abandono o negligencia: abandono de los cuidados por falta de protección, como el cuidado físico, falta de respuesta a las necesidades afectivas. Conjunto de acciones consideradas irresponsables que ocasionan daños al anciano. Entre ellos se pueden citar: descuido en su alimentación y vestuario, incumplimientos de las consultas médicas programadas, tratamientos, vacunación, etc; aplicación inadecuada de medicamentos, dejarlo solo por largos períodos.

•  Causas de la violencia. (Variable cualitativa nominal politómica). Se consideró:

•  Deterioro físico y mental del anciano: fragilidad física y psíquica del anciano (pero no en estado crónico).

•  Estrés de quien lo cuida: comportamiento violento, bajos ingresos y problemas de empleo.

•  Violencia transgeneracional: violencia familiar aprendida que pasa de generación en generación.

•  Psicopatología del abusador: adicciones, desórdenes de la personalidad, retardo mental.

•  Distribución de la violencia según sexo (variable cualitativa nominal dicotómica), se consideró el término violencia y los sexos: sexo femenino y masculino.

 Técnicas y procedimientos

Para obtener la información se realizó una exhaustiva revisión bibliográfica acerca del tema en estudio; así como, la aplicación de una encuesta debidamente conformada, la cual recogía en todas sus dimensiones los aspectos esenciales de la investigación. Esta se aplicó de forma individual a cada anciano violentado en lugares que se hizo factible la relación positiva con la persona encuestada. Los datos fueron tabulados mediante el cálculo porcentual realizándose la presentación de los resultados por medios de tabla, permitiéndonos arribar a las conclusiones de esta investigación.

RESULTADOS

Al distribuir las víctimas según la relación del agresor, tabla 1, se observa que fueron los hijos con 23 para un 56 % seguido de la esposa (o) con trece casos para un 33 %.

Tabla 1. Relación del agresor con el anciano. CMF N o 26.

Agresor

VICTIMAS

No.

%

Hijos

23

56

Nietos

4

10

Esposa( o )

13

33

Nuera

6

16

Yerno

1

2

Hermanos

2

3

Otros familiares

3

7

Fuente: Cuestionario

Cuando se estratificaron los ancianos según el tipo de violencia aplicado contra ellos, tabla 2, se evidenció que la violencia psicológica predomina con 38 gerontes para el 92 % de la muestra estudiada, seguida en orden decreciente, del abandono y negligencia, física y en menor cuantía la financiera.

 Tabla 2. Tipos de violencia recibidas por los ancianos. CMF N o 26.

Tipos de violencia

ANCIANOS

No

%

Física

7

18

Psicológica

38

92

Abandono y negligencia

10

25

Financiero

3

7

Fuente: Cuestionario.

Se encontró, al distribuir al anciano estudiado según las causas del acto de violencia, tabla 3, que la psicopatología del abusador fue la que predominó con 23 adultos mayores que representa el 54 % de la muestra, seguida el estrés de quien lo cuida con 19 gerontes para un 45 %, luego el deterioro físico y metal del anciano y como última causa se encontró la violencia transgeneracional con dos ancianos para el 4 %.

Tabla3- Causas del acto de violencia en el anciano. CMF N o 26.

Causas

Ancianos

No

%

Deterioro físico y mental del anciano

13

30

Estrés de quien lo cuida

19

45

Violencia transgeneracional.

2

4

Psicopatología del abusador

23

54

Fuente: Cuestionario.

El sexo, que predominó, tabla 4, fue el femenino con 24 adultos mayores para un 57 %, seguido del masculino con 18 pacientes lo que representa el 43 %.

Tabla 4- Distribución de la violencia según sexo. CMF N o 26.

Sexo

Ancianos

No

%

Femenino

24

57

Masculino

18

43

Total

42

100

Fuente: Cuestionario.

DISCUSIÓN

La violencia en el anciano es un tema poco estudiado y divulgado, hay individuos y familiares que no reconocen algunos hechos como actos de violencia. En este estudio se demostró que existe violencia intrafamiliar, pues la totalidad de los adultos mayores estudiados fueron víctimas de violencia.

Zas Tabares plantea que los ancianos al igual que las mujeres y los niños, constituyen un grupo vulnerable. Con los avances médicos y los estilos de vida saludables la gente está viviendo más, lo que ha llevado a un incremento considerable de este grupo poblacional. Como resultado de ello el número de casos de abuso en el anciano se incrementa y son cada vez más los ancianos que viven con uno u otro pariente trayendo consigo un grado de dependencia de estos, implicando además la responsabilidad continuada que la aparición de una enfermedad ocasiona o la necesidad de proporcionar cuidados personales.6 Estos cambios traen modificaciones en las pautas de las obligaciones de los parientes que se olvidan de sus responsabilidades, del amor, del cariño y de los sentimientos como necesidades básicas a conservar y mantener dentro de un entorno familiar. La familia es el primer refugio para el individuo, ya que esta constituye para el anciano la principal red de apoyo social. Para que además de las necesidades afectivas se cumplan otras funciones como la de protección, cuidado, satisfacción de necesidades económicas y otras.7

A menudo los factores claves más influyentes en esas relaciones recíprocas son la capacidad física y económica del anciano. A medida que el estado de salud, las actividades de la vida diaria y las capacidades funcionales del anciano empeoran, le resultará más difícil mantener esa reciprocidad con la familia y de ahí la aparición de la violencia.8

La tercera edad es una etapa llena de cambios donde ocurre en muchos casos un alto grado de dependencia y la influencia de la familia es fundamental; en los ancianos estudiados su familiares actuaron de forma negativa sobre estos, siendo poco comunicativos, incomprensibles y a su vez agresivos al dirigirse hacia estos tratando de imponer sus criterios.

En la relación del agresor con el anciano, tabla I, fueron los hijos con 23 para un 56 % seguido de la esposa(o) con trece casos para un 33 %. Estos datos coinciden con lo que expone Vivian Zas Tabares en estudios realizados en Cuba con 200 adultos mayores donde se refiere que las personas que infringieron maltrato fueron los parientes más cercano del adulto mayor, en este caso, sus hijos, conyugues y nueras.6

Debido a la existencia de un alto número de familias extensas o trigeneracionales, pues los hijos se casan y continúan viviendo con sus padres, llega un momento donde son los hijos los que ocupan el liderazgo de la familia, volviéndose los padres dependientes de estos y los hijos con frecuencia quieren imponer autoridad utilizando métodos violentos y en muchos casos descargan los problemas personales y laborales con los ancianos.

Autores señalan que las relaciones de parentesco no operan sobre la base de un conjunto definido de reglas morales claramente explícita para los ancianos y los cuidadores. El sentido de la obligación es muy poco fiable, se alimenta y crece entre algunas personas de modo más fuerte que en otras y sus consecuencias prácticas son variables y muchas de ellas llega a hacer la violencia.4,9

Al analizar los tipos de violencia, tabla II, se constató un predominio de la violencia psicológica, con 38 casos para un 92 %, seguido de la violencia por abandono o negligencia con 10 casos para un 25 %, no aparecieron en este estudio ningún caso de víctima por violencia sexual.

Lo anterior es avalado por Mejía R quien refiere en su investigación que más del 80 % de los adultos mayores entrevistados reconocieron el maltrato psicológico como la versión más común y mucho más cuando el anciano no responde a las expectativas de la dinámica familiar.10

De igual manera Vivian Zas Tabares en estudio realizado en Cuba plantea que fue el maltrato psicológico el más frecuente con un 94 %. Así mismo Alma del Pino en el Policlínico Docente “Mario Escalona” en Ciudad de la Habana , también constata predominio del maltrato psicológico perpetrado por sus familiares más cercanos.6

Los investigadores coinciden también con Real Espronceda en la prevalencia del maltrato psicológico que en su investigación alcanzó índices del 50,5 %.7 En relación al maltrato físico y financiero obtuvo cifras pocos relevantes al igual que en esta investigación.

Los adultos mayores estudiados no confiesan abiertamente los abusos físicos que reciben de sus familiares por temor a represalias o a que estos se agudicen, además de la vergüenza y el sentimiento de culpa que le provoca este acto. No obstante el maltrato psicológico es traducido por los senescentes en traumatismo emocional, sentimiento de incomprensión o palabras groseras; muchos de los familiares no siempre toman en cuenta sus formas de pensar, no les quieren escuchar o no saben escucharlos y comprenderlos; en ocasiones se les va desplazando, lo cual los limita en la realización de las actividades de la vida diaria, sin tomar en consideración sus decisiones, el abuso emocional toma en ellos grandes dimensiones, lo cual contribuye a que los mismos se aíslen aún más y se depriman con notable frecuencia.

Al analizar las causas del acto de violencia, tabla III, se pudo constatar que existe un predominio de la psicopatología del abusador con 23 casos para un 54 % seguido del estrés de quien lo cuida con 19 casos para un 45 % y en menos cuantía la violencia transgeneracional con solo dos casos para un 4 %.

Estos resultados coinciden con los estudios realizados por Martha González y colaboradores donde plantean que en la violencia familiar, el alcoholismo, las malas relaciones en la familia constituyen los principales factores de riesgo de la violencia en el anciano.9 De igual manera Bristowe y Collins en estudios realizados en Columbia Británica encontraron como factor más significativo el uso del alcohol, sobre todo, por parte de los proveedores al anciano.

Se valora que existe un predominio de la psicopatología del abusador como causa de violencia en el anciano porque en estas familias el consumo de alcohol es elevado por parte de los miembros de las mismas produciendo un desequilibrio en la conducta del cuidador, así como desórdenes en la personalidad que generalmente llevan a actos violentos y como los ancianos son, desde el punto de vista físico más frágiles y vulnerables sobre ellos es que recaen con más fuerzas estos cambios que se producen en su cuidador. Es válido reconocer que asociado a esta situación también se encuentran los bajos ingresos y los problemas de empleos que sufren estas familias que conllevan, en muchos casos como estado desesperación, al consumo de alcohol.

En cuanto al sexo, tabla IV, predominó la agresión sobre el sexo femenino con 24 casos para un 57 % y en menor grado el sexo masculino con 18 casos para un 43 %.

Hubo correspondencia con autores como González SR y López Masó que plantea que la mujer anciana sufre la violencia con mayor frecuencia que el hombre.9,11 Así mismo plantea Martínez QC que las mujeres son clásicamente las víctimas del abuso, además reporta los hechos más que los hombres, y en ellas la severidad del daño es típicamente mayor. De igual manera Evans y Ortiz señalan que la mujer sufre la violencia con mayor frecuencia que el hombre. Kenneth por su parte, reafirma lo encontrado en esta investigación con su estudio, donde determina un mayor número de adultos mayores violentados del sexo femenino. 12

Se discrepa con Rodríguez M, pues sus resultados no apuntan a una mayoría de mujeres maltratadas; el número de hombres maltratados superaba en sus investigaciones al de las mujeres con un 52 y 48 % respectivamente. Ellos plantean que si en anteriores investigaciones había más mujeres víctimas de malos tratos que hombres, se debía a que estas sufrían lesiones más graves y era más probable que fueran las que más informaran a los organismos competentes o que estos recibieran noticias de sus casos.13

Se determina que hay una prevalencia de maltrato en el sexo femenino porque en la población estudiada hay un número mayor de mujeres, y que conviven con otras generaciones, lo que trae consigo conflictos generacionales pues sobre ellas suele recaer el mayor número de las actividades hogareñas y no es valorada por la familia su trayectoria vital, además en la sociedad cubana, por diversos patrones heredados, hacen que las mismas sufran una serie de discriminaciones, daños físicos y emocionales, no solo por los familiares, sino también por la misma pareja; ellas mostraron mayor interés por cooperar, se sintieron más motivadas y no se negaron a responder las preguntas realizadas, con deseo de mejorar su calidad de vida en el medio familiar.

Concluimos entonces que se identifico que existe violencia sobre los ancianos, que son agredidos fundamentalmente por sus hijos y esposa(o). El tipo de violencia mayormente percibida fue la psicológica, predominando la psicopatología del abusador como causa de violencia. El sexo femenino es el más agredido.

 The violence to the old man a problem in an area of health granmense.

SUMMARY

The descriptive longitudinal retrospective observacional at the doctor's office accomplished a study itself family doctor 26 of area of health corresponding to the University Polyclinic Ernesto Guevara of the Serna of Niquero municipality province Granma, with the objectives to determine to if the old men are objects of violence and for who, identifying the fellows of violence welcomed and the causes that generate her and identifying in the old man the more sex transgressed, in the period of January to December of 2008. The universe of study became constituted for 138 bigger people of 60 years of both sexes. Probabilistic no of intentional manner, applying the opinion of inclusion accomplished a sampling itself, becoming once the sign for 42 old men was constituted. As the primary collecting source of data applied a questionnaire designed by the authors that he gathered all of the variables under consideration by itself. As measured statistics utilized percent itself. the intrafamiliar violence on the old men of sign evaluated identified existing violence itself, attacked fundamentally for the children and wife (or) of the same ones. The fellow of largely violence gotten was the psychological; existed the psychopathology of the abuser like cause of violence in the old man; being the female sex the more attacked.

Key words: old man transgressed, community and family medicine.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Culay Pérez A. Mujer y violencia ¿Un Problema de salud Comunitaria? En Revista Cubana de Medicina General Integral. 2006, Vol. 5.p 45- 49.

  2. Ravelo A. En familia. ¿es tan difícil? En revista Mujeres. No. I 2005. P. 58 – 60.

  3. Fernández OP. Caracterización psicosocial de la familia con violencia intradinámica. Rev. electrónica archivo médico de Camagüey. Vol. 11.No 6.2005

  4. Campillo Motilva R. Violencia en el anciano. En Revista de Medicina General Integral. Vol. II 2007. p 24 – 31.

  5. Ferrer Herrera I, Jiménez Macías I, Hernández Pupo O, Ferrer Tan I, Llanez Rodríguez A. Intervención educativa en ancianos de casa de abuelos sobre caídas en el hogar. Revista Archivo médico de Camagüey. Volumen 12.2008.

  6. Zas Tabares V. Maltrato en el anciano. En Revista Cubana de Medicina General Integral Vol. I 2005.

  7. Real Espronceda. Maltrato al anciano en una comunidad de Ciudad Habana. Trabajo para optar por el título de Master en Psiquiatría Social. Ciudad Habana. 2003.

  8. Orosa FT. La tercera edad y la familia. Editorial Félix Varela. La Habana , 2007.

  9. González Winos M, Buján Garay J. Reflexiones sobre el maltrato al anciano en la sociedad occidental. En Revista Cubana de Medicina General Integral Vol. I 2005.p 12 – 17.

  10. Mejía R, Alemán M. Family violence. The physician´s role. Medicina (B. Aires) 2009; p 59.

  11. López Masó IM, Rodríguez Hernández H. Propuesta de intervención para ancianos deprimidos. Revista Cubana de medicina General Integral. 2006 Vol. 1. p 19 -23.

  12. Valdez Jiménez Y, Padrón Durán S. Violencia intrafamiliar y género: una mirada desde la familia cubana. Boletín CIPS. 2008

  13. Rodríguez M. Factores de riesgo que predisponen al maltrato en el adulto mayor (En línea) Agosto- 2004 disponible en. http//www.sld.cu

_________________________________


Licenciada en Psicología. Máster en Longevidad Satisfactoria. Profesor Asistente. Policlínica Universitaria Ernesto Guevara de la Serna.

2.- Especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral. Máster en Urgencias Médicas en Atención Primaria de Salud. Profesor Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Granma.

3.- Licenciada en Tecnología de la Salud en la especialidad de Servicios Farmacéuticos. Profesor Instructor. Filial Universitaria Municipal de Media Luna.

 

 Sumario, Siguiente