Sumario, Siguiente

Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2011, 8(3)

 

Caracterización de una muestra de presos violentos utilizando la Escala de Psicopatía Revisada de Hare (PCL-R)
Piedad M. Medina Álvarez , Alfredo Álvarez Amador ,  Mitchell Valdés-Sosa , Lídice Galán García , Ernesto Pérez González , Minervina Román , y Ana María Gómez

RESUMEN

La importancia del concepto de Psicopatía tanto en la clínica como en la Psicología forense ha quedado bien establecida. La escala de Psicopatía Revisada (Psychopathy Checklist-Revised, PCL-R) es, desde hace más de 20 años, el instrumento más importante para el diagnóstico de esta entidad. En esta investigación se evalúa si el PCL-R se puede aplicar en una muestra de 124 presos por conductas muy violentas y a partir de los ítems significativos de la misma, caracterizar la muestra. Como proceder inicial del estudio y basado en los criterios del DSM-IV-TR (2000) se investigó si los probandos eran portadores de alguna patología del eje 2. Diferentes análisis estadísticos fueron aplicados: Correlación de Pearson para conocer la relación entre los ítems y el total de la escala. Tabla de frecuencias para identificar los ítems de la escala que fueron calificados con la máxima puntuación (2 puntos) y observar la distribución de los mismos y Tabulación cruzada para evaluar cómo se relacionan los tres ítems con mayor puntaje en los psicópatas. Este estudio confirma que el los ítems del PCL-R pueden caracterizar a la población carcelaria cubana.
Palabras clave: psicopatía, Escala de Psicopatía Revisada (PCL-R), Trastorno de Personalidad Antisocial.

INTRODUCCIÓN

La psicopatía “ha sido ampliamente estudiada en diferentes partes del mundo”1, múltiples son los criterios para definirla. Basado en nuestro estudio, la definiremos como un patrón heterogéneo de rasgos de personalidad caracterizado por una importante falta de afectividad y relaciones interpersonales anormales asociadas a una conducta y estilo de vida totalmente desviado que puede llegar criminal o no. Diferentes estudios epidemiológicos realizados en poblaciones forenses plantean que aproximadamente un cuarto de la población carcelaria que tiene como diagnóstico de Trastorno de Personalidad Antisocial (TPA), es la que puede clasificarse como psicópatas2-5. Estos estudios plantean que la conducta de los presos psicópatas es mucho más letal y violenta y que la recidiva es mucho más alta que la de otros criminales que no tienen el diagnóstico de psicópatas6,7.
El instrumento más aceptado a nivel mundial para el diagnóstico de esta entidad, es la Escala de Psicopatía o Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R)8. Este instrumento fue elaborado en la década de los 80 del siglo pasado, basado en los preceptos de Harvey Cleckley, primer gran estudioso que pudo caracterizar la psicopatía en su libro “La Máscara de la Sanidad”9. El PCL-R como instrumento, inicialmente fue subdividido en dos factores, F1 que mide las Relaciones interpersonales y la frialdad afectiva del sujeto y el F2 que evalúa la Conducta antisocial8. En 1999, Cooke y Michie10, bajo procesamiento estadístico (análisis confirmatorio), plantean la existencia de tres factores: F1 mide las Relaciones interpersonales, F2 la Frialdad afectiva y el F3 la Conducta Antisocial. En el año 2003, Robert Hare reevalúa su escala inicial y la subdivide en cuatro factores: F1 evalúa las Relaciones interpersonales, F2 que mide la Frialdad afectiva, F3 el Estilo de vida inadecuado y por último el F4 que evalúa la Conducta antisocial de los sujetos. No obstante, las tres divisiones factoriales son igualmente válidas y ampliamente aplicadas5,11-16. La Escala de Psicopatía, concebida inicialmente por su autor para evaluar sujetos de Norteamérica, ha sido utilizada y validada en diferentes partes del mundo. Ha demostrado su capacidad para ser evaluada en distintas razas y culturas además de predecir la reincidencia de los psicópatas.
En esta investigación nos proponemos identificar las características de una muestra de presos por conductas muy violentas a partir de las particularidades que distingue cada ítem del PCL-R.

MATERIAL Y MÉTODO

Participantes

La muestra estuvo compuesta por un total de 124 sujetos, presos por cometer crímenes violentos (asesinatos y homicidios) cuyas edades estaban comprendidas entre 17 y 62 años (media 31.14, DS= 9.09). El tiempo en prisión debía de ser menos de dos años y no podían tener antecedentes psiquiátricos.
Para iniciar la investigación se les explicó a los sujetos a evaluar los objetivos de la misma, enfatizando que tenían la opción de abandonar el estudio en cuanto lo deseasen y que los resultados de la misma, no influirían en sus condenas ni apelaciones. Todos firmaron un Consentimiento informado. Se comenzó la investigación con 131 sujetos previa revisión de los expedientes penales. Durante la misma, 7 de ellos la abandonaron, quedando la muestra final compuesta por 124 sujetos. Esta investigación fue dirigida y aprobada por el Comité de Ética del Centro de Neurociencias de Cuba y del Ministerio de Salud Pública.

Metodologia utilizada

La evaluación neuropsiquiátrica consistió básicamente en una entrevista estructurada con datos generales, el DSM IV-TR(17) para definir si los probandos eran tributarios de diagnósticos de patologías del eje 2. A todos se les aplicó el PCL-R que se describe de la siguiente forma:
   Escala de Psicopatía (R) de Robert Hare (PCL-R, 1991)8. Es un instrumento basado en una entrevista al sujeto e información del expediente del mismo. La escala está compuesta por 20 ítems para la evaluación de la psicopatía en la población carcelaria. Cada ítem tiene una puntuación de 0 a 2 puntos (0=no aplica; 1=aplica en ciertas circunstancias y 2= aplica).El valor total de la escala es de 40 puntos y el punto de corte para la psicopatía es de 30. En esta investigación se utilizará el modelo de cuatro factores que miden: F1 las Relaciones interpersonales del sujeto; F2 la Frialdad Afectiva; F3 el Estilo de vida inadecuado y F4 la Conducta antisocial.
Cada sujeto fue evaluado por un especialista en Psiquiatría. Se utilizó la adaptación española del PCL-R18 y los expedientes del reo que se encuentran en la prisión. Los resultados obtenidos fueron discutidos por un grupo multidisciplinario compuesto por Psiquiatras, Psicólogos, Trabajadores sociales y Reeducadores de la prisión. Todos los especialistas tenían conocimientos sobre el sujeto por haber trabajado con él en alguna fase de la investigación por lo que la puntuación final de cada ítem se determinó con una concordancia entre el grupo evaluador.

Análisis Estadístico:

Se utilizó la Tabla de frecuencia para conocer y clasificar la muestra acorde a los criterios del DSM IV-TR. También se utilizó este proceder para identificar los ítems con mayores respuestas de 2 puntos en la Escala de Psicopatía.
La correlación de Pearson fue aplicada con el objetivo de conocer si las correlaciones existentes entre los ítems de la Escala de Psicopatía eran significativas o no con el valor total de este instrumento.
La Tabulación cruzada se utilizó previa la identificación de los ítems con mayor puntuación de 2 puntos en la muestra que clasificó como psicópatas. Ello nos permitió observar la variabilidad entre ellos.

RESULTADOS

Los resultados del diagnostico psiquiátrico evaluado bajo los criterios del DSM IV-TR pueden observarse en la Tabla 1. De los 124 sujetos estudiados, 33 de ellos fueron considerados normales pues no clasificaron en ninguna patología del eje 1 o del eje 2. Se diagnosticó a 15 sujetos como portadores de Trastorno de adaptación con síntomas depresivo ansiosos debido a la inadaptación al medio carcelario. El Trastorno de Personalidad Antisocial (TPA) fue la patología más diagnosticada con 64 probandos portadores de la misma. No obstante, dentro del mismo TPA se diagnosticaron a 6 individuos con TPA en comorbilidad con Trastorno del humor y a 3 con TPA asociado a otros trastornos de personalidad (2 narcisistas y 1 borderline). Por otra parte, también fueron diagnosticados 5 presos como portadores de otros trastornos de personalidad, 2 con Trastorno Explosivo Intermitente y 5 con Trastorno Orgánico de personalidad.
Tabla 1. Clasificación de la muestra por los criterios del DSM IV-TR

 

PCL / R Total

Diágnostico

N

No psicópatas

Psiicópatas

Mentalmente sano

33

33

0

Trast. Adapt. c/síntomas depresivos

15

15

0

Trastornos de personalidad antisocial (TPA)

55

21

34

TPA en comorbilidad con T. del humor

6

3

3

TPA asociado a otros T. de personalidad

3

1

2

Diferentes T. de personalidad

5

5

0

T. Explosivo Intermitente

2

1

1

T. Orgánico de Personalidad

5

5

0

Escala de psicopatía revisada (PCL / R)

De la muestra estudiada, un total de 40 sujetos obtuvieron más de 30 puntos en el PCL-R y fueron diagnosticados como psicópatas (39 de ellos, tenían diagnóstico de TPA y 1 con Trastorno Explosivo Intermitente), lo que representa el 32,2 % del total de la muestra. Por otra parte, 22 reos (17,7 %) obtuvieron entre 25 y 29 puntos; 16 (13 %) calificaron entre 20 y 24 puntos y 46 (37 %) obtuvieron 19 puntos o menos.
La correlación de Pearson entre cada uno de los ítems y el valor total de la escala fue muy significativo (p= 0,00) excepto por los ítems 1(Facilidad de palabra y encanto superficial) y 17 (Relaciones maritales de corta duración) que no se correlacionaron de forma significativa.
En el análisis de la Tabla de frecuencia para identificar los ítems con mayor porcentaje del máximo valor que otorga el PCL-R que es el de 2 puntos (Aplica completamente), se pudo constatar que tres ítems eran muy significativos. Estos fueron: ítem 14 (Impulsividad) con el 71,7 % del total de las respuestas; ítem 10 (Pobre control de la conducta) con el 71 % y el ítem 13 (Ausencia de metas realistas) que obtuvo el 63 % de las respuestas que alcanzaron los 2 puntos (Figura 1).

art 5 ima 1


Figura 1. Representa los tres ítems con más respuestas de puntuación 2 en el total de la muestra

Cuando consideramos en esta investigación, solamente a los psicópatas, se puede observar que las preguntas que más porcentaje obtuvieron a la calificación de 2 puntos fueron las siguientes: el ítem 15 (Irresponsabilidad) obtuvo un porcentaje muy elevado de respuestas con 2 puntos: 97,5 %. El ítem 6 (Ausencia de responsabilidad o sentimiento de culpa) que alcanzó el 92,5 %. El ítem 10 (Pobre control de la conducta) alcanzó el 92,5 % del total de psicópatas. Para evaluar cómo se interrelacionan estos tres ítems, se decide realizar una Tabulación cruzada y se obtuvo que cuando el ítem 10 se puntea con cero, los valores de los demás ítems no son significativos pero cuando el ítem 10 califica con 2 puntos, los valores de los ítems 6 y 15 son muy significativos. (Figura 2). Es decir, la variabilidad de uno arrastra a los otros dos lo que demuestra que cada dimensión del PCL-R está muy correlacionada con las demás, haciendo de la Psicopatía un diagnóstico categorial.

art5 imag 2
Figura 2. Interacción entre los valores de los ítems 6, 10 y 15 en psicópatas. El eje de las abscisas representa los valores del ítem 15. Cuando el ítem 10 es igual a 1, los valores de los otros ítems no son significativos pero en el gráfico de la derecha se muestra que cuando el ítem 10 se puntea con 2, los demás ítems son altamente significativos

Diferencias entre psicópatas y no psicópatas en el modelo de cuatro factores

Para considerar como se diferencian los psicópatas de los no psicópatas en relación a modelos del PCL-R, se decide aplicar el más reciente elaborado por Hare en el año 20031. No obstante, los tres modelos tienen perfecta aplicación actual pues se recogen investigaciones recientes donde se utilizan de forma selectiva el modelo de dos factores o el de tres factores y se obtienen resultados significativos16,19-21. La Figura 3 muestra la relación entre el Factor 1 que muestra las Relaciones Interpersonales, el Factor 2, la Frialdad Afectiva, el Factor 3, el Estilo de Vida inadecuado y el Factor 4 la Conducta Antisocial y la clasificación que nos proporciona el total de la escala, dada por psicópatas y no psicópatas. Todas las correlaciones fueron muy significativas pero en el Factor 3 se pudo observar la mayor diferencia entre los sujetos psicópatas y no psicópatas. En orden de significancia siguen el Factor 4, Factor 1 y la menor aunque significativa correlación estuvo dada en el Factor 1.

art5 img 3

Figura 3. Diferencias entre psicópatas y no psicópatas en el modelo de 4 factores.

DISCUSION

El objetivo principal de esta investigación fue caracterizar una muestra de presos por conductas violentas a partir de los ítems de la Escala de Psicopatía de Hare. Según el PCL-R, de los 124 sujetos estudiados, 40 de ellos fueron clasificados como psicópatas (32,3 %) y 84 como no psicópatas (67,7 %). En el estudio se observó que el 51, 6 % de los sujetos investigados, fueron portadores de un Trastorno de Personalidad Antisocial según los criterios del DSM IV-TR y el 31,4 % de ellos calificaron como psicópatas. Numerosos estudios han planteado la estrecha relación que existe entre la violencia criminal, el TPA y la psicopatía, demostrando que la presencia del TPA en prisión oscila entre el 50 al 80 % de los presos mientras que, el porcentaje de psicópatas en investigaciones realizadas plantean que entre el 25 y el 30 % de la población penal son psicópatas22-24. Nuestra investigación es consistente con esos resultados ya que el 51,6 % de la muestra total fue clasificada como TPA y el 32,2 % clasificaron como psicópatas.
Referente a la descripción del total de la muestra basados en los ítems de la escala que obtuvieron mayor frecuencia de respuestas de 2 puntos (Aplica completamente) se pudo observar que es la impulsividad (como rasgo) la causante de esos graves hechos delictivos. Se plantea que hay una correlación muy estrecha entre la violencia reactiva y la impulsividad que lleva a los sujetos a reaccionar de forma impremeditada ante situaciones graves25,26. Muy relacionado con la impulsividad, se encuentra el pobre control de la conducta que de igual forma es un rasgo que acelera la letalidad de la conducta violenta.
A partir de lo anterior, se escoge la muestra de psicópatas para describirla a partir de las dimensiones que se encuentran contenidas en cada ítem. Se puede observar que en la muestra cubana, el ítem que lleva mayor peso es la irresponsabilidad, le sigue ausencia de responsabilidad o sentimiento de culpa y nuevamente de que define el pobre control de la conducta. Todos obtuvieron valores altamente significativos. En la actualidad hay investigaciones que correlacionan a los psicópatas con instrumentos que miden rasgos de personalidad, obteniéndose que la agresividad, la impulsividad, la búsqueda de sensaciones, hostilidad, ira y otros más son variables que pueden correlacionarse con la clasificación de psicópatas y a su vez,  pueden llegar a describir ítems y factores de la escala11,20,27-30

Characterization of a Cuban violent offender sample using the Hare Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R).


SUMMARY
Psychopathy’s importance in clinical forensic and correctional psychology has been well established.The PCL-R (Psychopathy Checklist-Revised) is the most important instrument for the diagnosis of psychopathy since the last twenty years. This investigation evaluates if the PCL-R can be applicable in 124 Cubans male violent offenders and evaluates the more significant items to describe the sample. Previous DSM-IV-TR (2000) diagnoses to investigate personality disorder in the sample, different statistical analyses were applied to assess the functioning of the PCL-R: Pearson correlation to evaluate the relation among the items and the PCL-R total value. Frequency table was used to investigate the items value distribution. A Crosstabulation model was applied to identify the relationships between the most representative items in psychopath. This research confirms that the items of the PCL-R can describe the Cuban offender population.
Key words: psychopathy, Psychopathy Checklist-Revised, Antisocial Personality Disorder

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Patrick CJ et al. Handbook of Psychopathy. New York. The Guilford Press, 2006.

  2. Hare RD. Hare Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R). Technical Manual. North Tonawanda. NY: Multi-Health Systems, 2003.

  3. Penteado H, Arboleda-Florez J, Portela F. Identifying the cut-off score for the PCL-R scale (Psychopathy Checklist-Revised) in a Brazilian forensic population. Forensic Science International 2005; 147: 1–8.

  4. Ogloff J. Psychopathy/antisocial personality disorder conundrum. Australian and New Zealand Journal of Psychiatry 2006; 40: 519–528

  5. Hare RD & Neumann CS. The PCL-R assessment of psychopathy: Development, structural properties, and new directions. In C. Patrick (Ed.), Handbook of psychopathy (pp. 58–90). New York: Guilford Press, 2006.

  6. Patrick CJ. Emociones y psicopatía. En A. Raine y J. Sanmartín (Eds.), Violencia y psicopatía (pp. 89-118). Barcelona: Editorial Ariel, S.A, 2000.

  7. Hare RD. Psychopathy: A clinical and forensic overview. Psychiatric Clinics of North America 2006; 29: 709-724.

  8. Hare RD. The Hare Psychopathy Checklist—Revised. Multi-Health Systems: Toronto, ON, 1991.

  9. Cleckley H. The mask of sanity. (5th ed.) St. Louis, MO: Mosby. 1976

  10. Cooke DJ, Michie C, Hart SD, & Hare RD. Evaluating the screening version of the Hare Psychopathy Checklist – Revised (PCL: SV): An item response theory analysis. Psychological Assessment 1999; 11: 3-13.

  11. Cooke DJ, Michie C, Hart SD & Clark D. Searching for the pan-cultural core of psychopathic personality disorder: Continental Europe and North American compared. Personality and Individual Differences 2005b; 39: 283-295.

  12. Cooke DJ, Michie C & Hart SD. Facets of Clinical Psychopathy Toward Clearer Measurement. Handbook of Psychopathy. Edited by C. Patrick. The Guilford Press. New York, London, 2006.

  13. Skeem, JL., Mulvey, E. P., & Grisso, T. Applicability of tradicional and revised models of psychopathy to the Psychopathy Checklist: Screening Version. Psychological Assessment 2003;15: 41-55.

  14. Neumann CS & Hare RD. Psychopathic traits in the MacArthur community sample: Links with violence, substance use and intelligence. Paper presented at the 21st Annual Conference of the Society for Research in Psychopathology, San Diego, CA. October 2006, 12–15.

  15. Neumann CS, Kosson DS, Forth AE & Hare RD. Factor structure of the Hare Psychopathy Checklist: Youth Version in incarcerated adolescents. Psychological Assessment 2006; 18: 142–154.

  16. Bishop D & Hare RD. A multidimensional scaling analysis of the Hare PCL-R: Unfolding the structure of psychopathy. Psychology, Crime & Law 2008; 14: 117-132.

  17. American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (4th ed., text rev.). Washington, DC: Author. 2000.

  18. Moltó J; Torrubia R, Poy R. Standardization of the Hare Psychopathy Checklist- Revised in Spanish prison sample. Journal of Personality Disorders 2000; 14: 84-96.

  19. Patrick CJ, Hicks BM, Krueger RF & Lang AR. Relations between psychopathy facets and externalizing psychopathology in a criminal offender sample. Journal of Personality Disorders 2005; 19: 339–356.

  20. Hicks BM & Patrick CJ. Psychopathy and negative emotionality: Analyses of suppressor effects reveal distinct relations with emotional distress, fearfulness, and anger-hostility. Journal of Abnormal Psychology 2006;115: 276–287.

  21. Pereira N, Huband N, Duggan C. Psychopathy and personality. An investigation of the relationship between the NEO-Five Factor Inventory (NEO-FFI) and the Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R) in a hospitalized sample of male offenders with personality disorder Criminal Behaviour and Mental Health 2008; 18: 216–223.

  22. Blair, J., Mitchell, D., Blair, K. The psychopath. Emotion and brain. Blackwell Publishing Ltd, 2005.

  23. Hansen, A., Johnsen, B., Thornton, D., Waage, L., & Thayer, J. Facets of psychopathy, heart rate Variability and cognitive function. Journal of Personality Disorders 2007; 21: 568–582.

  24. Laurell, J.; Däderman, A. M. Psychopathy (PCL-R) in a forensic psychiatric sample of homicide offenders: Some reliability issues. International Journal of Law and Psychiatry 2007; 30: 127–135

  25. Ostroski-Solís F, Ruiz Ortega A, Arias García, N, Vázquez Vera V. Estandarización de la PCL-R en población penitenciaria mexicana. Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 2008; .8: 49-58.

  26. Fossati A, Borroni S; Raine A et al. A Cross-Cultural Study of the Psychometric Properties of the Reactive–Proactive Aggression Questionnaire Among Italian Nonclinical Adolescents. Psychological Assessment 2009; 21: 131–135.

  27. Jackson R; Neumann C; Vitacco M. Impulsivity, anger, and psychopathy: The moderating effect of ethnicity. Journal of Personality Disorders 2007; 21: 289–304.

  28. Blackburn R, Logan C, Donnelly J, & Renwick S.Identifying psychopathic subtypes: Combining an empirical personality classification of offenders with the Psychopathy Checklist-Revised. Journal of Personality Disorders 2008; 22: 604–622.

  29. Decuyper M, De Fruyt F, Buschman J. A five-factor model perspective on psychopathy and comorbid Axis-II disorders in a forensic–psychiatric sample. International Journal of Law and Psychiatry 2008; 31: 394–406.

  30. Dindo L, & Fowles D. Dual Temperamental Risk Factors for Psychopathic Personality: Evidence From Self-Report and Skin Conductance. Journal of Personality and Social Psychology (in press) 2010.


1 Especialista de 2do grado en Psiquiatría. Pol. 28 de Enero. Colaboradora del Centro de Neurociencias de Cuba.

2 PhD. Centro de Neurociencias de Cuba.

3 PhD. Centro de Neurociencias de Cuba.

4 PhD. Centro de Neurociencias de Cuba.

5 Especialista de Segundo Grado en Psiquiatría. Máster en criminología. Profesor Titular Adjunto. Instituto Medicina Legal Jefe de Departamento.

6 Especialista de Primer Grado de Psiquiatría. CCSM Playa.

7 Especialista Segundo Grado en Psiquiatría. Facultada Manuel Fajardo.

 

 

 Sumario, Siguiente