Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(3)

 

Autismo Infantil: Trastornos digestivos asociados.

 Mabel Whilby Santiesteban ,1 Vivian Ravelo Pérez 2 y Leyani Ramos Hernández 3

RESUMEN

Se realizó una investigación descriptiva y transversal  con el objetivo de conocer la prevalencia de trastornos gastrointestinales,  en dos grupos de niños uno  autista y otro no autista El universo de trabajo se constituyo por los niños autistas matriculados oficialmente en la Escuela Especial de Autismo Infantil “Dora Alonso” del Municipio Marianao, y por los niños sanos pertenecientes al Consejo Popular Armada del Municipio Cerro, la muestra se obtuvo mediante  un muestreo al azar (edades y sexos homogéneos), en el periodo comprendido de Enero-Diciembre de 2009.  Se estudiaron 36 niños y 12 niñas por grupo. El número de niños con presencia de síntomas digestivos,   fue  significativamente mayor en el grupo de niños autistas que en el de controles.
Palabras clave: Autismo, trastornos gastrointestinales, niños autistas, grupo control.

INTRODUCCIÓN

El autismo  constituye una de las discapacidades más complejas de la infancia (ocupa el tercer lugar en frecuencia), esta entidad siempre ha ejercido una especie de fascinación sobre los psiquiatras de niños, desde que el Dr Leo Kanner, psiquiatra  de origen austriaco de la Universidad de John Hopkins , en Estados Unidos ,realizó en 1943, la brillante descripción  de 11 niños que presentaban un conjunto de rasgos comportamentales ,a los que denominó “Trastorno  autístico del contacto afectivo”.1,2
Las estadísticas más citadas  actualmente refieren que el autismo ocurre  en 4,5 de cada 10 000 niños nacidos vivos .Esto se basa en estudios en gran escala llevados a cabo en Estados Unidos e Inglaterra. Además se calcula que los niños que muestran conductas del espectro autista   pueden  alcanzar cifras de 40 a 60 por 10 000.Es tres veces más probable que el autismo afecte el sexo masculino  que al femenino, esta diferencia de sexo no es única para el autismo, ya que muchas incapacidades del desarrollo, son más frecuentes en  hombres que en mujeres.3-6
En nuestro país, en  Ciudad  de la Habana, hasta el año 2001 solo se habían diagnosticado 98 autistas menores de 18 años, lo que representaba una prevalencia de 2,1 por 10 000  niños y adolescentes en ese rango de edad. Se realizó entonces un nuevo estudio de prevalencia  donde se obtuvo una prevalencia total de 0,4 por cada 1000  entre 3 y 13 años. Constituyendo esta una cifra muy baja con respecto a lo reportado en el mundo.7
En el Autismo   resulta notable la comorbilidad con otras patologías, incluyendo las psiquiátricas, se han descrito características físicas comunes a los niños con autismo  así como trastornos digestivos y tendencias a infecciones respiratorias altas  al igual que los procesos alérgicos (Rinitis, Eczema, Asma).8
En los últimos 10 años existe una creciente evidencia de una función intestinal anormal presente en los niños autistas.9 En una investigación que se lleva a cabo en el Autism Research Institute (ARI) se documenta una alta incidencia de síntomas intestinales,incluyendo la enfermedad celiaca.10
Muchos médicos que tratan niños con alteraciones del espectro autista, reportan que el sistema digestivo es una de las áreas primarias de disfunción en estos individuos .Los síntomas y signos digestivos que se presentan con mayor frecuencia son el dolor abdominal, vómitos, gases, reflujo, constipación crónica, diarreas, heces con presencia de alimentos, mucus en las heces, consistencia anormal de las heces, coloración anormal de las mismas y fetidez.11
El aumento de la permeabilidad intestinal  en pacientes con trastornos del espectro autista  sin síntomas o evidencias de enfermedad intestinal,fue descrito por  D´Eufemia et al .en 1996 y en 1998  Wakefield et al  sugirieron la asociación entre enfermedad intestinal crónica y autismo  por el análisis  de la biopsia del ileón donde se evidencio  la presencia frecuente de hiperplasia nodular linfoide.(HNL) y colitis inespecífica .En la actualidad se investiga la función y estructura de la mucosa digestiva  en niños autistas para ver si hay asociaciones entre los cambios  histológicos y la etiopatogenia del autismo.12
El 90 % de los niños autistas e hiperactivos tienen algún tipo de deficiencia enzimática que les impide desdoblar adecuadamente las proteínas, específicamente las  de la leche  (caseína) y la del trigo (gluten),los péptidos que se originan  de este proceso inadecuado ,pasan a través del intestino permeable, llegan al torrente sanguíneo y se distribuyen por todo el cuerpo. Los péptidos del gluten y la  caseína tienen una estructura  química similar a los opioides y  reaccionan con los receptores opioides en el cerebro  imitando los efectos de las drogas opiáceas como la heroína y morfina. A  los péptidos del  trigo se  les denomina  Gluteomorfina (Gluten y Morfina) y a los de  la leche  Caseomorfina (Caseína y  Morfina).13-15
Estos péptidos, reaccionan con ciertas áreas del cerebro tales como los lóbulos temporales, que participan en los procesos de integración del lenguaje y la audición y provocan en el cerebro un efecto similar al del consumo de drogas, alterando los órganos de los sentidos y provocando conductas derivadas de estos.13-15
Basados en estos hallazgos bioquímicos  es que se fundamentan las razones para la indicación de dietas libres de gluten y caseína en el tratamiento del Síndrome autista.15
Valorando que el autismo infantil constituye   una entidad compleja por lo hasta aquí expuesto   ,y analizando los planteamientos que se realizan actualmente es que nos motivamos a realizar el presente trabajo y dar respuesta al problema investigativo. ¿Se presentan con mayor frecuencia los síntomas digestivos  en los niños autistas que en los niños sanos? , trazándonos el objetivo de describir el comportamiento de síntomas digestivos en niños autistas y no autistas.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio  descriptivo y transversal  con algunos elementos analíticos sobre niños autistas y no autistas.El universo de trabajo estuvo compuesto por los niños matriculados en la escuela especial de autismo infantil “Dora Alonso” del Municipio Marianao, en el periodo comprendido entre Enero y Diciembre de 2009 (48 niños), y por los niños no autistas procedentes del Círculo Infantil “El Conejo Saltarín”, la escuela primaria “Eduardo Saborit” y la secundaria básica “Ignacio Agramonte” del Municipio Cerro.
La muestra de niños autistas, coincidió con el universo y estuvo integrada por los 48 niños matriculados oficialmente en la escuela y cuyos padres asistieron a entrevistas coordinadas  con la Dirección de la Escuela “Dora Alonso” donde fueron interrogados sobre los aspectos de interés. La muestra de niños no autistas se configuró seleccionando al azar niños de la misma edad y sexo de los autistas procedentes de los registros de las instituciones elegidas. Se escogió al azar un adolescente de 18 años  del CDR # 6, perteneciente al consejo popular “Armada” donde se encontraban estas instituciones.
Las unidades de análisis fueron los formularios llenados por los tutores de los niños, Se solicito el consentimiento informado de los tutores.
Cualquier niño matriculado en la escuela sería incluido en el estudio siempre que los tutores estuvieran de acuerdo en participar en la investigación.Se previó excluir sólo a niños cuyos tutores se negaran a autorizar la participación en la investigación, evento que no tuvo lugar.
Los resultados se presentaron en tablas de una, dos o tres entradas. Los que se consideraron relevantes fueron presentados también gráficamente.
Los interrogatorios realizados a los tutores de los niños  se registraron automatizadamente en una base de datos realizada en EXCEL, la que fue interrogada en función de los objetivos trazados.
La comparación de los dos grupos (autistas y no autistas) en cuanto a la presencia de trastornos digestivos, se realizó a través de la prueba paramétrica de diferencia entre proporciones de grupos independientes.El nivel de significación utilizado para todas las pruebas estadísticas fue 0.05.
Los procesamientos estadísticos se realizaron a través del sistema estadístico computacional Systat.

RESULTADOS

El gráfico # 1 representa la distribución de los niños autistas y controles según edad y sexo .El número de niños autistas y controles es igual por diseño tanto por grupos de edades como por sexos, para garantizar la homogeneidad según esas variables demográficas.
Se estudiaron 36 niños y 12 niñas por muestra, para un 75 % de sexo masculino y un 25 % de sexo femenino respectivamente en cada una, observándose una razón de 3:1 ,estudios consultados en la bibliografía coinciden con estos resultados.16,17

art1 rev3 1

 

En relación a la cantidad de síntomas digestivos en niños autistas y controles (Tabla #1) encontramos que el 68.8 % de los  grupo autista presentaron síntomas digestivos en cantidades que oscilaron en rango desde uno hasta cinco (33 niños), mientras que ese valor fue del 20.8 % en el grupo de niños controles (10 niños).
Los 23 niños con al menos un síntoma más en el grupo estudio con respecto al control, representaron una diferencia altamente significativa al aplicar el test paramétrico de diferencia entre proporciones en dos grupos independientes, como muestra el valor de la probabilidad asociada al estadígrafo Z, mucho menor de 0.05, que fue el nivel de significación utilizado.
En 10 de los 33 niños del grupo autista con presencia de síntomas se observó solamente uno, para un 30.3 % del total de niños con síntomas en ese grupo, mientras que en 4 de los 10 niños con síntomas pertenecientes al grupo control también se observó un solo síntoma (40 %). La presencia de más de un síntoma fue de 23 en el grupo autista (69.7 %) y de 6 en el grupo control (60 %).
También hubo una gran diferencia en el número de niños con 3 o más síntomas .Hubo 17 niños autistas que presentaron entre 3 y 7 síntomas ,mientras que solo un niño control se encontró en esa situación (z=4,184;probabilidad=1,433x10-5)
Existió  un discreto predominio en el grupo autista a la presencia de más de un síntoma (70 % contra 60 % en el grupo control). La diferencia relevante se da en el número de niños con presencia de al menos un síntoma digestivo, que fue muy significativamente mayor en el grupo de niños autistas que en el de controles.  

Tabla 1. Cantidad de síntomas digestivos en niños autistas y controles.

 

Cantidad de síntomas digestivos

Grupo

Autistas

Controles

Número

%

Número

%

Uno

10

20.8

4

8.3

Dos

6

12.5

5

10.4

Tres

4

8.3

-

-

Cuatro

4

8.3

1

2.1

Cinco

7

14.6

-

-

Seis

1

2.31

-

-

Siete

1

2.1

-

-

Ninguno

15

31.3

38

79.2

 

Al menos un síntoma digestivo

33

68.8

10

20.8

Diferencia entre proporciones de niños con un síntoma digestivo al menos (0.69 – 0.21):
Z = 4.721
Probabilidad = 1.176 x 10-6 (***)

(***) Diferencia altamente significativa.

Fuente : Encuestas realizadas.

La tabla # 2, explícita en la distribución de síntomas digestivos en niños autistas y controles La constipación  como único síntoma se presentó en 6 de los 33 niños autistas con síntomas digestivos (18.2 %), observándose como síntoma más frecuente. En los niños controles se presentó en un solo niño como único síntoma.
Al comparar estadísticamente 24 niños autistas con presencia de constipación con un niño control con presencia de ese síntoma encontramos que la presencia de este síntoma ha sido muy significativamente mayor en nuestros niños autistas que en los controles.
Las diarreas estuvieron presentes en 21 niños autistas –en uno solo como síntoma único- mientras que se observaron en 6 de los controles. La comparación de las proporciones que cada una de estas cifras representa con relación al tamaño muestral de los dos grupos, arrojó un valor de Z = 3.405, asociado a una probabilidad de haber sido encontrado por azar de 3.308 x 10 -4, que consideramos evidencia de que también las diarreas han sido estadísticamente más frecuentes en los niños autistas que en los controles.
La presencia de heces con alimentos mal digeridos se observó en 17 niños autistas y 3 controles El dolor abdominal, sin embargo, se observó en 4 niños autistas y 3 controles, diferencia que no resultó estadísticamente significativa.
En la bibliografía consultada, no encontramos estudios similares que detallen el comportamiento de forma independiente de los síntomas o signos digestivos si no de manera global.

Tabla 2. Distribución de síntomas digestivos en niños autistas y controles.

 

Síntoma

Grupo

Autistas

Controles

No

%

No

%

Diarreas

1

3.0

1

10.0

Constipación

6

18.2

1

10.0

Alterna diarreas y constipación

2

6.1

1

10.0

Vómitos

1

3.0

-

-

Heces con alimentos mal digeridos

-

-

1

10.0

Dolor abdominal

-

-

1

10.0

Diarreas + heces con alimentos mal digeridos

2

6.1

-

-

Diarreas + gases

-

-

1

10.0

Diarreas + heces con flema

-

-

1

10.0

Diarreas + vómitos

-

-

1

10.0

Heces con flema + constipación

1

3.0

-

-

Constipación + Heces con alimentos mal digeridos

1

3.0

-

-

Heces con alimentos mal digeridos + dolor abdominal

-

-

1

10.0

Constipación + dolor abdominal

1

3.0

-

-

Constipación + úlcera gástrica

1

3.0

-

-

Heces con flema + alterna diarrea y constipación + vómitos

1

3.0

-

-

Gases + heces con flema + alterna diarrea y constipación

1

3.0

-

-

Gases + alterna diarreas y constipación + vómitos

1

3.0

-

-

Diarreas + vómitos + heces con presencia de alimentos mal digeridos

1

3.0

-

-

Gases + alterna diarrea y constipación + heces con alimentos mal digeridos + dolor abdominal

 

1

 

3.0

 

-

 

-

Gases + alterna diarrea y constipación  + vómitos + heces con alimentos mal digeridos

 

1

 

3.0

 

-

 

-

Gases + heces con flema + alterna diarrea y constipación + heces con alimentos mal digeridos

 

1

 

3.0

 

-

 

-

Gases + diarreas + heces con flema + heces con presencia de alimentos mal digeridos

 

1

 

3.0

 

-

 

-

Gases + diarreas + heces con presencia de alimentos mal digeridos + dolor abdominal

 

-

 

3.0

 

1

 

10.0

Gases + diarrea + estreñimiento + vómitos + heces con alimentos mal digeridos

 

1

 

3.0

 

-

 

-

Gases + diarrea + heces con flema + vómitos + heces con alimentos mal digeridos

 

3

 

9.1

 

-

 

-

Gases + diarrea + heces con flema + estreñimiento + heces con alimentos mal digeridos

 

3

 

9.1

 

 

Gases + diarrea + heces con flema + estreñimiento + heces con alimentos mal digeridos + dolor abdominal

 

1

 

3.0

 

 

Gases + diarrea + heces con flema + estreñimiento + vómitos + heces con alimentos mal digeridos + dolor abdominal

 

1

 

3.0

 

 

Total

33

100.0

10

100.0

 

DISCUSIÓN

Es tres veces más probable que el Autismo afecte al sexo masculino que al femenino ,en Estados Unidos (Wisconsin), realizó un estudio a gran escala que mostró  la mayor proporción de varones:mujeres (3,4 por 1 ).18
En lo relacionado a la edad, entre 3 y 5 años hubo 21 niños (43.8 % de cada uno de los grupos), entre 6 y 8, 15 niños, para un 31.3 % de cada uno de los grupos.
Casi la mitad de los niños tienen una edad menor de 5 años lo que habla  a favor del diagnóstico precoz, el 60 % se encuentra entre los 3 y 8 años.
El hecho  de que cada vez se realiza el diagnóstico más temprano, consideramos guarda relación con varios factores entre los cuales se encuentran :la cobertura nacional brindada por el nivel de atención primaria , por el médico  y la enfermera de la familia ,trabajando conjuntamente con el resto del grupo básico de trabajo ,constituido por un pediatra, un gineco-obstetra ,un psicólogo y un clínico cumplimentando el Programa de Atención Materno –Infantil y en este nivel existe también un deféctologo ,todos los municipios de Ciudad de la Habana están cubiertos por un centro de salud mental comunitaria ,donde laboran psiquiatras infantiles ,los Centros de Diagnóstico y Orientación del Ministerio de Educación ubicados en cada municipio del país, que constituyen un equipo multidisciplinario donde trabajan pedagogos, psicometristas,defectologos y psiquiatras infantiles, el pesquizaje de detección de hipoacusia y sordera en niños con hipoxia neonatal,la estimulación temprana a niños con hipotonía muscular ,el diagnostico precoz en el recien nacido de la Fenilcetonuria,el  elevado nivel intelectual de la población cubana , el  aumento  de la información sobre este trastorno a través de los medios audiovisuales   y una cantidad importante de profesionales  han sido entrenados  para la detección temprana de este trastorno.
Todos estos elementos sustentan lo planteado en la introducción  sobre las cifras bajas  del trastorno reportadas en Cuba Esta reducción en la edad de diagnostico, permite una  intervención temprana que no solo beneficia al niño pues recibe un mejor tratamiento él cual debe influir positivamente en los resultados sino que también los padres y hermanos del paciente reciben una atención precoz, que redunda en beneficio para ambos.
Estos resultados coinciden con la literatura consultada que plantea que los problemas de diarrea, constipación, disconfort abdominal y la apariencia anormal de las heces se presentan en la mayoría de los niños con alteraciones del espectro autista.8,19
En el Autism Research Institute (ARI); se lleva a cabo una investigación donde se documenta una alta incidencia de síntomas intestinales como son: diarrea, constipación, heces ligeras, gases y dolor abdominal ,dado por el hecho de que se oprimen  fuertemente el abdomen con la mano o algún objeto.20
La  presencia  de estos síntomas o signos referidos  se relaciona    a una historia de alergias alimentarias ,intolerancia al gluten y la caseína ,problemas con el sistema inmune ,infección crónica por levaduras y otras sensibilidades químicas  que provocan un desbalance del sistema digestivo .Adicionándose otras influencias externas numerosas  como son las vacunas ,los metales pesados  y los antibióticos  que pueden  comprometer   el equilibrio  de la flora intestinal normal y las funciones del mismo  que conlleva  a los síndromes frecuentemente asociados  con  los trastornos del espectro autista.
El deterioro de la permeabilidad intestinal es el enlace para explicar  la asociación  entre el Autismo la respuesta inmune inadecuada, la alergia a múltiples alimentos, la disbiosis, el sobrecrecimiento de hongos así como el déficit de nutrientes.15
En los niños autistas se ha visto inflamación del tracto  gastrointestinal tanto en su porción superior como inferior  con distintos grados de severidad.15
En la revista The American Journal of Gastroenterology (Septiembre 2000); Quigley y Hurley publicarón una revisión de estudios realizados sobre la prevalencia de alteraciones gastrointestinales en los niños autistas ,confirmando que estos niños padecen  con más frecuencia diversos trastornos como constipación, diarrea, esofagitis, hiperplasia medular, ileocolitis e insuficiencia pancreática. Otros investigadores incluso han acuñado el término enterocolitis autista para referirse a estos trastornos.14
En otras literaturas consultadas coinciden en que los niños autistas presentan con frecuencia síntomas digestivos.15,20
Concluimos entonces que el autismo afecta al sexo masculino tres veces más que al femenino y el mayor número de niños se encontró en el grupo de edad de 3 a 5 años y que la frecuencia de síntomas digestivos  fue mayor en el grupo autista que en el control, siendo el síntoma digestivo más frecuente la constipación.

Infant autism: associate digestive disorders.

SUMMARY

A transversal and descriptive investigation was carried out with the objective of knowing the prevalence of gastrointestinal  disorders  in two groups of children ,one with autistic disorder and other without it. The universe of work was constituted by the autistic children which were registerd officially enrolled at "Dora Alonso" Special  Infant School of Autism located in the municipality of Marianao (the sample coincided with the study work) and with healthy children of Armada People´s Council of Cerro municipality (the sampling was done at random with homogeneous ages and sex) from January to December 2009.36 boys were studied and 12 girls per group. The number of boys with presence of digestive sintomes  were significantly greater in the group of autistic boy than in the one of controles
Keys words: autism, gastrointestinal disorders, Autistic children, control group.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Velázquez  Argotal J,Lozano Pérez T.El diagnóstico positivo de Autismo Infantil .Rev .Cubana  Pediatr,mayo-ago.1996:Vol.68,no.2,p.105-112.

  2. Riviére A,Martos J.El tratamiento del Autismo . Nuevas perspectivas .Ed.Ministerio de trabajo y asuntos sociales: España ,1997,p.17.

  3. Mc Ginnnis W.Perspectiva nutricional en el niño con trastornos conductuales.(Memorias 3er Congreso Internacional “La discapacidad en el  2000”.Seminario de Autismo y 6to Congreso Nacional de Autismo .Ciudad de México ,2000,p 61-64.

  4. The KirKman Guide to intestinal health in autism spectrum Disorders .The Kirman laboratories  Technical Staff March,2002.pag:18,50,53.

  5. Nelson W.Tratado dePediatría .Vol.I.15,Ed Ciencias Médicas.1998;p.114

  6. Paluszny M.Autismo.Guia Práctica para  padres y profesionales 1987.Ed Trillos.cap 1,Marzo,2002. pag 34-35.

  7. Colectivo de autores  :Por la vida,Cuba,Ed.Casa Editora  Abril ,2003,p:185,60-61,19

  8. Assumpcaó JR, Fb. Pastorello L.M. Lenguaje  y Síndrome de X frágil (Fra X). Infanto, Rev. Neuropsiq. Inf  Adol. 2000; 8(1):30-3.

  9. D´  Eufemia  P,Celli M,Finochiaro R,Pacifico L ,Viozzi L et al :Abnormal intestinal permeability in children with  autism. Acta Paediatr 1996,Sep;85(9):1076-1079.

  10. Wakefield  AJ ,Anthony A,Mursh SH,Thomson M,Montgomery SM,Davies S et al :Enterocolitis in children with developmental disorders .AM J Gastroenteral 2000.Sep ,95(9):2285-2295.

  11. Kirkman Laboratories Technical Staff. The KirKman Guide to intestinal health in autism spectrum disorders. 2002.p.18,50,53.

  12. Manifestaciones gastrointestinales en trastornos del espectro autista .(en linea ) (fecha de acceso 21 de Julio del 2004)URL disponible en http://colombiamedica.univalle.edu.co/Vol 36 No2 Supl 1/cm36n21a7.htm.-

  13. Domínguez L. Mejorando la calidad de vida de tu hijo autista o hiperactivo. México: [s.n.]; 2001.p.21-25.

  14. Shaw W. Tratamientos Biológicos del Autismo y PDD, España: A&M Gráfic; 1998.p.3-4,29-29.

  15. Maciques Rodríguez E, La nutrición: una estrategia de intervención en el niño autista. Acta Médica. 2003;11(1):26-37

  16. Wing L, Potter D. Apuntes sobre la prevalencia  del espectro autista [en línea] [citado 26 de junio del 2005]. Disponible en: http://www.onewrld.org/Autism-uk/archive/prevalence.htm

  17. Berganza C, Mezzica J.E, Otero Ojeda A.The Latin American Guide for Psychiatrc Diagnosis.The Psychiatric Clinics of North America ,2001;.Vol (24),(3):27-32.

  18. Okada T, Sato W, Murai T, Kubota Y, Toichi M. Eye Gaze triggers visuospatial attentional shift in individuals whith autism. Phychologia. 2003; 46:246

  19. Chegani DC, Muziko O, Behen M, Rothermel R, Janisse JJ, et all. Development changes in brain serotonin sintesis capacity in Autistic and nonautistic children. Ann Neurol. 1999; 45:287-295.

  20. Weidenheim K.M. Neurobiology of Autism. Salud Mental. 2001; 24(3):3.

1.-Máster en atención integral al niño. Especialista de Primer Grado de  Medicina General Integral Especialista de Primer  Grado de Psiquiatría Infanto- Juvenil. Hospital Docente Pediátrico del Cerro.

2.-Master en Hipnosis Ericksoniana. Especialista de Segundo Grado de Psiquiatría Infanto- Juvenil. Hospital Docente Pediátrico del Cerro.

3.-Especialista de Primer Grado de  Medicina General Integral Especialista de Primer  Grado de Psiquiatría Infanto- Juvenil. Hospital Docente Pediátrico del Cerro.

 

 

 Sumario, Siguiente