Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2009, 6(3)

 

IMPACTO SOBRE LA ESFERA AFECTIVA EN MUJERES SOBREVIVIENTES DE LA VIOLENCIA FÍSICA Y SEXUAL EN EL MUNICIPIO DE CIENFUEGOS

Laura López Angulo 1 , Lídice González Moreno 2 y Juan José Apolinaire  Pennini 3

RESUMEN

La Violencia física y sexual causa graves daños a nivel psicológico. Se realizó un estudio descriptivo que incluyó a treinta y cinco mujeres pertenecientes al municipio de Cienfuegos que denunciaron haber recibido violencia física y sexual durante el período de Abril a-Septiembre de 2005 con el fin de determinar la repercusión de estos tipos de violencia sobre la esfera afectiva. Les fue aplicado un formulario y las pruebas psicológicas de Weill, Beck y Catell. Fue utilizado  el estadígrafo chi–cuadrado,  estimación de riesgo relativo (OR) con intervalo de confianza de un 95 % de precisión.
Los valores encontrados en la mayoría de las variables estudiadas fueron significativamente distintos entre los grupos de víctimas. Las reacciones emocionales más intensas, son las de temor, intranquilidad e irritabilidad. Predominan los grados grave y moderado de depresión y ansiedad.

Palabras clave: violencia física, sexual y estados emocionales.

INTRODUCCIÓN

La violencia fue declarada como problema de salud en la Asamblea Mundial de Salud, en 1996. Entre las estrategias de Salud para Todos, el objetivo número ocho dice  “En el 2000 tendrá que haber una continua mejoría en la salud de todas las mujeres, intentando alcanzar una reducción sustancial en la incidencia de la violencia”1 La violencia, es responsable de enfermedades crónicas, síntomas de depresión, ansiedad severa, estrés pos-traumático, trastornos psicofisiológicos, abuso de sustancias toxicas, conductas parasuicidas y suicidas (12 veces mas riesgo), lo que provoca 5 veces mas demanda de los servicios de salud y deterioro de la calidad de vida de las personas, un drama que se produce por igual en los cinco continentes.2-8 Una de cada diez mujeres que recibe violencia realiza un brote psicótico. Sus hijos inician en edades más tempranas las adicciones.9-10 En Cuba y específicamente la provincia de Cienfuegos no escapa a  esta problematica.  En los últimos diez años acuden a realizar denuncias de lesiones física y sexual a la Policía Nacional Revolucionaria un elevado número de mujeres. Generalmente el abuso o maltrato se manifiesta de tres formas: cuando alguien amenaza, humilla, aísla o descuida a otra persona; Abuso Emocional y Psicológico. Cuando se lastima el cuerpo: Abuso Físico o cuando alguien obliga a otra persona a participar en contra de su voluntada en actos sexuales con o sin penetración; Abuso Sexual.11,12
La hipótesis, de que el maltrato, es fuente de trastornos emocionales y  afectivos es aceptada hoy con relativa facilidad. No conocemos de estudios publicados en el país, que nos identifique estados afectivos en base a nuestra realidad. Su conocimiento, nos facilitara, la construcción de esquemas referenciales de alternativas de orientación psicológica.  El objetivo del presente trabajo fue identificar el impacto producido por la violencia física y sexual, en la esfera afectiva de las mujeres denunciantes del Municipio de Cienfuegos, en los meses de Abril- Septiembre del 2005, así como:  
1.- Determinar el tipo de maltrato sexual o físico en relación con la edad, escolaridad, color de piel, ocupación, tipo y  clasificación de las lesiones, relación con el agresor y  lugar del hecho.
2.- Relacionar el nivel intelectual, las reacciones emocionales y los estados afectivos con el tipo de violencia. 
3.- Identificar según el nivel intelectual, los estados emocionales, las reacciones emocionales con las necesidades sentidas de recibir ayuda psicológica. 

MATERIAL Y MÉTODO

Tipo y diseño de estudio: Se realizó un estudio descriptivo correlacional.

Marco de muestra: fueron objeto de estudio todas las mujeres del municipio de Cienfuegos, que acudieron  a la unidad municipal de la Policía Nacional Revolucionaria y denunciaron haber sido víctimas de violencia física, sexual o ambas, en los meses de Abril a Septiembre del 2005. Para un total de 60. Universo: Quedaron incluidas en el estudio las 35 mujeres que accedieron voluntariamente y con disposición a ser sometidas a la investigación, tener quince años y más de edad, residir en el municipio de Cienfuegos, haber sido víctima de violencia  física, sexual o ambas y haberla denunciado. Se exigió un nivel de escolaridad mínimo de sexto grado, para garantizar la comprensión de los instrumento de evaluación psicológica. No se estudió una muestra sino este universo definido.

Clasificación de las variables: Variables cuantitativas continúas: La edad que posteriormente se usa como cualitativa ordinal y las pruebas de nivel intelectual, de depresión y ansiedad que en el estudio se transformaron a cualitativas ordinales. Variables cualitativas nominales: Tipo de maltrato, ocupación, lugar de residencia, tipo de lesión, lugar del hecho, relación con el agresor,   color de la piel, necesidad sentida de atención psicológica, estados afectivos en relación con el hecho. Variable cualitativa ordinal: tipo de lesión y escolaridad. Las pruebas utilizadas para evaluar el nivel intelectual, el estado de ansiedad y la depresión fueron: Prueba de inteligencia no verbal (Weil), Tests de Catell y el  Inventario de Beck.

Se elaboró un formulario de datos para este estudio por los autores del mismo. 

Procedimientos: El formulario y los instrumentos de evaluación psicológica se aplicaron  en el departamento de la unidad de Operaciones de la Policía Provincial.


Tratamiento estadístico: Por la forma de efectuar la relación de las variables entre sí, se decidió efectuar tratamiento estadístico inferencial, para validar las diferencias encontradas en los resultados.

Se aplicó la prueba de Chi cuadrado con una exigencia de precisión del 95% donde p<= 0,05 y para la medición del riesgo se utilizó el estimador del riesgo relativo (RR) denominado “razón de productos cruzados” (OR, odds ratio en Ingles) con su intervalo de confianza (IC) para el 95 %.  

Formulario de datos  

1. Tipo de maltrato

Físico:__________                                          Clasificación:____________
Sexual:__________                                         Clasificación_____________

2. Tipo de lesión recibida

Lesiones leves sin tto. Medico:  ____           Lesiones leves con tto. Medico:    ____
Lesiones graves sin peligro para la vida:   ____
Lesiones graves con peligro para la vida:  ____

3. Edad

20-29:      ______ 30-39:      ______           40-49:      ______         50 y mas ______                 

4. Escolaridad                

 Ultimo año cursado:________________         

5. Color de la piel        

Blanca:________  Negra________  Mestiza:________              

6. Ocupación                

        Ama de casa: _______           Estudiante:     ______       Obrera:    _________       Técnico:     _________          Profesional:    _________                

7. Relaciones con el agresor                 

Familiar:_______          De pareja:_______    Amigo:_______      Conocido:______ Desconocido: ________ Vecino_______                    
       
  8.- Lugar donde ocurrió el hecho  

  Domicilio:______        Fuera del domicilio:_______ 


9. Recibió usted, ayuda psicológica  
                        

Si:______          No:______                

10. Considera usted necesario recibir ayuda psicológica


Si:________          No:_______                 

11. Reacción emocional. 


Sin miedo

5

4

3

2

1

 

 

(muy)

(bastante)

(neutro)

(bastante)

(muy)

Temerosa y Asustada

Confiada

5

4

3

2

1

Desconfiada

Segura

5

4

3

2

1

Insegura

Alegre

5

4

3

2

1

Triste

Optimista

5

4

3

2

1

Pesimista

Tranquila 

5

4

3

2

1

Intranquila

Apacible

5

4

3

2

1

Irritada

Animosa

5

4

3

2

1

Sin animo

Fuerte

5

4

3

2

1

Débil

Vigorosa

5

4

3

2

1

Deprimida

 

12. De los temas que presentamos a continuación, seleccionar sobre cuales, usted quisiera recibir como ayuda para mejorara su actual estado. Enumere con el numero 1 el de mayor interés, y así sucesivamente.  
____ Para aprender a disminuir miedo, la seguridad, la intranquilidad.
____ Para aprender a disminuir la tristeza, la depresión,  el desanimo.
____ Para aprender a hablar y escuchar bien, sin agresiones, con pasividad.
____ Para aprender a relacionarme mejor con los demás.
____ Para aprender a controlar mis impulsos, ira, irritabilidad, enojos.
____ Para aprender a solucionar conflictos.
____ Para aprender ver la vida de forma diferente.
____ Para aprender a sentirme mejor conmigo mismo, aceptarme, quererme.
____ Para aprender a disminuir los problemas que se te presentan en la vida.
____ Para aprender las leyes que me protegen (mis derechos).
____ Para aprender a no sentirme culpable.
____ Para aprender a ser una persona distinta.

RESULTADOS

Al realizar un análisis de los métodos e instrumentos aplicados se constataron las regularidades siguientes:

  1. El 100 % del personal de salud y docentes conocen los aspectos a trabajar con los niños de modo sistemático para lograr una adecuada formación de hábitos higiénicos culturales.
  2. El 90 % de los docentes no utilizan las diferentes vías existentes para preparar a la familia con vista a trabajar la formación de hábitos higiénicos culturales en sus hijos.
  3. El 88 % de los padres encuestados no les dan toda la importancia que tiene la formación de hábitos higiénicos culturales en estas edades.
  4. El personal de salud no orienta a las familias de modo sistemático.
  5. Los padres no conocen las consecuencias que puede traer para el desarrollo de sus hijos una inadecuada formación de hábitos higiénicos culturales.

Teniendo en cuenta los resultados alcanzados en la aplicación de métodos e instrumentos se hizo necesario que la autora de esta investigación diseñara acciones para el trabajo conjunto de la familia con el personal de salud y docentes.
Para la selección de estas acciones se tuvo en cuenta las características psicopedagógicas de los niños de edad temprana, los enfoques de la teoría histórico-cultural de Vigotsky, la teoría de la integralidad en el desarrollo del niño de 0 a 6 años planteada por el psicólogo cubano Dr. Franklin Martínez Mendoza.9

Propuesta del plan de acciones para el trabajo con las familias acerca de la formación de hábitos higiénicos culturales en la edad temprana.


Acciones

Participantes

Responsables

1- Entrevista a la familia

Enfermera, familia y  directora

Directora

2- Charla pedagógica:
Tema: Características de los niños de edad temprana

Educadora, familia y  psicóloga

Educadora

3- Análisis de mensajes educativos relacionados con la formación de hábitos higiénicos culturales

Educadora, enfermera y familia

Enfermera

4- Charla de salud.
Tema: Anorexia en edades tempranas10

Educadora, enfermera y familia

Enfermera

5- Escuela de Educación familiar:
Tema: Importancia de una alimentación en estas edades11

Educadora, enfermera y familia

Enfermera

6- Taller de medios de enseñanza “Yo te enseño y tu me sigues”

Educadora y familia

Educadora

7- Actividad conjunta acerca de cómo formar hábitos en el proceso de alimentación

Psicóloga, educadora y familia

Psicóloga

8- Actividad conjunta acerca de cómo formar hábitos en el proceso del sueño

Psicóloga, educadora y familia

Psicóloga

9- Actividad conjunta acerca de cómo formar hábitos en el proceso del baño

Psicóloga, educadora y familia

Psicóloga

10- Folleto informativo “Importancia de la formación de hábitos higiénicos culturales”

Psicóloga, educadora, familia y enfermera

Psicóloga

DISCUSIÓN

Se observaron importantes diferencias en relación con la edad y el tipo de violencia, para la violencia física el grupo de 30 a 39 años es el que predomina en un 40 %,  no así para la violencia sexual que, es, en el grupo de menos de esa edad, en un 50 %. Se comprobó que el riesgo de recibir  violencia sexual, es dos veces más en mujeres jóvenes menores de treinta años. Estudios realizados expresan que la violencia f’isica en la relación de pareja se inicia antes de los dos años de establecida la unión, pero no se denuncia hasta pasados  5 a 10 años y sólo la denuncian un 10 %, las mujeres que la sufren.13  Al comparar con estudios realizados en otras provincias del país, vemos por ejemplo que  en Guantánamo entre los años 1996 y 1997 se realizó un estudio obteniéndose que más de la mitad de las mujeres victimas de violencia 58,3 % tuvieron un predominio de estas edades, iguales resultados se obtuvieron en el municipio de Cienfuegos en 1999,2002 y en la misma provincia en el 2003. Coincidentemente los mismos resultados se obtienen en estudios en otros países tanto en Europa, Centro América y Suramérica donde los grupos de edades de mujeres más afectadas son precisamente este grupo etáreo.14-17 Del total de violencia denunciada, la fisica predomina en un (71,4 %) sobre la sexual (28,5 %).  Estos resultados coinciden con cifras de las Naciones Unidas según las cuales entre un 25 y 50 % de las mujeres de todo el mundo que sufren maltratos, corresponden a los  físicos infringidos por hombres de su entorno familiar o de su pareja.18-19 Diversos estudios nacionales e internacionales refirman este planteamiento.18;20,21 La violencia sexual en nuestro estudio nunca se presentó de forma aislada al igual que refirman otros autores.22,23 En una investigación en Nicaragua se encontró en un porcentaje importante que las violaciones estaban acompañadas de violencias físicas.24  Se apreció en nuestro estudio al igual que en otros resultados de investigaciones anteriores, que el nivel educacional que predominó fue el de secundaria básica en un 60% en la violencia sexual y en 72 % para la violencia física. Siguiendo en orden la preuniversitaria con un total de 8 casos para un 22,9 %. Las víctimas con nivel educacional primario tienen 3 veces más riesgo de padecerla.
En Cienfuegos en los estudios realizados por la Dra. Iliana Núñez y Marleny Array en los años 2002 y 2003 respectivamente, encontraron un predominio del nivel educacional  de secundaria básica,25,26  al igual que  en México, por Álvaro G. que en 1998  que obtuvo el 65% de un nivel secundario básico terminal. Otros estudios coinciden con los resultados mostrados. (16,21,22) El rol reproductivo predominó para los dos tipos de violencia, en la violencia física un 36 % y en la violencia sexual un 30 %. Son numeroso los estudios que describen a la ocupación de  ama de casa como un factor de riesgo para recibir violencia  sincrónicamente con estudios en México, realizados por Álvaro G. et al. en 1998 , el cual encontró que hasta un 90 % de las denunciantes cumplían con el rol de amas de casa. .(15,24,25,26) Las que estudian tienen seis veces más riesgo a sufrir violencia sexual.  En relación entre la victima y el victimario, la ocurrencia en la relación de pareja es más frecuente para un 76 % en la violencia fisica, siguiendo en orden de prioridad la relación familiar. Referente a la relación que existe entre el color de la piel con el tipo de violencia, observamos que existe un predominio del color de la piel no blanco para un 65,7 % sobre el color  blanco  que esta representado por un 34,3 %.  En relación con el tipo de violencia y el tipo de lesión,  podemos señalar que los resultados fueron significativos estadísticamente, siendo los golpes el tipo más frecuente. Ello representa el 83,3 % de la muestra. Estos resultados tienen correspondencia con otros estudios realizados en la provincia.  Atendiendo a la clasificación de las lesiones podemos señalar un predominio de las lesiones leves para un 73 % con respecto a las graves que constituyeron el 27 %.  Apreciamos que la totalidad de las mujeres presentan reacciones emocionales de temor, irritabilidad e intranquilidad. (TABLA 1) Más de la mitad evaluó el significado de la situación violenta asociada a sentimientos de desconfianza, pesimismo, inseguridad y tristeza. 

Tabla 1. Nivel intelectual segun reacciones emocionales.

 

BAJO

ALTO

OR

IC95%

TOTAL

 

N0

%

N0

%

 

 

N0

%

Temerosa (*)

20

100,0

15

100,0

-------

-------

35

20

Intranquila(*)

20

100,0

15

100,0

-------

-------

35

100,0

Irritada(*)

20

100,0

15

100,0

-------

-------

35

100,0

Desconfiada (1)

12

60,0

8

53,3

1,3

0,33 – 5,1

 

57,4

Insegura (2)

12

60,0

9

60,0

1,0

0,2 – 3,9

21

60,0

Pesimista (3)

12

60,0

8

53,3

1,3

0,3 – 5,4

20

57,4

Triste (4)

9

45,0

10

66,7

2,4

0,1 – 1,6

18

51,4

Total de casos

N= 20

N= 15

--------------------

N= 35

FUENTE: Formulario de datos         
(*) AL TENER CELDILLAS CON VALORES “0” NO SE EXTRAE X2 NI OR. (1) X2=0,15 GL= 1 p= 0,69; (2) X2=0,0 GL=1 p= 1,0; (3) X2=0,1 GL= 1  p= 0,7; (4) X2=1,6 GL=1 P=0,2 

Los resultados encontrados en el test de Cattell, arrojaron que el estado de ansiedad fue elevado y muy elevado en ambos grupos. (TABLA 2) 

Tabla 2.  Estado de ansiedad segun reacciones emocionales.

 

CON

SIN

OR

IC95%

TOTAL

 

N0

%

N0

%

 

 

N0

%

Temerosa (*)

25

100,0

10

100,0

-------

-------

35

100,0

Intranquila(*)

25

100,0

10

100,0

-------

-------

35

100,0

Irritada(*)

25

100,0

10

100,0

-------

-------

35

100,0

Desconfianza(1)

13

52,0

7

70,0

0,5

0,1 – 2,2

20

57,1

Insegura (2)

15

60,0

6

60,0

1,0

0,2 – 4,5

21

60,0

Pesimista (3)

16

64,0

4

40,0

2,7

0,6 – 12,0

20

57,1

Triste (4)

17

68,0

2

20,0

8,5

1,4 – 49,5

19

62,8

Total de casos

N= 25

N= 10

--------------------

N= 35

FUENTE: Formulario de datos        
(*) AL TENER CELDILLAS CON VALORES “0” NO SE EXTRAE X2 NI OR. (1) X2=0,9 GL=1 p=0,3; (2) X2=0,0 GL=1 p=1,0; (3) X2=1,7 GL=1 p= 0,2; (4) X2=6,6    GL= 1  p= 0,01  

El factor O (sentimientos de culpa), el C (falta de fortaleza enérgica) y el Q4 (necesidades insatisfechas) se presentan en frecuencias por encima de la media en la violencia física y en la violencia sexual el factor L (inseguridad paranoide). En nuestro estudio predominó el nivel intelectual bajo, lo que representa un 45,8 % según el Test de inteligencia aplicado (Weil) y en un 40 % las normales promedio, existiendo correspondencia con otros estudios realizados donde existe un predominio del maltrato en mujeres de bajo nivel intelectual. (TABLA 3)


Tabla 3.  Nivel intelectual segun necesidades sentidas.

Necesidad de disminuir

BAJO

ALTO

OR

IC95%

TOTAL

 

N0

%

N0

%

 

 

N0

%

Miedo, intranq, inseg.(1)

25

100,0

10

100,0

-------

-------

35

100,0

Conocer sus derechos(2)

25

100,0

10

100,0

-------

-------

35

100,0

Solucionar conflictos(3)

25

100,0

10

100,0

-------

-------

35

100,0

Ver la vida diferente(4)

13

52,0

7

70,0

0,5

0,1 – 2,2

20

57,1

Tristeza, depre, desan(5)

15

60,0

6

60,0

1,0

0,2 – 4,5

21

60,0

Ser persona distinta(6)

16

64,0

4

40,0

2,7

0,6 – 12,0

20

57,1

Total de casos

N= 20

N= 15

--------------------

N= 35

FUENTE: Formulario de datos         
(1) X2= 1,1 GL=1 p= 0,3; (2) X2= 0,6 GL=1 p= 0,4; (3) X2= 0,04 GL=1 p= 0,8; (4) X2= 0,8 GL=1 p= 0,4 (5) X2= 2,1 GL=1  p= 0,14; (6) X2= 0,12 GL= 1 p= 0,7.  


Los resultados arrojados en el inventario de Beck, fueron que el 42,9 % tiene una depresión grave, y el 11,4 % moderada, 17,1 % con depresión leve y sin depresión  el 28,6 %. Como hemos de esperar la reacción emocional de tristeza está muy asociada a la depresión con un ORS de 1,8. (TABLA 4)


Tabla 4. 
Estado de depresion segun necesidades sentidas.

Necesidad de disminuir

CON

SIN

OR

IC95%

TOTAL

 

N0

%

N0

%

 

 

N0

%

Miedo, intranq, inseg.(1)

14

77,8

6

35,3

6,4

1,4 – 28,5

20

57,1

Conocer sus derechos(2)

9

50,0

7

41,2

1,4

0,4 – 5,4

16

45,7

Solucionar conflictos(3)

5

27,7

6

35,3

0,7

0,2 – 2,9

11

31,4

Ver la vida diferente(4)

5

27,7

4

23,5

1,2

0,3 – 5,7

9

25,7

Tristeza, depre, desanimado(5)

3

16,7

6

35,3

0,4

0,07 – 1,8

9

25,7

Ser persona distinta(6)

4

22,2

4

23,5

1,0

0,2 – 4,5

8

22,8

Total de casos

N= 18

N= 17

--------------------

N= 35

FUENTE: Formulario de datos          
(1) X2= 6,4 GL=1 p= 0,01; (2) X2= 0,3 GL=1 p= 0,6;(3) X2= 0,22 GL=1 p= 0,6;(4) X2= 0,09 GL=1p=0, 8 (3) X2= 1,6    GL= 1  p= 0,2; (4) X2= 0,00  GL= 1  p= 1,0   

La irritabilidad está presente en el 25 % de los casos, que tienen depresión y le siguen en importancia  la intranquilidad y el temor.  Las violentadas que no tienen depresión, sí tienen reacciones emocionales relacionadas a la ansiedad situacional. En el estado emocional depresivo están presente el pesimismo y en este estudio se aprecia esta asociación. Existe un estudio realizado en México con resultados semejante a los nuestros, donde se hace referencia a la relación que existe entre reacciones emocionales y suicidio. Un 30 % de las mujeres cometieron intento suicida o suicidio, después de habérsele causado algún tipo de maltrato; fundamentalmente de tipo físico o sexual, por los sentimientos de temor, culpa, vergüenza, desvalorización, ansiedad y depresión, que presentaron estas mujeres después de haber sido maltratadas.26 Como es conocido entre las primeras causas que conlleva al intento suicida y al acto, está la depresión.  Este estado es alto en este grupo, lo que reclama de su atención. Referente a la  correspondencia entre el nivel intelectual y la necesidad sentida de recibir ayuda u orientación psicológica, podemos ver que en las mujeres de bajo nivel intelectual sus necesidades sentidas de recibir ayuda u orientación psicológica están dirigidas a la disminución de la ansiedad y en segundo lugar a conocer sus derechos, inversamente a lo que se presenta en las mujeres de nivel intelectual alto.  Existe una fuerte asociación en ambos grupos en cuanto a la percepción de recibir tratamientos psicoterapéuticos, para resolver los problemas psicológicos presentes en ellas. Referido a las víctimas que presentan depresión, se identifican en un 100% con la demanda de recibir tratamiento para modificar su estado afectivo y aliviar los síntomas existentes. Pero contrariamente a lo esperado las deprimidas priorizan los síntomas ansiosos, y solo el 16,7% reconocen como objetivo eliminar la tristeza, desanimo y depresión. (TABLA 5)


Tabla 5. Estado de ansiedad segun estado de depresion.

Necesidad

CON

SIN

TOTAL

 

N0

%

N0

%

N0

%

Con

18

72,0

-

0,0

8

51,4

Sin

7

28,0

10

100,0

17

48,0

Total de Casos

25

100,0

10

100,0

35

100,0

FUENTE: Formulario de datos


En el grupo de las que no tienen depresión estas cifras se aumentan a un 35,3 %. Debemos acotar que siempre ha prevalecido la necesidad de aliviar el nerviosismo, la aprensión, y la tensión prioritariamente por encima de la tristeza, el abatimiento, la perdida de interés por la actividad cotidiana y el agotamiento. Las féminas maltratadas física y sexualmente que tienen ansiedad muy elevada y elevada, reclaman ayuda profesional dirigida a aliviar sus síntomas ansiosos en un 77,8 %, en las que presentaron ansiedad inferior la demandaron en un 35,3%. Está presente una fuerte e importante asociación estadística entre necesidad sentida y solicitud de orientación psicoterapéutica con un odds ratio de 6,4 en las mujeres con baja y alta ansiedad. Reacción al parecer como consecuencia del impacto psicológico que produce la violencia física y psicológica.

IMPACT ON SURVIVAL WOMEN’S AFFECTIVITY FROM PHYSICAL AND SEXUAL RAPE IN CIENFUEGOS MUNICIPALITY.

SUMMARY

Abstract.  Physical and sexual violence can cause serious psychological damage. A descriptive study was carried out to determine the impact of these types of violence on the affective field. The study included thirty-five women belonging to the municipality of Cienfuegos, who reported having received physical and sexual violence during the period April to September 2005. An ad-hoc formulary was applied and the psychological tests of Weill, Beck and Catello were applied as well.  For the statistical treatment of data, the chi-square statistic was applied and an estimate of relative risk (OR), with confidence interval of 95% accuracy. The values found in most of the studied variables were significantly different between the two age groups of victims. The most intense emotional reactions are fear, anxiety and irritability, dominated by moderate and severe degrees of depression and anxiety. 
Key words:physical violence, sex, emotional states. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Orpinas P. La Violencia del conocimiento a la Prevención. Rev Panamericana de Salud Publica. [Seriado en Internet]. 1999 [citado 21 mayo 2008]; 5(4-5): [aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49891999000400003.

  2. González VM. Violencia contra la mujer en la relación de pareja en Abreus. Abril- Diciembre 2001. [Tesis].  2002. Policlínico Docente Comunitario. Abreus.

  3. Tortasa GC. La violencia esta en auge. Rev Hospital Materno Inf 1998;  14(17): 97-192. 

  4. Luciana L, Saltigeira MT, Romero M, Caballero MA, Martínez NA. Violencia sexual y problemas asociados en una muestra de usuarios de un centro de salud. Rev Salud Publ Mejicana 2001; 43 (3): 182-91.

  5. Larrión Zugasti JL, Ochotorena JP.  Mujer, Violencia y Salud. Medicina Clínica. [Seriado en Internet]. 2000 [citado 21 noviembre 2007];115 (16): [aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.ucm.es/info/fmed/medicina.edu/Temasinteres/mujer.htm

  6. López Angulo L, Apollinaire Pennini JJ. Violencia contra la mujer: Su dimensión psicológica. Medisur. [Seriado en Internet]. 2005 [citado 17 noviembre 2007]; 3(2 Supl 1):[Aprox. 43 p.]. Disponible en: . http://www.medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/115/4775

  7. Corsi J.  Violencia familiar: una mirada interdisciplinaria sobre un grave problema social. México:  Editorial Paidos; 2005.

  8. Artiles de León J. Violencia y sexualidad. Ciudad de La Habana : Editorial Científico-Técnica;  1998.

  9. Alfonso AC. Para romper el círculo de la violencia. Sexología al día.  [Seriado en Internet]. 2006 [citado 18 diciembre 2007]; (8): [aprox. 13 p.]. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sexologia_al_dia_8.pdf

  10. Peñate Remigio A. Relación de Género y Violencia Sobre la Mujer [Tesis].2000. Pinar del Río.

  11. Mantecón AN. Violencia intrafamiliar. Prevalencia oculta. Cienfuegos. Área VII. [Tesis]. Policlínico Docente Comunitario Laboral. Cienfuegos.

  12. González VM. Violencia contra la mujer en la relación de pareja en Abreus. Abril- Diciembre 2001. [ Tesis].  2002. Policlínico Docente Comunitario. Abreus.

  13. López AL. Mirada psicológica, con visión de género, a la mujer maltratada en la relación de pareja. [Tesis]. 2003. Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Raúl Dorticós Torrado”. Cienfuegos. 

  14. Alfonso RA. Violencia contra la mujer: un problema de todos y todas. Recuentos y propuestas. [Tesis]. 2001. Policlínico Docente Comunitario “Cecilio Ruíz de Zárate”. Cienfuegos.

  15. Antolin L. Genero y los Problemas de Salud de las Mujeres en los PVD. En: Cooperación en Salud con Perspectiva de Genero. Barcelona: Federación de Planificación Familiar de España; 1997. p. 34-41.

  16. Miranda, L. Halpenin D, Limón F, Tuñon  E. Características de la Violencia Domestica y las Respuestas de las Mujeres en una Comunidad Rural del Municipio Margaritas, Chiapas. Salud Mental. 1998 Nov – Dic; 21(6):19-26.

  17. Delgado Valle P.  Mujer y Violencia. La Habana: Editorial Científico – Técnica; 2000. p. 19.

  18. Shrader E, Sagot M. La Ruta Critica que siguen las Mujeres  afectadas por la Violencia Intrafamiliar: Protocolo de investigación. Washington DC: Organización Panamericana de la Salud; 1998. p. 2-12.

  19. Almenares AM, Lauro BI, Ortiz  G. Comportamiento de la violencia intrafamiliar. Rev Cubana Med Integr 1999; 15 (3): 285-92.

  20. Federación Internacional de Planificación de la Familia. Región del Hemisferio Occidental. Estrategias para el Tratamiento y Prevención de los Efectos de la Violencia Domestica en la Salud Mental. Chicago: The University of Chicago Press;  1992. p. 8- 11.

  21. Núñez Paredes I. Componentes demográficos de salud y sociales de mujeres denunciantes de violencia física en el municipio de Cienfuegos. [Tesis]. 2003. Policlínico Docente Comunitario “Octavio de  la Concepcion y la Pedraja”. Cienfuegos.

  22. Array Hernández M. Maltrato a la mujer en la relación de pareja, desde la perspectiva de género, Municipio Cienfuegos [Tesis]. 2003. Policlínico Docente Comunitario “Octavio del la Concepcion y la Pedraja”. Cienfuegos.

  23. Fournier M, De los Ríos R, Orpinas P, Piquet-Carneiro L. Estudio Multicéntrico sobre Actitudes y Normas Culturales frente a la Violencia (proyecto ACTIVA): metodología. Rev Panam Salud Pública [Seriado en Internet]. 1999 [citado 18 julio 2008];5 (4-5): [aprox. 14 p.]. Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49891999000400006&lng=es&nrm=iso&tlng=es

  24. Toirac Perera S, Guilarte Ramírez E, Aces  Dunand S. Las lesiones como forma de violencia en la mujer Guantanamera. Rev Sex Soc 1998; 4(9): 15-18.

  25. Vázquez PN. Caracterización de la violencia en la mujer. Barrio San Lázaro Área III. [Tesis]. 1999. Policlínico Docente Comunitario “Octavio de la Concepción y la Pedraja”. Cienfuegos.

  26. González VM. Factores asociados a la violencia contra la mujer en la relación de pareja en Abreus. 2005. [Tesis]. 2006.  Policlínico Docente Comunitario. Abreus.

__________________________________


 

 

 Sumarior, Siguiente