Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(2)

Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario.

Justo R. Fabelo Roche, 2 Serguei Iglesias Moré y 3 Loreley Núñez Barrios

RESUMEN

Con el objetivo de desarrollar un Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario fue identificada la presencia de circunstancias potenciales de riesgo adictivo en estudiantes de Ciencias Médicas, diseñada una estrategia de intervención y evaluada su eficacia. Se incluyeron en primer lugar acciones orientadas a adecuar el estilo de vida, diversificar la esfera motivacional y potenciar el desarrollo personal de los sujetos atendidos. Posteriormente se aplicaron acciones  dirigidas a suprimir distorsiones cognitivas, desactivar emociones negativas y modificar conductas de riesgo. En el estudio participaron 67 sujetos que se forman como profesionales de la salud en la Universidad Médica de La Habana. Se aplicaron cuestionarios para evaluar los niveles de vulnerabilidad al estrés y de externalidad en el locus de control. Los resultados obtenidos demostraron que el programa aplicado fue eficaz en la mayoría de los sujetos estudiados, determinó la disminución de la vulnerabilidad al estrés a partir de la creación de fortalezas para afrontarlo y elevó el nivel de internalización del locus de control a partir de potenciar el desarrollo de recursos volitivos.

Palabras clave: Programa psicoeducativo, circunstancias potenciales de riesgo adictivo, vulnerabilidad al estrés, locus de control

INTRODUCCION

Las adicciones constituyen uno de los campos temáticos que con más insistencia suele abordarse dentro del quehacer científico de la Psicología de la Salud. En nuestra área geográfica se reconoce un incremento espectacular del número de personas afectadas por ese mal1 y lo que es todavía peor, un crecimiento sin precedentes en una serie de factores de riesgo psicológicos y sociales capaces de conducir a un gran número de personas a esa situación2.

Nuestro país con una realidad social diferente no está exento de tales riesgos por  una serie de limitantes económicas que nos han sido impuestas en los últimos años3. Además en nuestras instituciones de Educación Superior se forman centenares de profesionales que provienen de áreas  con gran impacto del flagelo de las drogas4. Por ello es de especial relevancia la identificación de los estudiantes que pudieran ser víctimas de tal problemática y su atención especializada5.

En la vida de los seres humanos se suscitan circunstancias que los protegen o ponen en riesgo de enfermar. Estos mecanismos se denominan factores protectores o factores de riesgo, de acuerdo a su actuación. El enfoque de riesgoes un abordaje concep­tual y metodológico que resulta de enorme valor para identificar y actuar sobre causas multifactoriales de disímiles afecciones, entre las cuales las  adicciones no constituyen una excepción.

Este enfoque plantea que las personas, las familias y los grupos, tienen diferentes grados de posibilidades de desviar­se de la salud y el bienestar. Estas variaciones dependen del equilibrio existente entre es­fuerzos, recursos y necesidades6. Se puede considerar que el hecho de identificar los factores de riesgo resulta de especial interés para el área de las adicciones, pues permite que se establezcan estrategias de intervención enfocadas en su prevención.

El concepto de “factor de riesgo” originariamente tuvo gran difusión en la Epidemiología Médica. Sin embargo, con el tiempo se reveló como un concepto útil en diversos campos de las ciencias sociales7. En esencia, un factor de riesgo adictivo es un atributo y/o característica individual, condición situacional y/o contexto ambiental que incrementa la probabilidad del uso y/o abuso de drogas (inicio) o una transición en el nivel de implicación con las mismas (mantenimiento).8

Un factor de riesgo es una asociación o correlato entre un sujeto y un resultado, pudiendo evaluarse antes de que se haya producido el efecto o utilizarse para dividir a la población en subgrupos de alto y bajo riesgo9. Por tanto, es algo previo que puede conocerse antes de que ocurra con cierta  probabilidad. Se distinguen tres tipos de riesgo:

Estos factores tienen diversos supuestos básicos: un simple factor de riesgo puede poseer múltiples resultados y varios factores de riesgo o de protección pueden provocar un impacto en un simple resultado. Por lo general el abuso de drogas determina  efectos importantes como factor de riesgo. Además, la relación de los factores de riesgo y de protección entre sí, y las transiciones hacia el abuso de drogas puede estar influida de manera significativa por las normas relacionadas con la edad.10

Para la evaluación de las circunstancias potenciales de riesgo adictivo debe partirse de reconocer los principios generales en que se sustenta la concepción acerca de los factores de riesgo8. De manera general se consideran los siguientes:

Con el presente estudio nos trazamos el objetivo de desarrollar un Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario. Se partió de identificar la presencia de circunstancias potenciales de riesgo adictivo en un grupo de estudiantes de Ciencias Médicas y de diseñar una propuesta de Programa de intervención psicoeducativa dirigido a superar dicha situación. Finalmente se evaluó la eficacia del programa elaborado tras ser aplicado en dicho contexto.

MATERIAL Y MÉTODO

Se estudió una población de 67 estudiantes identificados a partir de criterios de inclusión y exclusión que fueron remitidos a las Unidades de Orientación Estudiantil de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y a la Consultoría Especializada del Centro para el Desarrollo Académico sobre Drogodependencias. Como Circunstancias potenciales de riesgo adictivo se consideró un conjunto de comportamientos que manifiesta el sujeto y que lo exponen al riesgo de desarrollar conductas adictivas.

En ese sentido se consideraron el consumo de sustancias psicoactivas, los eventos generadores de estrés psicosocial, las limitadas posibilidades para el ajuste a esos eventos, las conductas habituales reconocidas como de riesgo, los falsos criterios de invulnerabilidad, las dificultades en las relaciones sociales y las normas y valores inadecuados del grupo social al que se adscriben. Se consideraron sujetos expuestos a circunstancias potenciales de riesgo adictivo los estudiantes que recibieron una evaluación positiva en tres o más de los siguientes indicadores:

La investigación incluyó la realización de estudios de casos y la aplicación de cuestionarios para evaluar los niveles de vulnerabilidad al estrés y de externalidad en el locus de control. Ambos instrumentos se utilizaron a partir de sus versiones originales traducidas al español. Solo se hicieron adecuaciones avaladas por criterios de expertos en algunos ítems con vistas a adecuar su contenido a las especificidades de los sujetos estudiados. Ello se hizo necesario dado el carácter multinacional del universo de estudio y de su elevado nivel de formación preprofesional.

Para la evaluación de la “Vulnerabilidad al estrés” se utilizó el Test de L.H. Miller y A.D. Smith. Este instrumento permite además identificar los aspectos específicos del estilo de vida y de las redes de apoyo social del sujeto que pueden estar incidiendo en su nivel de vulnerabilidad al estrés. También  permite precisar el estado físico general y la presencia de determinados sentimientos, valores y creencias. El Test consta de un total de 20 ítems a los que el sujeto debe responder de acuerdo con una escala de puntuación entre 1 (casi siempre) y 5 (nunca) de acuerdo con el criterio de frecuencia.

Este instrumento psicométrico evalúa un sujeto como no vulnerable al estrés cuando alcanza un puntaje entre 1 y 30. La vulnerabilidad es identificada a partir de los puntajes entre 31 y 100. Se clasifica como vulnerabilidad baja (puntaje entre 31 y 49), media (puntaje entre 50 y 75) y elevada (puntaje mayor que 75)

En el caso de la “Externalidad en el locus de control” se valoraron los resultados del Inventario personal sobre algunas situaciones sociales de Rotter. Se trata de un instrumento diseñado con el objetivo de explorar las expectativas del sujeto acerca de cómo sus acciones están influenciadas o no por el ambiente. El cuestionario consta de 23 ítems y cada uno de ellos incluye dos opciones ante las cuales el sujeto debe escoger la que más refleje sus criterios.

Se evalúa un sujeto con externalidad en el locus de control cuando predominan las respuestas a los ítems que tributan a ella. Estos sujetos consideran que los acontecimientos no están relacionados con su propia conducta y por tanto se escapan a su control personal y responsabilidad. El predominio de las respuestas a los ítems que evalúan internalidad se identificaron con un nivel bajo de externalidad en el locus de control. Estos sujetos consideran que los acontecimientos se deben a sus acciones personales y por tanto pueden ser  controlados por ellos.

El Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario fue elaborado teniendo en cuenta la utilización de recursos psicológicos y educativos11 coherentes con la perspectiva preventiva de la Psicología de la Salud.12 En su elaboración se consideraron dos áreas de acción diferenciadas que a continuación se describen:

En primer lugar se desarrollaron acciones encaminadas al área “Promoción de salud”. Para ello se utilizaron técnicas orientadas a adecuar el estilo de vida, diversificar la esfera motivacional y potenciar el desarrollo personal de los sujetos atendidos. Se incluyeron recursos educativos y terapéuticos para estimular el desarrollo de comportamientos facilitadores del autocontrol y la responsabilidad individual en el mantenimiento de la salud. En sentido general se promovieron acciones dirigidas a fomentar la participación social, la superación intelectual, la práctica deportiva, los eventos culturales, las actividades científico-estudiantiles, la formación de valores, etc.

Posteriormente se desarrollaron acciones encaminadas al área “Prevención de las adicciones”. Con dicho objetivo se utilizaron técnicas orientadas a suprimir distorsiones cognitivas, desactivar emociones negativas y modificar conductas de riesgo en los sujetos atendidos. Se incluyeron recursos psicológicos y educativos para modificar ideas irracionales, controlar la activación psicofisiológica y superar dificultades en las relaciones sociales y en el empleo del tiempo. En sentido general se promovieron acciones dirigidas a fomentar el conocimiento acerca de las consecuencias del consumo indebido y de la enfermedad adictiva sobre la salud. Se utilizaron recursos como la lectura comentada, las tareas reflexivas, la visualización e imaginería, el entrenamiento, la tempestad de ideas, los convenios terapéuticos, los grupos focales, etc.

RESULTADOS

Una vez elaborado el Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario y aplicado a los 67 sujetos identificados como expuestos a circunstancias potenciales de riesgo adictivo se comprobó su eficacia. Para ello se compararon los resultados alcanzados al evaluar las variables vulnerabilidad ante el estrés y externalidad en el locus de control antes y después de la intervención desarrollada. Se partió del cálculo de la media aritmética y de la desviación típica de cada una de dichas variables. Como puede apreciarse en la Tabla 1 resulta evidente que con la intervención se logró disminuir los niveles promedios de vulnerabilidad y externalidad en los sujetos estudiados. 

Tabla 1: Estadísticas descriptivas de las variables vulnerabililidad y externalidad teniendo en cuenta la evaluación en la pre-prueba y post-prueba. 

Variables

n

Pre-prueba

Post-prueba

Media

Desv. típ.

Media

Desv. típ.

Externalidad

67

14.30

3.680

8.76

4.196

 

 

 

 

 

 

Vulnerabilidad

67

43.06

11.707

25.01

16.279

Estos resultados fueron ratificados al realizar  pruebas simples de comparación de medias y al calcular las diferencias de medias y los intervalos de confianza. El resultado reflejado en la Tabla 2 muestra que en ambos casos hay diferencias significativas entre los valores medios de ambas variables obtenidos antes y después de la intervención.

Tabla 2: Prueba de comparación de medias e intervalos de confianza para la diferencia de medias teniendo en cuenta la evaluación final de los resultados obtenidos.

Variables

Comparación de medias

Intervalos de confianza al 95%

Valor de t

Valor de p

Diferencia de medias

Límite inferior

Límite superior

Externalidad

17.090

.000

8.761

7.74

9.78

 

 

 

 

 

 

Vulnerabilidad

12.578

.000

25.015

21.04

28.99

Una vez aplicado el Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario quedó demostrada su eficacia para lograr la disminución del nivel promedio de vulnerabilidad al estrés. En el Gráfico 1 se evidencia la magnitud de este resultado.

Gráfico 1: Representación gráfica de los niveles  medios de vulnerabilidad al estrés obtenidos antes y después de la intervención.

 img1 0511

Además fue apreciable una disminución significativa de la vulnerabilidad al estrés en la mayoría de los sujetos estudiados. En la Tabla 3 resulta significativo que en la post-prueba el 64,17 % de estos sujetos no mostró niveles de vulnerabilidad al estrés lo que es consecuencia de la aplicación de técnicas para mejorar la evaluación cognitiva de las situaciones estresantes y de diversificar los recursos de afrontamientos empleados.

Tabla 3: Resultados obtenidos a partir de la aplicación del Test de  vulnerabilidad al estrés antes y después de la intervención.

 

No vulnerable

Vulnerabilidad
baja

Vulnerabilidad
media

Vulnerabilidad
elevada

S

%

S

%

S

%

S

%

Pre -
Prueba

6

8,95

49

73,13

10

14,92

2

2,98

Post -
Prueba

43

64,17

19

28,35

4

5,97

1

1,49

N=67

Por otra parte tambien quedó demostrada la eficacia del programa desarrollado para lograr la disminución del nivel promedio de externalidad en el locus de control. En el Gráfico 2 se muestra la comparación de los valores obtenidos en ambas evaluaciones.

Gráfico 2: Representación gráfica de los niveles  medios de externalidad en el locus de control obtenidos antes y después de la intervención.

img2 0511

Se constató además una disminución significativa de la externalidad en el Locus de Control en la mayoría de los sujetos estudiados. En la Tabal 4 se pone de manifiesto un incremento significativo de los niveles de internalidad en el 71,64 de los sujetos estudiados. Al haber sido dotados de recursos de afrontamientos útiles para afianzar la autodeterminación, incrementar la autoestima y potenciar el desarrollo de recursos volitivos, aprendieron a comportarse a partir de sus propias necesidades y a evadir conductas de riesgo adictivo.

Tabla 4: Resultados obtenidos a partir de la aplicación del Inventario personal sobre algunas situaciones sociales de Rotter antes y después de la intervención.

 

Externalidad

Internalidad

Total

S

%

S

%

S

%

Pre - Prueba

41

61,19

26

38,80

67

100.00

Post - Prueba

19

28,35

48

71,64

67

100.00

N=67

Finalmente con la aplicación del Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario tambien disminuyeron las manifestaciones de riesgo adictivo consideradas. Al revalorar los indicadores utilizados para la identificación de circunstancias potenciales de riesgo adictivo se evidenció que el 83,58 % de los sujetos estudiados no las presentaron. Ello significa que a partir de la intervención aplicada modificaron sus estilos de vida y desarrollaron habilidades para el afrontamiento constructivo a dicha situación.

DISCUSIÓN

Las universidades médicas cubanas no están al margen del esfuerzo que a nivel nacional se hace para enfrentar la problemática de las drogas13. Este trabajo constituye una modesta contribución al empeño de lograr que los futuros profesionales de la salud desarrollen habilidades para el afrontamiento eficaz a las circunstancias potenciales de riesgo adictivo partiendo de promover estrategias de cambio y estilos de vida saludables.14

En los últimos lustros se ha reportado un incremento en el consumo de sustancias psicoactivas por estudiantes de medicina15. Ello se ha puesto de manifiesto especialmente en el inicio precoz y aumento del consumo de tabaco en ambos sexos y en el predominio de patrones de consumo de alcohol preocupantes en cuanto a cantidad ingerida, frecuencia de embriaguez ligera y gastos en bebidas alcohólicas. También resulta de interés el incremento del número de estudiantes que reconoce haber recibido propuestas para consumir sustancias ilegales.

En el resto de las universidades nacionales se reportan situaciones similares. Un estudio realizado en una Sede Universitaria Municipal adscrita a la Universidad de La Habana concluyó que aproximadamente la tercera parte de los estudiantes evaluados estaban expuestos a circunstancias potenciales de riesgo adictivo16 En este caso también se pudo precisar que más de la mitad de ellos resultaron vulnerables al estrés y presentaron un locus de control externo.

En la presente investigación los niveles de vulnerabilidad ante el estrés y de externalidad en el locus de control devinieron indicadores válidos para evaluar la eficacia del Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario. Ello se fundamentó en el hecho de que permiten evaluar, por una parte, el nivel de éxito en los esfuerzos para el afrontamiento constructivo y el manejo del estrés17 y por otra el grado de desarrollo de los procesos autorreferenciales y del control personal sobre el comportamiento.18

En la bibliografía consultada se reconoce que los individuos vulnerables al estrés se pueden ver impulsados a utilizar estrategias que resultan peligrosas como el uso del tabaco, el alcohol y otras drogas19. Esta situación paradójicamente los expone a mayores tensiones facilitando la aparición de adicciones como el alcoholismo.20

Según Zaldivar las personas con pocos recursos para lidiar con el estrés, pueden encontrar en el uso de drogas una vía para reducir la tensión y lograr un cierto “control” sobre si mismo. Contrariamente los sujetos con mayor resistencia al estrés suelen poseer un conjunto de características específicas, como: apertura y tolerancia a los cambios, tendencias a comprometerse profundamente con lo que hacen, sentimiento de tener control sobre los acontecimientos de su vida, etc19 Precisamente fue posible fomentar dichas características específicas  a partir de la intervención desarrollada.

El programa psicoeducativo aplicado incluyó procedimientos para fomentar el autocontrol y la responsabilidad como alternativas propiciadoras del desarrollo de la personalidad y como resultado de ello potenciar la internalización del locus de control. Estas acciones estuvieron encaminadas a la prevención de las adicciones ya que ante la presencia de un locus de control externo los sujetos tienden a  considerar que los acontecimientos no guardan relación con su propia conducta, escapándose de su control personal. Se exacerba entonces la creencia de que los sucesos dependen de la suerte, del destino, etc. De este modo pueden llegar a dejarse influenciar por otros y convertirse en adictos Especialistas en el tema consignan que la personalidad adictiva se expresa en el debilitamiento del yo y de la voluntad y en el aumento de la pérdida de control21.

De igual manera se reconoce que para evitar el primer contacto hombre-conducta adictiva es válido aumentar, diversificar e intensificar las acciones preventivas22 En general las intervenciones encaminadas al tratamiento de las adicciones incluyen abordar las alteraciones de la personalidad, el gradual empobrecimiento de los intereses, el debilitamiento de la voluntad, la incapacidad para proyectar planes futuros y la evidente pérdida de control.21 El locus de control externo constituye una expresión de tales indicadores y por tanto al modificarlo se contribuye a mejorar el afrontamiento al riesgo adictivo.

Uno de los resultados mas interesantes de esta investigación fue la caracterización de las circunstancias potenciales de riesgo adictivo en el grupo de sujetos que posteriormente fue sometido al programa psicoeducativo desarrollado. Por lo general en ellos se apreció el desarrollo de estilos de vida donde se practican hábitos nocivos para la salud. Se hicieron referencias frecuentes a causas como la separación de sus medios socioculturales, las dificultades en el orden cognitivo para enfrentar los estudios superiores, el empleo inadecuado del tiempo libre y a las limitaciones en el área económica.

Tal como se ha reportado en otras investigaciones las cifras de consumo evidenciadas en los dos sexos y entre las diversas nacionalidades de los sujetos estudiados son prácticamente iguales a las reportadas en nuestra población general y evidencian lo mucho que nos queda por hacer en educación para la salud en este campo donde los médicos deben ser ejemplos positivos.23

Con frecuencia el afrontamiento a las circunstanciales potenciales de riesgo adictivo se sustentó en creencias erróneas. Zaldívar sostiene que el sistema de valores y creencias del sujeto constituye un factor determinante para el desarrollo de la fortaleza personal y es lo que le posibilita enfrentar con firmeza y optimismo las dificultades y situaciones estresoras17

Como parte de la evaluación previa a la ejecución de la intervención también pudo precisarse la presencia de acontecimientos de vida significativos en los sujetos estudiados. Dificultades en las áreas familiar, académica e interpersonal les exigían esfuerzos adaptativos agotadores. Se evidenció que la mayor parte de ellos no disponía de recursos personales para el afrontamiento de este tipo de situaciones, sus redes de apoyo social no siempre eran funcionales y  en algunos casos el grupo social en que estaban insertados presentaban conductas de riesgo como el consumo de drogas legales.

Las circunstancias potenciales de riesgo adictivo detectadas justificaron la intervención desarrollada. Al respecto coincidimos con Makken en que la adicción comienza y crece cuando una persona abandona los caminos naturales de satisfacción de necesidades emocionales al conectarse con la gente, con su propia comunidad y consigo mismo24. Superar estas dificultades constituye un imperativo porque el médico integral debe ser ejemplo y propugnador consistente de estilos de vida alejados de los tóxicos y no subvalorar sus extraordinarias potencialidades para modificar los patrones de consumo de sus usuarios. Resulta imposible incrementar la calidad y continuidad de la vida de ellos sin superar la difundida tendencia mundial a los estilos de vida insalubres 25

A partir de los resultados obtenidos se consideró eficaz la aplicación del Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario. Es cierto que las intervenciones profesionales breves con personas con consumo de riesgo suelen ser generalmente subvaloradas26.  Sin embargo los profesionales de la salud deben intervenir ante dichas circunstancias, por lo que una vez identificados los riesgos y valoradas  las consecuencias se impone actuar para reducir  el consumo o propiciar la abstinencia, según sea conveniente.

En estos casos puede alcanzarse el éxito si se parte de  retroalimentar al sujeto acerca de  su  estado de salud, si se promueve su autoresponsabilidad y si se dan orientaciones precisas  a fin de inducir cambios.  Con la utilización de recursos psicoeducativos se puede contribuir a modificar patrones de consumo en los bebedores de riesgo,  se puede acelerar el paso de la etapa precomtemplativa a la contemplativa y se puede motivar a los sujetos para iniciar otros tratamientos cuando ello es requerido26.

La trascendencia actual y las lamentables consecuencias del uso indebido de drogas sobrepasan los límites convencionales de la salud humana. Además del  deterioro personal, familiar y de comunidades completas, dicho fenómeno se asocia a factores vinculados al tráfico ilícito, contribuye a distorsionar la economía de los estados y a la aparición de nuevas figuras delictivas13.
Esa realidad reclama el diseño estrategias de intervención para afrontar las circunstancias potenciales de riesgo adictivo. Se conoce el hecho de que pueden ser aplicadas en diferentes contextos lográndose mayor efectividad en sujetos con un desarrollo cognitivo adecuado26. Los profesionales de la salud deben formarse en una ética elevada ante esta problemática porque precisamente ellos serán  quienes tendrán la misión de prevenir las consecuencias de ese mal.  Esa realidad es la que impulsa la búsqueda de vías adecuadas para potenciar la fortaleza y la impenetrabilidad que debe lograr la Universidad Médica en relación con las drogas.27
El presente estudio permitió desarrollar el Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el contexto universitario el cual se elaboró a partir del diseño de una estrategia que incluyó la aplicación de técnicas educativas y  psicoterapéuticas. Su aplicación arrojó resultados favorables en la mayoría de los sujetos estudiados, determinó la disminución de la vulnerabilidad al estrés a partir de la creación de fortalezas para afrontarlo y elevó el nivel de internalización del locus de control a partir de potenciarse el desarrollo de recursos volitivos.

RECOMENDACIONES

Propiciar la aplicación del Programa psicoeducativo para la prevención de las adicciones en el resto de las Universidades de Ciencias Médicas del país. 

Promover la realización de estudios que aborden esta problemática desde otras aristas y estimulen el desarrollo de recursos personológicos para enfrentar el riesgo adictivo.

 Psychological and educational program for the prevention of the addictions in the university context.

SUMMARY

With the objective of developing a psychological and educational program for the prevention of the addictions in the university context, the presence of potential circumstances of addictive risk was identified in students of Medical Sciences, an intervention strategy was designed and its effectiveness was evaluated. Actions guided to adapt the lifestyle, to diversify the motivating sphere and to develop the personal development of the assisted fellows were included in the first place. Later on actions were applied directed to suppress knowledge distortions, to disable negative emotions and to modify behaviors of risk. In the study 67 fellows that are formed as professionals of the health in the Medical University of Havana. Questionnaires were applied to evaluate levels of the vulnerability to the stress and locus of external control. The obtained results demonstrated that the applied program was effective in most of the studied fellows; it determined the decrease from the vulnerability to the stress starting from the creation of strengths to confront it and it elevated the level of Locus of internal control starting from developing the development of volitional resources.

Key words: Psychological and educational program, potential circumstances of addictive risk, stress vulnerability, control Locus

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Gálvez E. Modelo para el diagnóstico medicolegal del uso indebido de drogas. Rev. Hab. Ciencias Médicas. Vol.2 (5)2003.

  2. Vidal de la Cruz L. Campaña antidrogas para el público universitario cubano. Tesis de grado. ISDI. La Habana, 2003.

  3. Rodríguez J. & González CM. Drogas: información necesaria. Ministerio de Educación Superior, La Habana 2003.

  4. Gálvez E. CEDRO: Antídoto de las drogas en la Universidad Médica. Rev. Hab. Ciencias Médicas. Vol.4 (4) Sept.-Oct.2005.

  5. Gálvez E. Uso indebido de drogas en estudiantes de sexto año de Medicina. Rev. Hab. Ciencias Médicas. Vol.4 (5) Nov.-Dic.2005.

  6. Gómez AM. Factores etiológicos y  de riesgo. En: Colectivo de autores. Toxicomanías y adolescencia. Realidades y consecuencias. Editorial Científico-Técnica. La Habana, 2006

  7. Luengo MA, Romero E, Gómez JA, Guerra A, Lence M. La prevención del consumo de drogas y la conducta antisocial en la escuela. Santiago de Compostela: Ministerio del interior; 2000.

  8. Clayton R. Transitions in drug use: Risk and protective factors. En: Glantz M, Pickens R Editores. Vulnerability to drug abuse; 1992 pp. 15-51.

  9. Offord DR, Kraemer C. Risk factors and prevention. EBMH Notebook; 2000. 3, 70-71

  10. Becoña E. Prevención del consumo problemático de drogas. Factores de riesgo y protección para el consumo de drogas. República oriental de Uruguay; 2007 [fecha de acceso 5 de enero de 2009] Disponible en el url:http://www.infodrogas.gub.uy/html/actividades/documentos/Uruguay.5.FactoresRiesgoProteccion.27.8.07.pdf

  11.  Zaldivar D, Vega R, & Roca M. Psicoterapia General Editorial Félix Varela. La Habana, 2004

  12. Grau J, Victoria C R, Hernández E: Calidad de Vida y Psicología de la Salud. En Hernández E, Grau J. editores. Psicología de la Salud: fundamentos y aplicaciones. Guadalajara: Centro Universitario de Ciencias de la Salud; 2005.  p. 201-32. 

  13. Comisión Nacional de Drogas. Programa Nacional Integral de Prevención y del uso indebido de drogas. La Habana, 2002

  14. Gárciga O. Estilo de Vida Saludable. MDC: Producciones Peniel. Tegucigalpa, 2006.

  15. González R, Rojas J, Barcena Y, Rojas R, Oviedo D y Vázquez A. Consumo de substancias en estudiantes de quinto año de medicina: evolución en tres lustros. Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2005;2(2)

  16. Núñez L. Factores potenciales de riesgo adictivo en estudiantes de primer año de la Licenciatura en Psicología. Tesis de Grado SUM Boyeros. Facultad de Psicología. Universidad de La Habana, 2009

  17. Zaldívar DF. El conocimiento y dominio del estrés. Editorial Científico Técnica. La Habana, 1996

  18. Fernández L. (compiladora) Pensando en Personalidad. Editorial Félix Varela. La Habana, 2003

  19. Zaldívar DF. Estrés y Adicciones. Salud Vida. Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. La Habana, 2006

  20. García E, Lima G, Aldana L, Casanova P, Álvarez VF. Alcoholismo y sociedad, tendencias actuales. Rev Cubana Medicina Militar jul.-sep.2004, 33 (3)

  21. Zaldívar DF. Caracterización psicológica del adicto. Salud Vida. Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. La Habana, 2003

  22. Gárciga O y Surí C. Adicciones. Situación actual. Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2010, 7(1)

  23. González R,  Rúa S,  Galindo J, Cateura D,  Pérez G y Bueso G. El tabaquismo en alumnos de medicina cubanos y centrosudamericanos. Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2005;2(3)

  24. Makken C. La personalidad adictiva. Editorial Diana. México, 1999.

  25. González  R,  Galán GM.  Las drogas y su repercusión sobre la calidad, continuidad y estilo de vida. Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana; 2008, 5(1).

  26. González R. Las adicciones ante la luz de las ciencias y el símil. Editora Política. La Habana, 2009

  27. Gálvez E. Factores de riesgo para el consumo de drogas ilícitas. Rev Cubana Med Gen Integr 2006;22(1)

_________________________________

Doctor en Ciencias de la Salud. Licenciado en Psicología. Profesor Titular e Investigador Auxiliar de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

Máster en Psicología de la Salud. Licenciado en Enfermería. Profesor Auxiliar e Investigador Agregado de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

Licenciada en Psicología. Centro de Diagnóstico y Orientación del Municipio Boyeros.

 

 

 Sumario, Siguiente