Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2005;2(3)

Mariela Castro Espín. ¿Qué nos pasa en la pubertad? La Habana : Editorial Pueblo y Educación, 2004.

La master en Ciencias Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), es la autora de ¿Qué nos pasa en la pubertad? , presentado en el evento PSICOSALUD'2004. La también psicóloga y sexóloga libera su yo -juvenil para establecer comunicación con los adolescentes cubanos, a quienes está dirigida esa obra. Con apoyo en un lenguaje claro y sencillo, la master Mariela Castro Espín define la pubertad como una época privilegiada en la vida del ser humano, pero matizada por una serie de cambios en el cuerpo, la mente y el alma de la persona que ha comenzado a dejar de ser niño o niña. Y por ende, a descubrir las maravillas que Madre Natura le ha dado al soberano de la creación, sobre todo en la esfera sexual, uno de los principales componentes de la personalidad humana. La autora le transmite al lector la sensación de que algo ocurre en la pubertad: el cuerpo cambia y algunas cosas “preocupan”, pero esa “preocupación” es normal, natural. En ese contexto, se explican los fundamentos biológicos de la maduración sexual en los varones y en las hembras, se les habla del amor y se especifica que amar no se circunscribe al encuentro carnal entre personas, sino al respeto que merece la dignidad humana del otro . Por otra parte, se desarrolla el polémico tema acerca de las relaciones sexuales en la adolescencia, y además, se mencionan las “diferencias”, no sólo entre personas del sexo opuesto, sino también del mismo sexo, para que el lector perciba la diversidad desde una óptica ético-humanista. Por último, se destaca que el crecimiento físico, intelectual, emocional y espiritual que se produce en la adolescencia no implica, necesariamente, renunciar a la relación íntima y estrecha con mamá, papá y demás integrantes del núcleo familiar. Y que la influencia del grupo, formado por compañeros de escuela o amigos del barrio, es decisiva para que ese proceso de crecimiento convierta al adolescente en una mujer u hombre preparado para vivir en un mundo mejor, presidido por el amor y el respeto a la dignidad humana.

Dr. Jesús Dueñas Becerra.