Fundada en 1959

 

Página de inicio
Acerca de esta revista
Cuerpo editorial
Instrucciones a los
autores
Infomed
Sumario
 

 

Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana

Suplemento

Patrones de consumo femenino. Consulta de alcoholismo. Plaza de la RevoluciónWomen's consumption patterns. Consultation alcoholism. Plaza de la Revolución                   

     Dra. Yanela Herrero Lugones,I Lic. Odalys Rosales Domínguez, II Dra. Lourdes Alicia Rodríguez Pérez, III

 


RESUMEN
Se realizó un estudio descriptivo transversal para  determinar  los patrones de consumo de alcohol en mujeres. El universo estuvo integrado por las 52 pacientes que asistieron al Centro Comunitario de Salud Mental  Plaza de la  Revolución por problemas relacionados con el alcohol en el periodo comprendido desde enero del 2010 a diciembre del 2012. Los objetivos del trabajo fueron caracterizar la población estudiada según variables sociodemográficas, determinar la presencia de familiares alcohólicos e identificar la frecuencia y cantidad de consumo, para lo que se diseñó y se aplicó una encuesta. Para tipificar los patrones de consumo de alcohol, se utilizó el  Cuestionario de Identificación para los Trastornos Debidos al Consumo de Alcohol (AUDIT). Se encontró un predominio de mujeres adultas jóvenes entre 25 y 44 años, trabajadoras, con un nivel medio superior de escolaridad y solteras. El diagnóstico que predominó fue la dependencia alcohólica seguida del consumo abusivo, con un consumo diario de una botella de bebida fuerte, y  la mayoría tuvo antecedentes de alcoholismo sobre todo en familiares de primera línea.
Palabras clave: Patrones de consumo, mujeres, dependencia alcohólica, consumo abusivo

 


ABSTRACT
A cross-sectional descriptive study was conducted to determine the patterns of alcohol consumption in women. The study group was composed of 52 patients who attended the Community Center Square Mental Health Revolution for problems related to alcohol in the period from January 2010 to December 2012. The objectives of this study were to characterize the study population according to variables sociodemographic, the presence of alcoholic relatives and identify the frequency and amount of consumption, which was designed and a survey was conducted. To characterize the patterns of alcohol consumption, the Identification Questionnaire for Disorders due to Alcohol was used. A predominance of young adult women between 25 and 44, workers with a high school level of education and unmarried was found. The predominant diagnosis was alcohol dependence followed by excessive consumption, with a daily consumption of a bottle of strong drink, and most had a history of alcoholism, especially in first-line relatives.

Keywords: Consumption patterns, women, alcohol dependence, excessive consumption

 


INTRODUCCIÓN
Uno de los principales problemas de este siglo, es el consumo indebido de drogas, por las consecuencias que lleva aparejado sobrepasa los límites de la Salud Pública, para convertirse en un problema de urgente búsqueda de soluciones, mediante la participación activa desde la propia comunidad. (1) Casi todas las culturas, a  la vez que exaltan las virtudes del consumo moderado de alcohol, censuran y denuncian los abusos. A lo largo de la historia son frecuentes los intentos de prohibir su uso o de regularlo, no obstante, se han  enfrentado múltiples inconvenientes y no se ha podido impedir que el consumo excesivo de alcohol haya  llegado a ser un problema  de primer orden. (2)
Los indicadores actuales globales de alcoholismo en Cuba, al sumar la prevalencia del abuso y dependencia de alcohol, rondan el 5 % en la población mayor de 15 años (3); pero existen además, patrones de consumo alcohólico no recomendables que nos esforzamos por modificar a tiempo, pues el alcohol tiene la capacidad de afectar seriamente la personalidad y la conducta del consumidor comparable con las más peligrosas drogas ilegales. (4,5)
Tradicionalmente el consumo de alcohol era superior en los hombres que en las mujeres, en estas quedaba relegado al ámbito doméstico o a la clandestinidad, asociándose con problemas personales o psicológicos, sin embargo, el consumo  en mujeres se ha incrementado, lo que acarrea un abordaje distinto. La posición de la alcohólica en nuestra sociedad es difícil, porque si bien es cierto que aparecen algunas modificaciones en la actitud social o el enjuiciamiento moral del alcoholismo, éstas apuntan hacia una mayor tolerancia del alcohólico varón, pero no en la misma medida para la mujer.(6,7)
El Ministerio de Salud Pública y la Organización Panamericana de la Salud, han recomendado aplicar el Cuestionario de Identificación de los Trastornos Debidos al Consumo de Alcohol (AUDIT), como instrumento de screening para los problemas con el alcohol en atención primaria, así como para la capacitación a los profesionales.(8,9) La posibilidad de utilizarlo en esta población,  motiva a realizar un análisis  de los patrones de consumo, planteándonos el problema  científico: ¿Cómo se comporta el consumo de alcohol en las mujeres que acuden a la consulta de alcoholismo del Centro Comunitario de Salud Mental (CCSM)  Plaza de la Revolución?

 


DISEÑO METODOLÓGICO
Se realizó un estudio descriptivo transversal con los 52 casos de mujeres atendidas en la consulta de alcoholismo del CCSM  del Municipio Plaza de la Revolución, durante el periodo comprendido desde enero del 2010 a diciembre del 2012.
El universo estuvo constituido por todas las pacientes del sexo femenino que solicitaron atención médica por problemas relacionados con el alcohol. A todas se les aplicó, con previo consentimiento informado, un modelo de encuesta  estructurada y el cuestionario de Identificación de los Trastornos Debidos al Consumo de Alcohol (AUDIT) de donde obtuvimos los datos para llevar a cabo los objetivos planteados en la investigación. Se estudiaron como variables la edad, ocupación, estado civil, escolaridad, antecedentes de familiares alcohólicos, frecuencia y cantidad de consumo y el patrón de consumo según AUDIT. Se trabajó con números absolutos y porcentajes como medidas para cada variable. La representación estadística de la información se describió con el uso de tablas uni y bidimensionales.

 


RESULTADOS
Existió un predominio de consumidoras en  adultas jóvenes (de 25 a 44 años) con 31 pacientes para un 59.6 % seguidas de  mujeres de 45 a 54 años con 16 para un 30.76%, menor cantidad representaron los grupos de 15 a 24 donde no encontramos ningún consumo y las de 65 años o más en las que solo hubo una,  para un 1.92%. Según la ocupación predominaron las trabajadoras con 27 mujeres con un 51.9%, seguidas de las amas de casa y no encontramos ninguna estudiante (Tabla 1).
Tabla 1. Alcoholismo femenino por grupos de edades y ocupación


GRUPO DE EDADES

 

No.

%

OCUPACION

Amas de casa

Trabajadoras

Total

 

%

15- 24 años.

­­­­____

____

____

____

____

25-34 años

10

19.23

6

4

10

35-44 años

21

40.38

8

13

21

45-54 años

16

30.76

7

9

16

55-64 años

4

7.69

3

1

4

65 años o más

1

1.92

1

0

1

Total

52

100

25

27

52

%

48.07

51.92

100

Predominó el estado civil soltero con 36 para un 69.23%, las casadas o acompañadas  con 16 pacientes ocuparon el 30.7%.   Se reportaron 33 mujeres para un 63.4% con nivel educacional medio superior y 9 universitarias para un 17.3%.

Casi la totalidad de las pacientes  tienen familiares  alcohólicos, sobre todo de primera línea, 21 de ellas, con un  40,38%,  las parejas alcohólicas fueron 9 para un 17.3% (Tabla No 2).
Tabla 2. Alcoholismo femenino y presencia de familiares alcohólicos

Familiares alcohólicos

No.

%

Pareja

9

17.3

Padre o madre

21

40.38

Otros

26

50

La mitad de las pacientes tienen un patrón de consumo diario ( 26 para un 50%), seguido del consumo de 4 a 6 veces por semana (14 para un 26,92%) que es practicamente lo mismo. (Tabla No 3).
Tabla 3. Alcoholismo femenino y frecuencia de consumo semanal

Veces de consumo

No.

%

Diario

26

50

1 a 3 veces por semana

12

23.07

4 a 6 veces por semana

14

26.92

Total

52

100

Estos resultados coinciden en su mayoría con otras investigaciones realizadas en el país (10,11) donde de la totalidad de mujeres estudiadas, se encontró un predominio de solteras, en edades jóvenes y medias de la vida, con antecedentes de familiares de consumo, fundamentalmente referidos a padres alcohólicos. Por otro lado, en estas investigaciones predominaron las amas de casa, con nivel secundario de escolaridad.
Predominó el consumo de 1 botella por cada día en 28 encuestadas con un 53.84%, seguida de media botella en 11 para un 21.15%. (Tabla No 4).

Tabla 4. Alcoholismo femenino y  cantidad de bebida por día de consumo

Cantidad

No.

%

Menos de ½ botella

3

5.76

½ botella

11

21.15

1 botella

28

53.84

2 botellas

5

9.61

Más de 2 botellas

5

9.61

Total

52

100

La dependencia alcohólica fue el diagnóstico más frecuente en 23 pacientes para un 44.23%, seguido del consumo abusivo en 22 para un 42.3% (Tabla 5).

Tabla 5. Alcoholismo femenino y diagnóstico

Diagnóstico

No.

%

Consumo de riesgo

7

13.46

Consumo abusivo

22

42.30

Dependencia alcohólica

23

44.23

Total

52

100

 


DISCUSIÓN
La panorámica del alcoholismo femenino en el mundo ha variado en los últimos años, sobre todo por el aumento de mujeres alcohólicas con relación a los hombres, y la disminución de la edad de inicio del consumo. La mayoría de los estudios en  alcoholismo femenino están referidos a mujeres que han acudido a centros de asistencia y rehabilitación, y coinciden en la descripción de un determinado perfil de mujer alcohólica: mujer de entre 35 y 50 años, con una media de 10 años transcurridos entre la edad en que aparecen los problemas y la llegada al centro de tratamiento, lo que indica el encubrimiento que impide la detección precoz del problema. (12,13)
Hace años, la adicción de la mujer al alcohol se presentaba principalmente de dos formas: como ama de casa sin salir de su domicilio, guardándolo como un secreto inconfesable, lo que dificultaba el acercamiento a medidas terapéuticas y como relación social donde sólo bebían las mujeres que se dedicaban a determinadas profesiones.  
Actualmente la mujer ha pasado de estar dedicada exclusivamente a las labores domésticas a integrarse de forma permanente y activa en los sectores sociales y económicos de nuestra comunidad. Su rol social ya no es el mismo, y sus pautas de consumo y conductas se han adaptado a este cambio. La mujer actualmente se iguala en su modo de actuar al varón, y dentro de su adicción al alcohol, llega a equipararse a modelos de consumo masculino, sin necesidad de justificarse ante nadie (14) aunque se sigue manteniendo una cierta tendencia a la ocultación o negación del problema. En el estudio, entre las trabajadoras hubo una gran cantidad de cuentapropistas que varía el resultado esperado de que las amas de casa son más propicias al consumo.
El predominio de mujeres consumidoras con alto nivel educacional se corresponde con el alcanzado por la población cubana y la incorporación activa de la mujer a la sociedad. En otros estudios nacionales predominó el nivel medio de escolaridad. (10,11)
La alcohólica es una persona mal socializada,  y cuando ha sufrido malos tratos o abusos encuentra en el alcohol un alivio y una salida a su situación, las parejas tienen una alta participación en el inicio y mantenimiento del consumo, se recogen algunos testimonios en la literatura revisada: «...Solamente vivía para él, pero él me destruyó... Empezó a hacerme beber porque decía que me volvía muy divertida...». (15) «... No recuerdo haber tenido  adicción al alcohol, todo era normal hasta los 22 años en que conozco a un señor vividor de la noche...». «...Actualmente comparto mi vida con  el que comparte mi devoción por el alcohol... La única persona que me proporciona afecto y se preocupa por mí...». (15)
Se observa que el alcoholismo de la mujer, está más relacionado con una historia familiar de abuso de alcohol que en los hombres. Hay una serie de mecanismos genéticos que influyen en la transmisión intergeneracional del alcoholismo. Algunos estudios describen a las madres de mujeres alcohólicas como duras y bastante distantes, con padres ausentes o insuficientes de carácter, presentando las familias una mayor proporción de padres alcohólicos o enfermos mentales, inestabilidad familiar con divorcios, problemas económicos y relación con los padres que presentan sentimientos de privación y rechazo. (13) Otros trabajos, indican como clave en el alcoholismo de la mujer, una mayor deprivación afectiva infantil por pérdida de un progenitor, por separación, divorcio o muerte. (14, 16,17, 18)
 El factor de la permisividad social desempeña un papel tan importante que no se traspasa la barrera de lo patológico hasta que realmente ya hay una conducta manifiesta y claramente dependiente. El reto consiste, en diagnosticar precozmente y evitar la dependencia. La mujer que es atendida dentro del ámbito del alcoholismo puede tener muchas más necesidades y carencias que requieran la intervención de otros profesionales. (19, 20)Incluso abordar los trastornos relacionados con el consumo de alcohol antes de que se instaure la dependencia o se califique a un sujeto de alcohólico.
 En general todas las mujeres tuvieron comportamientos anormales ante el consumo de alcohol y no todas con la crítica necesaria para lograr un cambio definitivo, queda demostrado que más de la mitad de las pacientes tienen un alto consumo, haciéndose evidente la aparición cada vez más frecuente de los mecanismos de adaptación  y tolerancia. Es alarmante que exista un número importante de pacientes que consumen 2 o más botellas de bebida fuerte en el día.


CONCLUSIONES
En la actualidad se ha incrementado el número de mujeres alcohólicas, con una disminución de la edad de inicio de consumo.  Las mujeres llegan a modelos de consumo de alcohol parecidos al de los hombres. La presencia de bebedoras trabajadoras  con niveles medio superior de escolaridad, se incrementa en relación con las amas de casa. El alcoholismo femenino esta mayoritariamente relacionado con historia familiar de problemas relacionados con el alcohol, fundamentalmente en familiares de primera línea. 


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Ortega D, Díaz S, Benítez R, Martínez A. Efectos psicosociales de las drogas de tipo legal. Prevención y educación.  Rev. Ciencias Médicas  2005; 9 (4) Pinar del Río  octubre.-diciembre.
  • Landa N. Psicopatología, Trastornos de Personalidad y déficit neuropsicológico en el Alcoholismo. Trabajo de tesis para alcanzar el grado de Doctor en Ciencias. Universidad de Navarra, Departamento de Psicología y Pedagogía.  Pamplona. 2004.
  • Chang M, Cañizares M, Sandoval J, Bonet M, González R. Características del consumo de bebidas alcohólicas en la población cubana. Rev. Hospital Psiquiátrico de La   Habana. 1998; 39(3):257-63.
  • González R. Tácticas psicoterapéuticas con pacientes adictos. La Habana: Ciencias médicas; 2011.
  • González R. usted puede prevenir, detectar y vencer las adicciones. La Habana: Científico Técnica; 2005.
  • Monras M. Características diferenciales del alcoholismo femenino. Barcelona: Instituto de Neurociencias. Junio; 2010.
  • Echarren C. Enganchadas. Barcelona: Plaza Janés; 2001.
  • Babor T F, Higgins- Biddle JC, Saunders J, Monteiro M G. AUDIT. Cuestionario de Identificación de los Trastornos debidos al Consumo de Alcohol: Pautas para su utilización en Atención Primaria. 2da ed. Geneva. Organización Mundial de la Salud; 2001: 15-20.
  • Alvarado M E et al. Validez y confiabilidad de la versión chilena del Alcohol use Disorders Identification. Test AUDIT. Rev.  Med., Chile (revista en línea) 2009 (citado 20 Mar 2010) 137(11). URL disponible en: http://www.scielo.sld.cu/scielo php).
  • Mármol L. Intervención educativa para disminuir riesgo y problemas relacionados con el alcohol en la población femenina de Ciego de Ávila. Ciego de Ávila; 2008.
  • Martínez M. Alcoholismo femenino. Problemática social. La Habana. [ actualizada 3 Ene 2007; citado 3 Mar 2008] Infomed.cu Disponible en: http://saludparalavida.sld.cu/search.php?query=&topic=14
  • Uchóa  L., Ferreira C. Prevalencia y factores asociados al uso de alcohol en adolescentes embarazadas. Rev.Latino-Am. Entermagen 21(1), ene-feb 2013. www.eerp.usp.br/rlae
  • Oliveira G et al. Consumo excesivo de alcohol entre las mujeres  Rev. gaúch. enferm;  33(2):60-68, jun. 2012.
  • Martins RM, Pasa GG, Morgana S. Alcohol y violencia en hombres y mujeres. Univ.  de Vales 2009; 22(2) ,252-260. Disponible en: www.scielo.br/prc
  • Manrique-Abril F, Ospina J, Garcia J. Consumo de alcohol y tabaco en escolares y adolescentes de Tunja, Colombia, 2009. Rev. Salud Pública. 13 (1): 89-101, 2011.
  • Olcina J. Etiologìa del alcoholismo. En: Cuevas J, Sanchis M, directores. Tratado de Alcohologìa. Valencia: Dupont; 2000.p.119-40.
  • González R. Visión humanista de los pacientes adictos. La Habana: Ciencias Médicas; 2011.
  • Quintero ML, Padilla S, Velázquez EB, Mandujano G. Revisión del problema de consumo de alcohol en jóvenes mexicanos y posibles relaciones con factores ligados a género. Medwave. Ago 2012,12(7).
  • Marmol L. Estrategias educativas de prevención del uso nocivo de alcohol. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Taller de prevención del uso indebido de alcohol. La Habana. MINSAP, 2008.
  • Martinez M. Cuando el camino no se ve. Santiago de Cuba. Editorial Oriente; 2005.

 


Yanela Herrero Lugones. Correo electrónico: yanela.herrero@infomed.sld.cu

 



- MINSAP | Avenida Independencia 26520, Rpto Mazorra, Boyeros, La Habana, 19220, Cuba. | Telefs: (537) 6468331 (39) , Horario de atención: 8:00 a.m. a 4:30 p.m., de Lunes a Viernes