Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(3)

 

CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES CON DIABETES MELLITUS TIPO II
Yanisleidy Hernández Romero , Carmen Regina Victoria García-Viniegras , Javier Jaimes García , Alejandro Saavedra de la Cruz , Dr. Alejandro Tápanes Domínguez   y Víctor Solares Herrera     

RESUMEN

 Entre junio y julio de 2010. Se realizó un estudio Descriptivo de corte Transversal Observacional Prospectivo sobre la calidad de vida relacionada con la salud en pacientes con Diabetes Mellitus tipo II . En 20 pacientes que acuden a la consulta externa de la consulta de Endocrino del hospital Dr. Miguel Enríquez. Con el objetivo de evaluar la calidad de vida relacionada con la salud en estos pacientes. Se les aplicó un cuestionario para caracterizar al grupo desde el punto de vista socio-psicológico, el cuestionario de Salud SF36 en español para evaluar la calidad de vida y el cuestionario de bienestar psicológico.
Se concluyó que tenemos una muestra de pacientes mayores de 50 años. Con una igualdad de pacientes del sexo femenino y masculino. Predominio del estado civil casado. Con un  estadio de la enfermedad de leve significativamente. En cuanto al SF36 los valores están entre una calidad de vida de regular y buena preferentemente. Donde con los puntajes más bajos tenemos la salud general y en  evolución de la enfermedad. Y con los valores más altos la función social  y la función física. En relación al cuestionario de bienestar psicológico calificado como  regular y bueno, donde las categorías con puntuaciones más altas fueron la satisfacción familiar, la satisfacción personal, social y la laboral. Con puntuaciones más bajas la satisfacción sexual, general y material, pudiendo asegurar que ante una enfermedad crónica como esta, los niveles de bienestar se manifiestan entre lo regular y bueno respectivamente.
Palabras clave: calidad de  vida, bienestar  psicológico y diabetes mellitus.

INTRODUCCIÓN

La calidad de vida engloba un conjunto de factores que interaccionan de manera compleja y dan por resultado la valoración que el individuo hace sobre su vida; que además está estrechamente ligada al bienestar psicológico y salud física de la persona, de ahí que cuando una persona “se siente enferma” puede aparentar una enfermedad aunque no esté presente orgánicamente.
Dentro del concepto que da la OMS de “salud” se incluye el bienestar psicológico  e incluso social de la persona, no solo la ausencia de enfermedad orgánica demostrable pero, ¿hasta qué grado una persona con una enfermedad crónica como Diabetes Mellitus  puede acercarse a este concepto?, ¿de qué manera y qué tanto puede impactar la presencia de esta enfermedad en la calidad de vida de las personas? Y en el aspecto médico ¿influirá una mala calidad de vida o un bajo bienestar psicológico en el adecuado manejo y control de una enfermedad tan demandante como la Diabetes Mellitus?
El campo psicológico y su impacto en enfermedades puramente orgánicas, no ha sido estudiado con la importancia que debería tener en el ejercer médico nuestro. Por este motivo nace el interés de realizar este estudio con el fin de explorar un campo poco tratado en la medicina general para mejorar los servicios de salud desde la atención primaria, hasta los terceros niveles de atención, donde cada vez más el sentido humanista del actuar medico se va perdiendo, sin lograr beneficio para el médico y mucho menos para el paciente.
La Diabetes Mellitus en una entidad crónica que promete incrementar su frecuencia e incidencia en nuestro país y el mundo de manera exponencial en los próximos años, y que desde tiempos ancestrales ha sido conocida como una enfermedad altamente incapacitante por los efectos que la hiperglucemia tiene en extremidades, ojos, riñones, y sistema cardiovascular, situación que necesariamente afecta la percepción que el paciente tiene sobre su vida desde aspectos sociales, sexuales, familiares, psicológicos y económicos.
En este contexto la Diabetes Mellitus en especial la Tipo 2 es  una enfermedad que permite un buen abordaje y evaluación de la relación que existe entre las enfermedades crónicas y la calidad de vida desde un ángulo psicológico; del mismo modo pretende la implementación de nuevas y mejores estrategias en la consulta y manejo de estos pacientes que mejoren el control de la enfermedad, reduzcan la incidencia de sus complicaciones y el costo que su manejo confiere al paciente, su familia, instituciones públicas y el país en general.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio Descriptivo de corte Transversal Observacional Prospectivo sobre la calidad de vida relacionada con la salud en pacientes con Diabetes Mellitus tipo II .En pacientes que acuden a la consulta externa de la consulta de Endocrino del hospital Dr. Miguel Enríquez externa .Mediante la utilización métodos cualitativos y cuantitativos de investigación. El estudio se realizó en el período de junio y Julio de 2010.El universo estuvo formado por 100 pacientes que acudieron en ese periodo a consulta y la muestra quedó constituida por 20 que fueron los que cumplieron con los criterios de inclusión y exclusión que se establecieron.
En función de dar cumplimiento a los objetivos propuestos se utilizó un cuestionario para describir la muestra desde el punto de vista socioculturales y demográficas.
Después el uso del cuestionario de Salud SF36 en español para evaluar la calidad de vida.
En cuanto a la valoración de bienestar psicológico se utilizará el cuestionario de bienestar psicológico.

ANALISIS DE LOS RESULTADOS

El análisis de los resultados se comenzó ante todo por los aspectos que permitieron evaluar el papel de variables socioculturales y demográficas en la determinación de la calidad de vida en pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 2.
Primeramente entre los datos estimados de este grupo se obtuvo  entre los rangos de edad de 20 a 30 años ningún paciente, de 31 a 40 años el 5 %1, de 41 a 50 años el 20 % (4), de 51 a 60 años el 40 % (8) y con más de 60 años el 35 % (7) . Así como que de una muestra de 20 pacientes existe un 50 % (10) de pacientes del sexo femenino y un 50 % (10) de pacientes del sexo masculino.
Relacionado con la ocupación estamos en presencia de un grupo heterogéneo donde en el sexo femenino 50 % 10, contamos con un 25 % (5) de amas de casa, el 15 % (3) profesoras, 5 % (1) secretaria y 5 % (1) jubilada. En cuanto al sexo masculino contamos  con el 10 % (2) contadores, 10 % (2) empleados y solo 5 %(1) en cantidad para almacén, arquitecto, profesor y pensionado.
En cuanto al estado civil el 65 % (13) es casado, el 20 % (4) es viudo y con un valor de 5 % (1) para soltero, divorciado y separado.    
En cuanto al estadio de la enfermedad el mismo quedó formado por un 55 % (11) clasificado como leve, un 35 % (7) clasificado como moderado y un 10 %(2) clasificado como severo.
Referente al tiempo de la enfermedad tenemos que un 65%(13) no supera los 10 años de la enfermedad mientras que el 35 % (7) lleva desde 10 y hasta 38 años con la misma.
En cuanto a los conflictos  presentes en las diferentes áreas y aunque el 50% (10) manifestó no presentar ningún conflicto, el 30 % (5) presenta conflictos familiares a causa de la enfermedad, el 10 % (2) presenta conflictos y el 10 % (2) presentan otros conflictos a causa de su enfermedad. Es importante destacar que en estos pacientes muchas veces enmascaran los conflictos.
En relación con otros antecedentes patológicos personales tenemos que el 35 % (7) no padece de otra enfermedad además de la diabetes, 10 % (2) padece de neuropatías y artrosis, y para un 5 % (1) es el caso de pie diabético, hernia discal, lumbalgia,  oculopatia, pielonefritis y cáncer uterino.
 En cuanto al análisis del SF36 test que nos permite analizar diferentes dimensiones de la calidad de vida como se muestra en la siguiente tabla 1.
A nivel descriptivo los resultados del SF36 permiten observar claramente como en  la calidad de vida de los pacientes los valores están entre una calidad de vida regular y buena preferentemente. Donde con los puntajes más bajos tenemos la salud general (56) y evolución de la enfermedad (59). Y con los valores más altos la función social (80,35) y la función física (75). Así como se evidencia además que la mayoría de los casos desde el punto de vista emocional (74,9) y salud mental (74,4) no presentan síntomas de ansiedad o depresión. Presentando además (72,5) de dolor corporal y un (65,5) de vitalidad. Tabla 1.

 Tabla 1. Medidas de Tendencia Central de los Puntajes Obtenidos en el SF63.

 

Función
Física

Rol
Físico

Dolor

Salud G

Vitalidad

Función Social

 

Emocional

Salud
Mental

Evolución

Media

75

67.5

72.5

56

65.25

80.35

74.9

74.4

59

Mediana

80

100

75

60

80

100

100

80

60

Moda

100

100

100

70

80

100

100

80

60

Desv. típ.

22.9988

45.9547

28.07415

24.89980

30.0646

25.8503

38.8585

24.0840

17.74082

Las variables de calidad de vida obtenidas mediante el SF36, fueron sometidas a un análisis correlacional mediante la prueba de Pearson. Donde se observan altas correlaciones en la dimensión de función física con las dimensiones rol físico 0,722; dolor corporal 0,636; vitalidad 0,626 y salud general 0,556 respectivamente. Lo cual indica que a mayor limitación en las actividades físicas, mayor grado de dificultad en el trabajo y otras actividades diarias, mayor valoración de la salud, mas vitalidad, y mayor interferencia en la vida social. Tabla 2.

                                                                                                             
Tabla 2. Correlación entre las Variables de calidad de Vida Evaluada por el Cuestionario SF36.

 

 

FFÍSICA

RFÍSICO

DCORPORA

SGENERAL

VITALIDA

FSOCIAL

REMOCIO

SMENTAL

EVOLUCIO

FFÍSICA

Correlación de Pearson

1

.722
(**)

.636
(**)

.556
(*)

.626
(**)

.538(*)

.591
(**)

.490
(*)

.555
(*)

 

Sig. (bilateral)

.

.000

.003

.011

.003

.014

.006

.028

.011

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RFÍSICO

Correlación de Pearson

.722
(**)

1

.780
(**)

.576(**)

.882(**)

.767
(**)

.801
(**)

.778
(**)

.604
(**)

 

Sig. (bilateral)

.000

.

.000

.008

.000

.000

.000

.000

.005

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DCORPORA

Correlación de Pearson

.636
(**)

.780
(**)

1

.486(*)

.825(**)

.869
(**)

.704
(**)

.760
(**)

.703
(**)

 

Sig. (bilateral)

.003

.000

.

.030

.000

.000

.001

.000

.001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SGENERAL

Correlación de Pearson

.556
(*)

.576
(**)

.486
(*)

1

.571(**)

.522(*)

.638
(**)

.354

.443

 

Sig. (bilateral)

.011

.008

.030

.

.009

.018

.002

.126

.050

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VITALIDA

Correlación de Pearson

.626
(**)

.882
(**)

.825
(**)

.571
(**)

1

.829
(**)

.856
(**)

.805
(**)

.741
(**)

 

Sig. (bilateral)

.003

.000

.000

.009

.

.000

.000

.000

.000

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FSOCIAL

Correlación de Pearson

.538
(*)

.767
(**)

.869
(**)

.522(*)

.829(**)

1

.805
(**)

.807
(**)

.575
(**)

 

Sig. (bilateral)

.014

.000

.000

.018

.000

.

.000

.000

.008

   

REMOCIO

Correlación de Pearson

.591
(**)

.801
(**)

.704
(**)

.638(**)

.856(**)

.805
(**)

1

.789
(**)

.725
(**)

 

Sig. (bilateral)

.006

.000

.001

.002

.000

.000

.

.000

.000

   

SMENTAL

Correlación de Pearson

.490
(*)

.778
(**)

.760
(**)

.354

.805(**)

.807
(**)

.789
(**)

1

.587
(**)

 

Sig. (bilateral)

.028

.000

.000

.126

.000

.000

.000

.

.006

   

EVOLUCIO

Correlación de Pearson

.555
(*)

.604
(**)

.703
(**)

.443

.741(**)

.575
(**)

.725
(**)

.587
(**)

1

 

Sig. (bilateral)

.011

.005

.001

.050

.000

.008

.000

.006

Se aprecia además como la salud mental influye en la vitalidad 0,805 y en la función social 0,807 lo cual indica que con una buena y adecuada salud mental se tiene más sentido de coherencia sobre la enfermedad y por tanto  más vitalidad y función social.

 En el análisis del cuestionario de bienestar psicológico donde el índice de este es el nivel de disfrute personal que emerge de la satisfacción que alcanza el individuo a partir de un balance entre expectativas y logros en las esferas de mayor relevancia para su vida, en el cual lo cognitivo y lo afectivo están en íntima relación. El índice promedio es de 73.76 es decir Bueno comprendido hasta 83. Ver Tabla 3.

Tabla 3. Medidas de Tendencia Central de los Puntajes Obtenidos en el CAVIAR.

 

NBP

SGV

SM

SL

SP

SX

SF

Media

73.76

76.10

79.00

83.63

86.75

71.25

95.80

Mediana

75.12

84.00

78.00

86.00

92.00

90.00

99.00

Moda

45.22

90.00

100

100

92.00

100

100

Desv. típ.

13.93379

19.74015

20.71867

13.67676

13.82932

35.02612

5.14628

 

Referente a la satisfacción general con la vida, evaluación global que hace el individuo acerca de su vida, al comparar sus aspiraciones y sus logros, respondiendo positivamente a aspectos tales como: percepción de su vida como interesante, proveedora de suerte, tranquilidad y oportunidades de realización. El índice promedio es de 76.10 lo cual indica que en la muestra estudiada existe satisfacción general con la vida entre regular y buena, pero mas hacia lo regular. Ver tabla3
Referente  a la satisfacción material, evaluación que la persona realiza al comparar los bienes materiales que posee con los que ha aspirado o aspira a poseer y que se expresa en juicios tales como considerar que se posee lo necesario (a su juicio) para vivir, con un sentido de seguridad en el porvenir. El índice promedio es de 79 uno de los más bajos de las variables analizadas lo cual ilustra que existe insatisfacción con esta área. Ver tabla 3
En cuanto a la satisfacción laboral, evaluación que hace la persona de su vida laboral considerando el balance entre expectativas y logros en esta área y que lo llevan a considerar agrado por su trabajo, a evaluarlo como gratificante y capaz de brindarle independencia económica. El índice promedio es de 83.63 uno de los más altos indicando que a pesar de no existir una alta satisfacción con lo material el área laboral es de desempeño importante para estos pacientes. Ver tabla 3
En cuanto a la satisfacción personal-social, evaluación que la persona hace de sí mismo y de sus relaciones con los demás comparando sus aspiraciones y sus logros, por lo que tienen su expresión directa en la autoestima y la autorrealización. En su sentido positivo conlleva a considerarse útil y necesario para otras personas, tener confianza en sí mismo y en su valor como persona. El índice promedio es de 86.75 y de hecho el indicador más elevado dando muestra de satisfacción del sujeto como individuo y ser social, el cual es fuente de apoyo y eleva la autoestima en casos de una enfermedad crónica. Ver tabla 3
En relación a la satisfacción sexual y de pareja que se refiere al resultado de comparar las expectativas y los logros que la persona ha obtenido en esta área de la vida. La satisfacción en esta área se expresa en  considerar que la pareja es fuente de felicidad, de apoyo y amor, así como en  referir una disposición favorable al contacto sexual con su pareja. El índice promedio es de 71.25 y el más bajo de todas las variables lo cual puede estar permeado por la influencia de la enfermedad sobre dicha área. Ver tabla 3
En cuanto a la satisfacción familiar, evaluación que hace la persona de su vida familiar considerando el balance entre expectativas y logros en ésta área y que expresa en frases tales como sentirse querido y comprendido por la familia, así como considerarse respetado y útil en el ámbito familiar. El índice promedio es de 95.80 y por ende el más alta de todas las dimensiones. Tabla 3.

Referente a la escala de Afectos Habituales y Recientes podemos observar como ambos valores están muy cercanos y por demás con puntuaciones bajas de 67.21 y 66.60 respectivamente. Ver tabla 4.

Tabla 4. Medidas de Tendencia Central de los Puntajes de la Escala de Afectos Habituales y Recientes.


 

EAH

EAR

Media

67.21

66.60

Mediana

65.50

67.50

Moda

59.50(a)

57.50(a)

Desv. típ.

16.62073

13.56063

Existen varias modas. Se mostrará el menor de los valores.

En cuanto a las correlaciones existentes entre las diferentes variables de bienestar psicológico tenemos con lo valores más significativos la satisfacción general (0,975), la satisfacción sexual (0,726) y la satisfacción personal-social. Lo cual indica que para estos pacientes el bienestar esta sobre la base de estas dimensiones. En menor medida entonces con la satisfacción material (0,346) a la cual los pacientes le señalan mayor insatisfacción. Ver tabla 5

Tabla 5. Correlación entre las Variables de calidad de Vida Evaluada por el CAVIAR.

   

NBP

SGV

SM

SL

SP

SX

SF

NBP

Correlación de Pearson

1

.975(**)

.346

.582(**)

.675(**)

.726(**)

.536(*)

Sig. (bilateral)

.000

.135

.007

.001

.000

.015

 

 

 

 

 

 

 

SGV

Correlación de Pearson

.975(**)

1

.381

.628(**)

.661(**)

.679(**)

.547(*)

Sig. (bilateral)


.000

.097

.003

.002

.001

.013

 

 

 

 

 

 

 

SM

Correlación de Pearson

.346

.381

1

.303

-.243

.041

.349

Sig. (bilateral)

.135

.097

.194

.301

.864

.131

 

 

 

 

 

 

 

SL

Correlación de Pearson

.582(**)

.628(**)

.303

1

.371

.266

.460(*)

Sig. (bilateral)
.007

.003

.194

 

.107

.257

.041

 

 

 

 

 

 

 

SP

Correlación de Pearson

.675(**)

.661(**)

-.243

.371

1

.532(*)

.226

Sig. (bilateral)
.001

.002

.301

.107

 

.016

.339

 

 

 

 

 

 

 

SX

Correlación de Pearson

.726(**)

.679(**)

.041

.266

.532(*)

1

.145

Sig. (bilateral)

.000

.001

.864

.257

.016

 

.542

 

 

 

 

 

 

 

SF

Correlación de Pearson

.536(*)

.547(*)

.349

.460(*)

.226

.145

1

Sig. (bilateral)
.015

.013

.131

.041

.339

.542

 

 

 

 

 

 

 

 

**  La correlación es significativa al nivel 0,01 (bilateral).
*  La correlación es significante al nivel 0,05 (bilateral).

Si nos referimos entonces al análisis correlacional de las variables tiempo de la enfermedad, nivel de bienestar psicológico y evolución de la misma podemos observar como a medida que avance el tiempo de la enfermedad el nivel psicológico disminuye (-0,096), aunque existe una evolución medianamente favorable (0,008), lo cual esta relacionado con que el 55 % de los pacientes   se encuentra en un estadio leve de la enfermedad. Tabla 6.

Tabla 6. Correlaciones entre el tiempo de la enfermedad, el nivel de bienestar psicológico y la evolución.

   

TE

NBP

EVOLUCION

TE

Correlación de Pearson

1

-.096

.008

Sig. (bilateral)

.687

.973

 

 

 

NBP

Correlación de Pearson

-.096

1

.514(*)

Sig. (bilateral)

.687

 

.020

 

 

 

EVOLUCIO

Correlación de Pearson

.008

.514(*)

1

Sig. (bilateral)


.973

.020

 

 

 

*  La correlación es significante al nivel 0,05 (bilateral).

DISCUSION

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica degenerativa que influye directamente sobre la calidad de vida de las personas con este padecimiento, los comportamientos, creencias y emociones, derivadas de esta enfermedad crónica, son determinantes en el impacto que tendrá la misma sobre la calidad de vida del paciente.
Comparando nuestros resultados con otros trabajos relacionados como:
“La Diabetes Mellitus es una enfermedad demandante” menciona Richard R. Rubin en su artículo denominado “Diabetes y Calidad de Vida”1 muchos de los pacientes que cursan con esta enfermedad corroboran este concepto al aceptar que esta entidad tiene poderosos efectos en sus vidas, la carga emocional y social que conlleva la enfermedad en sí misma, así como el régimen de tratamiento  y complicaciones derivadas del descontrol glucémico que provocan un grado de estrés físico y mental.
Para  individuos con Diabetes Mellitus la calidad de vida es descrita como una manera formal de hablar acerca del lado personal de la diabetes, la carga emocional de vivir con la enfermedad y de que forma la diabetes puede interponerse en el camino de una vida rica y plena.2,3-5
La calidad de vida tiene importancia para las personas con diabetes y sus médicos tratantes por muchas razones. Primero se ha visto que cuando esta se ve afectada la gente toma una actitud de indiferencia hacia su auto-cuidado haciendo menos acciones de las que deberían para un buen control de su enfermedad, abandono del tratamiento o dieta. Esta actitud deriva finalmente en un pobre control glucémico que como hemos visto en las secciones anteriores tiene un papel importante en el desarrollo de complicaciones que deterioraran aún más la calidad de vida de estos pacientes. Sin mencionar la frustración de las metas planteadas por los programas de salud y aumento del costo en el manejo de complicaciones prevenibles.
En un estudio realizado en Estados Unidos en 2008 se compararon 3 grupos, el primero con diagnostico de diabetes Mellitus de por lo menos un año de diagnóstico, el segundo de personas catalogadas de alto riesgo para desarrollar diabetes y el tercero de personas de bajo riesgo, en el que se encontró un diferencia estadística importante en la afección a la calidad de vida, especialmente en el componente físico, entre pacientes diabéticos y los sujetos de bajo riesgo; del mismo modo síntomas de depresión más severa se encontraron en el grupo de los diabéticos en comparación con ambos grupos, más importante aún fue el hallazgo de afección a la calidad de vida observada en pacientes con alto riesgo de presentar Diabetes en comparación con las personas catalogadas de bajo riesgo.6,7-10
En otros estudios revisados se encontraron hallazgos interesantes referentes a la calidad de vida en paciente diabéticos y su relación con el tratamiento. Hay quienes mencionan que la diabetes por sí misma no se relaciona con un decremento significativo a la calidad de vida, no así la polifarmacia en su tratamiento8,11,12.  El tipo de tratamiento utilizado en especial la insulina tiene íntima relación con la calidad de vida, ya que su modo de aplicación, el dolor de las inyecciones, temor de un cuadro de hipoglicémia y variaciones en el peso impactan de manera negativa el bienestar y calidad de vida en paciente con diabetes13-18,19 sin embargo cuando el tratamiento oral resulta no satisfactorio y se inicia con un esquema de insulina glargina se pudo comprobar el logro de la meta del tratamiento y a su vez un incremento en la calidad de vida de estos pacientes en comparación con otro grupo tratado con hipoglucemiantes orales.19-25

Una mejor adaptación a la enfermedad ha sido relacionada con una familia más comprensiva y amorosa y una menor aceptación en personas con una familia conflictiva.  Un estudio realizado en Nueva York en 2002 hace una observación de la calidad de vida en relación al estado matrimonial  de los pacientes hipotetizando que un buen matrimonio podría predecir una mejor calidad de vida en diabéticos. Y utilizando el cuestionario PAID, descrito más adelante, encuentra que hay relación entre los aspectos maritales y la calidad de vida en pacientes diabéticos. Un matrimonio con buen apoyo e intimidad trabaja como un equipo para hacer los ajustes necesarios en la vida  y lograr una adecuada adaptación de la pareja no diabética a la diabetes. A su vez que un matrimonio conflictivo contribuye a una peor adaptación a la enfermedad y una pobre calidad de vida.11
Coffe J. y brandle M en su estudio analizaron la calidad de vida comparada de pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 1 y 2 encontrando que la calidad de vida disminuyo en mujeres obesas y viéndose más afectada en pacientes con ceguera por retinopatía como complicación de la diabetes, insuficiencia renal, síntomas de neuropatía periférica y úlceras en los pies incluso amputación de algún miembro. Usando el cuestionario QWB-SA, descrito con anterioridad; teniendo como aportación más importante  que a mayor número de complicaciones menor y más pobre calidad de vida en diabéticos.10
Madigan S. y Fenny D. et.al. buscaron la influencia de factores socioeconómicos en la calidad de vida en diabéticos en 2006 encontrando que el nivel educativo de los paciente, seguridad alimentaria, adaptación a la enfermedad son importantes factores, sin embargo la calidad de vida se vio afectada de manera más importante y a largo plazo por las complicaciones microvasculares y aspectos psicológicos tales como depresión.7
Los síntomas depresivos son más frecuentemente encontrados en pacientes con diabetes Mellitus y estos también influyen de manera negativa en la calidad de vida de los diabéticos en Reino Unido, la calidad de vida decae de manera importante en pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 2 cuando presentan complicaciones sintomáticas y la prevención y tratamiento oportuno de la depresión en estos pacientes mejora su nivel en cuanto a calidad de vida.8
Dos estudios mexicanos fueron encontrados en la revisión bibliográfica, uno realizado en el instituto mexicano del seguro social  en el distrito federal y de la asociación mexicana de diabetes en Jalisco27 con una muestra de 152 paciente con diagnostico de diabetes Mellitus tipo 2 utilizando el DQOL en español, descrito posteriormente, encontrando una asociación significativa de depresión y ansiedad en una pobre calidad de vida. El otro estudio fue realizado en nuevo León utilizando el mismo instrumento e institución encontrándose con muchas limitantes como que toda la población tenía un nivel de escolaridad muy bajo o nulo dificultando la obtención de datos certeros en los cuestionarios, tal vez debido a esta problemática encontraron una mejor calidad de vida relacionada con mayor escolaridad y no encontraron asociación entre complicaciones y tiempo de diagnostico de Diabetes Mellitus y deterioro de la calidad de vida, contrario a lo encontrado en estudios similares en otros países.1,28,29
Estamos ante una muestra de pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 2 preferentemente mayores de 50 años. Con una igualdad de pacientes del sexo femenino y masculino. Predominio del estado civil casado sobre el  viudo, soltero, divorciado y separado. Con un  estadio de la enfermedad de leve significativamente. Y en cuanto al tiempo de la enfermedad  la mayoría no supera los 10 años de la enfermedad.

En cuanto a los conflictos  presentes en las diferentes áreas y aunque la mitad no manifiesta conflicto, lo que no significa que no existe ya que muchos niegan sus pesares, los más presente fueron los familiares.

En cuanto al análisis del SF36  los valores están entre una calidad de vida regular y buena preferentemente. Donde con los puntajes más bajos tenemos la salud general y evolución de la enfermedad. Y con los valores más altos la función social  y la función física.

En el SF36 se observan altas correlaciones en la dimensión de función física con las dimensiones rol físico, dolor corporal, vitalidad y salud general.

El cuestionario de bienestar psicológico calificado como  regular y bueno, donde las categorías con puntuaciones más altas fueron la satisfacción familiar, la satisfacción personal, social y la laboral. Con puntuaciones más bajas la satisfacción sexual, general y material.

Referente a la escala de Afectos Habituales y Recientes en  ambos valores están muy cercanos y por demás con puntuaciones bajas respectivamente.

En cuanto a las correlaciones existentes entre las diferentes variables de bienestar psicológico tenemos con lo valores más significativos la satisfacción general, la satisfacción sexual  y la satisfacción personal-social.

Referido al análisis correlacional de las variables tiempo de la enfermedad, nivel de bienestar psicológico y evolución de la misma podemos observar como a medida que avance el tiempo de la enfermedad el nivel  de bienestar psicológico disminuye, aunque existe una evolución medianamente favorable, lo cual esta relacionado con que mas de la mitad de los pacientes se encuentra en un estadio leve de la enfermedad.

Quality of Life on Patients with Diabetes Mellitus Type II.

SUMMARY

A descriptive transversal and Perspective Observational study was carried out from June to July, 2010 about the quality of life of patients suffering from Diabetes Mellitus Type II on 20 patients that assist to the Endocrine office of the hospital ¨Dr. Miguel Enriquez¨. With the objective to evaluate the quality of life related with the health of these patients. A questionnaire was applied to characterize the group from the socio and psychological point of view, the SF36 Health questionnaire in Spanish and the questionnaire about psychological welfare.
We concluded that we have a sample of patients older than 50 years old with equality in both sex, It prevailed married status. With a mild significant disease status. According to the SF36 questionnaire the values are on the rates of a regular and good quality of life. The lowest levels are related to the general health and to the evolution of the disease; meanwhile the highest levels are related to social and physical functions. In relation to the questionnaire about the psychological welfare , classified as regular and good , where the categories with lower punctuations are  material, sexual  and general satisfaction it can be assured that suffering from a chronicle disease like this one , the welfare levels are  respectively shown as regular and good .
Key words: quality of life, psychological welfare, diabetes mellitus

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Rubin R. Diabetes and Quality of Life. Diabetes Spectrum. Estados Unidos. 2000. Vol. 13. Pp 21

  2. Coffey J, Brandle M, Tabaei B, et.al. Valuing Health-Related Quality of Life in Diabetes. DIABETES CARE. Michigan, Estados Unidos, Vol. 25, No. 12, Diciembre 2002. Pp. 2243 2238

  3. Robles R, Cartazar J, Sánchez J, et. al. Evaluación de la calidad de vida en Diabetes Mellitus Tipo 2: propiedades psicométricas de la versión en español del DQOL. Psicothema. Vol 15, No.2, pp. 247-252.

  4. University of Melbourne. About the World Health Organization Quality of Life (WHOQoL) Project. Australia. Centre of Participant Reported Outcomes. 2007. 1-9. http://www.psychiatry.unimelb.edu.au/qol/ (15/05/10)

  5. Mata M, Roset M, Badia X, Antoñanzas F y Ragel J. Impacto de la diabetes mellitus tipo 2 en la calidad de vida de los pacientes tratados en las consultas de atención primaria en España. Aten Primaria Originales. España. 2003;31(8):493-9.

  6. Pollack M, Purayidathil F, Bolge S, et. al. Patient-reported tolerability issues with oral antidiabetic agents: Associations with adherence; treatment satisfaction and health-related quality of life. DIABETES RESEARCH AND CLINICAL PRACTICE. E.U.  2010. Vol 87. Pp. 20 4 – 21 0

  7. Vinik A, Zhang Q. Adding Insulin Glargine Versus Rosiglitazone. Health-related quality-of-life impact in type 2 diabetes. Diabetes Care. Estados Unidos. 2007. Vol. 30. Pp 795–800.

  8. Solli O, Stavem K, Kristiansen I. Health-related quality of life in diabetes: The associations of complications with EQ-5D scores. Health and Quality of Life Outcomes. E.U. 2010, 8:18

  9. Redekop W, Koopmanschap M, Stolk R, et.al. Health-Related Quality of Life and Treatment Satisfaction in Dutch Patients With Type 2 Diabetes. Diabetes Care. Suecia. 2002. 25:458–463.

  10. Maddigan S, Feeny D, Majumdar S. et.al. Understanding the Determinants of Health for People With Type 2 Diabetes 2. American Journal of Public Health. Canadá. Septiembre 2006, Vol 96, No. 9. Pp. 1649-1655.

  11. Currie C. J, Poole C, Woehl A. et.al. The health-related utility and health-related quality of life of hospital-treated subjects with type 1 or type 2 diabetes with particular reference to differing severity of peripheral neuropathy. Diabetología. Reino Unido. 2006. Vol 49, pp. 2272–2280

  12.  Wexler D, Grant R, Wittenberg E, et.al.Correlates of health-related quality of life in type 2 diabetes. Diabetologia. Estados Unidos. 2006. Vol 49, pp. 1489–1497

  13. Coffey J, Brandle M, Tabaei B, et.al. Valuing Health-Related Quality of Life in Diabetes. DIABETES CARE. Michigan, Estados Unidos, Vol. 25, No. 12, Diciembre 2002. Pp. 2243 2238

  14. Trief P, Wade M, Britton K, Weinstock R. A Prospective Analysis of Marital Relationship Factors and Quality of Life in Diabetes. DIABETES CARE. Nueva York Estados Unidos. 2002. Vol. 25, No. 7, pp. 1154–1158.

  15. Kaholokula J, Haynes S, Grandinetti A, et.al. Ethnic Differences in the Relationship between Depressive Symptoms and Health-Related Quality of Life in People with Type 2 Diabetes. Ethn Health. Hawaii. 2006. Vol 11. Pp. 59–80.

  16.  Mena F, Escudero J, Blanco F, et.al. Diabetes mellitus tipo 2 y calidad de vida relacionada con la salud: resultados del Estudio Hortega. ANALES DE MEDICINA INTERNA. Valladolid España. 2006. Vol 23, No 8. pp 357-360

  17. Burroughs T, Desikan R, Waterman B, et.al. Development and Validation of the Diabetes Quality of Life Brief Clinical Inventory.  San Luis Estados Unidos. 2004. Diabetes Spectrum Vol.17, No. 1, pp. 41-49.

  18. Keawe‘aimoku J, Haynes S, Grandinetti A, Chang H. Biological, Psychosocial, and Sociodemographic Variables Associated With Depressive Symptoms in Persons With Type 2 Diabetes. J Behav Med. Hawaii. 2003. Vol. 26. No 5. Pp 435–458.

  19. Papadopoulos A, Kontodimopoulos N, Frydas A, et.al. Predictors of health-related quality of life in type II diabetic patients in Greece. BMC Public Health. Grecia. 2007. Vol 7, No. 186. Pp 1-9.

  20. Saito I, Inami F, Ikebe T, et.al. Impact of diabetes on health-related quality of life in a population study in Japan. Diabetes Research and Clinical Practice. Japón, 2006. Vol. 73. pp 51–57.

  21. Happich M, Jürgen J, Stamenitis S, et.al. The quality of life and economic burden of neuropathy in diabetic patients in Germany in 2002—Results from the diabetic microvascular complications (DIMICO) study. Diabetes Research and Clinical Practice. Alemania. 2008. Vol. 81. pp 223– 230.

  22. Grandy S, Chapman R, Fox M. Quality of life and depression of people living with type 2 diabetes mellitus and those at low and high risk for type 2 diabetes: findings from the Study to Help Improve Early evaluation and management of risk factors Leading to Diabetes (SHIELD). International Journal of Clinical Practice. Estados Unidos. 2008. Vol. 62. No. 4. Pp 562-568.

  23. Flores F, Cabeza A, Calarco E. Endocrinología. México D.F. 5ta edición. 1ra reimpresión. MENDEZ EDITORES. 2007. Pp 391-481.

  24. Powers A. Diabetes Mellitus en: Kasper D.L, Braunwal E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL, editores. HARRISON: Principios de Medicina Interna. 16a edición. México D.F. INTERAMERICANA MC GRAW HILL; 2005. Pp 2367-2397.

  25. Secretaria de Salud. Modificación a la Norma Oficial Mexicana para la prevención, tratamiento y control de la Diabetes. NOM-015-SSA.1994. Diario Oficial de la Federación. 7 de abril 2000.

  26. Robles R, Cortázar J, Sánchez-Sosa J, et.al. Evaluación de la calidad de vida en Diabetes Mellitus Tipo II: propiedades psicométricas de la versión en español del DQOL. Psicothema. México. 2003. Vol. 15, nº 2, pp. 247-252.

  27. Cárdenas V, Pedraza C, Lerma R. Calidad de vida del paciente con Diabetes Mellitus Tipo 2. CIENCIA UANL. México. 2005. Vol 8. No.3. pp.351-356.

  28. Peyrot M, Rubin R. Validity and Reliability of an Instrument for Assessing Health-Related Quality of Life and Treatment Preferences. The Insulin Delivery System Rating Questionnaire. DIABETES CARE. Estados Unidos. 2005. Vol. 28, No. 1, pp 53-58.

  29. López-Carmona J, Rodríguez-Moctezuma R. Adaptación y validación del instrumento de calidad de vida Diabetes 39 en pacientes mexicanos con diabetes mellitus tipo 2. Salud Pública De México. México 2006. Vol.48, no.3, pp 200-211.


1 Licenciada en Psicología. Profesor Instructor .Hospital Universitario Dr. Miguel Enríquez.

2 Especialista y Msc. Psicología de la Salud. Dra. en Ciencias. Profesor Asistente Facultad de Medicina “Dr. Miguel Enríquez”

3 Profesor adjunto  de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México.

4 Especialista Ier Grado en Medicina General Integral. Especialista Ier Grado en Medicina Interna. Profesor Instructor. Hospital Psiquiátrico de la Habana.

5 Especialista Ier Grado en Neurocirugía Hospital Universitario Dr. Miguel Enríquez.

6 Especialista Ier Grado en Medicina General Integral. Especialista Ier Grado en Nefrología. Hospital Universitario Dr. Miguel Enríquez.

 

 

 Sumario, Siguiente