Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(2)

Valores normativos para el Test Mini Mental (Mini Mental State Examination) en adultos mayores cubanos.


Yurelis Ginarte Arias ,2 Raquel Pérez Díaz ,3 Eric Acosta Heredia ,4 Gleidys González Santana y 5 Yailén Aballe

RESUMEN

Fundamento y objetivo : El Mini-Mental State Examination, propuesto por Folstein et al en 1975, es una prueba de screening ampliamente utilizada a nivel internacional y en el país, si bien carece de valores normativos para nuestro contexto. En este trabajo presentamos, por vez primera, la adaptación del test, sus valores normativos, así como el efecto de la edad y la escolaridad en su ejecución y la capacidad discriminativa del instrumento en ancianos normales y con demencias. Material y métodos : Se presenta un estudio correlacional, transversal en una muestra probabilística de 101 adultos mayores supuestamente normales (según criterios de inclusión) provenientes de dos áreas: urbana y semiurbana de la Ciudad de la Habana , los que fueron remitidos por los Equipos Multidisciplinarios de Atención Gerontológica (EMAG), así como diagnosticados de demencia por la Cínica de la Memoria del CITED. Resultados y conclusiones : Se realizó la adaptación del instrumento a nuestro contexto, se comprobó el efecto de las variables edad y escolaridad en su ejecución, determinándose los valores normativos según esas variables en adultos mayores, así como se demostró la capacidad del test para discriminar entre adultos mayores normales y dementes.

 Palabras claves: test cognitivos, adulto mayor, Mini Mental State Examination.

INTRODUCCION

El Mini-Mental State Examination (MMSE)1 se introdujo en la práctica clínica con el objetivo de evaluar el funcionamiento cognitivo global de los sujetos. Desde su creación ha sido el test mental de rastreo o screening del deterioro cognitivo más utilizado tanto en la clínica como en la investigación.

Ha sido adaptado a diversos idiomas en diferentes poblaciones: Colombia2, Puerto Rico3, en poblaciones mexicanas residentes en los EUA4, en Brasil5, en poblaciones bilingües de EUA6, Japón7, Canadá8, Finlandia 9, en diversas regiones de España10-13.

En Cuba ha sido ampliamente aplicado en los diferentes contextos relacionados con la salud y en las investigaciones14-18. Sin embargo dicho instrumento aún no ha sido adaptado y normalizado para la población cubana. Comúnmente en la práctica clínica y en la investigación suele utilizarse la traducción del test original o las versiones o adaptaciones realizadas en otros países, es por ello que el presente estudio se propone como objetivos: determinar los valores normativos según la edad y la escolaridad en los adultos mayores, evaluar el efecto de las variables edad y escolaridad en su ejecución, así como evaluar su capacidad para discriminar entre adultos mayores normales y dementes.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio correlacional, transversal. El universo estuvo formado por 688 adultos mayores procedentes de un área urbana (municipio Marianao) y un área semiurbana (comunidad Punta Brava) de Ciudad de La Habana. los cuales fueron reportados por los Equipos Multidisciplinarios de Atención Gerontológica (EMAG) y que cumplieran con los siguientes criterios de inclusión: edad de 60 años o más, ausencia de enfermedades que puedan influir en el rendimiento cognitivo, con al menos un grado de escolaridad, no autorreporte ni reporte por el familiar de pérdida de memoria según la Entrevista , ausencia de depresión según la Escala Psicoafectiva19 presentar capacidad auditiva, visual y motora que le permita la realización de la prueba, así como no ingerir fármacos que puedan afectar el rendimiento cognitivo en el momento en que se desarrolla la investigación. Se seleccionó una muestra probabilística de 101 adultos mayores con un funcionamiento cognitivo normal, procedentes de ambas localidades, a través del método muestral estratificado aleatorio proporcional.

La muestra quedó constituida de la siguiente forma (Tabla 1):

Grupo

Edad

Escolaridad

N (101)

1

60 – 69

1

18

2

60 – 69

2

9

3

60 – 69

3

11

4

70 – 79

1

16

5

70 – 79

2

9

6

70 – 79

3

9

7

80 y más

1

12

8

80 y más

2

9

9

80 y más

3

8

Fuente: Adultos mayores procedentes de la comunidad (Municipio Marianao y Localidad Punta Brava del Municipio de La Lisa ) Leyenda: Escolaridad. 1- Nivel primario. 2-Nivel medio 3-Nivel superior

Se inició con la visita del sujeto previamente informado por el Equipo Multidisciplinario de Atención Gerontológica del área de salud, se le explicaron los objetivos de la investigación y se obtuvo su consentimiento informado para participar en el estudio, luego se realizó una entrevista y se aplicó la Escala Psicoafectiva19 para corroborar si cumplían los criterios de inclusión y entonces proceder con la aplicación del test.

La prueba se aplicó en local libre de ruidos, con buena iluminación y ventilación y adecuadas condiciones de apoyo para escribir. Durante la aplicación se procedió según lo reportado por los autores de la versión original 1 y se realizaron pequeñas modificaciones según el criterio de expertos (Anexo 1).

Se modificaron los ítems 6 y 8 de la sección de orientación. Se sustituyó el ítem 6 que se refiere al Hospital donde se encuentra el sujeto en el momento en que se aplica el test por “¿en qué lugar se encuentra usted ahora?”, teniendo en cuenta que el mismo es aplicado no sólo en el contexto hospitalario, y el ítem 8 referido a ciudad fue sustituido por municipio, lo cual se adapta más a nuestra realidad socio geográfica. (Anexo5) Fue considerado oportuno por los expertos perfeccionar los criterios para otorgar la calificación del ítem de praxis constructiva ya que el instrumento aunque especifica puede generar algunas dudas para el evaluador

Se utilizaron procedimientos y técnicas estadísticas para probar o rechazar los aspectos planteados en los objetivos e hipótesis. Los procedimientos fueron:

Se utilizó la media aritmética, desviación estándar y porcentajes para determinar los valores normativos en el test teniendo en cuenta la edad y la escolaridad.

Técnicas estadísticas inferenciales:

La Correlación Bivariada de Pearson se utilizó para determinar el efecto que tiene la edad en la ejecución del test.

La Correlación Bivariada de Rango de Sperman se utilizó para determinar el efecto que tiene la escolaridad en la ejecución del test.

La prueba Z se utilizó para las diferencias de medias procedentes de grupos independientes, pacientes con Demencias y sujetos con un funcionamiento cognitivo normal, los cuales son muestras grandes.

RESULTADOS

En la Tabla 1, que se muestra a continuación, aparecen los valores normativos obtenidos para cada grupo de edad y escolaridad.

Tabla 1. Datos normativos para el Test Mini-Mental en adultos mayores cubanos.

Grupos

de edades

NIVELES DE ESCOLARIDAD

Nivel

Primario

Nivel

Medio

Nivel

Superior

60 - 69 años

N= 18

X¯= 27,4

S= 2,0

r=-0,261 ns

N= 9

X¯= 28,5

S=1,8

r=-0,697*

N= 11

X¯= 28,2

S= 0,9

r= -0,568 ns

 

70 - 79 años

N= 16

X¯= 26,7

S= 1,7

r=- 0,555*

N= 9

X¯= 28,6

DS= 1,2

r= 0,050 ns

N= 9

X¯= 27,5

S= 1,6

r=-0,043 ns

80 – o más años

N= 12

X¯= 25,3

S= 1,1

r=- 0,102 ns

N=9

X¯=26,2

S=1,3

r=-0,516 ns

N= 8

X¯= 27,7

S= 1,9

r=- 0,751*

Leyenda: N: Tamaño de la muestra, X¯: media aritmética, S: desviación estándar, r: coeficiente de correlación, ns: no significativa.

En la tabla 2 se puede observar, que aunque cada grupo tiene su punto de corte para establecer el valor normativo (basado en ±1 desviación estándar), el punto de corte para todos los grupos conformados, en general se sitúa en 27,3 puntos con una desviación estándar (S) de 1,8.

Tabla 2. Comparación de medias del puntaje total entre pacientes con Demencias y sujetos con un funcionamiento cognitivo normal.

 

GRUPO 1

GRUPO 2

Tamaño de la muestra (N)

101

113

Media aritmética (X¯)

27,3

16,1

Desviación Estándar (S)

1,8

5,3

Valor de Z

20,9

 

Valor de P

0,05

 

Leyenda: Grupo1: sujetos con funcionamiento cognitivo normal. Grupo 2: pacientes con Demencias.

Al evaluar el efecto que tiene la edad en la ejecución del test según el nivel de escolaridad se obtuvieron en cada grupo de edades diferencias significativas en un solo nivel escolar (p< 0,05), (nivel primario: 70-79 años r =-0,555*; nivel medio: 60-69 años r=-0,697*; nivel superior: 80 y mas años r= -0,751*).

El resto de los grupos de edades las diferencias no fueron significativas, porque los valores del puntaje total de cada una de sus medias se mantuvieron con ligeras diferencias. En cuanto al efecto que tienen todos los grupos de edades de manera general en la ejecución del test se obtuvieron diferencias significativas en los tres niveles escolares (p< 0,01), r=-0,453**, lo cual muestra que en la medida en que se incrementa la edad, disminuye el rendimiento en la prueba. (Gráfico 1)

En relación con el efecto de la escolaridad en la ejecución del test, se obtuvieron diferencias significativas en uno de los niveles de cada grupo de edades (p<0,05); (60 -69 años: nivel medio r=-0,697*; 70-79 años: nivel primario r=-0,555*; 80 y más años: nivel superior r=-0,751*).

Los demás niveles de escolaridad no tuvieron diferencias significativas, porque sus valores no tuvieron grandes diferencias entre el puntaje total de sus medias.

Al realizar la evaluación general que tiene el efecto de la escolaridad en la ejecución del test, se obtuvieron diferencias significativas en los tres grupos de edades (p<0,01), r=-0,299**, es decir, que con mayor grado de escolaridad mejor será la ejecución en la prueba. (Gráfico2)

Gráfico 2. Diferencias de medias del puntaje total en cada grupo de edad, según la escolaridad. (Grafico: 2.1, 2.2, 2.3)

Al comparar las medias del puntaje total entre un grupo de pacientes con Demencias y un grupo de controles, a través de la prueba z se encontraron diferencias significativas en sus puntajes.

DISCUSIÓN

Como se observa en la Tabla 2, aunque cada grupo tiene su punto de corte para establecer el valor normativo (basado en + - 1 DS), el punto de corte para todos los grupos conformados, en general se sitúa en 27,3 puntos, lo cual no difiere del presentado por la versión original del test1 y la última adaptación española13 que lo sitúan en 24 puntos.

Se encontraron diferencias significativas entre los grupos conformados según la edad y según la escolaridad, de manera que: en la medida en que se incrementa la edad disminuye el rendimiento en la ejecucion la prueba y se incrementa en la medida en que aumenta la escolaridad.

El efecto encontrado de la edad sobre el rendimiento en la ejecución de este test ha sido ampliamente tratado  y varios estudios así lo han reportado7,8,13,20-23. En la actualidad es ampliamente conocido que con el envejecimiento se producen cambios estructurales y funcionales en nuestro cerebro lo cual repercute en el rendimiento cognitivo. Estudios volumétricos de neuroimágenes han reportado la pérdida de volumen central asociado al envejecimiento y su relación con el decline cognitivo24.

En relación con la escolaridad, en los estudios normativos de este test en poblaciones de otras latitudes, también se ha reportado que en la medida en que se incrementa el grado de educación los sujetos tienen mejores ejecuciones en la prueba2-8,13,23,25,26; pues al incrementarse el nivel de escolarización cuentan con mejores estrategias para la realizacion de tareas cognitivas especialmente para la codificación de la información y los nuevos aprendizajes. Estudios sobre la longevidad han encontrado que en edades avanzadas de la vida el nivel de escolaridad alto y el mantenerse activo mentalmente es un factor protector contra el deterioro cognitivo, pudiéndose llegar incluso a edades extremas como 100 años o más con un buen funcionamiento cognitivo global obtenido a través del Minimental State Examination.27-30

La diferencia significativa encontrada entre el puntaje total entre los grupos normales y con demencia demuestra la capacidad del test para detectar diferencias entre el rendimiento normal y el patológico. Estudios realizados han reportado que el test resulta ser sensible a la demencia por lo que ha sido usado ampliamente como herramienta de screening de esta entidad1,23,25,27,31, a pesar de no ser sensible para los deterioros ligeros2, 5.

 Concluimos entonces que se determinaron los valores normativos del test en adultos mayores cubanos, presentando un punto de corte de 27,3 puntos. Se demostró la influencia de la edad en la ejecución del test destacándose su valor en la calificación del instrumento, lo cual muestra que a medida en que se incrementa la edad disminuye el rendimiento. Se demostró la influencia de la escolaridad en la ejecución del test destacándose su valor en la calificación del instrumento. En cuento a la escolaridad, a mayor grado mejor será la ejecución. El test es capaz de discriminar en relación con sus valores normativos entre pacientes con Demencias y sujetos con un funcionamiento cognitivo normal como ha sido reportado por otros autores internacionales, por lo que resulta un excelente instrumento de screening para la población de ancianos cubanos.

ANEXO 1

 Mini-mental state examination (m.f. Folstein, s.e. Folstein y p.r. Mchugh – 1975)

Nombre: _________________________________Edad: _______ Sexo: ______

Escolaridad: __________________ Ocupación: ________________ Fecha: ________

•  ORIENTACIÓN (puntuación máxima: 10 puntos)

•  Día _______________________

•  Mes _______________________

•  Año _______________________

•  Día de la semana ____________

•  Estación del año _____________

•  Lugar donde está ahora ____________________

•  Piso _______________________

•  Municipio _____________________

•  Provincia ___________________

•  País _______________________

•  REGISTRO (puntuación máxima: 3 puntos)

Explorar en el paciente su capacidad de memoria. Repetir despacio las palabras:

11. Pelota _________________

12. Bandera _______________

13. Árbol __________________

Repetirlas hasta 6 veces para que el paciente las aprenda.

•  CÁLCULO Y ATENCIÓN (puntuación máxima: 5 puntos)

Contar a partir de 100, restando 7. Parar después de cinco respuestas. (93 / 86 / 79 / 72 / 65).

Dar un punto por cada respuesta correcta.

14. _______________________

15. _______________________

16. _______________________

17. _______________________

18. _______________________

Si el sujeto no puede realizar la tarea, debe deletrear la palabra MUNDO de atrás hacia delante. Dar un punto por cada letra bien ubicada.

(ODNUM) = 5 puntos; (ODUMN) = 3 puntos 19. No. de letras bien: _____

•  RECUERDO (puntuación máxima: 3 puntos)

Preguntar por las tres palabras repetidas previamente. Un punto por cada respuesta correcta.

20. Pelota _________________

21. Bandera _______________

22. Árbol __________________

•  LENGUAJE (puntuación máxima: 9 puntos)

•  Mostrar al paciente un reloj y preguntarle “¿qué es esto?”. Repetir lo mismo para el lápiz.

Un punto por cada respuesta correcta.

23. Reloj ______________________

24. Lápiz ______________________

B) Repetir lo siguiente: “Ni sí, ni no, ni peros”.

25. Repetición __________________

C) Realizar una orden en tres tiempos: tomar un papel con la mano derecha, doblarlo por la mitad y ponerlo en el piso.

26. Coger el papel con la mano derecha ____________________

27. Doblarlo por la mitad _________

28. Ponerlo en el piso ___________

D) Leer y obedecer la orden que se le da por escrito: “CIERRE LOS OJOS”.

29. Cerrar los ojos ______________

E) Orientar al sujeto para que escriba una oración.

30. Escritura __________________

F) Copiar un dibujo.

31. Dibujo _____________________

 

 

Normative data of Mini Mental State Examination Test for Older Cuban Adults.

SUMMARY

Base and objective : The Mini-mental State Examination, proposed by Folstein et al in 1975, is a screening test broadly used at international level and in the country, although it lacks normative values for our context. In this work we present, for first time, the adaptation of the test, their normative values, as well as the effect of the age and level education in their execution and the discriminative capacity of the instrument in normal old adults and with dementia. Material and methods : It is presented a correlational study, traverse in a probability sample of 101 old adults (according to inclusion approaches) coming from two areas: urban y semiurban of Havana City, those that were remitted by the Multidisciplinary Teams of Gerontological Attention (EMAG), as well as diagnosed with dementia for the CITED´s Clinic of Memory. Results and conclusions : It was carried out the adaptation from the instrument to our context. It was proven the effect of the variable age and the education level in their execution, being determined the normative values according to those variables in old adults, as well as the capacity of the test was demonstrated to discriminate between normal older adults and with dementia one.

 Key words: cognitive tests, old adult, elderly, Mini Mental State Examination .

 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Folstein MF, Folstein SE, McHugh PR. "Mini-mental state". A practical method for grading the cognitive state of patients for the clinician. J. Psychiatr Res1975; 12: 189-198.

  2. Roselli D, Ardila A, Pradilla G, Morillo L, Bautista L, Rey O, Camacho M, GENECO. El examen mental abreviado (Mini-Mental State Examination) como prueba de selección para el diagnóstico de la demencia: estudio poblacional colombiano. Rev Neurol. 2000:30 (5):428-432.

  3. Bird HR, Canino G, Stipec MR, Shrout P. Use of the Mini-mental State Examination in a probability sample of a Hispanic population. J Norv Ment Dis. 1987;175 (12):731-7

  4. Escobar JI , Burnam A , Karno M , Forsythe A , Landsverk J , Golding JM . Use of the Mini Mental State Examination (MMSE) in a community population of mixed ethnicity, cultural and linguistic artefacts. J. Nerv Ment Dis. 1986; 174:607-14.

  5. Bertolucci PH, Brucki SMD, Campicci SR, Juliano YO. Mini examen do estado mental em uma populacho peral: impacto da escolaridade. Arq Neuropsiquiatr 1994;52:1-7

  6. Murgas D, Marshall SC, Weldon M, Haan M, Reed BR. Age and education correction of Mini-Mental State Examination for English and Spanish speaking elderly. Neurology. 1996;46:700-6.

  7. Ishizaki, J., Meguro, K., Ambo, H., Shimada, M., Yamaguchi, S., Hayasaka, C., et al. A normative community-based study of Mini-mental State in elderly adults: the effect of age and educational level. J Gerontol Psychol Sci.1998;53 B:359-363.

  8. Bravo G, Heber R. age-and education-specific reference values for the Mini-mental State Examinations derived from a non-demented elderly population. Int J Geriatr Psychiatry. 1997;12(10):1008-18.

  9. Ylikoski R, Erkinjuntti T, Juva K, Tilvis R, Valvanne J. Correction for age, education and other demographic variables in the use of the Mini-Mental Sate Examination in Finland. Acta Neurol Scand. 1992:85 (6):391-6

  10. (Bermejo F, Gómez IT, Morales JM. El mini Mental Sate Examination en la evaluación del Deterioro Cognitivo y la Demencia. En : Del Ser T, Peña casanova J. Evaluación Neurológica y Funcional de la demencia.Barcelona: JR Proas, 1994;p93-107.

  11. Manubens JM , Martínez-Lage P , Martínex-Lage JM , Larumbe R , Muruzábal J , Martínez-González MA , et al. Variación de las puntuaciones en el Mini Mental Status Examination con la edad y el nivel educativo. Datos normalizados en la población mayor de 70 años de Pamplona. Neurología, 1998;13:111-9.

  12. Lobo A, Saz P, Marcos G, Día JL, de la Cámara C , Ventura T, et al. Revalidación y normalización del Mini-Examen Cognoscitivo (primera versión en castellano del Mini-Mental Status Examination) en población general geriátrica. Med Clin (Barc) 1999; 112: 767-74.   

  13. Blesa R , Pujol M , Aguilar M , Santacruz P , Bertran-Serra I , Hernández G , Sol JM , Peña-Casanova J ; NORMACODEM Group. Normalisation of Cognitive and Functional Instruments for Dementia . Clinical validity of the Mini-mental S tate for Spanish speaking communities . Neuropsychologia. 2001;39(11):1150-7.

  14. Casanova SP, Casanova CP,Casanova CC . Deterioro cognitivo en la tercera edad. Rev Cubana Med Gen Integr 2004;20(5-6) disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol20_5-6_04/mgi125_604.htm

  15. Bayarre VH. Prevalencia y factores de riesgo de discapacidad en ancianos de Ciudad de la Habana y las Tunas. Tesis doctoral. Instituto Superior de Ciencias Médicas. Ciudad de la Habana. 2003 p119.

  16. Pérez M VT. Comportamiento de la salud cognitiva en ancianos del Policlínico Docente “Ana Betancourt”. Rev Cubana Med Gen Integr. 2007;23(2):5-10

  17. Nelson Gómez VN, Matos O JL, Arias SW, González ZA . Utilidad del Minimental State de Folstein en el diagnóstico diferencial de la demencia de Alzheimer, demencia vascular y demencia asociada a la enfermedad de Parkinson. Rev Cubana Med 2004; 43(1): En: file:///D|/documentos%20de%20PP/Revistas%20Terminadas/revistas%20para%20revisar/med06104.htm (1 of 10)28/10/2004 05:40:33 p.m.

  18. Fiallo A. Hacia la caracterización del anciano cubano en un área de salud. Rev Hop Psiq Habana. 1992;33:23-7.

  19. Triguero Veloz Ma C, Trujillo Grás O, López Pérez MB, Suárez Martínez R,Vega García E, Menéndez Jiménez L y Quintero Dancy G. Estudio comparativoentre la Escala Psicoafectiva y dos instrumentos para la medición dealteraciones emocionales. Geriátrika, 1994; 10(9):417-421.

  20. Anthony JC, Le Reschel, Niaz U, Vonkorff MR, Folstein MF. Limits of the Mini-Mental State as a screening test for dementia and delirium among hospital patients. Psychol Med 1982;12:397-408.

  21. Crum RM, Anthony JC, Bassett SS, Folstein MF. Population based norms for the Mini-Mental State Examination by age ane educational level. JAMA. 1993;269:2386-91

  22. Ylikoski R, Erkinjuntti T, Juva K, Tilvis R, Valvanne J. Correction for age, education and other demographic variables in the use of the Mini-Mental Sate Examination in Finland. Acta Neurol Scand. 1992:85 (6):391-6

  23. Khale-Wrobleski K, Corrada MM, Li B, Kawas CH. Sensitivity and specificity of mini-mental state examination for identififying dementia in the oldest-old: the 90+ study.. J Am Geriatr Soc. 2007;55 (2):284-9.

  24. Rabitt P, Said I, Lunn M, Jackson A, Scott. Age-Associated Losses of Brain volume predict longitudinal cognitive declines over 8 to 20 years. Neuropsychol. 2008;22(1):3-9.

  25. Almeida OP. Mini-mental state examination and the diagnosis of dementia in Brazil . Arq Neuropsiquiatr. 1998;56 (3B):605-12.

  26. Scasufa M, Almeida OP, Vallada HP, Tasse WA, Menezes PR. Limitations of the Mini-Mental State Examination for screening dementia in a community with low socioeconomic status:results from the Sao Paulo Ageing & Health Study, Eur Arch Psychiatry Clin Neurosci. 2009; 259(1):8-15.

  27. Cascudo BN. Caracterización de posible demencia en centenarios de Ciudad de la Habana. Tesis maestría. Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana. Facultad de Ciencias Médicas ¨ Calixto García Iñiguez ¨. Ciudad de la Habana , 2009. p.115.

  28. The Swedish Centenary Study. The Gerontology Research Centre. Lund Swedish.En: http://www.cpa.org.uk/information/readings/centenarians.pdf

  29. Susuki M, Bradley W and Willcox. The Okinawa Centenarian Study.www.okinawaprogram.com/study.html.

  30. Georgia Centenarians Study.In: http://www.cpa.org.uk/information/readings/centenarians.pdf

  31. Wells JC, Keyl PM, Chase GA, Aboraya A, Folstein MF, Anthony JC. Discriminant validity of a rediced set of Mini-Mental State Examination items for dementia and Alzheimer´s disease. Acta Psychiatr Scand. 1992;Jul;86(1):23


Licenciada en Psicología. Especialista en Psicología de la Salud. Master en Psicología de la Salud y en Neurociencias Cognitivas. Profesor Asistente, Investigador Agregado. Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud (CITED).

2 Licenciada en Psicología. Master en Longevidad Satisfactoria y Medicina Natural y Tradicional. Profesor Asistente, Investigador Agregado. Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud (CITED).

3 Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Profesor Instructor.

4 Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Profesor Instructor.

5 Licenciada en Psicología.

 

 

 Sumario, Siguiente