Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2010, 7(3)

 

Depresion, fenomeno oculto y latente. Analisis de la depresion en el anciano.

Yany Álvarez Canals

RESUMEN

Los trastornos depresivos son un importante problema de salud pública en el mundo, pero no constituyen una característica de la vejez, pues el envejecimiento por sí solo no produce este síndrome afectivo. La tristeza es su principal característica y puede expresarse a través del llanto, y es responsable de una parte importante del sufrimiento, la discapacidad y el deterioro de la calidad de vida de las personas. Sin embargo, este tipo de trastorno no es reconocido fácilmente por él médico y no siempre es tratado de forma correcta, de ahí que determinamos las principales características de los ancianos deprimidos que ingresaron en el Servicio de Psiquiatría del Hospital “Dr. Salvador Allende”, donde predominaron: los ancianos entre 60 y 69 años, la raza blanca, la zona urbana de residencia, la enfermedad orgánica asociada, la jubilación y los ancianos que viven solos; las causas más vivenciadas y el intento suicida una de sus complicaciones.

Palabras clave: envejecimiento poblacional, ancianos, depresión, intento suicida.

INTRODUCCIÓN

El pasado siglo se caracterizó por un acelerado crecimiento de la población mundial y por el inicio de su proceso de envejecimiento1, Cuba no muestra una situación muy diferente a la del resto de los países, pues el proceso de envejecimiento se profundiza 2.
En los últimos 20 años la mortalidad general de la población cubana ha seguido una ligera tendencia al aumento 3, y es importante señalar que los datos estadísticos solo revelan las causas directas de la muerte, sin embargo se llega a la venerable tercera edad, sufriendo múltiples enfermedades que interfieren en la calidad de vida de los ancianos, y que producen pérdida de su independencia,  siendo una de ellas la depresión4,  encontrando que es una enfermedad muy frecuente, que puede afectar a cualquier persona, 1 de cada 20 la padece y es 2 veces más frecuente en mujeres que en hombres 5. Como consecuencia del incremento  de la frecuencia de los trastornos afectivos, por ser un fenómeno muy llamativo y de difícil explicación es que se ha llamado a esta época la “Era de la melancolía” 6.
 El concepto de depresión no es extraño por su difusión fuera de la práctica médica. Sin embargo es necesario puntualizar que los síntomas depresivos pueden formar una variada constelación de manifestaciones que incluyen síntomas psíquicos y orgánicos 7. Entre los primeros se están los  síntomas afectivos, consistentes en una alteración del humor entendido como alteración del estado de ánimo, es el ánimo depresivo o tristeza vital. Constituyen el núcleo central de la depresión y se acompañan de una disminución de la vitalidad con alteración de la actividad laboral y social del individuo 8.
Sin embargo en la depresión existen síntomas corporales o somáticos siendo los más frecuentes las alteraciones del sueño con insomnio y menos veces hipersomnia; pérdida de peso con falta de apetito; cansancio o falta de energía, pueden existir otras muchas quejas somáticas: gastrointestinales, vértigo, dolor, cefalea, etc. que en ocasiones son predominantes en la depresión del anciano 9.
En la mayoría de los ancianos el área motivacional se encuentra disminuida, por los eventos propios de la edad, por el número de frustraciones o fracasos vivenciados o las ideas psicoafectivas relacionadas a los eventos que enfrenta en esta etapa, como la imagen propia de su cuerpo, las pérdidas emocionales, el estado de salud en que se encuentra y las cuestiones de estrés personal y social todo eso atentando contra el elemento de autorregulación del anciano 10.
La depresión es causa importante de morbilidad, pero a pesar de que se han demostrado buenos resultados en su manejo con medicamentos antidepresivos y psicoterapia, la mayoría de los adultos mayores afectados no reciben el tratamiento adecuado ni el seguimiento necesario, se considera que por ser ancianos y estar en desventajas la depresión es inevitable 11.
 La renuencia a tratar a los ancianos con trastornos depresivos refleja tres conceptos erróneos: primero, que las enfermedades asociadas al envejecimiento son parte del proceso de envejecimiento en sí; es decir, que los trastornos depresivos son una consecuencia inevitable de envejecer, segundo, que en las personas ancianas  los eventos adversos relacionados con el tratamiento de los trastornos depresivos generalmente superan en importancia a los aspectos incapacitante de los trastornos depresivos en sí, tercero, que los trastornos depresivos deberían ser tratados solamente por psiquiatras 12. Tales opiniones deberían rechazarse a la luz de los datos presentados en el presente  trabajo siendo  nuestro propósito contribuir a una mayor eficacia en el tratamiento y seguimiento de los ancianos deprimidos. Siendo nuestro objetivo general identificar las principales características de la depresión en los adultos mayores ingresados en la sala de psiquiatría del el hospital Dr. Salvador Allende desde Enero de 2007  hasta Septiembre  de 2007. Y nuestros objetivos específicos:

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo. Los datos generales (edad, raza, sexo,, zona de residencia, nivel de escolaridad, vínculo laboral, situación económica, convivencia, antecedentes patológicos personales y familiares, estado civil, enfermedad orgánica asociada, Impresión diagnóstica, factores de riesgo, e intento suicida  se obtuvieron de las historias clínicas, los cuales se depositaron en una  base de datos para su almacenamiento, organización y posterior clasificación.
 La muestra quedó conformada por 64 pacientes donde fueron incluidos todos los pacientes que tenían como diagnostico: Trastorno bipolar en fase depresiva, Trastorno depresivo (leve, moderado, profundo), Trastorno depresivo recurrente, Otros trastorno depresivo recurrente, Trastorno del estado de ánimo debido a enfermedades médicas, Trastorno de adaptación depresivo,  mayores de 60 años, ingresados en el servicio de psiquiatría desde Enero de 2007 hasta Septiembre de 2007.
 Presentación de los resultados: Los resultados de esta investigación son presentados en tablas y gráficos que facilitan una síntesis lógica de los mismos para ayudar en la comprensión.

RESULTADOS

En el grupo de estudio el  73,4 % de los pacientes estuvieron comprendidas en el grupo de 60 a 69 años (n=47),  seguida de 70-79 con un 20,3 % (n=13) y solo el 6,3 % entre 80-89 años (n=4).34 (46,8 %) eran mujeres, de ellos 41 (64,1 %) eran de la raza blanca
En relación con sus características socio-demográficas: Solo 5 (7,8 %)  estaban casados y 59 (92,2 %) se encuentran sin pareja, ninguno trabaja y 42 (65,8 %) tenían una situación económica regular, 52 de ellos (81,2 %) vivían en la ciudad. En cuanto al nivel educacional el 92,2 % estuvo distribuido  entre el nivel primario y la secundaria.

Tabla 1: Enfermedad orgánica asociada de los pacientes ingresados por depresión desde enero hasta octubre de 2007:


Patología  orgánica asociada

Pacientes

%

HTA

44

68,7

CI

15

23,4

Diabetes Mellitus

8

12,5

Otras

3

4,6

No referidas

4

6,25

Fuente: Historia Clínica

 

 

 

 

 

 

 

 

hTA: hipertensión arteria
CI: Cardiopatía    isquémica


Tabla 2: Impresión diagnostica de los pacientes ingresados por depresión desde enero hasta octubre de 2007:


  Impresión Diagnostica

Sujeto

%

Trastorno bipolar

2

3,1

 Reacción
Depresiva

Leve

4

6,1

Moderado

5

7,6

Profundo

3

6,2

Trastorno Depresivo recurrente

5

7,3

Trastorno Del Estado de ánimo por  enfermedades medicas

15

23,2

Trastorno de adaptación depresivo

30

46,5

Total

64

100

Fuente: Historia Clínica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 3: Depresión y eventos asociados de los pacientes ingresados por depresión desde enero hasta octubre de 2007:


Factores de riesgo

sujetos

porciento

Ancianos solos

44

68,7

Muerte de la pareja

9

14

Enfermedad orgánica asociada

60

93,7

Perdida de funciones físicas

17

26,5

Jubilación

64

100

Familia disfuncional

14

21,8

Enfermedad o incapacidad de algún familiar

18

28,1

Institucionalizado

4

6,1

Fuente: Historia Clínica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 4: Realización de intento suicida vs edad de los pacientes ingresados por depresión desde enero hasta octubre de 2007:

Edad

Intento suicida

 

Si

No

Total

#

%

#

%

#

%

60 a 69

16

34

31

66

47

100

70 a 79

4

30.8

9

69,2

13

100

80 a 89

1

25

3

75

4

100

 Fuente: Historia Clínica

DISCUSIÓN

 Se afirma que 75 de cada 100 cubanos que nacieron en el 2005, van a vivir más allá de los 60 años, infiriéndose que  Cuba será uno de los países más envejecidos del mundo, lo que implica un gran desafío en la esfera social, económica y familiar 13.El trastorno depresivo es la patología psiquiátrica más común en la vejez, dado que suele pasar desapercibida y no es tratada por los médicos14, es imperativo educar  para ayudar a los médicos a reconocer, comprender y tratar estos trastornos, los cuales impactan de manera significativa la calidad de vida y la salud de las personas de edad avanzada.
Los tópicos ya establecidos, resumidos de forma general, que argumentan la gran importancia que reviste en el momento actual la justa valoración de los cuadros depresivos son los siguientes: el excepcional alcance que ha tomado la incidencia de la enfermedad depresiva, los graves sufrimientos que la depresión acarrea no solo para el enfermo sino también para los familiares y para la sociedad, el elevado índice de discapacidad y el alto costo económico 15. Por todo lo antes expuesto realizamos esta investigación y obtuvimos los siguientes resultados:
En cuanto al sexo las mujeres parecen más vulnerables a la depresión que los hombres en una proporción de 2 a 1 16, situación que está relacionada con el rol social que han venido desempeñando las mujeres a lo largo de la historia, que las contempla como más frágiles  y obligadas a soportar cargas intolerables para los hombres, como serían el maltrato, el adulterio entre otras 17, la depresión es una de las patologías más frecuentes entre los senescentes y el subgrupo  con mayor prevalencia de depresión es el de 60 a 69 años, la vejez es un período crítico de la vida donde el individuo debe hacer frente a una serie de circunstancias personales, laborales, familiares y culturales, que modifican la percepción de sí mismo y afectan a la propia identidad, lo que podría llevar a la depresión en ese grupo poblacional y que está demostrado en la práctica médica 18, al vivir en la zona urbana el estrés, la  mayor incorporación de las personas al trabajo, lo que redunda en un aumento de la soledad en los ancianos, la mayor incorporación de los ancianos a diferentes instituciones hacen que la prevalencia de la depresión sea mayor entre los ancianos que viven en la ciudad 19, el bajo nivel de instrucción es un importante factor de riesgo, porque un mayor nivel educacional lleva consigo una mayor calidad de vida, autoestima sana, mejor enfrentamiento a las contingencias de la vida, y  obtención de  adecuadas habilidades sociales 20. La soledad es un factor de riesgo importante para padecer depresión considerándose uno de los factores más peligrosos para la conducta suicida 21, es evidente la  influencia que el medio ambiente ejerce en el control y prevención de los estados depresivos del anciano y el efecto positivo de la integración familiar y social del adulto mayor 22, con la edad viene la jubilación y con ella el sentimiento de inutilidad en el aporte económico a la familia, sentimiento que ven los ancianos reforzados por las opiniones de la sociedad de que ya hizo suficiente y que en ese momento, los demás deben hacer por ellos 23, situación que es un factor de riesgo en la aparición de la depresión en los ancianos, la pérdida del poder económico de la mayoría de los ancianos propicia una dependencia del anciano hacia sus familiares, lo que provoca un sentimiento de minusvalía que se relaciona mucho con la aparición de la depresión 24. Las personas que llegan a la venerable tercera edad, generalmente padecen al menos una enfermedad crónica hecho que ensombrece la auto-visión de su salud y empeora la depresión en quienes la padece y determina la aparición en quienes no la ostentan 25, la pérdida de salud que acontece con la edad, condiciona deterioro funcional con tendencia a la dependencia física y pérdida de autonomía, la pérdida de roles en el seno de la familia condiciona en grado variable la depresión en este grupo de pacientes y se asocia a los cambios con la llegada de la jubilación, que condiciona un desajuste brusco en la actividad y relaciones sociales, posibles efectos de la depresión sobre el sistema inmunitario, pérdida de motivación para el autocuidado y el autocontrol, además el estado de salud física tiene relación estadística con el comienzo de los cuadros depresivos en los ancianos, pues dos o tres meses después de importantes enfermedades o intervenciones quirúrgicas suele aparecer un síndrome depresivo endógeno 26. Los diagnósticos más frecuentes que tienen como denominador común la depresión, en los ancianos de la muestra son los trastornos de adaptación, lo que pone en evidencia la alta vulnerabilidad de los ancianos a las contingencias de la vida, tanto de índole social, como de salud 27, si tenemos en cuenta que envejecer es un proceso natural, donde  se producen transformaciones biológicas y psíquicas con amplias repercusión en la esfera de relación del individuo, nos daremos cuenta que en esta edad es muy frecuente la aparición de factores de riesgo predisponentes de la depresión 28. Según la Organización Mundial de la Salud existe aumento de la prevalencia de intento suicida con la edad, la tasa aumenta en mayores de 75 años, en este grupo poblacional los suicidios representan la punta del iceberg de los problemas psicológicos, físicos y sociales, pues se menciona que de un 71 % a un 95 % de los que se suicidan padecían alguna patología psiquiátrica, enfermedad orgánica o riesgos sociales de suicidio 29. En nuestro trabajo se obtuvieron las siguientes conclusiones:  predominó el sexo femenino, los ancianos de 60 a 69 años, la raza blanca, la zona urbana de residencia, los que culminaron la primaria y los ancianos que viven solos, con una situación económica regular y todos tienen patologías médicas asociadas, el Trastorno  de adaptación depresivo fue el cuadro más frecuentemente encontrado con 30 pacientes, para un 46,5 %,los principales factores de riesgo identificados fueron: ancianos que viven solos, la existencia de enfermedad orgánica asociada y la jubilación, la cantidad de pacientes ingresados por intento suicida fue de 21 pacientes , para un 32, 8 %

Depression a hidden and latent phenomenon.  Analysis of depression on elders.

ABSTRACT

Depressive disorders are a main issue in the public health field worldwide, however, they don´t constitute a feature of old age, for aging by itself doesn´t produce the affective syndrome. Sadness is its main characteristic and can be expressed through crying, and is the cause of an important part of the suffering, the handicap and the deterioration of people´s quality of life. Nevertheless, this kind of disorder is not easily recognizable by the doctor and is not always appropriately treated. As a result, the main features of the old depressed people admitted to the Psychiatric Service of “Salvador Allende”´s hospital were determined: old people between 60 and 69 years of age, white race, residents of the urban area, organic disease associated, retirement and old people who live alone being the most experienced causes and suicidal attempt one of their complications.

Key words: population aging, old people, depression, suicidal attempt

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Durán A, Chávez E. Una sociedad que envejece: retos y perspectivas. Temas. 2006;14:57-68.

  2. Simón García T. Impacto de la Cátedra del Adulto Mayor. Conferencia. I Taller Internacional Comunidades en la prevención del VIH/SIDA. Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Abril; 2005.

  3. Ministerio de Educación Superior: Funcionamiento de las Cátedras del Adulto Mayor. Regulaciones. La Habana, Cuba. 2004.

  4.  Prieto O, Vega E. Temas de Gerontología. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 2000. p. 257-6.

  5. Álvarez Sintes R. Prevención en el Adulto Mayor. En: Francisco Mucientes H, Gabriela Santibáñez S. Temas de Medicina General Integral. (Vol.1). Ciudad de La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001.p.171.

  6. Pereira J. Fundamentos, conceptos y objetivos de los estudios de carga de enfermedad. Montevideo: Editorial: Kairus; 2000.p.5-32

  7. CEPDE. El envejecimiento de la población. Cuba y sus territorios, 2003. La Habana: CEPDE; 2004.

  8. Aragüés OE, Pacheco YL, Etxebeste PM, Malo Oceja P, Aragüés FM. Suicidio en el anciano. Depresión y soledad del anciano en la ciudad. Psiquis. 2003;19:188-294.

  9. Travé RAL, Reneses S. Tratamiento de la depresión. Del Sistema Nacional de Salud. 2002. Vol. 26–N disponible en http://www.msc.es/estadEstudios/publicaciones/docs/vol26_1_depresion.pdf  Dirección Internet: http://www.msc.es/farmacia/infmedic

  10. López-Ibor JM. Saber envejecer. Madrid: Temas de hoy; 2002. p.149-79.

  11. Flórez Lozano JA. Envejecimiento, personalidad y deterioro cognitivo. Barcelona: Edika Med; 2003.

  12. García Navia JT, Lamas Acevedo AI. Manejo farmacológico de la depresión en la atención primaria. Atención Primaria (DSM-IV-AP). Barcelona. Alcmeon. 2003;XIV:11:1-3.

  13. Viralta FJ. Epidemiología de la depresión en el anciano. Informaciones psiquiátricas. Monográfico. Jornadas de actualización en: Psicogeriatría. 2002;167:19-40.

  14. Rahola GJ. Conferencia de Psicofarmacología actual. III Congreso de Psiquiatría infanto juvenil. 24 de Marzo de 2008.

  15. Montano CB. Primary care issues related to the treatment of depression in elderly patients J Clin Psychiatry. 2003;(Suppl) 20:45-51.

  16. MINSAP. Dirección de Estadística. Temas de estadística de salud. Cuba: Ed. Ciencias Médicas; 2005.

  17. Cicapolleta GE, López A, Pochtar N, Finketstien SA, Miguez J. Violencia, abuso y maltrato en la vejez. Asamblea permanente de los derechos humanos y banco interamericano de desarrollo. Buenos Aires: 1995.

  18. Wolf RS. La atención de los ancianos: un desafío de los 90. OPS. Publicación científica No. 456.

  19. Vidal LE, Pérez E, Borges González SA. Algunas consideraciones sobre autopsia psicológica. Rev Hosp Psiquiátr de La Habana (electrónica). Disponible en: http://www.psiquiatricohph.sld.cu. 2005.

  20. Pérez Barrero SA. Psicoterapia para aprender a vivir. Santiago de Cuba: Ed. Oriente; 2001.

  21. Moreira L, Torres F, Días E, Guerra S, Sánchez R, Mesada M, et al. Historia Universal La Habana: Editorial Imagen Contemporánea. Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz; 2004.

  22. Calviño M. Orientación psicológica. Esquema de alternativa múltiple. Ciudad de La Habana: Editorial Científico Técnica; 2000.

  23.  Informes estadísticos de la Dirección Nacional del Adulto Mayor. La Habana: 2004.

  24. Lozano Flórez JA. La vulnerabilidad psicológica en el anciano. Ciencias de la Conducta. Departamento de Medicina. Medicina General Integral. España: Universidad de Oviedo; 2002.

  25. García PT. Taller nacional de Suicidiología 2001. Fac. Hospital “Comandante Manuel Fajardo”.

  26. .Rodríguez CM. La soledad de las personas mayores. Revista de Ciencias de Orientación Familiar. España: Universidad Pontificia de Salamanca; 2000;(21):4-6.

  27. Brito EA. Envejecimiento poblacional e individual. Bibliografía Complementaria. Curso 6. Maestría Longevidad Satisfactoria, Cuba. 2005.

  28. Freudenstein U, Jagger C, Arthur A, Donner-Benzhoff N. Treatments for late life depression in the primary care: a systematic review. Family Practice. 2001;18(3):321-7.

  29. Otero A, Ravelo V. Tercer Glosario Cubano de Psiquiatría. HPH; Cuba. 

__________________________________


Máster en Longevidad Satisfactoria. Especialista de I Grado en Psiquiatría y Medicina General Integral. Asistente. Dr. “Salvador Allende”. Servicio de Psiquiatría.

 

 

 

 Sumario, Siguiente