Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2005;2(3)

 

EL TABAQUISMO EN ALUMNOS DE MEDICINA CUBANOS Y CENTROSUDAMERICANOS

Ricardo González Menéndez, 1 Sandra Rúa Díaz, 2 Javier Galindo Landeira, 2 David Cateura Martínez, 2 Greter Pérez Orta 2 y Gladys Bueso Ramos 2

RESUMEN

El estudio mediante encuestas autoaplicadas y anónimas de 200 alumnos de 5to año de Medicina de la Facultad “Calixto García” en Ciudad de La Habana, se orientó a explorar los patrones de consumo de tabaco en estos estudiantes, y los conocimientos sobre los efectos dañinos de dicho tóxico. El porcentaje de consumidores en el orden hombres, mujeres y total fue el siguiente: 34 (40,9 %), 28 (23,9 %) y 62 (31,0 %). El grupo de encuestados que refirió haber cesado el consumo fue de 19 estudiantes que representaron el 9,5 % del total de encuestados, y dentro de ellos el sexo femenino resultó el más destacado. En el orden cubanos, centrosudamericanos los hombres fumadores actuales alcanzaron por cientos de 34,7 y 43,3, y las mujeres 32,5 y 18,9. La edad promedio global de inicio del consumo fue de 17,5 años y resultó más precoz en los cubanos. Dentro del total de fumadores de la muestra, la proporción que reportó desear suspender el consumo sin haberlo logrado fue de 89,4 % en hombres y 92,9 en mujeres. La información sobre efectos nocivos tuvo, en orden de frecuencia decreciente: halitosis 31 %, cáncer pulmonar 26 %, daño económico 25 %, dependencia 20 %, arteriosclerosis 20 % y manchas dentales 19 % y se reiteró como en estudios anteriores la baja frecuencia de referencia del infarto miocárdico (7 %).

Palabras clave: tabaquismo, comparación de estudiantes de medicina, cubanos y centrosudamericanos.

INTRODUCCIÓN

La mortalidad mundial por afecciones vinculadas al consumo de tabaco alcanzó en el 2002 la espeluznante cifra de 4 900 000 personas, lo que superó la suma de todas las muertes debidas a enfermedades asociadas al resto de las drogas conocidas, más la totalidad de las muertes por accidentes de tránsito y suicidio, más todas las muertes determinadas por el SIDA en la etapa valorada. 1 En América Latina las muertes asociadas a este tóxico representaron en el último lustro el 14 % del total de fallecidos. 2

Esta triste realidad estadística es aún más dolorosa si tomamos en cuenta las frecuentes invalideces respiratorias y cardiovasculares determinadas por el dañino hábito de fumar. 3

Pese a los programas educativos desarrollados en nuestro medio, la proporción de fumadores en personas mayores de 15 años ronda el 35 % y la proporción de fumadores jóvenes en los dos sexos resulta altamente preocupante. 4

Estudios anteriores en estudiantes de medicina y enfermería 5,6 evidenciaron un alto consumo de tabaco que lejos de atenuarse en años sucesivos mostraron tendencias opuestas donde sobresalieron las alumnas con cifras incluso algo superiores a los alumnos. 7 Estos resultados nos motivaron a realizar el presente trabajo orientado a contribuir a dar respuesta al problema enunciable como: ¿Cuáles son los patrones de consumo de tabaco en nuestros estudiantes? ¿Qué nivel de información tienen sobre las consecuencias de fumar? ¿Existen diferencias en los patrones de consumo de estudiantes cubanos y centrosudamericanos?

Los propósitos básicos del estudio fueron: profundizar en el conocimiento de dicho hábito tóxico en estudiantes de medicina y obtener elementos para perfeccionar los programas de atención integral a dicho problema, así como contribuir mediante la difusión de sus resultados al desarrollo de estilos de vida cada vez más saludables.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo, observacional y de corte transversal basado en referencias directas aunque anónimas. El universo estuvo representado por 209 alumnos de 5to. año de medicina matriculados en la Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García” de la Universidad Médica de La Habana durante el curso 2003-2004 y la muestra estuvo representada por 200 alumnos de los dos sexos para el 96 % del total.

Luego de recibir el consentimiento verbal para participar en el estudio e identificada la procedencia cubana o centrosudamericana, cada participante contestó una encuesta autoaplicada y anónima con preguntas abiertas y cerradas, que fue depositada por los propios alumnos en un buzón. Se procedió luego al ordenamiento y tabulación de la información obtenida mediante tablas y gráficos que permitieron el análisis de la información, para lo cual se utilizaron aplicaciones del Office 2000 del sistema operativo Windows.

RESULTADOS

La muestra quedó integrada por 200 estudiantes de 5to. año de medicina que representan el 96 % del total de la matrícula de este año. Ningún alumno rechazó el estudio y todas las encuestas resultaron útiles, la edad promedio fue 24,4 y 134 alumnos para el 62,7 % fueron de otras nacionalidades –la mayoría centroamericanos y el resto sudamericanos– pertenecientes a la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas (ELAM), de ellos, 74 estudiantes para el 55,2 % correspondieron al sexo femenino y 60 para el 44,8 % al masculino. El subgrupo de estudiantes cubanos se integró por 23 hombres para el 34, % y 43 mujeres para el 65,1.

La cantidad de estudiantes fumadores actuales, pasados y no fumadores, distribuidos por sexo y procedencia se recoge en la tabla 1.

Tabla 1. Fumadores actuales, pasados y no fumadores según sexo y procedencia

 
Masculinos
Femeninos
Totales
Cubanos
ELAM
Cubanos
ELAM
No
%
No
%
No
%
No
%
No
%
Fumadores
8
34.7
2.6
43.3
14
32.5
14
18.9
62
31.0
Fumadores Pasados
2
0.86
5
0.83
2
04.6
10
13.5
19
9.5
No Fumadores
13
56.5
29
48.0
27
62.8
50
67.5
119
59.5
Totales
23
100
60
100
43
100
74
100
200
100

 

El estudio comparativo de los grupos expuestos permite apreciar que el por ciento de fumadores en los estudiantes cubanos alcanzó cifras de 34,7 % en los hombres y 32,5 % en las féminas mientras que en la ELAM fueron de 43,3 y 18,5, en igual orden respectivo. En cifras globales por países los alumnos cubanos fumadores alcanzaron el 33,3 y en la ELAM el 29,8 % y la relación hombre-mujer, resultó prácticamente igual en los estudiantes cubanos, mientras que en la ELAM los fumadores resultaron más que el doble de las fumadoras.

Otro resultado interesante fue que los alumnos cubanos que superaron el hábito duplicaron el por ciento de las féminas que lograron igual propósito, mientras que en la ELAM las muchachas exitosas en la supresión del consumo, triplicaron en el por ciento al de los jóvenes.

La edad promedio global de inicio del consumo fue 17,5 años y en la tabla 2 puede apreciarse el inicio más precoz en los jóvenes y las jóvenes cubanas.

Tabla 2. Edad de comienzo de consumo distribuida por sexo y procedencia

Edades y años
Masculinos
Femeninos
Totales
Menos de 14
3
2
2
0
7
14-15
2
3
2
2
9
15-16
2
4
3
2
11
16-17
0
3
2
4
9
17-18
1
5
3
5
14
18-19
2
6
1
5
14
19-20
0
3
2
4
9
Mayores de 20
0
5
1
2
8
Totales
10
31
16
24
81

 

En cuanto a la cifra de cigarrillos consumidos, la tabla 3 evidencia que el 59,2 % del total de fumadores actuales y pasados reportó un consumo menor de 10 cigarrillos diarios. Por otra parte, el 89,4 % de los varones y el 92,2 % de las hembras reportaron desear dejar el hábito sin haberlo logrado hasta el momento del estudio.

  Tabla 3. Cantidad de cigarrillos consumidos por día según sexo y procedencia

CANTIDAD DE CIGARRILLOS CONSUMIDOS POR DIA EN FUMADORES ACTUALES Y PASADOS
Cantidad
Masculinos
Femeninos
Totales
Cubanos
ELAM
Cubanos
ELAM
No
%
Menos de 10
7
21
8
12
48
59.2
11-20
3
8
8
11
30
37.0
21-30
0
2
0
1
3
3.7
Más de 31
0
0
0
0
0
100.0

 

Los amigos (39,5 %), la pareja (14,8 %), los conocidos (12,3 %), y la propia familia (9,8 %), fueron los iniciadores más frecuentes, en tanto que el 19,7 % de los fumadores se inició en forma espontánea y no hubo diferencias relevantes entre los grupos comparados (tabla 4).

Los lugares del primer consumo fueron las discotecas ( 19,6 %); la propia casa (17,9 %) y la casa de un amigo (16,4 %), mientras que el 25,4 % reportó haber consumido por vez primera en otro lugar y al estudiar dichas encuestas se hizo evidente que en la mayoría de los casos se referían a la propia residencia de estudiantes de Medicina. No hubo diferencias relevantes entre cubanos y centrosudamericanos.

Tabla 4. Invitación al primer cigarrillo en fumadores actuales y pasados

Fumadores actuales y pasados. ¿Quien lo invito al primer cigarrillo?
¿Quien?
Masculinos
Femeninos
Total
%
Cubanos
Extranjeros
Cubanos
Extranjeros
Familiares
1
2
3
2
8
9.8
Amigos
5
12
9
6
32
39.5
Conocidos
1
3
1
5
10
12.3
Novia/o
1
5
2
4
12
1.8
Otra persona
1
0
0
2
3
3.7
Sin ser invitado
1
9
1
5
16
19.7
Totales
10
31
16
24
81
100

 

En la tabla 5 se recogen los principales efectos nocivos destacados en las encuestas realizadas. La halitosis (31 %), el cáncer pulmonar (26 %), el daño económico (25 %), la dependencia (21 %), la arteriosclerosis (20 %) y las manchas en las piezas dentales (19 %), resultaron los efectos nocivos más frecuentemente reportados. Nuevamente llamó la atención que pese a reportarse la arteriosclerosis por el 20 %, solamente el 7 % del total de la muestra se refirió al infarto del miocardio, comportamiento coincidente con estudios anteriores. 5,6

 

Tabla 5. Principales efectos nocivos recordados en pregunta abierta según sexo y procedencia

EFECTOS NOCIVOS DEL CIGARRO
EFECTIVO NOCIVO
MASCULINOS
FEMENINOS
TOTALES
Cubanos
Extranjeros
Cubanos
Extranjeros
Cáncer de pulmón
5
8
5
8
26
Cñancer Laríngeo
0
3
0
3
6
Otros tipos de cancer
4
3
3
9
19
Cancer bucal
5
2
0
3
10
Efisema pulmonar
1
1
5
8
15
Infecciones respiratorias
2
0
1
1
4
Bronquitis
0
1
2
7
10
Cardiopatía isquémica
1
0
5
1
7
Ateroesclerosis
8
5
3
4
20
HTA
2
1
9
5
17
Gastritis
0
2
2
1
5
Úlcera péptica
2
3
5
4
14
Infecciones urinarias
0
1
1
0
2
Daño económico
7
5
4
9
25
Mal aliento
4
10
12
5
31
Mancha en los dientes
3
6
8
2
19
Dependencia
4
6
3
8
21
Disminución capacidad física
3
1
2
0
6
Cáncer de útero
5
4
1
2
12

 

En lo referente a nacionalidades, se evidenció que la halitosis, las manchas dentales y el infarto fueron reportados en mayor proporción por los estudiantes cubanos, pero presentaron una alta frecuencia en la valoración como efectos nocivos.

DISCUSIÓN

El tabaquismo actual fue referido con mayor frecuencia por los varones de la ELAM y las muchachas cubanas y la edad de iniciación fue más temprana en las consumidoras y consumidores cubanos. Fue halagador que el 9,5 % haya reportado haber cesado el consumo, pero preocupante que las alumnas cubanas reporten menos éxito en ese sentido. También es de tomar en cuenta que el 88,7 % de los consumidores y el 92,9 % de las consumidoras deseen suprimir el consumo sin haberlo logrado y ello nos lleva a recomendar que se insista aún más en la oferta de tratamiento en la propia facultad. 8-10 En lo referente a las medidas preventivas sobresalió el por ciento que se inician como fumadores en las discotecas y resultó verdaderamente doloroso que el propio hogar, por la vía de pedirle a los hijos que enciendan el cigarro de los padres fuese el lugar de iniciación en el 9,8 % de los fumadores. También fue frecuente el número de alumnos –de ambos grupos– que reportó haberse iniciado en el propio centro de estudios.

Finalmente y pese a que la forma de exploración mediante preguntas abiertas realmente recoge en forma indirecta solamente los efectos de mayor significación para el encuestado, llamó la atención la reiteración de la escasa referencia del infarto del miocardio.

Como dato que se debe tener en cuenta para los programas de promoción de salud y prevención del tabaquismo debe enfatizarse la preocupación sobre la halitosis, las manchas en la dentadura, la repercusión económica y la dependencia del tabaco.

Finalmente, las cifras de consumo evidenciadas en los dos sexos y nacionalidades son prácticamente iguales a las reportadas en nuestra población general y evidencian lo mucho que nos queda por hacer en educación para la salud en este campo donde los médicos debemos ser ejemplos positivos.

TOBACCO ADDICTION IN CUBAN MEDICINE STUDENTS AND STUDENTS FROM CENTRAL AMERICA

SUMMMARY

The study trough self applied and anonymous surveys of 200 fifth year students of Medicine in the Faculty “Calixto García”, City of Havana , aimed at searching patterns of tobacco consumption in such students, and knowledge on harmful effects of such a toxicant. Percentage of consumers in the order: men, women and total amount was as follows: 34 (40.9 %), 28 (23.9 %) and 62 (31.0 %). The group of persons who were applied the survey that reported stop in the consumption was 19 students representing 9.5 % out of the total number of questioned persons and among them the female sex was the most outstanding group. In the order-cubans and those of Central America , current smokers-men reached percentages of 34.7 and 43.3 and women 32.5 and 18.9. Global Average Age of consumption start was of 17.5 years and it was more precocious in Cubans. Within the total number of smokers in the sample the proportion reporting willing to stop consumption without having achieved it was of 89.4 % in men 92.2 in women. Information on harmful effects had the decreasing frequency order: halitosis-31 %, pulmonary cancer-26 %, economic damage-25 %, dependence-20 %, arteriosclerosis-20 % and dental spots-19 %, and as previous studies, the low frequency of reference to myocardial infarction-7 % was reiterated.

Key-words: tobacco addiction, comparison of medicine students, Cubans and students from Central America

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Peruga A. El consumo de sustancias adictivas en las Américas. Adicciones 2002;14(2):227-38.

  2. Peruga A. Políticas de control de consumo de alcohol, tabaco otras drogas en América Latina. Adicciones 2001;13(4):367-70.

  3. González R. ¿Cómo enfrentar el peligro de las drogas? Santiago de Cuba: Editorial Oriente; 2000.

  4. González R. Contra las adicciones: Clínica y Terapéutica. La Habana: Editorial Científico Técnica; 2002.

  5. González R, Donaire I. El consumo de sustancias psicoactivas en estudiantes de 5to. año de Medicina. Rev Hosp Psiquiátr La Habana 1990;XXXI(2):233-40.

  6. González R. Patrones de consumo y exposición a sustancias psicoactivas en estudiantes de medicina y enfermería. Rev Hosp Psiquiátr La Habana 1999;40(1):59-68.

  7. González R. Consumo de substancias en estudiantes de quinto año de medicina: Evolución en tres lustros. www.psiquiatrico.hph.cu Hosp Psiquiátr La Habana 2005;4(2).

  8. González R. ¿Cómo liberarse de los hábitos tóxicos? La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1994.

  9. Vázquez J, Becoña E. Los programas conductuales para dejar de fumar. Valoración a los 2 y 6 años de seguimiento. Adicciones 1996;8(3):369-72.

  10. Becoña E. La técnica de la reducción gradual de la ingestión de nicotina y el alquitrán. Rev Española Drogodependencias 1992;17(2):75-91.

 

1 Profesor titular de Psiquiatría. Facultad Universitaria de Ciencias Médicas “General Calixto García”. Jefe del Servicio de Toxicomanías del Hospital Psiquiátrico de La Habana.

2 Internos de Medicina. Facultad Universitaria de Ciencias Médicas “ General Calixto García ” .

Sumario, Siguiente