Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2007, 4(3)

 

PSICODIAGNÓSTICO DE RORSCHACH: SU APORTE AL CONOCIMIENTO DEL BINOMIO PERSONALIDAD-CULTURA

Jesús Dueñas Becerra

RESUMEN

En este artículo, se establece la relación dinámica y funcional entre Rorschach, Personalidad y Cultura, con base en el hecho de que el Psicodiagnóstico de Rorschach es el instrumento psicológico idóneo, para conocer y desentrañar la relación hombre-cultura, y el único capaz de captar el mecanismo intrapsíquico que intervincula las tres grandes esferas (cognoscitiva, afectiva y conativa) que configuran la personalidad humana.

Palabras clave: Psicodiagnóstico de Rorschach, personalidad, cultura, Psicología Humanista, Antropología Cultural.

INTRODUCCION

No es posible, en modo alguno, establecer la relación Rorschach-Personalidad-Cultura sin antes hacer la caracterización conceptual de cada uno de dichos términos.

El Psicodiagnóstico de Rorschach1 es un método de investigación de la personalidad, de tipo perceptual, empírico y proyectivo,cuyo fin es obtener información sobre la inteligencia, las aptitudes, las actitudes emocionales y los rasgos de conducta de una persona (…)  (Diseñado) por el psiquiatra suizo Hermann Rorschach (1884-1922), consiste en la interpretación del contenido de diez manchas de tinta abstractas y simétricas, obtenidas por plegamiento, en blanco y negro, blanco, negro y rojo, y otras en color” (Enciclopedia Encarta. 1993-2003 Microsoft Corporation). Desde otra óptica, el Rorschach es el instrumento psicodiagnóstico más completo y complejo que se conoce, hasta hoy, en el campo de las neurociencias, porque es la única herramienta psicológica, caracterizada, básicamente, por su multidimensionalidad, que le ofrece al investigador (psicólogo, psiquiatra o neurólogo) una visión global e integradora de la personalidad (incluidas sus defensas yoicas); puede diagnosticar cualquier afección psíquica u orgánico-cerebral; así como establecer el pronóstico evolutivo del trastorno mental o neurológico, registrado mediante ese método de investigación de la personalidad…  único e irrepetible.

Ahora bien, valdría la pena aclarar el hecho de que el Psicodiagnóstico de Rorschach no sólo se utiliza –con resultados satisfactorios-  en la práctica clínica, sino también en  el campo de las investigaciones socioculturales,2,-12 así como en el radio de acción de las diferentes ramas de la ciencia psicológica.

DESARROLLO

De acuerdo con las concepciones sustentadas por la Psicología con enfoque humanista,13-15 el hombre es un ser inacabado e inacabable, imperfecto pero perfectible, que integra en una unidad viviente todas sus dimensiones: corporales, psicológicas, sociales y espirituales,16 mientras que Elizabeth Kübler-Ross,17 psiquiatra suiza experta en Tanatología, estima que el “ser humano está constituido por cuatro cuadrantes: el físico, el emotivo, el intelectual y el espiritual”. Cuadrantes que, desde el nacimiento hasta el fin de la existencia terrenal, se desarrollan gradual y progresivamente y establecen entre sí una relación íntima y estrecha.

Con apoyo en esa línea de pensamiento ético-humanista, la personalidad no es más que la integración dinámica y funcional de los factores biológicos, psicológicos, sociales y espirituales sobre los cuales se estructura la dimensión esencialmente humana del homo sapiens.16

Desde otras posiciones teórico-metodológicas, Allport18 conceptualiza la personalidad como “la organización dinámica en el interior del individuo de los sistemas psicofísicos que determinan su conducta y su pensamiento característicos”, mientras que Etxeberria y Torrealday19 la conciben como “la integración de todos los rasgos y características del individuo que determinan una forma propia de comportarse”.

La cultura no es otra cosa, que “el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan a una sociedad o grupo social (…) El término cultura engloba, además, modos de vida, ceremonias, arte, invenciones, tecnología, sistemas de valores, derechos fundamentales del ser humano, tradiciones y creencias. A través de la cultura se expresa el hombre, toma conciencia de sí mismo, cuestiona sus realizaciones, busca nuevos significados y crea obras que lo trascienden” (Enciclopedia Encarta. 1993-2003 Microsoft Corporation).

Desde otra perspectiva, la cultura es el conjunto de bienes materiales y espirituales creados por la inteligencia y la sensibilidad estética del soberano de la creación en su constante devenir sociohistórico, y por ende, patrimonio exclusivo de la humanidad,20 mientras que, para Bustamante y Santa Cruz,21 “la cultura es una organización socioeconómica, con un grupo (étnico o multiétnico)… que la habita, que es resultado de esa cultura, y que a su vez modifica y realiza esa cultura”. Según esa definición, hombre y cultura integran una unidad dialéctica. Tanto es así, que en opinión de Sigmund Freud,22 “el ser humano cae en la neurosis porque no logra soportar el grado de frustración que le impone la sociedad en aras de sus ideales de cultura”.

Con base en esas premisas conceptuales, esbozaré el nexo existente entre Rorschach, Personalidad y Cultura.

Desde una óptica analítico-humanista,23 percibo el Psicodiagnóstico de Rorschach no sólo como expresión genuina de la relación armónica entre bondad y belleza humanas, ciencia y arte, ya que todos ellos ocupan un sitio común en el componente espiritual del inconsciente freudiano,22-25  sino también como resultado de la influencia ejercida por el entorno histórico-cultural, donde el ilustre psiquiatra suizo viviera y desarrollara la obra que inmortaliza su nombre y lo eleva –como el águila- a la cumbre del pensamiento científico contemporáneo.26

No obstante el hecho incontrovertible de que el Rorschach es todo un acontecimiento científico y cultural,26 “las manchas de tinta, en sí mismas, son un estímulo libre (de la influencia) de factores culturales”;11 estímulo (no comprometido desde el punto de vista cultural), que influye en las esferas cognoscitiva, afectiva y conativa sobre las cuales se edifica la personalidad humana.27 Por otro lado, “el protocolo (rorscharchiano) es, por tanto, (la) variante personal de un patrón cultural, en respuesta a una situación relativamente abierta”.11 De ahí, que el medio al cual está conectado el sujeto para “percibir, sentir, pensar y actuar, es siempre un ambiente culturalmente constituido”.11 Con otras palabras, el Rorschach –hasta cierto punto- puede sustraerse a la influencia determinante de la cultura,22 pero cuando el examinando decide responder coherentemente a la invitación formulada por el investigador: “le voy a mostrar unas láminas, y usted me dirá qué ve en ellas o a qué se le parecen”, no puede escapar a dicha influencia. O sea, la respuesta del sujeto se halla mediatizada por la programación sociocultural, que no es más que el conjunto de ideas diseñadas por la cultura, aceptadas por la sociedad como “verdades absolutas”, y basadas no en realidades objetivas, sino en tradiciones e intereses;28,29 programación que deja una huella indeleble en la psiquis del individuo, y este la estampa en todas y cada una de sus respuestas a las láminas del Rorschach. Es decir, el hombre –al parecer- no puede desestimar el impacto determinante de la cultura,22 y por ende, las respuestas dadas por el sujeto al estímulo rorscharchiano se encuentran moduladas por la estructura sociocultural,30 que configura el complejo proceso de formación y consolidación de la personalidad,27  y por consiguiente, deja una impronta en la psiquis humana.

Una vez reseñada la relación dialéctica entre Rorschach, Personalidad y Cultura, me referiré, brevemente, a los indicadores fundamentales aprobados por la Metodología de la Investigación Antropológica11 en lo que a la utilización racional de instrumentos psicológicos se refiere, para incursionar –con éxito- en un campo específico de la vida cultural de una nación, pueblo o grupo social (“civilizado” o no, según las normas culturales aceptadas por las sociedades occidentales pertenecientes al primer mundo).

Dichos indicadores son los siguientes:

  1. No deben estar subordinados a factores culturales.
  2. Deben ser prácticamente adaptables a los pueblos “incultos” (¿los que se apartan de los patrones diseñados por la sacrosanta cultura occidental?).
  3. Deben tener la posibilidad de aplicarse a niños y adultos.
  4. Los resultados deben ser capaces de establecer características de grupo, así como ofrecer datos de variación de personalidad dentro del grupo estudiado

CONCLUSIONES

Con apoyo en nuestra experiencia rorscharchiana en el campo de la investigación sociocultural, estimo que el Psicodiagnóstico de Rorschach constituye el instrumento psicológico idóneo, para conocer y desentrañar la relación hombre-cultura, ya que ese método de investigación de la personalidad tiene una base eminentemente perceptual y los seres humanos poseemos modos comunes de percepción en un mismo ambiente. Indicadores metodológicos que justifican el uso racional del Rorschach como arma capaz de captar, con exquisita sensibilidad, no sólo el mecanismo intrapsíquico que intervincula las tres grandes esferas que integran la personalidad humana,31 sino también “variados aspectos ofrecidos por las diferencias culturales”.11

Por lo tanto, no cabe duda alguna de que Rorschach, Personalidad y Cultura son categorías conceptuales, que se interrelacionan e influyen recíprocamente.

Me agradaría finalizar este artículo con una bella frase del doctor Salvatore Parisi,32 Director de la Scuola Romana Rorschach: “los mejores rorscharchistas no viven sólo para el Rorschach, sino también para la ciencia y el arte, porque sólo cuando amen profundamente la ciencia y el arte, que no es otra cosa que amar la cultura universal, entonces –y sólo entonces- podrán entender el Rorschach”. 

PSYCODIAGNOSIS OF RORSCHACH: ITS CONTRIBUTION TO THE KNOWLEDGE OF THE PERSONALITY-CULTURE RELATIONSHIP

SUMMARY

In this article, the dynamic and functional relationship between Rorschach, personality and culture is established based on the fact that the psycodiagnosis of Rorschach is the ideal psychological instrument to know and reveal the man-culture relationship, and the only one able to catch the intrapsychic mechanism interrelating the three main spheres (cognoscitive, affective and conative) that conform the human personality.

Keywords: Psychodiagnosis of Rorschach, personality, culture, Humanist Psychology, Cultural Antrhopology.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Rorschach H. Psicodiagnóstico. Buenos Aires: Editorial Piados; 1964.

  2. Colli M. Rorschach: su contribución a los estudios sobre personalidad y cultura. La Habana: I Encuentro Cuba-Italia de Psicodiagnóstico de Rorschach; 2000 (tema libre).

  3. Colli M Psiquiatría Folclórica Cubana: oficiantes de los cultos sincréticos como terapeutas folclóricos, ¿también psicoterapeutas? Boletim da Sociedade Rorschach de Sao Paulo2001;11(1):17-44.

  4. Colli M, Dueñas J.  Importancia del Psicodiagnóstico de Rorschach para la Antropología Sociocultural. Su actualidad en Cuba. La Habana: Antropología-96; 1996 (tema libre).

  5. Colli M, Mantilla E. Diagnóstico psicopatológico y terapia folklórica. Estudio de un caso a través del Psicodiagnóstico de Rorschach. La Habana: II Conferencia Internacional de Psicología de la Salud; 1996 (Simposio “Psicología y Religión”).

  6. Colli M,  Mantilla E, Pardillo J. Psicodiagnóstico de Rorschach antes y después de la terapia folclórica. Boletim da Sociedade Rorschach de Sao Paulo. 2001;11(1):45-72.

  7. Dueñas J. Rorschach y Cultura: una reflexión necesaria. Boletim da Sociedade Rorschach de Sao Paulo. 2001;11(1):9-16.

  8. Pardillo J, Dueñas J. El bilongo afrocubano: su estudio mediante el Rorschach”. Boletín Psicol 1998; 21(2):68-78.

  9. Pardillo J, Fernández P. Psicodiagnóstico de Rorschach. Un manual para la práctica. Camagüey: Editorial Ciencia y Técnica; 2001.p.123-40.

  10. Pardillo J, Dueñas J, Colli M, de la Rosa G. “Psicodiagnóstico de Rorschach y Sincretismo Religioso”. Boletim da Sociedade Rorschach de Sao Paulo. 2001;11(1):73-82.

  11. Pradere E. Rorschach y Cultura. Rev Hosp Psiquiat. Habana 1966; 7(1):123-41.

  12. Sánchez G, Pardillo J, Lima M, Fernández M. Estudio psiquiátrico y psicológico de un grupo de niños y adolescentes procedentes de un medio con creencias de santería. Rev Hosp Psiquia Habana 1976; 17 (1):44-57.

  13. García PM. Para tener vida. Santo Domingo R.D.: Editorial de Espiritualidad del Caribe; 1995.

  14. García PM. Psicología de la experiencia religiosa. Santo Domingo R.D.: Editorial de Espiritualidad del Caribe; 1999.

  15. González F, Valdés H. Psicología Humanista. Actualidad y desarrollo. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1994.

  16. Dueñas J, Pérez N. Psicología de la Salud: Letra y espíritu. Rev Cubana  Psicol  2003;20(1): 67-70.

  17. Kübler-Ross E. Muerte, vida y transición. Ciencias del Espíritu 1994;2(2):32.

  18. Allport G. La personalidad. Su configuración y desarrollo. La Habana: Editorial Revolucionaria; 1971.p.47.

  19. Etxeberria W, Torrealday A. Teorías de la personalidad. Bilbao: Editorial Berekintza S.L.; 1994.p.9.

  20. Sorokin PA. Sociedad, Cultura y Personalidad. Madrid: Editorial Aguilar S.A; 1962.

  21. Bustamante JA, Santa Cruz A. Psiquiatría Transcultural. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 1975.p.63.

  22. Freud S. Obras Completas (Vol.1). Madrid: Editorial Biblioteca Nueva; 1948.p.1278.

  23. Dueñas J. ¿Psicoanalista ortodoxo o humanista? Una opinión muy personal. Rev Hosp Psiquiat. Habana 2000;41(1):17-22.

  24. Dueñas J, Pardillo J, Fernández P. Rorschach, Personalidad y Espiritualidad. Rev Cubana Psicol 2002;19(3):209-11.

  25. Mannoni O. Freud. El descubrimiento del inconsciente. Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión; 1984.

  26. Dueñas J. Psicodiagnóstico de Rorschach: antecedentes científicos y artísticos. Rev Cubana Psicol 2002;19(3):205-8.

  27. Lersch PH. La estructura de la personalidad. Barcelona: Editorial Scientia; 1974.

  28. Dueñas J. Cambio de actitud y estructura sociocultural. Vivarium 2001;18:  45-9.

  29. Mello deA. La iluminación es la espiritualidad. Llama Viva 1994;3:8-10.

  30. Dueñas J. Prólogo. En: Pardillo J, Fernández P. Psicodiagnóstico de Rorschach. Un manual para la práctica. Camagüey: Editorial Ciencia y Técnica; 2001.p.7-8.

  31. Pardillo J, Dueñas J. Psicodiagnóstico de Rorschach y Epistemología Cualitativa. Rev Cubana Psicol 2001;18(2):176-79.

  32. Parisi S. Las láminas paralelas al Rorschach. La Habana: XX Congreso de la Asociación Latinoamericana de Psiquiatría-II Conferencia Internacional del Hospital Psiquiátrico de La Habana; 1998 (conferencia magistral).

 


Profesor-asesor y periodista del Hospital Psiquiátrico de La Habana. Socio Honorario de la   Scuola Romana Rorschach.

 

 

Sumario, siguiente