Sumario, siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2008, 5(3)

 

CARACTERIZACIÓN DE DROGODEPENDIENTES CUBANAS QUE INGRESAN EN EL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO DE LA HABANA, 2007

Gina Madeline Galán Beiro

RESUMEN

Introducción: desde finales de los años 60 en el mundo se ha realizado un trabajo intensivo de investigación sobre el abuso de sustancias psicoactivas, la mayoría concierne a la adicción masculina, ignorándose el sexo como un factor explícito de influencia. Métodos: en este estudio se recogen los resultados de la evaluación de 100 pacientes cubanas drogodependientes, a las que se les aplicó una entrevista estructurada. Esta investigación tuvo una proyección descriptiva y transversal. Resultados: las variables sociodemográficas revelaron que la edad promedio fluctuó entre 31 y 50 años (69 %), predominó la raza blanca (48 %), practicantes de la religión católica (30 %), madres (78 %), solteras (64 %), con escolaridad de secundaria básica (46 %) y amas de casa (75 %). La droga más consumida fue el alcohol (64 %) y el fármaco más relacionado con la dependencia a medicamentos es el meprobamato (76,4 %). El 70 % tiene antecedentes familiares positivos, 40 % de ellas son hijas de un hombre dependiente alcohólico y 70 % proviene de hogares desestructurados. El 69 % se inició en el consumo por influencia de amigos. Conclusiones: el alcohol por ser una droga legal y existir una mayor tolerancia social es también la más relevante toxicomanía en las mujeres cubanas.
                                                                                                                                        
Palabras clave: mujeres, drogodependencias, adicciones, toxicomanía.

INTRODUCCIÓN

Desde finales de los años 60 en todo el mundo se ha realizado un trabajo intensivo de investigación sobre el abuso de sustancias psicoactivas, pero la mayoría de los estudios conciernen a la adicción masculina.1-6 Se estima que solo 20 % de las demandas de tratamiento son realizadas por la mujer,7,8 esta es una de las razones que justifica que el uso de drogas en las mujeres se haya percibido como excepciones insignificantes de una realidad masculina.

La adicción en los hombres se ha considerado la norma y se han extrapolado los resultados obtenidos a las mujeres, ignorando el sexo como un factor explícito de influencia.9 Todo esto ha ocasionado que sean escasas las investigaciones destinadas al colectivo femenino,10 cuando se han realizado tienden a enfatizar su rol como madre y el efecto de la droga sobre el embarazo, el parto y el estado de salud del neonato, por lo que son muy pálidos los estudios de las mujeres como consumidoras de sustancias psicoactivas, quedan todavía numerosos ámbitos por investigar, a pesar de haberse producido un incremento en el número de mujeres consumidoras en los últimos años.11

Es necesario analizar las condiciones especificas de las féminas drogodependientes, pues el tratar de generalizar los estudios centrados exclusivamente en los varones como un medio de explicar la enfermedad en la mujer sin tener en consideración las diferencias de género estableció una miopía desde el punto de vista científico,1,12 que reduce las posibilidades de comprensión y de ayuda a estas, realidad a la que no escapan las toxicómanas cubanas. Esto motivó a realizar el presente trabajo y dar respuesta al problema investigativo: ¿qué caracteriza a las mujeres cubanas drogodependientes que ingresan en nuestro hospital?, trazándonos el objetivo de identificar las características de las toxicómanas cubanas.


MÉTODOS

La investigación tuvo una proyección descriptiva y transversal en el universo de pacientes que ingresaron en la sala “Jorge Ruiz” del Hospital Psiquiátrico de La Habana “Dr. Bernabé Ordaz” en el período comprendido desde junio de 2004 hasta julio de 2007. Se escogió una muestra probabilística por el método aleatorio simple y se estudiaron 100 pacientes que cumplieran con los criterios establecidos.

Criterios de inclusión
  1. Cumplir con los criterios de dependencia a sustancias psicoactivas establecidos por la CIE-10.13
  2. Ser de nacionalidad cubana.
  3. No tener limitaciones invalidantes en la comunicación.
 Criterios de exclusión
  1. Negación por parte del paciente y/o los familiares a participar en la investigación.
  2. Tener un nivel psicótico de funcionamiento en el momento de la entrevista.

Se estudiaron 100 pacientes a las que se les realizó una entrevista estructurada que duró como promedio 1 h y se llevó a cabo por un especialista en psiquiatría que era, a su vez, el encargado de la investigación.

 Variables recogidas: edad, raza, religión, estado civil, escolaridad, ocupación, nivel escolar, droga de consumo, antecedentes patológicos familiares, tener hijos, separación o fallecimiento de unos de los progenitores antes de que el paciente cumpliera los 12 años, haber sido víctima de abuso sexual antes del consumo de drogas, mecanismo de comienzo del consumo, y pareja sexual que estimuló el inicio en la utilización de la droga.


Análisis estadístico

Los datos se recogieron en planillas creadas al efecto, se confeccionó una base de datos y estos fueron procesados por medio del paquete estadístico SPSS.14 Se describieron la mayoría de las variables usando números absolutos, porcentajes y medias.

Problemas éticos

A las pacientes se les explicó las características y los objetivos de la investigación a realizar, pues aun cumpliendo los criterios de inclusión tuvieron derecho a decidir su participación mediante el correspondiente consentimiento informado. Los datos personales obtenidos en la entrevista fueron mantenidos en estricta confidencialidad.

RESULTADOS

Las variables sociodemográficas revelaron que la mayoría de las pacientes estudiadas tenía entre los 31 y 50 años (69 %), eran de la raza blanca (48 %), practicantes de la religión católica (30 %) y de la afrocubana (25 %). Frecuentemente madres (78 %) solteras (64 %).

Edad

Valor

Media

43

Mediana

43,5

Moda

43

Tabla 1. Escolaridad y ocupación

 

Ocupación

Escolaridad

Trabaja

Estudia

Ama
de casa

Total

Primaria

1

0

17

18

Secundaria

8

0

38

46

Pre-universitario

8

2

18

28

Universitario

6

0

2

8

Total

23

2

75

100

 

Números absolutos.

 Fig. 1. Droga de consumo.

 

Fig. 2. Tener antecedentes patológicos familiares positivos

El 77,2 % tenían antecedentes familiares de alcoholismo, de ellas 40 % eran hijas de un hombre dependiente alcohólico y provenían de hogares desestructurados (70 %), bien por separación de los padres o fallecimiento de uno de ellos antes de que la paciente cumpliera los 12 años de edad.

El 31 % de estas mujeres reportó haber sido víctima de abuso sexual antes de iniciarse en el consumo de la droga, bien por un desconocido (29 %) o por un padre alcohólico (19,3 %).

El 42 % tuvo una pareja sexual que la inició y estimuló en el consumo de sustancias psicoactivas.

 

Fig. 3. Mecanismo de comienzo del consumo

Tabla 2. Perfil de las dependientes a alcohol

Variables

N= 64

%

Edad
≥ 20 ≥30
≥ 31 ≥40
≥ 41 ≥ 50
≥ 51 ≥60
≥ 61 ≥70

 

9
24
24
6
1

 

14,06
37,5
37,5
9,38
1,56

Raza
Blanca
Negra
Mestiza

 

28
15
21

 

43,75
23,44
32,81

Religión
Católica
Afrocubana
Protestantes
Atea

 

16
20
11
17

 

25
31,25
17,19
26,56

Nivel escolar
Primaria
Secundaria
Pre-universitario
Universitario

 

13
31
17
3

 

20,31
48,44
26,56
4,69

Ocupación
Trabaja
Estudia
Ama de casa

 

15
1
48

 

23,44
1,56
75

Estado civil
Soltera
Casada
Unión consensual

 

44
13
7

 

68,75
20,31
10,94

El fármaco más consumido por las dependientes a medicamentos resultó ser el meprobamato en 76,4 %, de estas pacientes 41,18 % estaba en las edades comprendidas entre 31 y 40 años, mientras que 64,7 % era de la raza blanca, 47 % practicaba la religión la católica, 41,18 % tenía nivel de secundaria básica, y 64,7 % eran amas de casas y solteras, respectivamente.

Las dependendientes de cocaína se encontraban en el grupo de edades entre 20 a 30 años (100 %), practicantes de las religiones afrocubanas (100 %) y de la raza negra (42,8 %) o mestiza (42,8 %), además no trabajaban, ni estudiaban (100 %).

DISCUSIÓN

Es bien conocido que el alcohol es la sustancia más comúnmente abusada por la población en general, incluido al colectivo femenino.15 Según la Encuesta del Plan Nacional sobre Drogas realizado en España en 1999, 79 % de las mujeres de 14 años en adelante habían bebido alcohol alguna vez en su vida y 62,8 % lo hicieron en el último año.10 .La encuesta del Observatorio Español sobre drogas de 1999 indica que 50,7 % de las encuestadas eran mujeres bebedoras habituales de alcohol.5 En la presente investigación se encontró que es también la sustancia psicoactiva más consumida pues 64 % de las pacientes estudiadas eran dependientes alcohólicas.

En lo que se refiere al perfil de las dependientes alcohólicas nuestro estudio evidenció que son mujeres entre 31 y 50 años, practicantes de las religiones afrocubanas y amas de casa. Se diferencia del realizado por EDIS10 en que ellos tuvieron un predominio de mujeres jóvenes entre 14 y 34 años, no creyentes o agnósticas y activas económicamente; sin embargo, hay coincidencia en relación con el nivel escolar y el estado civil, pues en ambos estudios se identifican que estas mujeres tienen un nivel medio y son solteras.

 En lo relativo al perfil de las dependientes a fármacos se halló que se encuentran en edades entre 31 y 40 años, son amas de casas y solteras. Un estudio efectuado en las Palmas de Gran Canaria concuerda con el nuestro en el cual se obtuvo que las dependientes a fármacos son amas de casa (31,9 %) y con edades entre 36 y 55 años (39,65 %),16 pero ellos encontraron un predomino de mujeres casadas (28,83 %). Tanto en nuestra investigación como la realizada por De la Cruz se identificó que las dependientes de cocaína son frecuentemente mujeres jóvenes entre los 20 a 30 años de edad.5

La drogodependencia en la mujer está marcadamente relacionada con una historia familiar de abuso de alcohol, incluso se considera un factor de riesgo para esta enfermedad 5 Estudios como el de Ganberg y Lisansky, citados por Casco y Natera (1993), muestran una alta ocurrencia de alcoholismo en la familia de origen- particularmente en los padres- lo que ha llevado a sugerir la existencia de una vulnerabilidad genética.17 Nuestro estudio evidenció que 7 % de las pacientes tenían antecedentes familiares positivos, fundamentalmente de alcoholismo (77,14 %) y 4 % era de hijas de un padre alcohólico; otras investigaciones han encontrado una prevalencia de alcoholismo paterno que puede alcanzar hasta 60 %.18

Las exploraciones indican que 70 % de las mujeres que informan haber abusado de drogas, también declaran antecedentes de maltrato físico y sexual,18,19 inclusive de violaciones por parte de un familiar cercano que puede ser el padre, o algún otro miembro de la familia, esto puede ser un factor causal del desarrollo de toxicomanías.20-28 En un estudio de 472 mujeres (entre 18 y 45 años), Miller y otros (1993) concluyeron que hay una unión fuerte entre la violencia de género y el desarrollo de problemas de consumo de alcohol en adultas. La proporción de abuso sexual es más alta en mujeres que tienen problemas de consumo de alcohol que en la población general. Las estimaciones del índice de incesto, por ejemplo, van de 12  a 31 % (Young, 1990; Beckman y Acherman citado en Beckman, 1994).26 Nuestro estudio encontró solo que 31 % de estas mujeres había sido víctima de abuso sexual y 19,3 % víctima de un padre alcohólico.

El primer consumo de drogas entre las mujeres suele tener lugar prevalentemente con un compañero que ya hace uso de sustancias. La directora del Instituto de la Mujer, Rosa Peris, también destaca la vinculación que existe entre las mujeres y sus parejas a la hora de iniciarse en el consumo de cualquier otra droga.11,28 A este respecto, el estudio destaca que la mitad de las mujeres consumidoras tienen también una pareja adicta, mientras que 80 % comenzaron a consumir con su pareja; nuestra investigación demostró que 42 % de ellas tuvo una pareja sexual que la inició y estimuló en el consumo de sustancias psicoactivas.

La presencia de desestructuración familiar desempeña un papel importante en el mayor riesgo de abuso a sustancias psicoactivas porque las mujeres pueden percibir como normal una forma de relacionarse desadaptada, con lo que terminan desarrollando mecanismos patológicos de afrontamiento a situaciones de estrés y utilizando las sustancias psicotropas como un medio de evasión o escape.28 Esto lo confirmamos en nuestra investigación pues encontramos que una cantidad significativa de ellas provienen de hogares desestructurados, bien por separación de los padres o fallecimiento de uno de ellos antes de que la paciente cumpliera los 12 años de edad (70 %).

Tanto nuestro trabajo como el realizado por EDIS10 manifestaron que estas mujeres generalmente comienzan a consumir drogas con amigos y amigas, ellos reportan cifras de 63,9 % y nosotros encontramos 69 %.

Los resultados obtenidos hacen pensar que el alcohol por ser una droga legal y existir una mayor tolerancia social, sigue siendo la más relevante toxicomanía en las mujeres cubanas, así como también el tener una historia familiar de abuso de alcohol es un factor de riesgo para desarrollar una drogodependencia. Se deben considerar del mismo modo como factores de riesgo de esta enfermedad en el colectivo femenino cubano el ser ama de casa, soltera, estar entre los 31 y 50 años y tener un nivel escolar de secundaria básica. Por tanto, se requiere de una intensificación de las actuaciones de prevención a través de los medios y cauces establecidos para evitar las nefastas repercusiones del consumo de drogas y en especial del alcohol.

CHARACTERIZATION OF DRUG DEPENDANT CUBAN WOMEN WHO ARE ADMITTED AT THE PSYCHIATRIC HOSPITAL OF HAVANA. YEAR 2007.

SUMMARY

Abstract: An intense research work about psychoactive drug abuse has been done since the end of the 60´s most of it concerning male addiction, disregarding sex as an explicit factor of influence. Material and Method: The result of the evaluation of one hundred drug dependant Cuban female patients who are applied a structured interview are presented in this study. This research had a cross descriptive approach. Results: Sociodemographic variants showed that the average age fluctuated from 31 to 50 years old (69 %), white race was predominant (48 %); Catholic religion observants (30 %); mothers (78 %); single (64 %); Junior high school level (46%), and housewives (75 %). Alcohol was the most used drug (64 %) and Meprobamate was the medicine more related to medication dependence (76,4 %). Pathologic family backgrounds are present in 70 % of these patients,  40 % of them are alcohol dependant men´s daughters, and come from structureless homes (70 %). Due to friends influence, 69 % of these patients began to use drugs. The most relevant toxic mania in Cuban women is alcohol, since it is a legal drug, and there is a greater social tolerance towards it.

Key words: women, drug dependence, a addictions, toxic mania.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Romo N. Mujeres y Drogas de síntesis. Madrid: Tercera Prensa-Hirugarren Prensa S.L.; 2001.

  2. Ashenberg Staussner S L, Brown S. The handbook of addiction treatment for women. San Francico: Jossey-Bass; 2002.

  3. Ministerio de Salud Pública de Canadá. Mejores Prácticas. Alcoholismo y Toxicomanías. Tratamiento y Rehabilitación. Canadá; 1999. Disponible en: http://www.hc-sc.gc.ca/hppb/cds-csa/cds/pdf/best_practic.pdf.

  4. Palop M. Mujer y Droga. Papeles del Psicólogo, 2000;(75):53-5. Disponible en: http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=821

  5. De La Cruz Godoy MJ, Herrera García A. Adicciones en Mujeres. Ed. Colegio Oficial de psicólogos. Las Palmas de Gran Canaria, 2002. Disponible en: www.coplaspalmas.org/coplps/index.php?option=com_content&task=view&id=363&Itemid=109

  6. . Hernández Ávila CA. Sin distinción de género, el abuso de sustancias nocivas amenaza la estabilidad sociopolítica. Mujeres y Adicciones; 2001. Disponible en: www.jornada.unam.mx/2000/12/04/cien-avila.html

  7. Ministerio del Interior. Observatorio Español sobre drogas. Informe No. 4 de marzo de 2001. Madrid; 2002. Disponible en: http://www.mir.es/pnd/doc/publicac./oed-4.pdf.

  8. Migali J. Drogadicción, mejorar la calidad de vida; 2006. Disponible en: www.sanamente.com.ar/t_drogadiccion.html

  9. Chait L, Zulaica Calvo B. Mujeres drogodependientes maltratadas: análisis para la intervención. En: Trastornos adictivos 2005;7(02). Disponible en: db.doyma.es/cgi-bin/wdbcgi.exe/doyma/mrevista.fulltext?pident=13075020

  10. Equipo de Investigaciones Sociológicas. El consumo de alcohol y otras drogas en el colectivo femenino. Madrid: Instituto de la Mujer; 2000.

  11. Hernández AA. Influencia del consumo de drogas en los estudiantes; 2005. Disponible en www.monografias.com/trabajos39/influencia-drogas-estudiantes/influencia-drogas-estudiantes2.shtml

  12. Stocco P. La perspectiva de género en el abordaje preventivo y asistencial de las toxicodependencias; 2004 .Disponible en: www.ieanet.com/index_server.php?op=Imprimir&idOpinion=149

  13. Organización Mundial de la Salud: CIE 10: Glosario de síntomas para los  trastornos mentales. Ginebra: OMS, 1994.

  14. SPSS Inc. SPSS user guide base statistics 15.0, Chicago: SPSS Inc; 2006.

  15. Hales RE, Yudofsky SC, Talbbot JA. Trastornos por el uso de alcohol y otras sustancia psicoactivas. En: Tratado de Psiquiatría. 2da. edición. Washington: Ed. Ancora S.A.;1996. p. 373-435.

  16. De La Cruz MJ. Adicciones ocultas. Aproximación al consumo diferencial de psicofármacos. Colegio Oficial de psicólogos de Las Palmas de Gran Canaria; 2001. Disponible en: www.gobcan.es/icmujer/004cen/004centropubliagota.htm

  17. Ivelisse Germán.”Mujer y Adicción".Disponible en: www.cicad.oas.org/Reduccion_Demanda/ESP/documentos/DocumentosB/mujeryadiccion.doc -

  18. Martínez Hurtado MA. Alcoholismo femenino, problemática social. Adicciones-Salud, 2003. Disponible en www.sld.cu/saludvida/adicciones/temas.php?idv=5760

  19. Sánchez Hervás Emilio. Adiciones a drogas en la mujer; 2003. Disponible en www.ieanet.com/index_server.php?op=Imprimir&idOpinion=128.

  20. Navarte Venturo M. El impacto del abuso de sustancia en mujeres. Mujer y adicciones; 2006. Disponible en: www.lasdrogas.info/blog/?author_name=myriam/

  21. Groeneveld J, Shain M. Drug Use among Victimins of Physical and sexual abuse: A preliminary report.Toronto: Adiction Research Foundation; 1989.

  22. Orte C. Sexualidad, Mujer y Drogodependencia. Revista de Proyecto Hombre, 1998; 26, 7-12. Disponible en www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=821

  23. Kandall SR. Substance abuse and shadow. Women and addiction in the United States. Cambrigde: Harvard University Press; 1996.

  24. Briere J, Runtz M. Post sexual abuse trauma. En: Wyatt GE, Powell GJ. Lasting effects of child abuse. Newberry Park: Sage; 1988. p. 85-99.

  25. Singer MI, Bussey J, Song LY, Lunghofer L. The psychosocial issues of women serving time in jail. Social Work. 1995;40(1):103-13.

  26. Groeneveld J, Shain M. Drug Use among Victimins of Physical and sexual abuse: A preliminary report.Toronto: Adiction Research Foundation; 1989.

  27. Meneses C. Mujer y heroína. Revista de Proyecto Hombre.1997;23:10-15. Disponible en: www.iglesiaviva.org/209/n209-53.htm

  28. Redacción Informativos MedicinaTV.com. La cocaína perjudica más a la mujer. Madrid; 2007. Disponible en: salud.medicinatv.com/reportajes/printerfriendly.asp?id=1934

 

_________________________________________


Especialista de I Grado en Psiquiatría. Especialista de I Grado en MGI. Hospital Psiquiátrico de La Habana.

 

 Sumario, siguiente