Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2006;3(3)

SEMBLANZA

DOCTORA AURORA GARCÍA HERRERA (1893-1983): PRIMERA RORSCHARCHISTA CUBANA

Dr. Jesús Dueñas Becerra 1

 

“La fábula, como la vida, no se valora

por la longitud, sino por el contenido”.

Séneca.

 

Desde hace algún tiempo, el doctor Eduardo Cairo Valcárcel, director-editor de la Revista Cubana de Psicología , viene aguijoneando mi intelecto y mi espíritu con la cálida invitación de que lo ayude a “desempolvar” la memoria histórica de la ciencia psicológica caribeña (gigantesca tarea que ha emprendido y que estoy seguro concluirá satisfactoriamente), mientras que el doctor Aquiles Cruz Rolando, psicólogo asesor del Complejo Geriátrico que funciona en el Hospital-Facultad “Doctor Salvador Allende”, y persona muy allegada a la familia de la doctora Aurora García Herrera, me pide que escriba una semblanza de quien fuera Profesora Emérita de la Facultad de Educación de la Universidad de La Habana y la primera rorscharchista cubana, porque tiene el mérito histórico de haber llevado el psicodiagnóstico de Rorschach a las aulas de nuestro máximo centro de educación superior, en las primeras décadas del pasado siglo; 1-5 valiosa herramienta de trabajo incluida en el programa docente de la asignatura Psicología Pedagógica, que la profesora García Herrera imparte durante más de 30 años a los alumnos de la carrera de Pedagogía.

Por otro lado, a la vida y obra de la doctora García Herrera me unía una corriente afectiva y espiritual, no solo por haber traído a la mayor de las Antillas ese método de investigación de la personalidad, científica y artísticamente diseñado por el genial psiquiatra suizo, 6 sino también porque mi difunta esposa, doctora Zoila Aurora Cao Sarmiento , había sido alumna suya en la Facultad de Educación de la capitalina Alma Mater . A propósito, me es grato evocar aquí las conversaciones que sobre su etapa de estudiante universitaria sostenía con la doctora Cao Sarmiento , quien me describía a su profesora de Psicología Pedagógica e Higiene Escolar como una persona cultísima, pero modesta y sencilla, siempre dispuesta a servir al otro ; en especial, a sus colegas y discípulos, así como a las autoridades universitarias de la época.

Así las cosas, me dirigí por escrito a la doctora Hilda León, Secretaria General de la Universidad de La Habana, con el ruego de que me facilitara el acceso al expediente de la profesora Aurora García Herrera (Archivo Histórico de la Universidad de La Habana. Expediente administrativo 7867). Posteriormente, visité el Archivo Histórico, donde fui amablemente atendido por el señor Roberto Núñez y la señorita Maely Santos, quienes pusieron en mis manos el mencionado expediente, cuyo análisis objetivo-subjetivo me permitió descubrir el tesoro cultural que encierra el voluminoso expediente de la doctora García Herrera; prueba documental de su fecunda obra en los campos de la Pedagogía, la Psicología, el Psicodiagnóstico de Rorschach y la docencia superior, a cuyo recto ejercicio se entrega en cuerpo, mente y alma desde 1928 hasta1960.

La doctora Aurora García Herrera toma posesión del cargo de Instructor de la Cátedra de Psicología Pedagógica de la Escuela de Pedagogía el 28 de abril de 1928; plaza que le es ratificada el 19 de junio de 1929 y el 17 de septiembre de 1930. El 10 de mayo de 1934, por Resolución Rectoral es autorizada a encargarse de la Cátedra de Psicología Pedagógica e Higiene Escolar, mientras que el día 14 de ese mismo mes el Consejo Universitario la nombra Profesora Auxiliar Interina (por concurso) de la Cátedra de Psicología Pedagógica e Higiene Escolar. El 11 de abril de 1938, por Resolución Rectoral, es designada Profesora Auxiliar (en propiedad) de la Cátedra “A” (Psicología Pedagógica e Higiene Escolar), mientras que el día 31 de mayo de 1941 se le nombra Profesora Titular de la Cátedra “A” de la Escuela de Educación y el 5 de abril de 1946 ocupa el cargo de Vicedecana de la Facultad de Educación. El 27 de enero de 1955 se le otorga la categoría docente especial de Profesora Emérita . En ese contexto académico, la profesora García Herrera desempeña, entre otras importantes funciones, la de Presidenta de los Tribunales de los Ejercicios de Concurso-Oposición en la Facultad de Educación de la Universidad de La Habana.

El 17 de agosto de 1935, siete años después de su llegada a dicha facultad, la doctora García Herrera solicita autorización al Rector para viajar a la ciudad estadounidense de Chicago, donde realiza estudios relacionados con su profesión. En el verano de 1942, se traslada nuevamente a Estados Unidos, donde asiste al curso de especialización sobre el psicodiagnóstico de la personalidad por el método Rorschach, impartido en el Instituto Rorschach de Nueva York por el doctor Bruno Klopfer, 7 profesor de la Universidad de Columbia.

En 1944, vuelve a la patria de Washington y Lincoln con el propósito de adquirir material para el Seminario Rorschach, que ella dirige en la habanera Alma Mater , y en el verano de 1948, viaja de nuevo a Norteamérica, y luego a México, DF, donde cursa estudios relacionados con el funcionamiento de las escuelas denominadas UNESCO, mientras que, en 1950, obtiene el título de Master of Arts , que le otorga el Teachers College de la neoyorquina Universidad de Columbia.

En 1952 y 1954, visita el Viejo Continente, donde cursa estudios relacionados con la cátedra a su digno cargo; en 1956, recibe una invitación especial de la Escuela Nacional de Anormales de Madrid, España, para realizar estudios que requieren la aplicación de las más modernas técnicas proyectivas (incluido, por supuesto, el Psicodiagnóstico de Rorschach), y aprovecha su estancia en Europa para trasladarse a Paris, donde adquiere las últimas obras publicadas en la Ciudad Luz acerca de esos temas.

Los informes que la doctora García Herrera 8-10 les rinde a las autoridades universitarias se convierten en publicaciones que recogen su amplio y ancho saber, así como su infatigable quehacer en el contexto de la superación profesional y cultural; actividad que honra no solo a ese emblemático centro de educación superior, sino también a la mayor de las Antillas, a la que ella adoptó como su patria, no obstante hacer nacido en la ciudad y puerto marroquí de Tánger (África).

La profesora García Herrera asiste, como delegada oficial de la Facultad de Educación de la Universidad de La Habana , a la III Conferencia Interamericana de Educación, celebrada del 22 al 29 de agosto de 1937, en Ciudad México, donde presenta las ponencias: “Necesidad de la creación de un Instituto Psicopedagógico para el estudio al niño y adolescente cubanos” (años después, el doctor Rafael Crespo se hace eco de ese llamamiento urgente y funda el Instituto Psicopedagógico “Rafael Crespo”; antecedente de los centros de diagnóstico y orientación creados después del triunfo revolucionario), “El ritmo en la iniciación del aprendizaje de la escritura”, y “Sugestiones ( sic. ) para un plan permanente de desanalfabetización ( sic. ) de adultos en centros urbanos y rurales”; trabajos que fueron valorados muy positivamente por la Comisión Organizadora de ese evento, según consta en el expediente de la doctora García Herrera (Archivo Histórico de la Universidad de La Habana. Expediente administrativo 7867).

También representa a la capitalina casa de altos estudios en el Congreso de Enseñanza Técnica, efectuado en junio de 1939 en Berlín, Alemania; en el Congreso Internacional del Niño Deficiente, desarrollado del 24 al 29 de julio de 1939 en Ginebra, Suiza; en la II Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, efectuada el 6 de noviembre de 1947, en Ciudad México (cónclave al que asiste invitada por el doctor Julián Huxley, Director General de la UNESCO); y en el XIII Congreso Internacional de Psicología, que tuvo lugar del 16 al 21 de julio de 1951 en Estocolmo, Suecia.

Con base en el sólido prestigio alcanzado por la doctora García Herrera en el desempeño de sus funciones docente-educativas, la Rectoría le concede la comisión especial científica (honorífica), para asistir a los cursos de verano en instituciones norteamericanas y europeas, así como a los eventos científicos internacionales, donde sabe representar cum dignitate a su amada Alma Mater .

La profesora García Herrera es miembro del Colegio Nacional de Pedagogos, del Consejo Superior de Defensa Social y de la Academia Nacional de Ciencias de México, donde presenta su estudio de recepción, que lleva por título “La pedagogía terapéutica en la profilaxis de las enfermedades nerviosas y mentales”, cuya contestación está a cargo del doctor Gregorio Oneto Barenque, académico de esa respetable institución azteca, quien elogia los resultados de ese bien documentado estudio, al que califica como verdadero aporte al desarrollo de la Pedagogía Terapéutica y la Psiquiatría Preventiva (Archivo Histórico de la Universidad de La Habana. Expediente Administrativo 7867); enfoque que, en esa época, no tiene la connotación que se le da a finales del extinto siglo XX y principios del XXI.

Luego de más de 30 años de consagración absoluta a la docencia universitaria, la doctora Aurora García Herrera solicita el retiro civil el 10 de noviembre de 1959, mientras que el 29 de febrero de 1960 se acoge a la jubilación por vejez, y consecuentemente, renuncia al cargo de Profesor Emérito de la Facultad de Educación de la Universidad de La Habana; renuncia que el Rector acepta no sin antes reconocer los indiscutidos méritos científico-pedagógicos de quien se ha hecho inmortal por su obra y virtuosa, porque supo poner su preclara inteligencia y la riqueza de su mundo interior al servicio de la humanidad, y en especial, de la infancia discapacitada.

No sé por qué curiosa asociación libre, acude a mi mente una frase del escritor latino Curao Quintus Curtius Rufus, citada por el periodista O. Díaz: 11 “Los ríos más profundos son siempre los más silenciosos.” No cabe duda alguna de que esa frase refleja, mucho mejor que un encendido discurso, la pequeña grandeza (como diría Cintio Vitier) de la doctora Aurora García Herrera, a cuya memoria los rorscharchistas cubanos rendimos sincero tributo de admiración y respeto.

AGRADECIMIENTOS

A los doctores Eduardo Cairo Valcárcel y Aquiles Cruz Rolando, por despertar mi interés hacia la vida y la obra de la primera rorscharchista cubana, a la doctora Hilda León, por facilitarme el acceso al Archivo Histórico de la Universidad de La Habana, donde el señor Roberto Núñez y la señorita Maely Santos pusieron en mis manos el expediente administrativo de la doctora Aurora García Herrera; “llave” que me franqueó la entrada a ese mundo mágico, donde ciencia, ética y humanismo se funden en amoroso abrazo.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Alonso A, Colli M. Técnica de Rorschach: antecedentes, situación actual y perspectivas. Rev Cub Psicol. 2001;18(1):57-62.
  2. Alonso A, Colli M, Parisi S. El Rorschach en Cuba: antecedentes, situación actual y perspectivas. Boletim da Sociedade Rorschach de Sao Paulo. 2001; XI(1):139-54.
  3. Dueñas J, Colli M. La enseñanza del Rorschach en Cuba. Antecedentes históricos y estado actual. Rev Cub Psicol. 2003;(Supl. 1):50-3.
  4. Dueñas J, Pardillo J. El resurgir del Rorschach en Cuba. Rev Cub Psicol. 2001;18(1):85-8.
  5. Pardillo J, Fernández P. Psicodiagnóstico de Rorschach. Un manual para la práctica. Camagüey: Editorial Ácana, 2001. (Ciencia y Técnica).
  6. Dueñas J. Psicodiagnóstico de Rorschach: antecedentes científicos y artísticos. Rev Cub Psicol. 2002;1 (3):205-8.
  7. Klopfer B, Davidson H. Técnica del Rorschach. Manual introductorio. La Habana : Edición Revolucionaria; 1971.
  8. García Herrera A. Informe acerca del Primer Congreso Internacional sobre el Niño Deficiente, celebrado del 24 al 28 de julio de 1939 en Ginebra, Suiza. La Habana : Universidad de La Habana ; 1939. (Monografía.)
  9. García Herrera A. Conferencias del doctor Bruno Klopfer sobre The Rorschach method of personality diagnosis. En: Informe acerca de un año de estudios en los Estados Unidos, 1941-1942. La Habana : Universidad de La Habana ; 1941-2. (Notas de clase traducidas al castellano por la autora.)
  10. García Herrera A. Un curso en The New York Institute for the Education of the Blind. En: Informe acerca de un año de estudios en los Estados Unidos, 1941-1942. La Habana : Universidad de La Habana ; 1941-2. (Notas de clase traducidas al castellano por la autora.)
  11. Díaz O. El Indio Naborí: vocación de poeta. Trabajadores. 2005;34(6):8. (Culturales.)

 

 

OBRAS DE LA DOCTORA AURORA GARCÍA HERRERA PUBLICADAS EN CUBA

  1. Congreso de enseñanza técnica. La Habana : Editorial Cultural, S.A.; 1939.
  2. Ensayos de educación en un aula de anormales . La Habana : Editorial Cultural, S.A.; 1925.
  3. Higiene Escolar . La Habana : Editorial Cultural, S.A.; 1930.
  4. Higiene Mental . La Habana : Editorial Cultural, S.A.; 1948-53.
  5. Psicología del Aprendizaje . La Habana : Editorial Cultural, S.A.; 1942-3.
  6. Psicología Pedagógica . La Habana : Editorial Cultural, S.A.; 1931, 1937, 1938, 1939, 1941 (2da. ed.), 1946 (3ra. ed.), 1951 (4ta. ed.).

 

___________________________________________

1 Profesor-asesor y periodista del Hospital Psiquiátrico de La Habana. Socio Honorario de la Scuola Romana Rorschach

Sumario, siguiente